Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Minicurso Hotmart

Você é professor?

Já tem conteúdo para ensinar?

Comece 2019 com o pé direito e sendo dono de seu próprio negócio.

Aprenda a criar seu curso online de forma gratuita.

QUERO ACESSAR O MINICURSO
Cerrar Hotmart Start

¡Hotmart ha llegado a México y queremos encontrarnos contigo en un momento increíble!

México ¡Me interesa!

A la medida: cómo hacer contenidos para blog, redes sociales e e-mail

A la medida: cómo hacer contenidos para blog, redes sociales e e-mail

¿Quieres tener más clientes y fidelizarlos? Aprende cómo crear contenidos para las tres principales plataformas de divulgación del marketing de contenidos.

Para el mundo de las comunicaciones, ha dejado de ser un asunto nuevo eso de que crear contenidos es lo que está marcando la parada de las estrategias del marketing digital y quien está constituyendo la base tanto de nuestro conocimiento actual como de entretenimiento.

Y es que claro, el contenido, en sus diversas formas: texto, imagen, video, audio, entre otros, se ha convertido en la principal herramienta para atraer a personas, convertirlas en clientes y fidelizarlas. De ahí la importancia que el medio le está dando.

Aunque claro, su auge no solo es porque cuenta con las diferentes presentaciones y formatos sino porque atiende a una cuestión fundamental: la resolución de problemas reales de las personas y su aparición en el momento adecuado.

Es más, recordemos bien que un contenido se define como un regalo útil que los anunciantes pueden darle a las personas para que estas obtengan información práctica sobre un tema en particular y así adquirir mayor visibilidad como marcas o empresas y convertirse en el acceso directo para la construcción de audiencias y consecución de clientes.

Muy bien, claros hasta aquí que el contenido es una pieza clave para las comunicaciones actuales, pero, crear contenidos en sí, implica un gran esfuerzo, dedicación y mucho estudio sobre el comportamiento de los públicos, con el fin de saber presentarlos bien en frente de ellos.

Además, fuera de la creación de contenidos, es también fundamental aunarlos a estrategias adecuadas de divulgación. Pero, antes de continuar, vale la pena resaltar que lo que hablaremos a continuación, es justamente sobre cómo crear contenidos para las tres principales plataformas de divulgación del marketing de contenidos: blogs, redes sociales e email.

Cómo crear contenidos adecuados:

Primero lo primero. No podemos hablar sobre cómo crear contenidos adecuados sin saber qué es uno; ¿verdad?

Ahora bien, lo que aquí entendemos como un contenido adecuado, es aquel que llama la atención en las diferentes plataformas de divulgación, gracias a su construcción dirigida tanto a responder a las dudas de las personas para serles útil, como a cumplir las exigencias de los motores de búsqueda para posicionar. Un esfuerzo en doble vía.

Para lograrlo, es necesario contar con un productor de contenidos que tenga el dominio de las particularidades y garantice que el contenido atraiga a personas y corresponda siempre a la plataforma de divulgación. Por lo tanto, estas particularidades son:

Estas tareas, aunque no son cortas ni rápidas de hacer, son las que hacen que un contenido realmente valga la pena y los usuarios encuentren en lo que haces, un diferencial ante la saturación de la información.

Tipos de contenidos

Existen una gran diversidad de formatos de contenidos. Con solo los que son textuales, tenemos hasta para contarte sobre 58 tipos de contenidos diferentes.

Entre los demás, encontramos:

Datos presentados con el auxilio de recursos visuales.

  • Gráficos de información resumida

Ejemplo de gráfico de información resumida

Muy parecido al infográfico, solo que con información más resumida. Perfectos para la divulgación en redes sociales.

Un seminario impartido en línea.

  • Vídeos
  • Guest posts

Intercambio de artículos de interés entre blogs con públicos y temas afines.

  • Podcasts

Publicaciones digitales periódicas en audios o vídeos.

  • E-books

Libro en formato electrónico de acceso gratuito con información valiosa para el lector interesado.

Y muchos más.

Ahora te estarás preguntando, ¿por qué hablar de los tipos de contenidos, aunque haya sido de manera breve, cuando querías saber sobre la producción de contenidos?

Bien. Sucede que primero debemos tener claro que existen diferentes tipos de contenidos para entender cómo estos pueden encajar en las plataformas de divulgación. Es más, dichas plataformas no tienen cómo sustentarse sin la existencia previa de alguno de estos contenidos.

Cómo crear contenidos para blog, redes sociales e email

Como bien lo mencionamos, el blog, las redes sociales y los emails son las principales plataformas que usamos en el marketing de contenidos para divulgar. Cada una de ellas cumple funciones diferentes y, aunque la base de creación de contenidos sea igual: buyer personas, calidad, SEO, pertinencia; sus formatos corresponden a producciones y estrategias diferentes.

Blog

Un blog es un sitio en la Internet en la que se publican textos, imágenes, videos u otros, de manera periódica. Sirven no solo para tales publicaciones, sino también para abrir un espacio de interacción con los visitantes afines a los temas, para ampliar información, resolver dudas y problemas, generar visibilidad, promocionar productos, etc.

Tipos de contenidos para blog

El blog es el lugar predilecto para albergar contenidos de todos los tipos. Generalmente, en un blog puedes encontrar contenidos tales como:

Imágenes: correctamente optimizadas y que sirvan para complementar un texto, por ejemplo.

Videos: producciones audiovisuales acompañados por explicaciones textuales o introducciones.

Infográficos: gráficas explicativas sobre un tema específico.

Artículos: la especialidad del blog. Textos informativos y entretenidos para aprender sobre un determinado tema.

Ebooks: Si bien los ebooks se divulgan en Landing Pages, los blogs pueden dar a conocer la existencia de los ebooks mediante artículos introductorios. Conoce un ejemplo de artículo introductorio aquí: SEO: la guía para conquistar el primer puesto.

Entre otros.

Cómo producir contenidos para blog

Este tema merece un artículo profundo y por aparte que hable al respecto, no obstante, por cuestiones de agilidad de este contenido, expondremos de manera general la producción de contenidos para blog.

Para comenzar la producción necesitas: saber qué, cómo y cuándo escribir.

Qué escribir:

Supongamos que tu blog es sobre Marketing de Contenidos. Luego, busca los temas afines al tema, por ejemplo: producción de contenidos, contenidos en redes sociales, tipos de marketing, público objetivo, definición de metas, entre otros.

Con la lista de temas afines, date a la tarea de investigar a profundidad y de buscar tendencias. Solo en ese estudio, sabrás muy bien sobre qué escribir para tu blog.

Por lo tanto, hazte este par de preguntas y en su respuesta, sabrás por dónde iniciar: ¿Cuál es el tema principal de tu blog?, ¿qué temas internos son los que generan mayor interés?

Cómo escribir:

Este es uno de los puntos más complicados, pero vamos a hacer una checklist que te ayudará a escribir tus contenidos para blog:

  • Crea una buyer persona
  • Selecciona el tema
  • Investiga palabras clave del tema y selecciona una principal; el resto, que deben estar relacionadas, servirán para usar a lo largo de la escritura.
  • Crea un borrador del texto.
  • Piensa en dos títulos: Título SEO y título interno. El título SEO es el que tiene la función de dar los motivos por los cuales hacer clic en el enlace y sirve para ser identificado por los buscadores. El título interno da las razones al lector para leer el contenido.
    Nuestra recomendación es crear ambos títulos antes de redactar el texto, para que delimites la extensión y los temas a tratar. No obstante, una vez termines de escribir el contenido, regresa a los títulos para ajustarlos, si es necesario.
  • Cuerpo de texto: Sigue la estructura básica de redacción: introducción, nudo y conclusión. Cuida de la escaneabilidad, es decir, que el texto visualmente sea atractivo para leer: divide el texto en subtítulos y usa imágenes.
  • CTA: El llamado a la acción. Incluye siempre un llamado en tus contenidos sea en medio del texto o al final. Ambas posiciones tienen diferentes razones de ser: en el medio sirve para que el lector amplíe sobre un tema en particular ingresando a otro enlace, y al final, sirve para una acción como: compartir el contenido, comentar, entre otros.
  • No podemos dejar nunca de lado el SEO; debemos contar con textos y títulos optimizados, urls amigables, meta descripciones adecuadas.
  • Divulgación: finalmente, una vez tus contenidos estén listos en el blog, ha llegado el momento de difundirlos en otros medios para alcanzar más personas.
Cuándo escribir:

Toma un calendario, sea físico u online. Observa las fechas. Verifica si hay alguna fecha especial próxima como: aniversario de tu empresa, festivos, fechas patrias, entre otros. De este modo, lograrás programar tu tiempo y prepararte siempre para atender las demandas de tu blog o pensar en un plan b con tiempo.

El calendario, además, sirve no solo para identificar fechas importantes, sino para crear una frecuencia con la que el lector te identificará, ya que sabe que encontrará siempre allí  contenidos de su interés.

¿Quieres que tu blog se diferencie de los demás? Ingresa al siguiente artículo: cómo hacer un blog diferente.

Redes sociales

Las redes sociales son sitios web en los que las personas se conectan con sus amigos, conocidos y familiares, con el fin de compartir contenidos, interactuar y crear comunidades sobre temas de interés, sea de trabajo, lecturas, juegos, entre otros.

Con el auge, las marcas, empresas y negocios comenzaron a sentirse interesados por el alcance de las redes sociales y decidieron ingresar a estos medios. No obstante, existe en este propósito una regla puntual que debe respetarse:

Las personas quieren conectarse con las personas, no solo obtener actualizaciones de un negocio o un producto. Por eso es importante que una marca se comunique de manera personal y humanizada. Debe presentarse siempre útil e interesante a los problemas o intereses de los usuarios.

Tipos de contenidos para las redes sociales

Las redes sociales, más que ser lugares para la creación de contenidos, son espacios indispensables para la divulgación de los mismos. Claro que pueden surgir nuevos contenidos y que sean exclusivos para las redes sociales, pero su fin último, en el marketing de contenidos, es hacer que los usuarios interactúen, se sientan atraídos por la comunicación e ingresen, finalmente, al blog o sitio web.

Por lo tanto, los tipos de contenidos para las redes sociales son los mismos del blog: artículos, ebooks, imágenes, infográficos… aunque claro, hay que resaltar que tienen una predilección más alta por lo visual. No obstante, siendo posible divulgar los mismos formatos de contenidos, la diferencia está en la forma en la que se presentan.

Cómo producir contenidos para las redes sociales

Siguiendo la misma dinámica de los blogs, a continuación, una checklist de lo que necesitas tener en cuenta para la producción de contenidos en las redes sociales:

Qué producir:

Antes de sentarte a crear contenidos para redes sociales, debes tener claros tus objetivos con la red. Es decir, ¿qué pretendes con divulgar en las redes sociales? ¿quieres enganchar, generar interacciones, que compartan tus contenidos, generar clics a tu sitio o blog, despertar polémicas, informar?

En otras palabras, para saber qué producir, primero debes saber muy bien cuál es el objetivo a cumplir.

En segundo lugar, debes entender muy bien la red social en la cual quieres comunicarte. No es lo mismo anunciar en Instagram donde los contenidos son netamente visuales que anunciar en Twitter donde priman los textos. Por lo tanto, elige la red social y aprende muy bien primero el tono de comunicación de esa red social. Luego, con el tono de la red claro, pon el tono de comunicación de tu marca a dialogar con el de la red. Así sabrás cómo debes hablar con las personas de las determinadas redes sociales.

Con el objetivo claro y la red elegida, podrás elegir el tipo de contenidos que quieres divulgar para las diferentes comunicaciones.

Cómo producir
  • Segmenta tu audiencia. ¿Quién es la persona que te sigue en las redes y qué es lo que quiere saber de ti?
  • Ten en mente los 3 pilares de los contenidos en las redes: informar, entretener y ser útiles.
  • No intentes vender siempre en las redes sociales. Encuentra la armonía entre el buen contenido con una buena promoción.
  • Recuerda que las redes sociales sirven para divulgar los contenidos, así que aprovecha el espacio para generar contextos, comunidades y universos.
  • Sé breve. Si bien hay redes sociales que permiten generar mayor cantidad de textos introductorios o provocativos, procura siempre la brevedad. La creatividad con pocas palabras y contundente, puede llegar a decir cosas importantes. Además, siendo breve, te aseguras de que ninguna de las redes corte tu texto, escondiendo el resto tras los famosos tres puntos para desplegar.
  • Usa emojis entre los textos. Los emojis hacen parte de la naturaleza de las redes sociales, además, generan empatía con el lector. Mira en la imagen, un ejemplo de uso:

utiliza emojis en tus textos

  • Siempre deja a disposición un link con el cual las personas puedan dirigirse al sitio, blog o inclusive otras redes sociales. Todo depende del objetivo, ¿recuerdas? ¿quieres generar tráfico en el blog, conseguir seguidores?
  • Genera textos en diferentes estilos. Utiliza preguntas, signos de admiración, crea misterio.
  • CTA: llamados a la acción claros. ¿Qué quieres que la persona haga con el contenido? Invítala a ingresar si se trata de un artículo, a compartir, a comentar.
Cuándo producir

De igual modo, ten presente tanto fechas especiales y crea un calendario organizado de redes sociales. A diferencia de un blog, las redes sociales necesitan ser actualizadas todos los días e incluso varias veces al día.

Las redes sociales son un organismo vivo; las personas están en tiempo real interactuando contigo, por lo tanto, requieren de ti produciendo siempre.

Email

Un email (electronic mail), en español, correo electrónico, es una aplicación de Internet que permite la creación, recepción e intercambio de mensajes.

Ha sido una herramienta de comunicación muy útil en las últimas décadas y la mercadotecnia se encuentra haciendo uso de la principal ventaja: la comunicación a nivel personal.

Es un medio muy importante en la actualidad y la plataforma que más respeto requiere a la hora de crear comunicaciones.

Tipos de contenidos para emails

Los emails son un espacio que las marcas pueden usar para entrar en contacto consentido y directo con los usuarios. Los contenidos que se envían en un mail debe ser cuidadosamente seleccionados para no correr el riesgo de convertirse en spam.

Todos los formatos que hemos hablado con anterioridad: videos, imágenes, textos, ebooks, son permitidos, pero, a diferencia de los dos medios abordados con anterioridad, un email apela por la diversidad, pero no por la cantidad.

Las personas cuentan con tiempos fijos para revisar su bandeja de entrada, por lo tanto, está en ti convertirte en su prioridad al mostrarte atractivo y siempre mostrando información que la persona sí quiere recibir. No es para enviar infinitos mensajes promocionales de producto.

Cómo producir contenidos para email

Regla de oro: si es un medio personal, haz sentir al usuario que el mensaje que envías es personal.

Qué enviar

Un email es una forma de comunicación que debe ser directa y clara. De igual modo, debe ser el objetivo del envío. ¿Qué pretendes enviando un email? ¿generar tráfico en el blog, promocionar un evento, generar leads, fidelizar?

Cuando tienes un objetivo de envío claro, es más fácil saber qué tipo de contenido enviarás: una imagen con una invitación a un evento, un artículo noticioso, un video educativo, son algunos de los ejemplos.

Cómo escribir
  • Primero: piensa en el asunto. Al igual que un título de blog, crea el asunto basado en los objetivos de envío. De esta forma, delimitas los temas a abordar en el email. Regresa al asunto una vez termines el mail para asegurarte de que aún concuerdan.
  • En los asuntos puedes usar el misterio, la comedia, hacer preguntas o usar emojis. Solo aseguráte de que sean títulos cortos.
  • El cuerpo de texto debe ser hecho de forma tal que la persona sienta que le hablas directamente. Debe ser breve pero sustancial.
  • Procura comenzar con buenas introducciones que dejen claro, a la persona, el objetivo del mail.
  • Presenta el contenido de forma simple. Puedes crear una historia o un contexto a la situación. Mira un ejemplo de esto:

contexto en un email

  • Resalta en el texto las ideas más importantes con negrita, con un color diferente o con mayúsculas; pero no abuses del recurso.
  • Usa párrafos cortos pero hilados.
  • Mucho cuidado con la ortografía. Una vez envías un email, no hay vuelta atrás.
  • Ten cuidado con los envíos; filtra las listas de contactos según los intereses.
  • Deja tus datos de contacto disponibles.
  • Deja visible la posibilidad de cancelar la suscripción. Es mejor dejar ir a un usuario que no quiera recibirte más, que ganarte un espacio en la bandeja de spam.
  • CTA: Como siempre, debe haber una intención de fondo: que el usuario haga clic, comparta, ingrese. Para ello, deja links visibles con mensajes claros diciéndole qué quieres que haga con el link: ingresa, comparte, lee, entra a las redes sociales, entre otros.
Cuándo enviar

La frecuencia del envío es fundamental. Establece un día de la semana y hazle saber al usuario desde el comienzo cuándo y por qué comenzará a recibir tus correos. Establecer un patrón de días es importante porque así el usuario sabrá cuándo esperarte y no te convertirás en spam.

Para terminar

No siendo más, este artículo tenía la intención de ser un panorama general sobre cómo crear contenidos para cada una de las plataformas fundamentales: blog, redes sociales e email. Vale la pena resaltar que cada una de las plataformas merece un artículo a profundidad que explique con detalle cómo hacer cada uno de los pasos.

No siendo más, esperamos que haya sido de utilidad, por lo menos para identificar los puntos fundamentales de la creación de contenidos.

Este artículo fue producido por Marketing de Contenidos, Rock Content.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.