Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

¿Por qué tu equipo necesita capacitación interna?

¿Por qué tu equipo necesita capacitación interna?

Examina las ventajas de invertir en la capacitación, actualización y perfeccionamiento de tus empleados.

Si quieres ver el crecimiento de tu negocio basado en calidad y eficiencia, es muy importante invertir en la capacitación, actualización y perfeccionamiento de tus empleados.

Al fin y al cabo, ellos son piezas clave del funcionamiento de tu negocio. Logrando extraer lo mejor de su potencial y habilidades, el resultado será un ambiente de trabajo mucho más funcional y productivo para todos.

La capacitación interna es una poderosa forma de desarrollar personas y potenciar sus atributos, y puede ser aplicado con diversas finalidades.

Alinear actividades, enseñar un nuevo método o sistema, integrar al equipo y presentarle las funciones de un puesto de trabajo o la cultura de la empresa a un nuevo empleado son algunos de los objetivos.

Y siempre deben tenerse en cuenta esos objetivos a la hora de optar por el tipo de capacitación y la metodología que se encaja mejor con los resultados esperados.

¿Quieres saber más sobre capacitación interna?

En este post seleccionamos las principales ventajas de esa práctica y presentamos las etapas iniciales necesarias para ponerla en acción.

Ventajas de la capacitación interna

Son muchos los beneficios proporcionados por esta práctica tan importante para un negocio, principalmente cuando hay otras personas trabajando junto contigo para el crecimiento de tu marca.

A continuación presentamos las 5 principales ventajas:

Índice
  1. Ayudar en el desarrollo de los empleados
  2. Aumentar la retención
  3. Alinear novedades en los procesos del negocio
  4. Documentar el aprendizaje y los procesos
  5. Presentar el negocio a nuevos empleados

1. Ayudar en el desarrollo de los empleados

La capacitación interna es una inversión en el capital humano de tu negocio.

El principal objetivo es invertir en la capacitación de los empleados y promover el desarrollo continuo del equipo de trabajo.

Cada práctica conlleva empleados más calificados y preparados para la realización de actividades y decisiones diarias en el ambiente laboral.

Al fin y al cabo, la estimulación responsable y significativa los hace sentirse aún más motivados.

Gracias a ello, tu empresa gana en eficiencia y calidad, ofreciendo un servicio de excelencia ya que cuenta con profesionales mejor preparados.

2. Aumentar la retención  

Ofrecer un ambiente de trabajo productivo y que proporcione una buena base para la realización de sus tareas es un gran atractivo para el alcance de negocio exitoso.

El nivel de satisfacción del empleado tiende a aumentar cuando cuenta con un lugar propicio para el desarrollo y perfeccionamiento de sus habilidades.

Si el empleado le presta atención a su desarrollo y crecimiento, difícilmente tendrá interés en cambiar de trabajo, ya que percibe tu preocupación no solo con las ganancias, sino también con el capital humano de su empresa.

Así, tu empresa logra reducir la rotación y retiene a las personas talentosas que integran su plantilla. Más aún, logra incentivarlos, garantizando que se sientan cada vez más como una parte del éxito alcanzado.

3. Alinear novedades en el proceso del negocio

La capacitación interna puede aplicarse a una parte o al equipo completo, independientemente de los niveles o sectores.

Ella es bastante aconsejada si hay un nuevo modelo de acción, procedimiento o incluso un nuevo sistema, ya que por medio de este proceso los empleados podrán adquirir conocimiento, solucionar sus dudas y actuar con mucho más eficiencia.

Evidentemente, el mantenimiento de tu negocio actualizado y, consecuentemente a los empleados, sobre las principales tendencias de tu sector es primordial para garantizar que tu marca se destaque.

Alineados con las novedades, los profesionales se sienten más seguros y asertivos para ejercer sus funciones y también traer innovaciones e indicar mejoras para el negocio.

4. Documentar el aprendizaje y los procesos

Además de promover el desarrollo de los empleados, la capacitación interna contribuye al crecimiento del negocio como un todo.

Por su intermedio, se puede crear un modo de operación y desarrollar una cultura y una dinámica de trabajo.

Eso es importante pues oficializa un método de tratamiento y funcionamiento como organización.

Por último, la capacitación interna te permite establecer y perfeccionar constantemente el aprendizaje y los procesos, lo cual constituye un diferencial tanto de tu equipo como de tu entorno laboral.

5. Presentar el negocio a nuevos empleados

Para finalizar, uno de los principales objetivos de la capacitación interna es lograr la inmersión de nuevos empleados recién contratados en la dinámica de tu negocio.

Gracias a la capacitación se empapan rápidamente de la cultura del negocio y se familiarizan con los procesos cotidianos.

Aquí se promueve también el incentivo a las personas que están a punto de integrarse al equipo, además de capacitarlas debidamente en los procedimientos y herramientas que formarán parte de su trabajo.

Con una buena capacitación interna, se la ambienta para desempeñar sus funciones de la mejor manera posible.

Y también, tan pronto como sea posible, trata de potenciar la actuación de tu equipo, optimizando el proceso comunicacional y operativo.

¿Cómo desarrollar capacitaciones internas?

Ahora que has conocido las ventajas de desarrollar la capacitación interna y los motivos que la hacen muy recomendada para un emprendedor que tiene empleados en su negocio, debes estar preguntándote cómo hacerlo, ¿verdad?

Continúa con nosotros para saber un poco más cómo prepararte para desarrollar una buena capacitación interna de tu equipo.

1. Analiza las necesidades

Primero, reflexiona sobre las principales necesidades de tu equipo.

  • ¿Es necesario contratar nuevos empleados?
  • ¿Enseñarles algo nuevo a los que ya trabajan contigo?
  • ¿Redefinir funciones?
  • ¿Desarrollar las relaciones interpersonales entre los sectores?

Los puntos débiles identificados van a señalar los principales objetivos que debes alcanzar de acuerdo con el momento de tu negocio.

Esos objetivos también deben estar de acuerdo con las metas y valores corporativos y con las demandas del mercado.

A partir de ese punto podrás establecer los modelos más adecuados y los tipos de estrategia que deberás poner en práctica.

2. Planifica los contenidos según cada demanda

Con los objetivos estipulados, es hora de pensar en el contenido de las capacitaciones.

Esta es una etapa de planeamiento que debe contener las demandas diagnosticadas y la forma de subsanarlas.

Es importante pensar en lo que quieres transmitir y a quién se destina la capacitación.

  • ¿Qué sectores estarán abocados a la realización de la capacitación?
  • ¿Qué tipo de lenguaje y abordaje deberán utilizarse?

El tiempo necesario para alcanzar la meta de la capacitación es otro factor relevante que debes establecer.

Intenta detallar bien todos los temas, los asuntos de cada módulo o clase y lo que esperas en cada uno de esos pasos.

De ese modo tendrás un proceso mucho mejor dirigido y efectivo.

3. Aplica la capacitación

Ahora es hora de ejecutar lo que planeaste.

Cuanto más detallado sea el plan de acción, más fácil será seguirlo y obtener los resultados esperados.

Presenta el plan de capacitación al equipo y explica los procesos, lo que será abordado y qué habilidades los participantes habrán desarrollado al concluirlo.

No te olvides de verificar las condiciones de los sitios utilizados para la capacitación, bien como también los equipos necesarios.

Atribúyeles responsabilidades a los que van a ejecutar, evaluar y hacer el seguimiento de los métodos de aprendizaje.

Y si algo no sale como lo esperado durante la realización, recuerda que los imprevistos ocurren y que deben ser encarados como retos a ser vencidos también.

4. Evalúa junto con tus empleados

Al final de la capacitación es muy importante obtener las opiniones de los participantes.

Con criterios preestablecidos se logra evaluar si la capacitación interna causó el efecto pretendido.

Es posible saber si el contenido fue asimilado aplicando evaluaciones prácticas o teóricas, dependiendo de lo que fue enseñado.

Al pedir el feedback de los empleados, ten en cuenta sus consideraciones sobre el contenido aplicado, la metodología, y también sus críticas y sugerencias.

Esos análisis también forman parte del proceso de capacitación y aporta a mejorar cada vez más los procesos y el trabajo del equipo.

5. Perfecciona el proceso y expande la actividad

Una vez finalizada la capacitación y obtenidas las evaluaciones, es hora de observar en la práctica lo que fue propuesto.

Es necesario entender que el desarrollo forma parte del proceso, pues no tan solo una capacitación la que resolverá todas las necesidades de tu negocio.

A medida que los empleados ponen en práctica lo que aprendieron y progresan, surge la necesidad de llevar adelante otras clases de capacitaciones. ¡El perfeccionamiento profesional es continuo!

¿Recuerdas que dijimos que el registro de todas las etapas es clave para el logro de los objetivos de la capacitación?

¡Es que, gracias a ese registro vas a perfeccionar tus métodos y expandir tus actividades, conquistando un equipo cada vez más calificado y eficiente!

Crea tu propia capacitación

Una buena capacitación interna es capaz de potenciar los atributos de tus empleados, lo cual fortalece a tu equipo y optimiza los resultados de tu negocio.

Por eso, aplicar esta práctica exige mucha atención y dedicación.

Su producción y ejecución deben ser bien elaboradas y eso no significa necesariamente tener un enorme presupuesto para llevarlo a la práctica.

La posibilidad de utilizar materiales de multimedios, como vídeos y manuales digitales, facilitan el proceso y traen muchos beneficios como:

  • Dinamismo;
  • Contenidos actuales;
  • Reducción de costos;
  • Optimización del tiempo.

La capacitación interna debe siempre ser vista como una inversión necesaria para una buena gestión.

Al fin y al cabo, la valorización de los profesionales es uno de los principales atributos del éxito de un negocio y aporta a la felicidad y realización de quien trabaja contigo.

Pero no pienses que la creación de capacitaciones queda circunscripta al ambiente interno de trabajo.

Cuando tienes metodologías eficientes y un contenido bien preparado, puedes usarlo para ayudar a otras personas.

¿No sabes cómo hacerlo?

Lee nuestro post sobre cómo crear cursos online y mira cómo puedes compartir tus conocimientos con  mucha gente y también ganar dinero en Internet.

Si quieres que te ayudemos paso a paso a crear tu producto digital, regístrate gratis en el Desafío 30 Días

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.