Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

¿Vale la pena estudiar una carrera a distancia?

¿Vale la pena estudiar una carrera a distancia?

¡Descubre si este modelo de educación es para ti y no te pierdas nuestros consejos para estudiar en la modalidad online!

Las carreras universitarias EAD (de educación a distancia) son un tipo de formación que está cada día siendo más buscada.

Con las posibilidades que  Internet nos brinda hoy, muchas personas están interesadas en saber más sobre esta nueva forma de enseñanza. Y por ser todo muy nuevo, antes de decidirnos precipitadamente, es importante saber si vale la pena.

De hecho, una carrera a distancia puede resolver muchos problemas por ser más barata, ofrecerle más libertad y autonomía al alumno, etc.

Sin embargo, lo que muchas personas no saben es que exige mucha más disciplina y organización personal en comparación con la educación presencial, entre otros detalles que deben ser analizados con cautela antes de tomar la decisión.

Entonces, si eres una de esas personas que está pensando en optar por estudiar una carrera a distancia y todavía estás con dudas o tienes interés en saber más sobre el tema, este post es para ti.

¿Vamos?

Índice
¿Qué es y cómo funciona una universidad a distancia? ¿Qué debe tenerse en cuenta? ¿Cómo elegir tu carrera a distancia? 6 consejos para estudiar online

¿Qué es y cómo funciona una carrera universitaria a distancia?

La Educación Superior a Distancia es una modalidad de educación superior en la que la enseñanza y el aprendizaje suceden, en su mayor parte, a través de recursos tecnológicos y comunicacionales, como clases virtuales.

Es decir, el alumno y el profesor no necesitan encontrarse presencialmente para que las actividades educativas ocurran. Casi todo el proceso puede realizarse digitalmente y el alumno puede incluso elegir el horario que desea asistir a las clases.

Este tipo de educación está previsto en la constitución de varios países y incluso está regulado por el Ministerio de Educación de muchos países.

Funciona por medio del acceso del alumno a una plataforma ofrecida por la Universidad, a través de la cual va a asistir a las clases, realizar las actividades y hasta las pruebas.

Sin embargo, no está permitido que el curso se efectúe en línea en su totalidad. Algunas instituciones exigen al menos algunos encuentros presenciales. Estos encuentros pueden ser presentaciones de trabajos, realización de pruebas o clases prácticas.

¿Qué debe tenerse en cuenta?

Además de entender sobre la educación a distancia, debes tener en cuenta que la decisión de hacer o no una carrera a distancia depende mucho de tus objetivos, tu perfil de estudio y de la importancia que tiene para ti la carrera.

¿Recuerdas que hicimos mención acerca de la necesidad de ser disciplinado?

Esa exigencia tiene lugar porque no vas a tener a nadie allí para recordarte todos los días lo que debes hacer, tienes que organizar tu tiempo, y eso también presupone mucha determinación.

Otro punto es entender y evaluar tu real necesidad de elegir una carrera por Internet.

En el caso de quien trabaja y tiene poco tiempo para los estudios o si el desplazamiento hasta la universidad es muy difícil y caro, la opción a distancia es una buena opción.

Y, claro, siempre es bueno que la decisión esté acorde con tus objetivos profesionales.

Para ponerlo más fácil, vamos a pasar ahora por algunas ventajas y desventajas de hacer una carrera universitaria a distancia:

Ventajas

Es más barato

Una ventaja significativa para quien está con dudas es el precio.

Realmente, los cursos a distancia tienden a ser más baratos y eso tiene una explicación:

  • Suponen menos gasto en infraestructura;
  • Un curso puede matricular a más alumnos de los que normalmente recibiría en la universidad presencial;
  • La universidad también puede contar con un menor número de profesores, ya que las clases son digitales y pueden ser grabadas o transmitidas en vivo de un solo polo a varios alumnos en diversas localidades.

Ahorro de tiempo

La carga horaria de los cursos a distancia varía de acuerdo con cada Proyecto Pedagógico del Curso, pero generalmente la duración total es igual o similar a la de los cursos presenciales.

Sin embargo, lo que lleva al ahorro de tiempo es que no necesitas desplazarte hasta la universidad y puedes ejercer las actividades en el ritmo y la hora que prefieras. ¡Estas pequeñas cosas hacen una gran diferencia!

Autonomía en los estudios

En las carreras a distancia, el profesor es el propio alumno, o sea, tú puedes decidir cómo estudiar, a qué hora lo harás y el ambiente ideal para desarrollarlo.

Tener más autonomía en los estudios no solo proporciona más libertad y confort, sino que ayuda a desarrollar características que van a ser buenas para tu futuro en el mercado laboral.

El diploma es tan reconocido como el de cursos presenciales

Puede que hoy, incluso con el avance de la tecnología y del mundo digitalizado, mucha gente crea que la universidad EAD no tiene el mismo valor que la universidad presencial.

Pero, como ya lo sabes, la educación a distancia es reconocida por algunos ministerios de educación y forma profesionales igualmente calificados.

Hoy por hoy el número de profesionales que forman en este tipo de universidad sigue siendo pequeño y hay una cierta resistencia en el mercado.

Sin embargo, la tendencia es que el número de alumnos que opten por esa modalidad aumente cada vez más. En consecuencia, el mercado va reconociendo la equivalencia.

Es una de las modalidades de educación que más crecen

Según investigaciones, la educación a distancia es la que más crece en muchos países del mundo.

El avance de la tecnología también nos dice mucho sobre el futuro de la educación, ya que está siendo importante para llevar más oportunidades y democratización a la enseñanza.

Así, la tendencia es que la modalidad a distancia vaya ganando progresivamente aún más simpatizantes. Incluso las universidades presenciales se están adaptando a la tecnología y adoptando algunas materias semipresenciales en sus cursos.

Desventajas

Es un nuevo modelo

El hecho de que la educación a distancia sea un modelo relativamente nuevo asusta a muchas personas. En consecuencia, muchos tienen dificultades en  adaptarse a estas nuevas herramientas.

Sin contar que la resistencia de la sociedad y la falta de reconocimiento, muchas veces por falta de información, pueden convertirse en un obstáculo.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que todo lo que es nuevo pasa por esa barrera al principio.

Depender de Internet y de un buen dispositivo

Para asistir a las clases, participar en webinars y realizar otras actividades en línea, los alumnos necesitan tener un dispositivo electrónico – sea ordenador, tablet o el propio celular – que funcione bien, pues ese dispositivo será su principal herramienta de estudio.

Además, es esencial tener una buena conexión a Internet que les permita acceder a las herramientas online sin perjudicar su proceso de aprendizaje.

Menos contacto físico e instantáneo con alumnos y profesores

No podemos negar que, a pesar de que la enseñanza EAD posibilita el contacto entre profesores y alumnos y entre los propios alumnos con la tecnología digital, la distancia puede ser un complicador cuando pensamos en una respuesta instantánea y en un contacto más cercano.

Cada persona debe evaluar su perfil de estudio.

Muchos creen que no tener el contacto físico diario del aula es un punto crítico, otros ya creen en lo práctico que resulta tener tiempo de escribir un comentario, manifestar las dudas en línea y contar con la información disponible en la web.

Exige mucho compromiso y organización

No hay otra alternativa: si quieres alcanzar tu meta y graduarte en alguna carrera universitaria a distancia, comprometerte tiene que ser tu prioridad.

No es porque no tienes clases diarias y hay libertad de horarios que va a ser más fácil.

Por el contrario, vas a tener textos que deberás leer, plazos que deberás cumplir y, queriéndolo o no, vas a tener que dedicar un tiempo diario a los estudios, y quien va a tener que motivarte eres tú mismo.

¡Pero sigue leyendo el texto que, en un ratito, voy a darte algunos consejos para que superes ese reto!

¿Cómo elegir tu universidad a distancia?

Después de entender todo sobre la universidad a distancia, es más fácil decidir si es la mejor opción para ti o no. Y, si lo es, aquí van algunos consejos para que elijas bien:

  • Verifica primero si el curso que deseas tiene el modelo a distancia y descubre qué universidades lo ofrecen y si están de acuerdo con las normas del Ministerio de Educación de tu país. En las páginas web de los Ministerios normalmente disponen una lista de los cursos aprobados.
  • Analiza si la universidad posee una plataforma de enseñanza de alta calidad, considerando que es a través de ella que todo el proceso de enseñanza tendrá lugar.
  • Evalúa la valorización del curso escogido en el mercado y si la universidad va a ofrecerte toda la información y el material necesario para tu formación.

6 consejos para estudiar en línea

1- Ten un objetivo claro

Establecer un objetivo debe ser una etapa importante de cualquier elección en nuestras vidas. Es a partir de un objetivo bien definido que conseguimos pensar en el camino que vamos a seguir para alcanzarlo.

Sabiendo lo que queremos alcanzar, es más fácil tener motivación y ya sabes que la automotivación es muy importante para quien va a estudiar a distancia.

2- Organiza tu tiempo

La gestión de tiempo es imprescindible para cumplir con las tareas de la universidad. Por eso, haz un cronograma de tu día, dedica un tiempo a los estudios e intenta al máximo seguir los horarios que definas.

Cuando no tenemos a alguien que nos recuerde que tenemos que hacer alguna cosa, tendemos a dejar todo para después o incluso olvidarnos de los quehaceres.

Para que esto no suceda, una sugerencia es planificarse utilizando herramientas de organización de tareas y poner alertas. Hay algunas aplicaciones que te pueden ayudar en este aspecto, como: Google Keep, Evernote, Trello y Todoist.

3- Elige un ambiente adecuado

Las ganas de estudiar en casa no siempre están presentes, pero hay ciertas cosas que puedes hacer para animarte.

Puede ser que creas que la cama es el lugar más cómodo para estudiar, está bien, siempre y cuando sea un lugar tranquilo, con buena conexión a Internet y de forma que no perjudique tu salud.

Imagina que vas a tener que pasar horas viendo las clases en línea y haciendo las actividades. ¡Entonces trata bien a tu columna!

Mi consejo es tener un ambiente adecuado, con una mesa y una silla para que te concentres mejor, sin ruidos externos o cualquier otra distracción.

Por supuesto que no es una regla el estudiar en ese ambiente todos los días. Habrá días en los que asistirás a una clase fuera de casa o harás alguna tarea en el sofá.

Sin embargo, tener ese lugar con el que puedes contar cuando necesitas una concentración mayor es fundamental.

4- Prioriza una buena conexión y buenos equipos

No va a ser nada bueno retrasar tus trabajos o perder una prueba por problemas de Internet. Obviamente ese tema es uno de los principales para quien elige hacer una carrera universitaria a distancia.

De esta forma, es bueno que evalúes tu Internet antes de iniciar los estudios, eligiendo un servicio de alta calidad y con una conexión apropiada.

Además, tener uno o más dispositivos electrónicos equipados con cámara, micrófono y auriculares es de igual importancia para tu vida académica en línea.

5- Evita distracciones en Internet

En cualquier actividad que estés realizando, ciérrale las puertas a los sitios que no tengan que ver con tu estudio, principalmente de las redes sociales. Cualquier ruido de notificación puede entorpecer tu razonamiento.

Y por más que parezca imposible resistirse a la increíble facilidad que Internet nos proporciona de buscar alguna duda mientras lees un texto, o ver un vídeo mientras haces alguna actividad, trata de hacer una cosa a la vez.

Ten conciencia de que estos consejos tienen sentido para que puedas concentrarse mejor y ser más productivo.

Con eso, absorbes la información de manera más efectiva, ayudas a tu cerebro y, consecuentemente, aumentas tu desempeño en las evaluaciones.

6- Participar y mantenerse motivado

Considera todos los consejos anteriores y descubre tu propio método de estudio, tómalo como una rutina y establece metas diarias. ¡Así creas estrategias de automotivación destinadas a  continuar persistiendo en tu principal objetivo, graduarte!

Además, aprovecha todo el material y las herramientas disponibles en la universidad para que explores nuevas cosas siempre y aprendas más.

No tengas miedo de preguntar cuando tengas dudas, únete a otros alumnos y participa en discusiones y encuentros.

Conclusión

Hacer una carrera universitaria a distancia es una realidad más cercana de lo que uno se imagina, ya que está creciendo y convirtiéndose en una solución definitiva para la educación.

Si todavía tienes dudas sobre esta opción de estudio, lee nuestro post con las ventajas y desventajas no solo para alumnos, sino también para profesores. ¡No te lo pierdas!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.