Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

4 errores cometidos por los afiliados al querer monetizar su audiencia

4 errores cometidos por los afiliados al querer monetizar su audiencia

Descubre en este post algunos errores que los Afiliados no pueden cometer para comenzar a monetizar su audiencia de forma efectiva.

¿Te has unido a un programa de afiliados, pero aún no has podido obtener beneficios económicos? ¿Qué podría estar mal? ¿Son los productos? ¿Demasiada competencia? ¿O no estás efectuando su promoción de manera correcta? ¿Alguna vez has comprobado los 5 pasos para hacer tu primera venta como afiliado, pero no funcionó? ¡Echa un vistazo a algunos errores que los afiliados no pueden cometer para comenzar a monetizar tu audiencia de forma efectiva!

1. No adecuar el producto al público correcto

El primer error que te puede impedir el éxito como Afiliado es la adecuación del producto a los consumidores. ¿Qué significa eso exactamente? ¡Pregúntate en primer lugar cuál es tu público, luego sobre qué temas habla en general tu sitio web y, al final, cuáles son tus relaciones en las redes sociales!

¿Cuáles son los productos más deseados por tus amigos? ¡Si tu respuesta ha sido que te gusta hablar de tecnología y tus amigos quieren comprar la nueva Xbox, pero estás promoviendo zapatos y ropa, ahí está el error! Te aconsejamos que hables el mismo idioma de los productos que has elegido para promover y dirijas el contenido al posible producto que tu público quiera comprar. Para hacerlo efectivo es necesario que identifiques el tema en el que eres autoridad: ¿por qué tu audiencia es fiel a ti?

Otro dato importante es probar y usar los productos que, de hecho, recomendarías. En caso de que sea necesario, compra o pídele al vendedor una muestra. ¡Conoce a fondo los productos que estás promocionando!

2. Escoger la estrategia de difusión inadecuada para tu nicho

Si todavía no has vendido ningún producto puede significar que tu estrategia de difusión no está funcionando. Los afiliados exitosos siempre tienen una buena página web con dominio propio y perfiles en redes sociales, aunque eso no sea un requisito previo.

Elige un nombre de dominio adecuado, haz un blog e introduce en tu sitio unos contenidos relevantes relacionado con los productos a promocionar. Eso incluye de la revisión de los productos a las informaciones, novedades, noticias sobre tu área de especialización o cómo el material que publicas puede agregar valor.

Cuando tengas más clara tu estrategia de difusión, piensa en hacer publicidad en sitios web y blogs relacionados, o bien en los principales canales de tráfico, como Google AdWords y Facebook Ads.. Utiliza ese tráfico, no para vender directamente, sino para construir tu público y, preferentemente, crear una lista de correos electrónicos a fin de que puedas continuar en contacto con tus visitantes.

Tu estrategia de difusión no debe centrarse en las ventas, sino en la recomendación. ¡Recuerda que eres un afiliado, no un vendedor! Tu objetivo debe ser generar tráfico hacia tu sitio, difundir información creíble y convertirte en un referente en el tema. ¡De esa manera ganarás seguidores orgánicamente y convertirás ventas gracias a tu reputación!

3. Convertirte en un spammer

¡No porque quieras anunciar tus productos vas a empezar a publicar enlaces en las páginas personales de tus amigos en Facebook! Mucho menos enviar mensajes directos en Twitter. ¡Peor aún, utilizar el chat de esas redes para hacerlo! ¡Comprar listas de correo electrónico tampoco es una alternativa!

Los consumidores, en vez de sentirse atraídos, rechazan este tipo de práctica, por eso tienes que hacer exactamente lo contrario, o sea, construir una base sólida de contactos de personas que realmente quieren recibir informaciones con novedades y productos de tu área de actividad. Hazlo poniendo un enlace de suscripción en el boletín de noticias de tu sitio, ofreciendo contenidos exclusivos a cambio de datos de registro y dando a conocer los productos en las redes sociales. Pero, ojo, con precaución!

4. No seguir a la competencia

Por último, otro error que te puede llevar a vender poco es no observar y trabajar tu estrategia teniendo en cuenta tu competencia. Es probable que la competencia posea productos similares en Internet,o incluso sitios similares al tuyo, que recomiendan el mismo producto o productos similares.

En tales casos, hay estrategias que te permiten ser visto por el consumidor y hacerle comprar. Por ejemplo:

  • Relacionarse más con tu público, compartiendo informaciones y contenido relevante antes de recomendar algo pagado;
  • Ofrecer un bono con contenido digital a los clientes que compran a través de tu recomendación;
  • Ofrecer a los compradores un canal directo de comunicación contigo, por ejemplo, correo electrónico o una llamada a través de Skype;
  • Ofrecer acceso a una comunidad privada (en Facebook o grupo/lista de mensajes de correo electrónico, por ejemplo) de personas con intereses similares a tu cliente ideal.

Observa con atención lo que los afiliados competidores están haciendo. Es posible aprender de ellos, viendo algunos errores comunes y sus mejores prácticas.

Ahora que has comprobado cuáles son los errores que pueden influir en tus comisiones, ¿estás dispuesto a revisar tu estrategia como afiliado? ¡Si tienes dudas respecto de alguna acción específica que has desarrollado, déjanos tu comentario! Tal vez tu pregunta se convierta en un post en el próximo encuentro. ¡Buenas ventas!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.