¿Cómo mejorar tu rendimiento estudiando a distancia? 20 tips increíbles

¿Cómo mejorar tu rendimiento estudiando a distancia? 20 tips increíbles

¡Descubre cómo vencer el reto de estudiar a distancia con 20 sugerencias valiosas!

El EAD está volviéndose una tendencia, y los alumnos que escogen este tipo de educación están buscando métodos y estrategias para ayudarlos a lidiar con esta novedad y con sus retos.

Hay muchas ofertas para aquellos que desean estudiar en casa, no solo de las universidades, sino también de los cursos online.

Nunca ha sido más importante planificar para tener éxito en estudiar en casa, ya que esto puede ser algo nuevo para muchas personas. Si tomas clases presenciales y ahora necesitas estudiar en casa, no te preocupes: estos consejos son para ayudarte a aumentar tus niveles de concentración.

La barrera para el que tiene esa dificultad generalmente implica no saber prepararse, no encontrar motivación y los desvíos de atención que están por todas partes. ¿No es cierto?

Sabiendo eso, preparamos una guía práctica con sugerencias valiosas para ti que sientes que es difícil rendir más.

A continuación, mira los mejores consejos para estudiar a distancia:

Índice
  1. Antes de comenzar un curso de educación a distancia, comprende cómo funciona
  2. Elige qué cursos quieres hacer
  3. Asegúrate de tener el equipo necesario
  4. Planifícate
  5. Organiza tu tiempo
  6. Prioriza las cosas correctas en las horas correctas
  7. Ten un espacio adecuado para los estudios.
  8. ¿Estudias mucho en casa? Invierte un poco en tu comodidad
  9. Conoce tus límites
  10. Evita las distracciones
  11. Únete o crea a grupos de estudio
  12. Haz pausas
  13. Evita perder los plazos 
  14. Usa técnicas y aplicaciones para aumentar tu productividad
  15. No dejes nada importante para última hora
  16. Aclara tus dudas siempre
  17. Profundiza tu conocimiento
  18. Haz ejercicios y pon en práctica lo que aprendes
  19. Asegúrate de elegir lo que realmente te gusta estudiar
  20. Date pequeñas recompensas

1. Antes de comenzar un curso de educación a distancia, comprende cómo funciona

Para aquellos que desean comenzar un curso de aprendizaje a distancia y aún no han comenzado, el consejo es comprender mejor cómo funciona EAD.

Busca entender:

¿Qué es?

Primero, comprende cómo funciona el aprendizaje a distancia, cuáles son los formatos, cuáles son las plataformas existentes, qué diferencia hay entre el aprendizaje a distancia y la educación tradicional y otras dudas que puedas tener.

Si este es tu caso, aprovecha y lee nuestro contenido completo sobre educación a distancia.

¿Cómo sé si es una buena opción para mí?

Una vez que comprendas bien la EaD, analiza el perfil del alumno que estudia a distancia y comprende si tienes lo que es necesario para hacerlo también.

A menudo, estudiar a distancia parece ser la mejor opción, pero dependiendo del perfil, la persona no puede adaptarse.

No subestimes el aprendizaje a distancia, las responsabilidades y los desafíos son mucho mayores que en un curso tradicional.

2. Elige buenos cursos

Después de decidir que la EAD es la mejor opción para ti, un paso importante es seleccionar buenos cursos.

Elige una institución que sea reconocida por la autoridad educacional de tu país, que tenga buenos maestros, cursos de calidad y una plataforma con un buen ambiente virtual de aprendizaje (AVA).

Si son cursos gratuitos, investiga mucho y valora si el curso elegido satisface tus necesidades. Verifica los comentarios de otros estudiantes y la evaluación que tiene el curso. 

También es importante que el curso esté alojado en una buena plataforma que ayude a los estudiantes a aprender.

Recordando que los cursos libres, normalmente, no son reconocidos por el departamento de educación la mayoría de los países, pero siguen siendo importantes. Pues son una excelente forma de calificación y también puedes colocar el certificado emitido en tu perfil de Linkedin, obteniendo mayores posibilidades de reemplazo profesional, por ejemplo.

3. Asegúrate de tener el equipo necesario

Estudiar a distancia requiere una conexión de Internet que funcione bien y equipos electrónicos adecuados.

Aunque puedas mirar las clases en tu teléfono celular, es importante tener al menos una computadora y auriculares. Esto te ayudará cuando hagas ejercicios y trabajos, y a escuchar mejor las clases.

Asegúrate de que tu conexión de Internet funcione bien, ya que si te corta durante una conferencia en vivo, te puede perjudicar. Incluso cuando mires clases ya grabadas, es importante que la conexión sea estable (para que no te enojes).

4. Planifícate

Ya sea para la universidad, para cursos libres o para cualquier decisión que tomes en la vida, la planificación te ayuda a escoger el mejor camino y a prepararte para el camino.

Algunas personas tienen facilidad para hacer planes, otras no tanto, y son estas otras las que más necesitan de los consejos de esta guía.

Planificar y evaluar el camino es construir una referencia para el futuro.

Cuando tenemos eso en mente, hacemos el proceso más fluido y pasamos mejor por posibles imprevistos.

Forma parte de la planificación para estudiar a distancia: 

  • Tener un objetivo claro. Por ejemplo: “Voy a dedicarme a este curso porque quiero trabajar en esta área dentro de 3 anos”; o, “me gusta mucho esta materia y quiero especializarme en el asunto”; o; “quiero pasar en todo sin perder ningún promedio”. Estas pueden ser metas de vida o simplemente cosas que van a añadir algo que deseas mucho.
  • Saber previamente todo lo que necesitas estudiar. Conoce el cronograma, lee el índice del curso, el plan de enseñanza de la materia y consigue los materiales didácticos necesarios.
  • Organizar las tareas en alguna disposición que sea mejor para ti. Por ejemplo: de lo más complejo para lo más fácil, o viceversa.
  • Usar herramientas para auxiliar tu planificación. Algunas que sugerimos son: Google Keep, Evernote, Trello y Todoist. Con estos apps, puedes crear listas y organizar tareas, lo que va a facilitar mucho tu vida. Sin contar con que puedes usar las herramientas que todo smartphone tiene, como: agenda, anotaciones y despertador, que pueden ayudarte a recordar los quehaceres.
  • Establecer reglas. Por ejemplo: despertarte temprano en los días de semana, no ver series mientras no termines el estudio que fue planeado para ese día, etc. Anotarlas en un lugar visible también va a ser importante, para que las internalices mejor.

5. Organiza tu tiempo

Con la planificación lista, es hora de tener un horario, en tu rutina, para estudiar. Posiblemente tendrás que modificarla o renunciar a algunas cosas para poner en práctica tu plan de estudio.

A pesar de la flexibilidad que los cursos EAD proporcionan, si no hay una definición de horario para realizar los quehaceres, el objetivo puede acabar perdiéndose. Entonces las tareas van acumulándose, y cuando quieras recordar algo, ya se habrá hecho una bola de nieve.

¡Entonces es mejor prevenir! Y la mejor forma de hacerlo es creando tu propio cronograma de estudio a distancia Puede ser un cronograma solo con los horarios de estudio o con todas tus actividades diarias.

Recomendamos que englobes todo, porque así tu rutina estará enteramente optimizada.

Mira cómo puedes hacer un cronograma: 

  • Puedes hacer una tabla con los días de la semana en sentido horizontal y los horarios en sentido vertical.
  • Define las actividades diarias más importantes, como la hora de despertarte, de ir a dormir, los horarios de comer, la hora dedicada a los estudios e inclusive los momentos de descanso.
  • Define lo que vas a estudiar cada día.
  • Después, fija la tabla en algún lugar visible, de preferencia  donde tú vas a poner los ojos al despertarte, para prepararte para el día.
  • Si lo prefieres, haz solo un cronograma con los horarios de estudio, definiendo lo que harás cada día. También puedes crear cajas de chequeo, como si fueran metas y marcar cuando termines la tarea.

6. Prioriza las cosas correctas en las horas correctas

Priorizar significa escoger, sobre todo cuando te planteas estudiar a distancia. No se puede decir lo que vas a tener que priorizar, pues eso eres tú quien lo establece, pero intenta acertar en tus elecciones.

Sin embargo, ¿cómo saber si estoy priorizando lo correcto? En ese momento debes recordar tu planificación y tus objetivos.

Por ejemplo: tienes un examen y no te sientes con total seguridad sobre la materia. Tus amigos te llaman para salir un día antes y tu objetivo es sacar una buena nota.

En ese momento, tienes que entender que si escoges salir, tu objetivo corre un riesgo mayor de no ser alcanzado.

Por lo tanto, prioriza quedarte en casa y estudiar un poco más, después tratas de las otras cosas.

Por otro lado, si estás con sobrecarga, cansancio y no vas a rendir bien en lo que estás insistiendo, prioriza tomarte un descanso, haz otras actividades y vuelve a estudiar cuando te sientas mejor.

7. Ten un espacio adecuado a los estudios

Una cosa es cierta: toda persona que necesita estudiar en casa tiene que tener un espacio equipado con mesa, silla, buena iluminación y ambiente tranquilo. O bien, buscar un espacio como donde pueda estudiar con el mínimo de condiciones posibles.

Es verdad que a veces vas a preferir el sofá, la cama o hasta el autobús, al final, una de las ventajas de estudiar a distancia es poder escoger cómo y dónde vas a estudiar.

Sin embargo, llega una hora en la que es necesario tener un rinconcito adecuado para no perjudicar la columna y un ambiente de paz para concentrarse mejor. ¡Quién se beneficia 100 % eres tú, que vas a absorber mejor el contenido, salir bien en los estudios y además cuidar tu salud!

8. ¿Estudias mucho en casa? Invierte un poco en tu comodidad

Anteriormente, se reforzó la necesidad de tener un buen equipo para garantizar que puedas estudiar sin preocupaciones. Si estudias mucho en casa, también vale la pena invertir en un espacio específico para eso.

También hablamos sobre la importancia de estudiar en un lugar adecuado para no dañar tu salud. Por lo tanto, reserva un espacio pequeño en tu hogar para crear un rincón de estudio.

Si estudias mucho en casa, vale la pena invertir en una mesa y una silla específica para estudiar. Además de garantizar que tu columna vertebral no sufra lesiones, es algo que ayuda con la concentración, ya que es un lugar con un solo propósito, a diferencia de tu cama.

9. Conoce tus límites

A pesar de que muchas veces queremos hacer las cosas al revés o forzarlas, ya sea para llegar más rápido a la meta o por otros motivos, nunca es bueno exagerar.

Un buen desempeño tiene relación directa con la dedicación solo hasta el punto que tus límites te lo permiten. Nada de pasar todo el día sentado en la silla estudiando, sin ninguna pausa.

Estudiar a distancia te coloca en un contexto diferente de los estudios presenciales, por eso es tan importante que, para que tengas éxito, conozcas bien tus fortalezas y límites.

Nada que pasar todo el día sentado en la silla estudiando, sin ninguna pausa.

10- Evita las distracciones

Los desvíos de atención son comunes hasta dentro de la clase. En el mundo conectado en el que vivimos, fuera de la clase las distracciones son aún más numerosas.

Lo que tienes que hacer para mejorar tu rendimiento es esforzarte al máximo para evitar que te perturben. Hay algunas estrategias para eso:

  • Cuando estés en la Internet, cierra las pestañas del navegador, los programas y las aplicaciones que no tengan nada que ver con lo que estás investigando;
  • Coloca el celular en modo silencioso, en modo nocturno o déjalo lejos de ti;
  • Haz una actividad por vez;
  • Estudia en un ambiente libre de ruidos y lejos de otras personas;
  • Cuando te canses, haz pausas.

11. Únete o crea a grupos de estudio

La unión hace la fuerza, especialmente en los estudios. Actualmente, hay varios grupos de estudio específicos para un curso o institución educativa. Grupos que están en las redes sociales, inclusive.

Busca y haz parte de uno para intercambiar experiencias y dudas con otros colegas, además de motivarlos y buscar motivación también.

Si tu curso no tiene un grupo de estudio, es súper válido que crees uno. Puede ser un grupo de WhatsApp con pocas personas o incluso un grupo de Facebook con más personas. Habla con el tutor del curso para que te ayude a invitar a los estudiantes y explica el motivo del grupo.

Créeme: hay muchas personas que estudian contigo. ¡Es hora de unirse a ellos! 

12. Haz pausas

Como ya lo citamos anteriormente, es extremamente importante hacer algunas pausas durante los estudios. Estudiar a distancia supone que te organices respecto a los tiempos de estudio y descansos.

La neurociencia explica que nuestro cerebro solo logra concentrarse por un cierto período de tiempo, aproximadamente entre 50 y 60 minutos, después, la atención se pierde inevitablemente.

Para que mantengas un foco activo se recomienda que hagas pausas después de ese período de concentración para hacer algo diferente y descansar tu cerebro.

Además, debes alimentarte bien y tomar mucha agua. Usa las pausas para comer un aperitivo y después volver con fuerza total a los estudios.

13. Evita perder plazos

Dentro de tu horario de estudio, también incluye los plazos que tienes para entregar las actividades y tareas del curso. Es obvio, pero muy importante, ya que en casa muchas personas se relajan y olvidan que todavía hay plazos para cumplir.

Pero, el consejo aquí no es solo establecer la fecha límite para la entrega, sino también programarte para comenzar a realizar las actividades sin problemas y cumplir con la fecha límite para obtener un resultado final de calidad.

14. Usa técnicas y aplicaciones para aumentar tu productividad

¿Ya conoces la técnica de Pomodoro? Es un método para administrar tu tiempo, aprendiendo a intercalar las tareas del día con descansos.

Si eres una de estas personas que tiene problemas para representar y organizar tareas incluso con consejos, esta técnica es para ti.

Consiste en dividir las tareas en partes: 25 o 30 minutos y con intervalos de 5 minutos.

Este método te ayuda a mantenerte enfocado y terminar las tareas más rápido, sin esa sensación de agotamiento mental.

Además de la técnica Pomodoro, existen otras técnicas y aplicaciones que pueden ayudarte, como:

  • la matriz de Eisenhower;
  • la metodología GTD;
  • la aplicación Spark;
  • y la aplicación Forest.

15. No dejes nada importante para última hora

Dejar algo para hacer a última hora probablemente no va rendir un buen resultado. Para evitar entregas de baja calidad, acumulación de trabajo y estrés, intenta hacer actividades grandes e importantes poco a poco.

Especialmente si quieres entregar la mejor versión posible. Evalúa la importancia de lo que tienes que hacer, el tamaño de la tarea y organiza en la planificación cuánto tiempo previo tendrás que dedicarle.

Ese cuidado va a asegurarte mayor posibilidad de excelencia en tu trabajo.

16. Aclara tus dudas siempre

Cuando tengas dudas no dudes en buscar a profesor, un especialista, consultar en foros de discusión, conversar con colegas de curso o buscar en Google. Así como en la educación presencial, en el contexto de la educación a distancia, también podemos resolver nuestras dudas, pero en espacios diferentes, como lo mencionamos anteriormente.

Toda duda es importante y buscar el conocimiento solo te va a hacer mejorar en lo que estás estudiando.

17. Profundiza tu conocimiento

Algo que de hecho va a influenciar tu rendimiento es conocer mejor el asunto que tienes que estudiar.

Puede ser que de entrada no te interese profundizar el conocimiento, pero a veces investigar otros materiales sobre el tema puede llevarte a tener una visión diferente.

No dejes de intentar aprender sobre tópicos de los que aún no tienes conocimiento, los cuales fueron citados dentro de una materia.

La tecnología nos da la posibilidad increíble de investigar absolutamente cualquier cosa  ¿por qué no usar eso a tu favor?

Busca otros formatos como: vídeos, filmes, podcasts, blogs, etc. Además de poder desarrollar más tu interés y hacer el estudio menos tedioso, vas a ampliar tu bagaje cultural y de conocimiento. Lo que es estupendo para desenvolverte intelectualmente.

18. Haz ejercicios y pon en práctica lo que aprendes

Además de estudiar, es súper importante hacer ejercicios para fijar la materia. Cuando sientas que el asunto no entró en tu cabeza aún, haz todos los ejercicios y procura algunos más si es necesario.

Otra manera de absorber el contenido es colocando la teoría en práctica. Aunque no sea un trabajo que tengas que hacer, prueba otras maneras de aplicar la teoría. Puedes comenzar a practicar haciendo algunos trabajos como freelancer por ejemplo.

19. Asegúrate de que escogiste estudiar lo que realmente te gusta

Forma parte del proceso no gustar de ciertos asuntos que estás estudiando y decepcionarse con el mal rendimiento. No importa si eso ocurre una vez u otra en tu jornada.

Mientras tanto, si aplicas las estrategias, te esfuerzas y aún así no tomas el ritmo, puede ser el momento de reevaluar los motivos de esa falta de alineamiento con los estudios. Los estudios a distancia suponen mucha disciplina, pero algo que ayuda mucho es el placer por lo que haces y estudias. 

Cuando estamos haciendo lo que realmente nos gusta, a pesar de algunas dificultades, al final llega la gratificación y si hay barreras, con alguna ayuda logramos fácilmente vencerlas. ¡Presta atención a esas señales! 

20. Date pequeñas recompensas

Estudiar es gratificante, ya que es un momento en el que nos tomamos un tiempo para invertir en nuestro futuro y aprender más.

Siempre que establezcas metas y objetivos, permítete una pequeña recompensa para celebrar. Aprovecha la oportunidad de descansar un día, cocinar algo que te guste u ordenar algo, ver una película o serie o lo que quieras.

Recordando que no se trata de renunciar al período de descanso, sino de darte un regalo para el desempeño y ayudar a motivarte para continuar en el camino del éxito.

Bonus: ¿cómo automotivarse?

 Para concluir, la sugerencia es: aprende a automotivarte cuando estás con el animo para abajo y sin muchas ganas de hacer las cosas.

Algunas formas de automotivarte:

● Escoge cosas nuevas siempre que sea necesario;
● No tengas miedo de equivocarte;
● Aprende algo nuevo todos los días.

 Pero estas son solo 3 maneras de mantenerse animado. ¡Para saber más, lee nuestro post con 9 maneras de automotivarse!

Este post se publicó originalmente en enero de 2019 y se actualizó para contener información más precisa y completa.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.