Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

13 características de un buen vendedor

13 características de un buen vendedor

¡Descubre cómo mejorar tu desempeño y aumentar tus ventas!

El perfil del consumidor está cambiando rápidamente, sobre todo por el avance de Internet. 

Con una búsqueda rápida con el celular, se pueden obtener informaciones valiosas sobre un producto que queremos adquirir. 

Por eso, para tener características de un vendedor, necesitas estar preparado para conducir al cliente hasta la decisión de compra. 

¡Si ya trabajas con ventas o deseas hacerlo, en este post, vamos a contarte 13 habilidades que todo profesional de ventas necesita desarrollar para tener éxito y vender mucho! 

Estos son los tópicos que abordaremos en este contenido: 

Índice
  1. Define metas personales y haz una autoevaluación continua
  2. Planifícate 
  3. Ten autonomía 
  4. Ten sentido de urgencia 
  5. Ten cuidado con tu inteligencia emocional 
  6. Mantente actualizado 
  7. Conviértete en un especialista en tu producto/servicio 
  8. Aprende a escuchar y comunicar 
  9. Aprende a negociar 
  10. Crea conexiones 
  11. Haz prospección 
  12. Haz seguimientos 
  13. Haz pausas 

#1. Define metas personales y haz una autoevaluación continua 

El feedback de tus líderes es importante, pero para tener características de un buen vendedor debes tener sus propios mecanismos de control de desempeño. 

Establecer metas y objetivos personales es fundamental para tu crecimiento. 

De esta forma, comienzas a prepararte para hacer tu planificación, tópico que abordaremos enseguida. 

Además, tener metas claras te ayuda a no perder el enfoque y a visualizar el objetivo final de determinada actividad. 

Cuando hablamos de metas, la mayoría de la gente piensa en algo a largo plazo. Sin embargo, además de tus metas anuales y mensuales, es muy importante definir también tus metas semanales y diarias.

Estas metas personales sirven tanto para definir las prioridades como también para consulta y referencia. 

¡Es importante también que estas metas tengan plazos y que te esfuerces para alcanzarlas! Eso está directamente relacionado con tu motivación personal

#2. Planifícate 

¡Quienes tienen características de un buen vendedor son capaces de aprovechar al máximo su tiempo! Para eso, se necesita crear un plan de trabajo, es decir, planear tus tareas diarias, ser organizado y definir tus acciones.

Para comenzar la semana de forma estructurada, reserva un momento para planificar tus actividades, analizar las cosas que tienes pendientes y los proyectos personales y profesionales que necesitas desarrollar. 

Elige un día para esa planificación y dedica 30 minutos a estructurar la semana siguiente. Me gusta hacerlo los domingos que, normalmente, es un día más tranquilo y de descanso. 

Quítate los asuntos pendientes de la cabeza y ponlos en tu agenda. Úsala como un organizador de tiempo.

Y recuerda que esa planificación semanal, si es necesario, puede ser modificada en el transcurso de la semana.

#3. Ten autonomía 

La autonomía no es nada más que poder cambiar tus tareas con libertad y eficiencia, tener conocimiento para tomar tus decisiones, y así proponer y buscar soluciones para tu negocio.

Esto no quiere decir que vas a pasar por encima de tu gestor o de los demás superiores de la empresa, todo lo contrario. 

Aquí tienes una lista de 7 características importantes de un profesional con autonomía: 

  1. Sabe hasta dónde puede llegar; 
  2. Está concentrado en la resolución de problemas; 
  3. Elige las mejores prácticas para facilitar su trabajo; 
  4. Tiene libertad para conversar con sus líderes sin temor; 
  5. Es productivo y se empeña; 
  6. Desarrolla nuevas habilidades siempre; 
  7. Se reinventa y crea nuevas formas de trabajar. 

#4. Ten sentido de urgencia 

Para comenzar a hablar sobre este tema, vamos a mostrar lo que no es tener sentido de urgencia: 

  • No es dejarlo todo para última hora; 
  • No es desesperarse; 
  • No es saltarse etapas de la planificación; 
  • No es estresarse con cualquier problema que cambie tus planes; 
  • No es tomar decisiones sin pensar. 

Las personas proactivas tienen un sentido de urgencia diferenciado, pues logran percibir las demandas antes que alguien las pida. 

Tener sentido de urgencia es reconocer la necesidad de resolver las cuestiones pendientes lo más rápido posible para estar disponible para las próximas ventas. 

¡Es optimizar tu tiempo, priorizar lo que es importante y lograr hacer más en menos tiempo! 

#5. Ten cuidado con tu inteligencia emocional 

Poseemos dos tipos diferentes de inteligencia: racional y emocional. 

La emocional se refiere a la manera como las personas lidian con sus propias emociones y con las de las personas a su alrededor. 

Las personas que tienen características de un buen vendedor deben tener la capacidad de entender y controlar sus emociones. 

Como consecuencia, se sentirán más seguras para brindar una atención de buena calidad, crear relaciones y así, ser más eficientes y aumentar su desempeño. 

Recuerda: las emociones negativas destruyen la atención y la concentración, afectando la capacidad cognitiva. 

#6. Mantente actualizado 

El profesional de ventas no debe nunca basar su trabajo solo en alcanzar sus metas, pues estas son consecuencia de su desempeño. Y su desempeño depende también de mantenerse actualizado con respecto al mercado en el que actúa. 

Para mantenerte actualizado, puedes: 

  • Buscar nuevas herramientas de ventas y abordaje; 
  • Saber las tendencias del mercado; 
  • Darles seguimiento a los cambios en el perfil de tu público objetivo; 
  • Entender el negocio y las áreas de tu empresa; 
  • Conocer a la competencia
  • Identificar y prepararte para lo que puede perjudicar las ventas. 

Entrenamiento, información y conocimiento son la base de tu éxito – no basta tener talento y creer que es suficiente. 

El mercado pasa constantemente por cambios, por eso, es absolutamente necesario buscar capacitación continua. 

La inseguridad es un sentimiento muy común entre los vendedores que no tienen conocimientos o habilidades suficientes y eso puede ser un gran impedimento a la hora de negociar con el cliente. 

#7. Conviértete en un especialista en tu producto/servicio 

¡Tienes que ser el mejor en tu segmento! 

Muéstrale a tu cliente que realmente entiendes el mercado y lo que estás vendiendo. Infórmate sobre los beneficios y también sobre los puntos de mejora de tu producto. 

Muestra resultados, cuenta historias inspiradoras, ofrece informaciones relevantes y demuestra las soluciones reales para tu público. Eso te dará credibilidad y confianza. 

Consejo: entrega el mayor beneficio de tu producto en las copys de ventas que utilizas en tus páginas de ventas, correos, etc. 

#8. Aprende a escuchar y a comunicarte 

A diferencia del estilo de venta convencional que se comunica a través de discursos preconcebidos, la venta consultiva parte de una habilidad muy importante: saber escuchar

Hacer preguntas relevantes y realmente entender los puntos de dolor de tu cliente es fundamental para trabajar tu argumentación, centrada en solucionar un problema real. 

Es necesario crear relaciones y demostrar que te preocupas de verdad por tus clientes. 

La manera de comunicarte dice mucho sobre ti.  Por eso, sé articulado, aprende a conversar y a escribir de manera clara, objetiva y correcta, tanto con tu cliente como con tus colegas de trabajo. 

Además, es importante recordar que la comunicación no se resume solo a lo que tú dices. Presta atención a tu lenguaje corporal y postura. 

#9. Aprende a negociar 

Ten algo en mente: el cliente siempre va a argumentar

Por eso, tienes que ser creativo y saber utilizar bien tus argumentos en una negociación. 

Procura presentar claramente los beneficios del producto/servicio y busca soluciones eficaces para el cliente para poder revertir cualquier argumentación negativa. 

Es importante que logres adaptar tu abordaje a lo que tu cliente va a argumentar sin perder el ritmo. Pero, no te preocupes, ¡cualquiera puede desarrollar la habilidad de negociar con estudio y entrenamiento! 

#10. Crea conexiones 

El ambiente de ventas es altamente competitivo, pero también propicio para crear muchas conexiones, pues ofrece contacto con muchas personas. 

Establecer relaciones saludables y de confianza tanto con colegas como con clientes, proveedores y amigos es fundamental para crear buenas oportunidades de negocio. 

Puedes atraer a personas que pueden actuar en tu Central de Colaboradores o, de una forma ejemplar, crear nuevos productos con otra persona, estableciendo una relación de coproducción. 

#11. Haz prospección 

No basta solo atender a los clientes, negociar y finalizar las compras. 

Alguien con características de un buen vendedor está siempre buscando nuevas posibilidades de negocio. Por lo tanto, es importante estar atento a las oportunidades y siempre reconocer a nuevos clientes. 

Cuando participes en ferias, charlas, cursos y otros eventos que favorezcan el networking, procura conocer personas nuevas y muestra interés por su negocio.

Establece conexiones de buena calidad con tu red de contactos. La calidad es más importante que la cantidad. ¡Piensa en eso! 

#12. Haz seguimientos 

Muchos profesionales de ventas pecan al creer que el trabajo acaba en el momento en que el consumidor realiza la compra. 

El seguimiento es útil para medir la satisfacción de tu cliente después de la compra. 

A través del seguimiento, vas a saber, entre otras cosas, si está usando tu producto, cómo está siendo su experiencia y podrás demostrarle que te preocupas por él. 

Este es un detalle muy importante para mantener una buena relación con tu cliente y garantizar que esté comprometido con tu marca y adquiera otros productos/servicios. 

#13. Haz una pausa 

No te olvides que descansar también es importante, ¿ok?

Cuando te des cuenta de que tienes muchas tareas acumuladas y no estás entregando tanto como deseas, permítete una pausa

El exceso puede bloquear tu productividad y creatividad. 

Vete a tomar un café o agua, conversa un poco con un colega, escucha música. ¡Deja que tu mente organice las ideas que están confusas y luego vuelve al trabajo! 

Nunca te olvides de cuidarte, ¿ok? 

Bueno, ¿te gustaron nuestros consejos? ¡Espero que te ayuden a tener características de un buen vendedor en menos tiempo! 

Para mejorar aún más tus habilidades, no dejes de leer también nuestro post con 4 estrategias de ventas para productos digitales.

 

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.