Cerrar

Asistencia virtual: ¿Qué es y por qué puede ayudar a reinventarte profesionalmente?

¡Descubre todo sobre este tema con la experta en Asistencia Virtual, Esther Mayor!

Asistencia virtual - una mano que sostiene corazones sale de la pantalla de una computadora.

Si estás leyendo un artículo con este título, probablemente estás en búsqueda activa de una reinvención. Y cuanto antes mejor, ¿no es así? 

Pues bien, no te preocupes, porque hay una solución para ti. Hasta ahora es posible que no hayas dado con la llave, pero únicamente te pasa porque estás probando en la puerta que no toca. 

Créeme: hay un mundo ahí fuera mucho más amplio, donde pensar, crear, colaborar y crecer aprovechando tu máximo potencial.

Y la Asistencia Virtual es la llave de entrada. De esto vamos a hablar en este post, ¡sigue leyendo!

¿Es posible crear tu ‘trabajo a medida’ siendo una persona Multi Apasionada? 

Quizás no conocieras de nada este término, pero se ha puesto muy de moda, para referirse a todas aquellas personas con más de una pasión, que dada su naturaleza inquieta, les resulta muy difícil mantenerse motivadas mucho tiempo haciendo una misma cosa. 

Cuando yo misma descubrí el término, ¡aluciné! Esa era la respuesta, ‘era Multi Apasionada’. 

Pero en realidad, reconocerte te soluciona más bien poco. O mejor dicho, sólo una parte, porque entonces ¿qué harás a partir de ahora? 

Mi caso, o seguramente el tuyo, no son únicos. Con el tiempo, te vas relacionando con personas como tú e historias mucho más interesantes. 

Pero, la mayoría de ellas pasa por lo mismo: cientos de trabajos frustrados, puestos relativamente destacados que acaban por asfixiarte, ganas de seguir aprendiendo de cualquier cosa, cursos y más cursos… 

Si lo piensas, puede que socialmente, tal como hemos sido educados, ahora mismo pienses: ‘ya, ¡cuánto tiempo desperdiciado! ¿De qué me va a servir todo eso? Debería centrarme ya’. 

Pues yo te digo: que ni se te ocurra hacerlo. 

Porque toda la experiencia que has ido adquiriendo con el tiempo son tesoros que ya guardas y que, con el enfoque correcto, te impulsarán en tu reinvención profesional

De hecho hay una charla TED buenísima de Emilie Wapnick, titulada ‘Why some of us don’t have one true calling’ que puedes mirar para entender mejor por qué está bien no tener una clara vocación y cómo puede ayudarte en tu siguiente paso profesional. 

Pero, ¿qué tiene entonces que ver la Asistencia Virtual con todo esto? 

La Asistencia Virtual para dar rienda suelta a tu potencial 

Deja que te cuente una pequeña historia… 

Allá por el 1992, Anastacia Brise comenzó a dar forma a las bases de la Asistencia Virtual, tal y como la conocemos. 

Lo que ella hizo fue crear un modelo de negocio, basado en el home working (o teletrabajo), partiendo de tareas puramente relacionadas con el área administrativa de gestión y logística de un negocio. 

Realmente fue una visionaria, ya que entendió rápidamente el potencial de un perfil como el de la Asistente Virtual dentro de un nuevo paradigma laboral. 

Y es que, ¡voy a dejar que los números hablen por sí solos! 

Sólo en España, el número de negocios asciende a 4 millones, de los cuales el 16-18%, son puramente digitales. 

De hecho, Tim Ferris, al que seguro que conocerás por ser el autor de La semana laboral de 4 horas, nombra la profesión como imprescindible para que una empresaria pueda liberarse de trabajo y reducir su jornada laboral. 

Pero, ¡la Asistencia Virtual no tiene límites! 

Como Asistente Virtual, tú puedes ofrecer tus servicios a todo tipo de negocios, por lo que hay cada vez más necesidad de que el número de profesionales de este sector se amplíe. 

Además, desde que nació la profesión, esta ha ido evolucionando a medida que también lo hacían y despuntaban los primeros negocios digitales. 

Al principio, la mayoría de negocios eran dirigidos por mujeres u hombres orquesta que gestionaban prácticamente al 100% su negocio. 

Pero, a medida que se plantean crecer comienzan a delegar y se hace más patente la idea de que sin crear equipo es imposible crecer. 

En este sentido, el perfil de la Asistente Virtual ha ido ganando amplitud y actualmente apoya al resto de profesionales del entorno online y colabora con ellos, por lo que conoce de marketing digital, de copywriting, de diseño, de redes sociales, de lanzamientos, de afiliación, incluso de publicidad. 

¿Sigues pensando que con la Asistencia Virtual no puedes aprovechar todo tu potencial y conocimientos? 

Los retos de la Asistencia Virtual 

Sin embargo, he de reconocer algo: no todo es color de rosa en el mundo de la Asistencia Virtual. 

Como en todos lados… ¡cuecen habas! 

Hasta hace bien poco, uno de los mayores retos de la profesión ha sido la ‘profesionalización’ del sector. 

Quien quería dedicarse a ser Asistente Virtual, podía formarse, pero acababa por buscarse la vida, a la hora de adaptar el currículum formativo, al mercado laboral. 

O sea que se estaba enseñando una profesión de futuro… ¡sin futuro! 

Sin embargo, ya hay indicios de que finalmente esto está cambiando y cada vez más, las opciones y alternativas formativas están evolucionando para dar respuesta a las necesidades reales del entorno de los negocios online

Esto está permitiendo que los emprendedores y emprendedoras confíen y valoren mucho más un perfil como el de las Asistentes Virtuales, ya que llegan a los equipos para dar soluciones organizativas y operativas que permiten a los negocios avanzar mucho más rápido y de manera consistente. 

Y para que tengas más pistas sobre por dónde está evolucionando el sector, te invito a escuchar el podcast Laboratorio de Asistencia Virtual, donde cada semana encontrarás contenido que te va a ayudar en tu desarrollo profesional. 

Cómo convertirte en Asistente Virtual 

Y ahora que ya tienes algo más de idea de las posibilidades que te ofrece la Asistencia Virtual para reinventarte profesionalmente, vamos a entrar a que conozcas qué se necesita para ser una buena Asistente Virtual y puedas decidir si este camino es para ti. 

Vamos a profundizar, por tanto, en las habilidades que como AV debes desarrollar, para llevar a cabo con éxito tu trabajo y conseguir que tu negocio prospere. 

Diríamos que, teniendo en cuenta el contexto en el que una Asistente Virtual ejecuta su trabajo, existen 3 grupos de habilidades. 

  1. Las habilidades digitales que tienen que ver con el manejo de las tecnologías de la información y la comunicación. 

Por ejemplo, el uso de dispositivos electrónicos, o ciertos programas informáticos. 

Vaya que algo te tiene que gustar la tecnología, aunque no es que necesites ser una experta ni mucho menos. 

  1. Las habilidades duras o técnicas, referidas a los conocimientos técnicos y académicos. 

Por ejemplo, dentro de una página web, saber maquetar una página de ventas, o un artículo. 

O dentro del tema de email marketing: los funnels, o envíos de campañas, etc. 

Aunque esto dependerá mucho del tipo de servicios que quieras ofrecer, en según qué áreas del negocio. 

Aquí estaríamos hablando de tu especialización como Asistente Virtual. 

  1. Las soft skills o habilidades blandas, que se relaciona con comportamientos, actitudes, valores intrínsecos de la persona, que influyen también en nuestras actitudes en lo profesional. 

Va desde la creatividad y la actitud proactiva, hasta el trabajo colaborativo y la predisposición a seguir aprendiendo. 

Pero, un apunte importante en todo esto: con las habilidades no se nace, ¡NO! 

Es algo que podemos ir adquiriendo a lo largo de los años y que, dependiendo de nuestros intereses del momento, podemos ir ampliándolas. 

El mapa de ruta para crear tu propio negocio de Asistencia Virtual 

Y ahora vayamos con la gran pregunta: si esto es para ti, ¿por dónde puedes comenzar? 

Verás, tienes la gran suerte (igual que el resto de los mortales) de vivir en el s.XXI, la era de la información. 

Tienes cualquier cosa que necesites aprender a golpe de clic: ¿Cómo vas a aprovechar esta situación? 

La información, el contenido y la capacidad de seguir aprendiendo de forma constante son tu arma infalible. 

Pero esto hay que entenderlo bien, ¡o se te puede ir de las manos! 

Con tanto ruido que hay ahí fuera, consumir contenido al tuntún no te ayuda a avanzar como te gustaría, sino que mantiene tu atención dispersa. 

Con el tiempo, sigues aprendiendo sobre lo mismo una y otra vez, pero no acabas de arrancar con nada, porque siempre estás en el inicio. 

Así que, ¿qué te parecería contar con un mapa de ruta? 

Si estás dispuesta a seguir investigando sobre la Asistencia Virtual y quieres saber qué pasos son necesarios para convertirte en Asistente Virtual ya mismo, ¡yo tengo tu mapa! 

Uno que te guiará para que conozcas la profesión ‘por dentro’, en tiempo récord. Puedes descargarlo aquí

Espero que este recorrido por la Asistencia Virtual, junto con el mapa, te sirvan para que disfrutes de tu aventura a lo Robinson Crusoe, sin sobresaltos. 

Tú decides. Es hora de dejar de lado las excusas y agarrar las riendas de tu futuro profesional.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.