Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Minicurso Hotmart

Você é professor?

Já tem conteúdo para ensinar?

Comece 2019 com o pé direito e sendo dono de seu próprio negócio.

Aprenda a criar seu curso online de forma gratuita.

QUERO ACESSAR O MINICURSO
Cerrar Hotmart Start

¡Hotmart ha llegado a México y queremos encontrarnos contigo en un momento increíble!

México ¡Me interesa!

Como estructurar tu infoproducto

Como estructurar tu infoproducto

Descubre en este post algunos consejos importantes sobre cómo estructurar tu producto digital y aumentar tus conversiones.

Construir una buena estructura para tu infoproducto es decisivo para la calidad del material.

La organización de las ideas influye directamente en la interpretación del contenido más claramente por parte de tu público y por lo tanto requiere la atención a algunos detalles.

Para ayudarle en esta tarea, separamos algunos consejos importantes sobre cómo estructurar tu producto digital:

Organizar una narrativa coherente

Cualquiera que sea el tipo de producto digital elegido, antes de producirlo tienes que elaborar un guión. Eso te ayudará a estructurar todas las informaciones que deben estar contenidas en el material. Para esta organización es importante tener en cuenta que la narrativa tiene que contar con principio, medio y fin en una estructura cónica:

Principio: Es la parte más grande del embudo. Una introducción sobre el tema que se abordará en el material.

Medio: El desarrollo de los contenidos. En esta sección tienes que presentar las ideas contenidas en la introducción de manera clara, objetiva y explicativa.

Fin: Esta es la conclusión del asunto. La parte menor del embudo es un breve resumen de lo que se explica en el texto y se cierra el tema con una explicación más específica, dirigida a la línea de razonamiento del autor para el contenido.

Es de destacar que la estructura de embudo sirve para evitar que algo sea dicho antes que la explicación sobre determinado tema aparezca en el contenido evitando dudas o mala interpretación. Ten siempre en cuenta abordar la información de lo general a lo específico.

Evita palabras floridas

Facilita la comprensión de tu lector evitando palabras más complejas. Recuerda que, cuantas menos fuentes externas él necesite para tratar de comprender, más agradable será su experiencia. Lo mejor que puedes hacer es adaptar el lenguaje a tu público. Estudia términos y enfoques adecuados a él.

La fonética también requiere atención. No siempre las palabras escritas suenan bien a los oídos. Adapta este lenguaje a la estructura de tu producto digital.

Separa los contenidos importantes en tópicos

Para dejar las informaciones más claras lo mejor es estructurar el contenido dividiéndolo en temas. En el caso de los libros electrónicos y las videoclases ellas vendrían en capítulos, por ejemplo.

 Si tu producto digital tiene una estructura secuencial, recuérdale brevemente a tu público lo discutido en el capítulo anterior y para animarles a esperar el próximo tema, haz una breve llamada de lo que vendrá.

Piensa en ofrecer informaciones adicionales

Brinda información que se ocupe de facilitar la comprensión del tema. Puedes crear una lista de referencias que contenga los términos técnicos y la traducción de las palabras extranjeras, por ejemplo. La mejor manera de ver esta información depende del tipo de producto digital. En una videoclase puedes poner esta información en un cuadro en la pantalla, introducido en la post-producción.

También puedes indicar libros, videos e reportajes complementarios al tema enfocado para consultar. Eso demuestra que te preocupa el conocimiento de tu cliente.

Revisa y pide opiniones

Revisar el contenido tratando de adaptarlo al tipo de producto digital elegido es la clave. Si va a ser presentado en forma de audio, entonces grabe, escuche, evalúe y haga ajustes hasta que se entienda a la perfección.

Si es posible pide la opinión de los demás. Cuando tienes un gran conocimiento sobre un área determinada, es difícil de ver cuando las explicaciones y argumentos son difíciles de seguir. La visión de alguien de fuera es muy valiosa para identificar dichos errores.

Siguiendo estos consejos tendrás un producto digital completo y bien estructurado. Si tienes cualquier otra sugerencia o te ha quedado alguna duda, ¡compártelas con nosotros en los comentarios!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.