Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

9 características principales del ambiente virtual de aprendizaje

9 características principales del ambiente virtual de aprendizaje

Entiende lo que la tecnología ha logrado transformar en el área educativa.

El avance tecnológico influyó -y continúa influyendo- la manera como realizamos prácticamente todas nuestras actividades.

Piensa en cómo nos relacionamos, trabajamos, nos divertimos, hacemos compras, resolvemos dudas… Podemos decir que todo esto implica el uso de alguna tecnología o el acceso a Internet, ¿verdad?

El ambiente de aprendizaje no se queda atrás.

Así como las demás áreas, la educación se ha actualizado constantemente para mantenerse a la par de las nuevas demandas, estar al tanto de  las novedades y aprovechar todas las ventajas del mundo digital.

Ante este creciente mercado de la educación a distancia, es fundamental comprender lo que es el ambiente virtual de aprendizaje (AVA) y todo lo que puede ofrecerles tanto a los alumnos como a los profesores.

Si nunca habías oído hablar de AVA antes, o si todavía tienes alguna duda sobre el ambiente virtual de aprendizaje, continúa con nosotros para que conozcas todas las características de esta (no tan) nueva forma de aprender y enseñar.

¿Qué es el ambiente virtual de aprendizaje?

Antes de empezar, es bueno recordar lo que es el AVA.

El ambiente virtual de aprendizaje es un sistema tecnológico desarrollado para la gestión de cursos online, ya sean cursos de formación libre o enseñanza regular.

Siendo así, hay varias empresas que ofrecen ese servicio, lo que hace que cada sistema tenga funcionalidades, herramientas y aspectos propios.

Sin embargo, hay algunas características fundamentales para que el AVA entregue lo que el profesor y el alumno necesitan, que son las que vamos a detallar a continuación.

1- No requiere desplazamiento de los alumnos y profesores

Por ser un ambiente totalmente virtual, los profesores y alumnos no necesitan desplazarse para participar en las clases.

Las clases online deben ser previamente grabadas por el profesor y añadidas a la plataforma, siguiendo la lógica secuencial de su plan de curso.

A partir del momento en que estén disponibles online, los alumnos pueden acceder a ellos desde donde estén.

A diferencia del modelo tradicional, en el que el profesor y el alumno tienen que estar presentes en el mismo lugar para que el intercambio de conocimientos tenga lugar, en el ambiente virtual de aprendizaje, Internet es la responsable de conectarlos, independientemente de sus ubicaciones geográficas.

2. Ofrece flexibilidad de horarios

Una de las características más ventajosas de la educación a distancia es la flexibilidad de los horarios.

Para realizar clases presenciales es necesario organizarse para asistir a la institución de enseñanza en los horarios establecidos. Estas obligaciones pueden limitar a las personas que tienen horarios poco flexibles, viven en regiones más alejadas o realizan otras actividades a lo largo del día.

El ambiente virtual de aprendizaje puede ser accedido en cualquier momento, de acuerdo con el interés y la disponibilidad del alumno.

Siendo así, los alumnos son los responsables de hacer sus horarios de estudio, lo que, a pesar de exigir organización, facilita bastante el proceso de aprendizaje.

3. El profesor puede hacer las clases en cualquier lugar

Para preparar las clases son necesarios pocos instrumentos. Con una cámara, un micrófono y un ordenador ya es posible crear un curso completo de EAD de calidad.

Además de eso, puede que el profesor necesite también algunos objetos específicos para demostrar lo que se enseñará.

En el caso de clases de cocina, por ejemplo, es necesario tener los ingredientes de la receta.

Al enseñar matemáticas, una pizarra y un marcador para pizarra pueden ayudar en la transmisión del contenido.

Ya en cursos de maquillaje, es fundamental tener todos los pinceles, productos y accesorios para enseñar el paso a paso del maquillaje.

Sin embargo, nada impide que las clases se hagan en cualquier lugar.

El profesor puede grabar las clases incluso en su casa u oficina. Solo tiene que elegir un ambiente neutro, con buena iluminación y que no tenga ruidos para no entorpecer el audio y, principalmente, el contenido de los vídeos.

4. Es necesario tener acceso a Internet para acceder a las clases

Una característica fundamental de este tipo de ambiente de aprendizaje es que el alumno necesita Internet para participar en las clases virtuales.

Como ya dijimos, no tiene que desplazarse y puede, incluso, elegir el mejor horario para estudiar, pero necesita prestar atención a la conexión a Internet en el lugar elegido.

Si el estudiante está desconectado, no podrá acceder al contenido, así como una Internet lenta puede retrasar bastante sus estudios y hacer que necesite más tiempo para completarlos.

Este requisito, sin embargo, no llega a ser considerado como algo malo. Al final, vivimos en una sociedad en la que el mundo digital es cada vez más accesible y es raro estar en un ambiente totalmente desconectado.

5. No se requiere mucha inversión financiera

Esta característica es, también, una de las ventajas de los cursos online en relación con los presenciales.

Tanto para crear las clases en formato tradicional como para verlas, es necesario desembolsar una cantidad mucho mayor de dinero, si se compara con los gastos para hacer y acceder a las clases virtuales.

Para los cursos presenciales, el profesor o la institución de enseñanza necesitan invertir financieramente para conseguir el lugar donde impartir las clases, para comprar los materiales y recursos tecnológicos necesarios, y también para la impresión del contenido que será distribuido a los alumnos.

Todos estos factores elevan el costo de las clases que, por ser más costosas para los organizadores, terminan teniendo un valor más alto también para el alumno.

Para crear las clases virtuales, el profesor solo necesitará algunas herramientas que necesitan una inversión financiera mucho menor.

  • Cámara: muchos smartphones graban en HD y se pueden utilizar para la grabación de las clases.
  • Micrófono: si la grabación se realiza en un ambiente interno y sin ruidos, el profesor puede comprar un modelo básico y barato o utilizar el micrófono del propio móvil.
  • Computadora con Internet: la mayoría de la gente ya tiene un ordenador para uso personal y puede usarlo para las clases sin ningún problema.
  • Programa de edición de vídeo: hay varias opciones con valor asequible o incluso gratuitas.
  • Servicio de alojamiento: también hay varias opciones de alta calidad disponibles sin costo alguno.

El alumno solo tendrá que comprar las clases, tener un ordenador o dispositivo móvil y acceso a Internet.

6. Las preguntas y respuestas se realizan en foros de discusión

Muchas personas tienen miedo de entrar en el mundo de la educación a distancia por creer que no hay interacción entre profesores y alumnos. Sin embargo, los entornos de aprendizaje online cuentan con foros de discusión.

En ese espacio, los alumnos pueden escribir sus dudas, críticas o sugerencias y los responsables del curso logran acceder a los comentarios y responder adecuadamente.

Además, el foro posibilita la comunicación entre los alumnos, lo que enriquece el aprendizaje y también puede ayudar en la resolución de dudas y problemas.

En resumen, estos foros de discusión sirven incluso para crear un clima de clase, en virtud de que se produce un  intercambio de saberes, experiencias y crecimiento.

7. Las evaluaciones también se realizan virtualmente

Hay algunos cursos de licenciatura o especialización que exigen que los alumnos, incluso del formato EAD, asistan presencialmente a alguna institución para la realización de pruebas.

Sin embargo, lo más común en los cursos online es la realización de pruebas virtualmente, es decir, dentro del ambiente virtual de aprendizaje.

Los profesores, normalmente, definen un período para la realización de las pruebas, que puede ser de horas o días, y los alumnos responden las preguntas a través del propio AVA.

De esta manera, además de que nadie necesita desplazarse para enseñar o asistir a las clases, tampoco es necesario asistir a ningún lugar para hacer las evaluaciones y lograr avanzar hacia la próxima etapa del curso o graduarse.

8. La presencia en las clases se marca de acuerdo con el contenido asistido

En el modelo tradicional, es común la presencia del alumno ser marcada de acuerdo con los días en que él asistió a las clases, ¿verdad?

En los cursos EAD, esta cuenta depende del número de clases asistidas, independientemente del día en que se accede. Es decir, si en un día el alumno asiste a 3 clases, se contabilizarán 3 asistencias.

Esto permite que el alumno asista cuantas lecciones quiera por día y no sea penalizado si no puede estudiar durante uno o más días.

9. Hay soporte para alumnos y profesores

Por más que la enseñanza online esté acumulando cada vez más adeptos, es común que los alumnos y profesores enfrenten algunas dificultades para acceder e interactuar con el contenido en el ambiente virtual de aprendizaje.

La mayoría de las veces, los profesores no conocen o no tienen acceso a los recursos tecnológicos necesarios para estructurar el curso, y es precisamente en este punto que entra el soporte del AVA.

Por detrás de las clases habrá un equipo totalmente especializado en eso, trabajando constantemente para que el contenido sea entregado al alumno de la mejor manera.

Para profesores, un buen ambiente de aprendizaje es, por ejemplo, aquel que ofrece soporte para el intercambio de archivos en diversos formatos y para que pueda realizar la gestión de alumnos (presencia, notas, respuestas de dudas) sin dolores de cabeza.

Otro detalle importante es la seguridad en lo que se refiere al pago. La elección de un servicio de calidad asegura el acceso del alumno a las clases pagadas y garantiza el pago del profesor.

Además, es común que exista una variedad de medios de pago para cursos online, lo que los hace aún más atractivos y accesibles a quien quiere comprarlos.

Por último, una ayuda muy interesante tanto para el profesor como para los alumnos es la emisión de certificado.

Los profesores pueden contar con el AVA para la elaboración de un certificado profesional y sin costos gráficos. Así, los alumnos tienen la posibilidad de comprobar la conclusión del curso, lo que ayuda a enriquecer su vida académica y profesional.

¡Comienza a disfrutar de las ventajas del AVA!

Has visto ya en este texto las características básicas de un ambiente virtual de aprendizaje y has visto también cómo facilita el acceso a la educación debido a su flexibilidad, movilidad y bajo costo.

Debido al crecimiento de la demanda de una educación totalmente a distancia y que le ofrece una experiencia completa a los alumnos y profesores, actualmente, algunas plataformas de cursos online también son AVA. Es decir, ellas proveen todo el soporte necesario a quien decide emprender y ganar dinero con sus clases virtualmente.

Ante la variedad de opciones disponibles, es importante investigar mucho antes de elegir un entorno virtual de aprendizaje para tu curso.

Para ayudarte con las preguntas y poner tus clases en el mercado lo más rápido posible, descubre en nuestro post todo lo que necesitas saber para elegir la plataforma digital ideal.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.