Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

6 técnicas de capacitación y desarrollo de personas

6 técnicas de capacitación y desarrollo de personas

Aprende cómo desarrollar la capacitación de las personas que trabajan contigo.

Las áreas de capacitación y desarrollo de personas están siendo mucho más valoradas actualmente, y la importancia de invertir en ellas es prácticamente un consenso en el mundo de los negocios.

Si tienes una empresa o cuentas con personas que trabajan contigo en equipo, piensa que realizar entrenamientos ayuda a alinear a los empleados a los objetivos de tu negocio. Y ese tipo de capacitación es lo que garantiza que todos sigan la misma línea de raciocinio y actuación en una empresa.

Esto colabora con el éxito del negocio, ya que hace que todos sepan exactamente lo que tienen que hacer para alcanzar los resultados deseados.

Es por eso que las empresas que todavía no prestan atención al entrenamiento y desarrollo de personas en sus estrategias están perdiendo tiempo, dinero y espacio en el mercado.

Si eres un emprendedor y quieres ayudar a mejorar el rendimiento de quien trabaja contigo, sigue leyendo este post.

Vamos a mostrarte 6 técnicas para quienes desean implementar un programa de capacitación y desarrollo en su propia empresa.

Además, daremos consejos para quien quiere crear un negocio propio en esta área.

Diferencias entre capacitación y desarrollo de personas

Es muy común pensar en las áreas de entrenamiento y desarrollo como si fueran una sola.

Sin embargo, se refieren a procesos diferentes y deben estar presentes en conjunto dentro de la empresa para potenciar los resultados.

Antes de elegir las mejores técnicas para aplicar en tu negocio o para crear un curso y trabajar en ese nicho, es fundamental saber lo que caracteriza cada una de esas áreas para que puedas diferenciarlas y aplicarlas correctamente.

Capacticación

La capacitación es un proceso a corto plazo, implementado para modificar los comportamientos de los colaboradores, garantizar la adquisición de habilidades y el conocimiento de reglas y conceptos importantes para la realización de las tareas exigidas por el trabajo.

En la mayoría de las empresas, se aplica solo a la llegada de nuevos empleados, para que aprendan sus funciones y comprendan la cultura de la empresa.

Sin embargo, es fundamental expandir la práctica para otros momentos dentro de la organización. Así, los empleados estarán siempre actualizados y preparados para hacerle frente a los desafíos en el ambiente de trabajo.

Desarrollo

El desarrollo es un proceso más amplio y de largo plazo.

Sirve para perfeccionar constantemente las capacidades de los empleados, líderes y gestores, aumentar la motivación y hacerlos miembros cada vez más valiosos de la organización.

Además, su enfoque no es solo el crecimiento profesional, sino también personal. Por eso el entrenamiento involucra cuestiones más relacionadas con experiencias, satisfacción y carrera.

Técnicas de capacitación y desarrollo

Hay varios tipos de capacitación y desarrollo de personas que se pueden aplicar dentro de una empresa.

Cada uno trabaja mejor con un objetivo específico. Por eso es importante conocer las opciones antes de implementarlas en tu negocio.

Si quieres crear un curso de capacitación y desarrollo, es aún más importante saber diferenciar cada técnica para que puedas elegir la que se aplica mejor a tu manera de enseñar.

Vamos a mostrarte los 6 modelos más utilizados para la capacitación y desarrollo:

1. Capacitación organizacional

La capacitación organizacional es la capacitación de la empresa como un todo, con el objetivo de organizar mejor las estrategias utilizadas y optimizar los resultados.

Puede suceder por medio de conferencias, talleres o incluso cursos online.

Lo importante es crear una manera eficaz de transmitir la información necesaria para que los colaboradores aprendan algo nuevo y puedan aplicarse correctamente durante el trabajo.

2. Comunicación asertiva

Muchas veces, el punto débil de una empresa está en la dificultad de comunicación entre gestores, líderes y empleados.

Saber conversar de manera clara, objetiva y respetuosa es esencial para crear un ambiente agradable, que incentive la interacción y el intercambio de saberes entre las personas.

Es común que las tareas no sean debidamente realizadas por falta de comprensión de las reglas o por fricción en el diálogo entre los involucrados.

Este tipo de entrenamiento presenta para los colaboradores algunas técnicas para mejorar la comunicación interpersonal, como:

  • Tener conocimiento de lo que se está diciendo;
  • Utilizar la empatía y prestar atención al otro;
  • Utilizar un lenguaje verbal adecuado al oyente;
  • Cuidar también del lenguaje corporal;
  • Ser objetivo, pero sin ser agresivo;
  • Saber el momento adecuado de expresarse.

3. Entrenamiento de liderazgo

Este tipo de entrenamiento, como el propio nombre ya lo dice, es dirigido a los líderes de las empresas.

Las personas responsables de liderar un departamento o un equipo en la organización, independientemente del área, deben poder llevar a cabo muchas atribuciones y, por lo tanto, cargan con una responsabilidad enorme.

Los líderes necesitan gestionar equipos, mediar problemas internos, tomar decisiones, diseminar las mejores prácticas y servir como motivación e inspiración para otros empleados.

¿Ahora se entiende mejor por qué es tan importante invertir en el entrenamiento de esas personas?

El entrenamiento de liderazgo sirve para perfeccionar las habilidades de gestión de personas, conflictos y tiempo, administración de metas y pensamiento crítico

4. Entrenamiento motivacional

Todo el mundo está sujeto a experimentar momentos de desánimo, desmotivación y baja productividad en el trabajo.

Esto puede ocurrir por cuestiones personales o por factores relacionados con el propio ambiente de la empresa, como:

  • Problemas en las relaciones con los colegas y los líderes;
  • Actividades monótonas;
  • Falta de identificación con las funciones desempeñadas;
  • Poca perspectiva de crecimiento, entre otros.

Antes de implementar un programa de entrenamiento motivacional, es importante hacer un diagnóstico empresarial para saber exactamente lo que está desmotivando a los empleados. Así es más fácil montar una estrategia asertiva para solucionar el problema.

Algunos de los enfoques para motivar a los equipos son:

  • Trabajar estudios de casos;
  • Implementar políticas de valorización de la opinión de los trabajadores;
  • Crear cursos de capacitación para las áreas en las cuales el desinterés existe por falta de instrucción o comprensión de las actividades;
  • Elaborar programas de beneficios y premios.

5. Desarrollo de competencias y habilidades

Las competencias son el conjunto de actitudes, habilidades y conocimientos que una persona necesita tener para desempeñar bien sus actividades.

Para trabajar el desarrollo de competencias dentro de una empresa es necesario identificar, inicialmente, cuáles son las competencias necesarias para la realización de cada función.

Posteriormente, se deben levantar las competencias individuales para localizar dónde es necesario invertir en capacitación y dónde los funcionarios están con el desempeño adecuado o por encima del promedio.

Este estudio permite que la empresa identifique el tipo de contenido que su entrenamiento debe tener para lograr que los colaboradores desarrollen y apliquen todas las competencias exigidas por sus atribuciones.

6.Coaching corporativo

Otra forma de invertir en capacitación y desarrollo es la implementación de un proceso de coaching corporativo.

Con el uso de técnicas de coaching, el proceso busca el desarrollo individual y colectivo dentro de la organización, con el foco en un equipo asertivo, de alto desempeño y comprometido en la mejora de resultados.

El profesional responsable del coaching corporativo trabaja con el objetivo de alinear la planificación estratégica de la organización con los objetivos individuales de los profesionales.

El proceso se basa en la comprensión de que los empleados motivados, calificados y que se reconocen como parte de la empresa presentan más posibilidades de alcanzar los resultados esperados.

¡Crea un entrenamiento de éxito!

Ahora que ya sabes cómo es importante invertir en la capacitación y el desarrollo de las personas en el entorno organizacional, ¡puedes empezar a usar esto a tu favor!

Puedes crear un programa de formación para implementarlo en tu empresa y aumentar el rendimiento de las personas que trabajan contigo o incluso vender tu contenido a otras personas y empresas.

¿Te interesó el asunto?

Preparamos algunos consejos para ayudarte a crear un entrenamiento realmente eficiente:

1. Define a tu público

Antes de comenzar, es fundamental definir a quién estará dirigido tu contenido.

Mientras más sepas acerca de tu público, más grandes son las posibilidades de que crees un entrenamiento asertivo.

Haz una lista de todas las características posibles de este público, como:

  • ¿Será formado por líderes de equipos? ¿Gerentes? ¿Empleados?
  • ¿Cuál es la edad media de estas personas?
  • ¿Cuáles son las funciones que desempeñan dentro de la empresa?
  • ¿Cuáles son las competencias y habilidades que necesitan desarrollar?
  • ¿Cuánto tiempo tienen para realizar entrenamientos?

Tenemos una ficha que puedes llenar para entender quiénes son las personas que deseas alcanzar con tu entrenamiento. Completa con la información necesaria y así conocerás mejor a tu público:

Capacitación y desarrollo - tabla para crear un buyer persona

2. Especifica el objetivo del entrenamiento

Especificar el objetivo de tu entrenamiento es importante para que la gente entienda exactamente lo que estás ofreciendo.

Por lo tanto, elabora lo que la empresa o el empleado va a alcanzar al terminar ese entrenamiento de forma clara, para que reconozcan en tu producto la solución que necesitan.

Además, tener un objetivo bien definido garantiza que sigas una línea de razonamiento y evita plantear varias cuestiones diferentes en un solo entrenamiento, lo que puede dejar el contenido largo, confuso y poco eficiente.

3. Crea un guion con los temas que deben abordarse en el entrenamiento

Por más que sepas todo lo que vas a decir durante tu entrenamiento, es fundamental crear un guion para que el contenido quede organizado y coherente.

Puede incluso ser un guion básico, solo con los temas principales, pero no dejes de estructurarlo todo antes de empezar.

Así, aseguras que no vas a olvidar ningún detalle importante y que las clases de tu entrenamiento tendrán una secuencia lógica.

4. Elige los métodos que se utilizarán

Ya has definido previamente a tu público, entonces, ya sabes lo que debes hacer para atraer su atención, ¿verdad?

Utiliza esta información para elegir el mejor método para la capacitación.

Este es el momento de definir si crearás un curso presencial o un entrenamiento online.

Si optas por el modelo virtual, debido a la practicidad y flexibilidad que le ofrece a los participantes, define el formato que utilizarás para transmitir tu contenido.

Puedes elaborar ebooks, podcasts o videoclases, por ejemplo, todo depende de tu objetivo y de la demanda de tu público.

Lo importante es elegir un método que incentive el compromiso de las personas y con el que puedas transmitir todo el conocimiento necesario.

5.Crea un plan de entrenamiento

Ahora, ya tienes prácticamente todo el contenido de tu curso para entrenamiento y desarrollo de personas listo.

El siguiente paso es la creación de un plan de formación, que funcione como un calendario con todos los detalles.

Principalmente si vas a venderle ese entrenamiento a otras personas para que lo apliquen en sus empresas, es esencial tener esa información bien organizada.

Este plan servirá como base para que tus clientes entiendan lo que les ofreces y decidan si tu contenido vale la pena.

Aquí, debes dividir las clases por asuntos, especificando bien lo que cada una de ellas abordará.

Este es también el momento de pensar y definir los ejercicios que serán propuestos para los participantes, sea para evaluar o apenas para aumentar la interactividad y el compromiso de las personas.

6. Piensa en el tiempo y el valor del entrenamiento

Para finalizar, define la duración de tu entrenamiento.

Define cuántas clases serán necesarias para abordar el contenido completo y cuánto tiempo necesita cada una de ellas.

También haz el cálculo del tiempo total, para que puedas especificarle a los empleados de tu empresa o a tus clientes exactamente cuánto tiempo necesitan disponer para hacer todo el entrenamiento.

Después de hacer todos estos pasos, tendrás una idea de cuánto tiempo fue necesario para preparar ese material, qué recursos usaste y cuál es el valor que tu público reconoce en tu contenido.

Recuerda que la gente necesita asegurarse de que tu material agregará valor, aumentará la productividad y mejorará el rendimiento de la empresa en su conjunto.

Si logras mostrar esto, la gente estará dispuesta a pagar precios más altos (pero aún justos, por supuesto) por tu producto.

¿Tienes los conocimientos necesarios y estás pensando crear un curso de formación y desarrollo de personas, pero no sabes por dónde empezar? Regístrate en el Desafío 30 días y aprende a crear tu curso online en tan solo 1 mes.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.