Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Aprende qué es un aula invertida y cuáles son sus beneficios

Aprende qué es un aula invertida y cuáles son sus beneficios

¡Conoce este modelo de enseñanza y descubre cómo aplicarlo en el mundo virtual!

Si para ti el aprendizaje solo se da cuando el profesor explica un tema mientras los alumnos le ponen atención, apuntan conceptos y hacen preguntas, probablemente ha llegado el momento de que reveas tu opinión sobre el asunto.

El aula invertida es una tendencia que está conquistando cada vez más espacio en las escuelas, debido a los beneficios que proporciona.

¿Quieres saber cómo funciona? ¡Sigue leyendo este post!

Vamos a explicarte cuáles son los beneficios del aula invertida y cómo planificar la enseñanza de un contenido de acuerdo con esta dinámica diferenciada de aprendizaje.

¿Qué es el aula invertida?

El aula de clase invertida es un modelo de enseñanza que parte de un principio diferente del que vemos en las aulas tradicionales.

En él, el proceso de aprendizaje no empieza con la explicación del profesor. En realidad, el educador selecciona algunos materiales sobre el tema de las clases y se los envía previamente a los estudiantes.

Por tanto, antes de que la clase empiece, el alumno tiene una tarea: estudiar previamente el asunto, de acuerdo con el material que le ofreció el profesor.

A través de videoclases, textos, audios y otros recursos el estudiante tiene el primer contacto con el tema que se le enseñará.

Después de esta introducción, los alumnos atienden a la clase sobre dicho asunto. Pero, a diferencia del modelo convencional, no van a la escuela para escuchar las explicaciones.

Sino que, en ese momento, ellos resuelven dudas, participan de debates, realizan actividades o desarrollan proyectos interdisciplinarios.

Como te habrás dado cuenta, se trata de una metodología activa, creada para darle protagonismo al estudiante  en el proceso de aprendizaje.

¿Cuáles son las ventajas del aula invertida?

Este modelo de enseñanza presenta una serie de ventajas. Seleccionamos las principales y puedes verlas en los tópicos a continuación.

Valoriza el protagonismo del estudiante

En el aula invertida, el estudiante no es un sujeto pasivo, que solo recibe el conocimiento transmitido por el profesor.

El alumno lee, procura entender el contenido a través de las tecnologías educacionales y materiales de diferentes formatos, intenta comprender el concepto solo e incluso organiza sus dudas para hacer las debidas preguntas durante la clase.

Hace las clases más interesantes

Las clases más participativas tienen más posibilidades de captar el interés y la atención de los estudiantes. Es que, si el alumno participa de un debate, estudio de caso o proyecto, estará más involucrado en la situación.

Con este modelo de enseñanza, el alumno tiende a concentrarse, a escuchar los argumentos de los demás y a expresar su propio punto de vista. Ya no hay aburrimiento y el rendimiento de los estudiantes es mucho mejor.

Aprovecha mejor el tiempo de clase

Como los alumnos ya vienen a clase con un conocimiento previo sobre el tema, el tiempo de clase se puede aprovechar de una manera más eficaz.

El profesor puede proponer actividades que permitan aplicar el conocimiento adquirido. Esto facilita la aplicación posterior de este conocimiento en la vida real.

Promueve la interacción entre los alumnos

El tiempo en el aula se aprovecha con debates, proyectos y otras metodologías activas.

Para realizar estas actividades, los alumnos no solo tienen que interactuar, sino también organizarse para llegar a una respuesta productiva.

Con eso, ellos tienen una oportunidad mayor de contacto social y también aprenden a trabajar en equipo – una característica exigida por el mercado actual.

Mejora la retención de la información

Cuando los alumnos tienen la oportunidad de hablar sobre un tema o aplicar los conceptos a una situación, el aprendizaje se vuelve más significativo.

La mejoría en la retención de informaciones es incuestionable y es posible hacer que los estudiantes realmente se apropien de ese conocimiento y sepan utilizarlo en la práctica.

Lleva a los estudiantes a un nivel más homogéneo de conocimiento

Uno de los grandes desafíos del educador es hacerle frente a un aula muy heterogénea. Esto significa que mientras algunos alumnos tienen una cierta idea sobre un determinado asunto, otros nunca han oído hablar de ese tema.

Por lo tanto, volver al principio puede hacer la clase poco interesante para el grupo que sabe más .

Por otro lado, si el profesor se salta la introducción al tema, quien no sabe prácticamente nada no conseguirá entender su raciocinio.

En el aula invertida, los estudiantes llegan a la clase con un nivel parecido de conocimiento. Al fin y al cabo, todos tuvieron contacto con los conceptos básicos a través de las actividades y lecturas previas. De esta forma, el profesor puede partir de un punto sin hacer la clase muy difícil para unos o poco interesante para otros.

¿Qué tiene que ver Internet con el aula invertida?

En cierto modo, ese modelo de aprendizaje refleja el comportamiento de las personas que buscan conocimiento en Internet. A partir del momento en que empiezan a interesarse en un determinado asunto, buscan materiales en la web que hablen sobre sobre eso.

Los sitios web, blogs, vídeos y conferencias online, en muchos casos, son las primeras fuentes a las que recurren.

Sin embargo, a medida en que obtienen las nociones iniciales sobre el tema, notan que necesitan un conocimiento más sólido. Así, buscan cursos que presenten las informaciones de forma organizada y con ejemplos de aplicación.

Como te habrás dado cuenta ya, la clase invertida reproduce el modelo que muchos creadores de cursos online están utilizando en este momento.

Ellos crean un blog o canal en YouTube con los contenidos básicos sobre un tema, para resolver las dudas más frecuentes de su público objetivo. Así, ellos facilitan el proceso de aprendizaje para que la persona lo empiece “sola”, con la ayuda de ese material que el Productor del contenido ha preparado.

A pesar de esta base, el contenido también les muestra a las personas que ellas necesitan, de hecho, una opción más efectiva y sistematizada.

De esta forma, los creadores direccionan a la audiencia hacia sus cursos, donde el profesor profundiza el conocimiento de ese público sobre un tema, le aclara dudas y le muestra cómo puede aplicar determinados conceptos en su día a día.

¿Ya has empezado a aplicar el aula invertida en tu rutina?

Si ya trabajas con cursos online o piensas empezar a hacerlo, ten en cuenta lo que te hemos enseñado sobre el aula invertida, a la hora de crear tu propio contenido o elaborar tu estrategia de divulgación.

Piensa en tus contenidos como un tipo de aula virtual. Utiliza la misma lógica del modelo de aula invertida para llamar la atención de tu público, asegurarte de que tenga un conocimiento básico y de que entienda que necesita tus clases para dominar el tema de verdad y conseguir usarlo en su beneficio, ya sea en la carrera o en la vida.

¿Entendiste cómo funciona el aula invertida? ¿Quieres saber más sobre cómo ser un profesor online y dar clases en Internet? Aquí en el blog ya te hemos explicado cómo usar tu conocimiento para ganar dinero en Internet.

¡No dejes de leerlo!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.