Autoridad de Dominio: ¿qué es y cómo aumentarla?

Autoridad de Dominio: ¿qué es y cómo aumentarla?

La autoridad de dominio es una de las métricas más importantes en SEO y en este post vas a aprender a aumentarla.

Empresas y profesionales del marketing siempre buscan mejorar el rendimiento del tráfico de sus sitios.

Para tener eficiencia en esta tarea, el emprendedor digital necesita acompañar un indicador llamado autoridad de dominio. Este muestra la fuerza que una página posee en Internet a la hora de posicionarse en sitios de búsqueda como Google.

Tener un buen posicionamiento en las búsquedas significa más tráfico orgánico y más confianza del público con relación a tu contenido.

Pero, ¿qué significa el concepto? ¿Cómo hacer que tu contenido tenga más autoridad y consiga mejores resultados? En este texto conocerás cada detalle del asunto. 

¡Acompáñanos!

¿Qué es la autoridad de dominio?

La autoridad de dominio es una métrica del marketing digital desarrollada por la empresa MOZ, que consigue simular el posicionamiento de un sitio en los mecanismos de búsqueda a partir de factores relacionados con la autoridad y relevancia del dominio.

Se la conoce también como Domain Authority o DA y presenta un sistema de medición basado en una escala de medida que va de 0 a 100. Cuanto más cerca de 100 esté la nota de tu sitio, más autoridad tendrá y, por lo tanto, más tráfico orgánico va a atraer. Por otro lado, cuanto más cerca de 0 esté, peor será su posicionamiento y menos visitas recibirá.

La autoridad de dominio es, por lo tanto, un indicador que te dice si tu estrategia de SEO funciona, lo que te permitirá hacer ajustes y observar oportunidades para obtener un mejor rendimiento de tu sitio.

La DA no es la única métrica que permite analizar este tipo de rendimiento. Si te interesa el asunto, ya debes haber leído también sobre Page Authority, y para que no te quede ninguna duda con relación a estos términos, vamos a ver ahora qué los diferencia. 

¿Cuál es la diferencia entre Domain Authority y Page Authority?

Los nombres de estos dos índices son bastante parecidos y acaban causando una cierta confusión.

Es necesario, sin embargo, saber diferenciarlos. En el caso de la Page Authority, esta mide la autoridad de apenas una página, mientras la Domain Authority contempla todo el dominio y subdominios. Por lo tanto, es más completo que la PA.

Las dos siguen una misma metodología para intentar siempre aproximarse a la visión de los robots de Google para posicionar cada página.

¿Cómo consultar la autoridad de dominio?

Para calcular la autoridad de dominio, Moz desarrolló un método que analiza algunos aspectos de la estrategia de SEO.

Estos factores consideran la edad del sitio, su reputación –analiza la cantidad de accesos, por ejemplo–, links que llevan al sitio (llamados backlinks), links internos y su variedad, además de hacer un análisis distributivo del contenido, esto es, de cómo este se distribuye en la web.

Algunas herramientas consiguen hacer estas mediciones. La propia Moz desarrolló una extensión para Google Chrome, MozBar, que analiza las páginas visitadas con informes que indican las principales métricas de SEO. 

Otra herramienta es el Link Explorer, que ya ha recibido el apodo de “Open Site Explorer” e indica cuáles son los contenidos de la página con mejor rendimiento y un informe completo sobre textos ancla y de backlinks.

¿Por qué necesitas evaluar tu Domain Authority?

Como ya habrás percibido, analizar la Autoridad de Dominio es fundamental para saber si tu estrategia de SEO está funcionando bien. Y no solo esto, pues hay toda una serie de otros aspectos útiles sobre posicionamiento que podrás descubrir si analizas la Domain Authority de tu sitio.

Trazar y evaluar estrategias de SEO

Midiendo tu autoridad de dominio, podrás redefinir tus estrategias de SEO con mayor precisión y cuando sea necesario. Y por más que los resultados de las optimizaciones para mecanismos de búsqueda puedan tardar en aparecer, es muy importante acompañar su evolución de cerca.

Este estudio te permitirá también, por ejemplo, desarrollar nuevas estrategias de marketing, gracias al análisis constante de tus métricas. 

Compararte con sitios de competidores

Mediante la Domain Authority consigues analizar la autoridad de dominio de cualquier sitio, incluyendo los de tus competidores.

Este tipo de benchmarking también te permite descubrir las mejores palabras clave usadas en el mercado y conocer si las que usas rinden a ese nivel.

Elegir buenos colaboradores para obtener backlinks

Pero analizar otros sitios no sirve apenas para monitorizar a la competencia. Esto te puede servir también para encontrar colaboradores con los que crear backlinks. 

Antes de establecer una colaboración es fundamental analizar la autoridad del futuro colaborador. Al fin y al cabo, uno de los varios factores que Google analiza a la hora de posicionar un sitio es la calidad y autoridad de los dominios que generan links hacia él.

¿Cómo mejorar la autoridad de dominio?

Como habrás podido percibir, son algunos aspectos de tu estrategia de SEO los que impulsan o no tu autoridad de dominio. 

Realmente, mejorar las métricas no es fácil, es necesario prestarles atención a ciertos aspectos y mucha práctica. Pero existen algunos consejos que pueden ayudarte a aumentar tu autoridad de dominio.

1. Identifica a tus competidores

Es siempre bueno tener presente que la Domain Authority es una métrica de comparación con tus competidores, y esto solo se puede hacer si conoces bien al menos a los principales.

Más que una nota de alta autoridad, necesitas tener metas adherentes al comportamiento de tus principales competidores. Es mirando hacia ellos que verás dónde tu marca debería estar con relación a la DA.

Tus competidores son aquellos que aparecen en la página de Google cuando buscas una palabra clave que es parte de tu estrategia.

Algunas herramientas pueden decirte con mayor precisión quiénes son tus competidores, como Keyword Explorer y SEMRush.

Estas informan sobre los principales sitios que aparecen en determinadas búsquedas y sus respectivas autoridades de dominio y de página.

Con esto en mano puedes evaluar tu propia métrica y tu posicionamiento con relación a los competidores para ajustar mejor tus metas de crecimiento.

2. Analiza el perfil de los backlinks de tu sitio

Los backlinks son links publicados en otros sitios que llevan a tu contenido. Este es uno de los factores que Google analiza a la hora de determinar la autoridad de dominio. Los backlinks en sitios sin autoridad y con contenido irrelevante pueden perjudicar tu posicionamiento.

Por lo tanto, haz un buen análisis de tus colaboradores de backlink. Evalúa el índice de DA y PA de cada uno de ellos y elige los más adecuados para tu estrategia de producción de contenido.

3. Busca colaborar con sitios con mayor Domain Authority que el tuyo

Hablando aún sobre el perfil de tus colaboradores para backlinks, es fundamental que recomiendes sitios que tengan una DA mayor que la del tuyo. De este modo, Google percibirá que te preocupas por la calidad de lo que le ofreces a tu lector.

Buscando mejorar todavía más tu autoridad de dominio, puedes intentar estrechar más los lazos con estos colaboradores, para que también lleguen a recomendar tu texto en sus contenidos.

Un camino para eso es la creación de guest posts en los sitios de los colaboradores. Textos que hablen sobre un determinado asunto que domines y que recomienden algunos contenidos de tu sitio.

 

4. Excluye backlinks de baja calidad

Y el análisis de perfiles de colaboradores no acaba por aquí. Si priorizas colaboradores con DA mejor que la tuya, necesitas eliminar los de baja calidad. 

Además de no recomendarlos en tu sitio, tendrás que asegurarte de que ellos tampoco recomienden tu sitio en su espacio.

Para hacer este mapeado, puedes acceder al Google Search Console y verificar en “Sitios web con más enlaces” qué hiperlinks de otros dominios apuntan a tu contenido.

De ese modo podrás seleccionar los links que no quieres que direccionen a tu sitio, analizando las DAs y la calidad del contenido que ellos crean.

Recuerda que estos sitios no han de apenas tener una autoridad de dominio baja. Es importante analizar cuáles son los mecanismos de mejora de SEO de la página, como la creación de links artificiales o prácticas no confiables, como el SPAM.

5. Produce contenidos de calidad y relevantes

Y para que el contenido de tu sitio no sea calificado como indeseable por otros sitios, necesitas producir con calidad. 

Pero no solo por esto, sino porque tanto Google como el usuario de Internet siempre priorizarán la calidad. Y una aliada de la calidad es la relevancia. Estos dos requisitos harán que tu sitio se gane la atención de buscadores, usuarios y colaboradores.

Entonces, estructura estrategias de producción de contenido bien alineadas con tu buyer persona. Tus contenidos deben ser útiles y ayudar a los usuarios en su jornada de compra.

6. Haz optimizaciones de SEO onpage

Por todo lo que ya has leído hasta ahora, habrás notado que es fundamental tener recursos de SEO bien definidos, sin olvidar las técnicas onpage.

Se trata de optimizaciones realizadas internamente, en tu propio contenido, para adaptarlo a los mecanismos de búsqueda.

Estas mejoras incluyen la buena utilización y distribución de palabras clave y sus variantes, buena escaneabilidad, linkado interno y jerarquización de informaciones mediante title tags.

Todo esto permitirá que los algoritmos de los buscadores analicen y cualifiquen tu contenido correctamente, garantizando un mejor posicionamiento y autoridad.

Utiliza el SEO para mejorar tu Autoridad de Dominio

Como ya hemos visto, la Domain Authority es una métrica esencial para saber cómo estás posicionado en la web ante tus competidores. Esta te permite definir metas y perfeccionar tus estrategias de marketing.

Mejorar este índice no es un ejercicio fácil, pero con la práctica podrás alcanzar puestos más altos en el motor de búsqueda de Google o de cualquier otro buscador.

El marketing de contenido es ciertamente un buen camino para obtener mejores resultados con tu marca en la web, pero para eso es necesario conocer los matices que contribuirán con este éxito.

Por ello, es fundamental que te informes bien sobre las técnicas de SEO. Este texto te ayudará a destacarte en la web y, claro, a tener una buena autoridad de dominio.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.