Fechar Notificações

Não perca mais nada!

Ative as notificações do blog para ser avisado sempre que tiver conteúdo novo!

Fechar Newsletter

JUNTE-SE A MILHARES DE EMPREENDEDORES DIGITAIS!

Receba os melhores conteúdos para crescer seu negócio online.

Fechar Black Week Hotmart

Black Week Hotmart - Del 25/11 al 01/12. ¡Inscríbete y entérate de todas las ofertas especiales antes que los demás!

Quiero inscribirme

11 verdades que debes conocer antes de transformarte en un emprendedor digital

11 verdades que debes conocer antes de transformarte en un emprendedor digital

Imagina el siguiente escenario:

Tú eres un emprendedor digital, tienes tu propio negocio y de a poco has ido ganando dinero que antes ni soñabas que sería posible. Además, lo que haces es algo que te apasiona y, lentamente, lo que era sólo un dinero extra, puede convertirse en tu principal fuente de ingresos.

¿Qué opinas de esta idea? Estoy seguro de que es por lo menos tentadora.

Este es un escenario posible que miles de personas aspiran alcanzar. El mercado de productos digitales cuenta con historias similares a esta y seguirá ayudándole a la gente a vivir de sus pasiones, es decir, transformando vidas.

Pero tómate un momento y piensa: ¿cuántas personas conoces que realmente viven de esa manera? Me animo a decir que no son demasiadas, ¿verdad?

Tener un negocio online es una oportunidad increíble y cualquiera puede entrar en ese universo prometedor. Pero yo siempre digo: antes de triunfar se debe tener una mentalidad ganadora.

Antes de tener éxito hay que tener una mentalidad vencedora

El objetivo de hoy es ayudarte a alcanzar esa manera de pensar y que conozcas algunas de las dificultades que puedes enfrentar al entrar en el mundo del emprendimiento. Sígueme y encontrarás 11 aspectos básicos que necesitas saber antes de convertirte en un emprendedor digital.

  1. Ser un emprendedor digital no te asegura el éxito.

El hecho de que hayas tomado la decisión de convertirte en un emprendedor digital no te asegura el éxito. Más del 60% de las empresas cierran sus puertas antes del segundo año de actividad en el país. El camino puede ser más largo de lo que piensas y algunos de los motivos los encuentras en los próximos tópicos.

  1. Hecho es mejor que perfecto

Muchos negocios no avanzan porque sus propietarios anhelan algo perfecto, o se aferran al discurso de la perfección como excusa para posponer las cosas. Y es así como surgen los grandes negocios: poniendo en práctica las ideas. Y no existe “mañana”, cuando el clima es favorable o cuando las estrellas están alineadas. El momento de hacer es ahora.

  1. Seguro que vas a cometer errores

Si no te equivocas, tal vez tus metas hayan sido demasiado pequeñas y no te hayas arriesgado lo suficiente. Asegúrate de que te equivoques tan pronto como sea posible para también aprender lo más rápido posible. Y eso significa poner tu plan en marcha, entrar en tu mercado y hacer pruebas. Habla con gente más experimentada, pregúntales qué les ha ido mal en sus negocios y aprovecha los consejos para evitar cometer los mismos errores en tu empresa.

  1. A nadie le interesa que tu idea sea brillante

Hay una frase de Mahatma Gandhi brillante que se adecua muy bien a los que comienzan una jornada emprendedora.

First they ignore you, then they laugh at you, then they fight you, then you win.

(Primero te ignoran, luego se ríen de ti, después te atacan, entonces ganas).

Eso significa que las personas sólo le dan valor a tu trabajo o a tu idea cuando pruebas tu valor real con resultados, lo cual también se aplica a cualquier ámbito del mundo profesional. En el mundo del emprendimiento, las buenas ideas surgen todo el tiempo, pero muchas mueren por falta de esfuerzo, persistencia, acción…

El consejo aquí es: ¡muévete! Todos los días pon algo en práctica. Algo que va a causar un pequeño avance en tu negocio.

  1. Cuanto más trabajas, más suerte tendrás

Y cuando hablamos de suerte, en este caso, no es un fenómeno místico. Es el resultado de trabajo duro y dedicación. Siempre surgirán a tu alrededor nuevas oportunidades de negocio y nuevas personas cuando trabajas duro, por supuesto.

  1. Siempre hay que tomar grandes decisiones

Y tienes que asumir la responsabilidad de hacer la mejor elección. Ten en cuenta que en muchos momentos tendrás que tomar decisiones racionales y dejar las emociones a un lado. Piensa rápido y sigue tu camino.

  1. Hay que trabajar de madrugada y los fines de semana

Créeme, las grandes empresas que conoces no lograron el éxito de un día para otro. Fueron noches de sueño perdido y algunos fines de semana sacrificados. Mientras tú duermes, tus competidores están trabajando. Si hoy te molesta esta frase, estoy seguro de que en el futuro vas a agradecer por todos tus esfuerzos.

  1. Tienes que aprender a vender

Si eres el dueño de tu negocio, tienes que ser un buen vendedor, sobre todo si inicias solo o con un socio. En un primer momento harás de todo y, entre esa multiplicidad de tareas, la venta es tu principal objetivo, bien sea de un producto o tu idea a un inversor. Estudia técnicas de persuasión, negociación, formas de comunicarte bien en el mundo digital o personalmente. La buena comunicación abre puertas y, como ya he mencionado, lo que más necesitas en este momento es atraer buenas oportunidades. Yo recomiendo un libro excelente para comenzar tus estudios: Cómo ganar amigos e influir sobre las personas, de Dale Carnegie, que a pesar de ser de 1936, enseña técnicas que se pueden aplicar actualmente en diferentes situaciones.

  1. Tienes que estudiar, es fundamental

Leer, estudiar y enterarse lo que sucede en el mundo, especialmente sobre tu mercado, es esencial para que sobresalga tu negocio. Y no digo una vez a la semana, sino todos los días. ¡Utiliza la tecnología a tu favor, tu móvil/ordenador portátil/tablet está a tu alcance! Compra libros digitales, suscríbete a feeds interesantes y disfrutar de tu tiempo libre para actualizarte.

  1. Vas a querer renunciar

Alguien tenía que darte esa noticia, ¿verdad? Bueno, de hecho, no es una jornada fácil y renunciar es muy tentador en tiempos difíciles. Y créeme: habrá momentos en que todo parece ir mal. Pero, ¿ya has pensado que, si renuncias a mitad de camino, quizá la victoria esté en la próxima curva? Nunca se sabe. Todo emprendedor, incluso un emprendedor digital, tiene “esos días”. En momentos como esos tienes que recordar que tus sueños y metas están cada vez más cerca. Está bien que hagas una pausa y descanses la mente para recargar las pilas. ¡Pero vuelve con todo y sigue tu camino!

  1. El césped del vecino puede parecer más verde

Y tal vez lo sea. Pero eso no te puede desalentar o impedirte que sigas avanzando en tu negocio. Es saludable esporádicamente echar un vistazo cómo les está yendo a tus competidores, pero no dejes que los resultados de otras personas te consuman.

Si has tomado la decisión de convertirte en un emprendedor digital, ahora es el momento de seguir nuestros consejos y poner manos a la obra. ¡Te deseo la mayor de las suertes y, siempre que lo necesites, vuelve a este post y lee de nuevo todos los tópicos! ¡Adelante!

¡Si tienes alguna duda, deja tu comentario a continuación y para aprender más sobre el mercado del emprendimiento digital, haz clic en “Quiero saber más” y recibe consejos en tu email!

Nosso site utiliza cookies para melhorar sua experiência de navegação.