Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

¿Cómo evitar que tu curso online se quede desfasado?

¿Cómo evitar que tu curso online se quede desfasado?

¿Has creado tu curso en línea, pero piensas que puede quedarse defasado? Descubre estos 9 consejos para superar ese reto.

Uno de los grandes desafíos a la hora de crear un curso en línea es conseguir desarrollar un material que, además de ser necesario para quien lo compra, no se vuelva obsoleto rápidamente.

Esta preocupación no es en vano. Después de todo, nadie quiere invertir para crear un material que, en poco tiempo, deje de ser interesante para su audiencia.

Si tienes algo para enseñar y ya has decidido que quieres compartir tu conocimiento en forma de producto digital, probablemente piensas en escalar tu negocio.

En este post, te vamos a mostrar 9 consejos para ayudarte a mantener tu producto siempre actualizado:

Índice
  1. Nunca dejes de estudiar;
  2. Actualiza tu contenido siempre que sea necesario;
  3. Estate atento a la competencia;
  4. Analiza las críticas;
  5. Preocúpate por la experiencia del alumno de tu curso online;
  6. Invierte en capacitación y eventos;
  7. Aprende a adaptarte;
  8. Trabaja de manera colaborativa;
  9. Planifica tu futuro.

Estamos seguros de que al final de este texto harás lo necesario para mantener tu curso lo más actual posible.

La era del desechable

Seguro ya sabes que el ritmo de transformación del mundo es cada vez más rápido.

Los cambios son notables, desde los bienes de consumo, por ejemplo celulares y computadoras, hasta en el mercado de trabajo, y eso es aún más perceptible cuando hablamos del área digital.

Es muy fácil notar lo obsoleto de las cosas cuando pensamos en productos físicos.

Por ejemplo:

Si compras un aparato móvil hoy, es muy probable que ya se considere superado en el plazo de 1 mes.

Pero no pienses que este es un problema solo en este tipo de mercancía. Es posible que haya cursos online que pasen por el mismo dilema.

En el mercado digital, esto sucede porque hay nichos muy competitivos que son constantemente explotados por diferentes personas. El resultado de ello es una alta cantidad de productos digitales sobre los mismos temas y que, a menudo, presentan hasta una estructura y contenido parecidos.

Por supuesto que más de una persona tiene conocimientos sobre una determinada área y que, por ese motivo, van a existir productos diferentes sobre el mismo tema.

No estamos queriendo decir que necesitas innovar al punto de crear algo totalmente fuera de lo común. Hay otras alternativas a este problema, como explorar micro nichos.

Además, un curso nunca será igual al otro, ya que son dos personas completamente diferentes que van a dar las clases.

El problema que queremos mostrar es que estamos viviendo en la era de lo desechable, y todo lo que no se ve más como necesario y actual es rápidamente olvidado.

¿Qué hacer entonces cuando te das cuenta de que tu curso online está desactualizado al compararlo con otros contenidos de tu nicho?

¿Será que el secreto es buscar nuevas áreas de actuación?

¡Calma! ¡A pesar de las novedades constantes, desesperarte no es la solución!

Lo que necesitas hacer es desarrollar las siguientes actitudes:

1. Nunca dejes de estudiar

Seguro que investigaste mucho antes de decidir el tema de tu curso online, incluso si ya eras una autoridad en el tema elegido. Independientemente de cuál haya sido tu camino, estamos seguros de que has estudiado mucho para lograr crear todo tu material.

El problema es que, después que el curso ha sido creado y vendido, muchas personas creen que el trabajo está terminado.

Sin embargo, si tienes alumnos bien comprometidos y una audiencia que aún no ha comprado tu producto, pero que te muestra cada vez más interés en lo que tienes para enseñar, necesitas seguir estudiando para que no te quedes atrás.

¿Recuerdas que hablamos como todo está en constante desarrollo?

Este es el motivo principal para no dejar de actualizarte, incluso si crees que ya lo sabes todo sobre tu nicho.

Cuando hay un público que sigue fielmente tu trabajo, es muy probable que tenga dudas y quiera resolverlas contigo.

Cuanto más información tengas, más grandes son las posibilidades de lograr atender mejor a las personas que buscan soluciones en tu producto o canales de comunicación, como blog y sitios web.

2. Actualiza tu contenido cuando sea necesario

La segunda pista para que no crees un curso online obsoleto tiene mucha conexión con la primera.

Cuanto más estudias, más aprendes, y por eso puedes percibir mejor las brechas en el contenido que no habías visto antes.

Si te diste cuenta de que tienes alguna información que fue poco detallada en tu producto o incluso que has olvidado abordar algún tópico, no tengas miedo de hacer pequeños cambios en tu material.

Pero por supuesto, para eso, necesitas informarle a tus alumnos sobre las modificaciones.

Una sugerencia es crear módulos adicionales o incluso materiales complementarios, como un ebook, por ejemplo, para abordar lo que faltaba.

La información complementaria es siempre bienvenida. Esta es, incluso, una manera de encantar a tus clientes, mantener la relación con ellos y, quizás, despertar el deseo de una nueva compra cuando lanzas otro curso.

Al ofrecer lo que tienes de mejor para tus alumnos, además de ayudarlos a encontrar soluciones, también mejora las experiencias con tu curso.

Con eso, ellos pueden incluso convertirse en embajadores de tu marca y recomendarles tu producto a otras personas.

3. Atención a la competencia

Aunque tu curso online sea considerado el mejor de tu nicho, siempre es bueno echarle un ojo a la competencia. Cuando tienes una idea clara de lo que otras personas de tu área están haciendo puedes pensar mejor en estrategias para salir adelante y distinguirte.

Además, diferentes personas crean productos diferentes.

Cuando ves otro curso de tu área, pero con ojos analíticos y no de quien lo produjo, logras captar lo que ese material tiene de diferente al tuyo.

Ésta puede ser una manera de encontrar algún detalle que puedas mejorar en tu curso online.

¡Pero ten mucho cuidado al hacer este análisis!

El objetivo aquí no es copiar lo que otras personas están haciendo y mucho menos abordar ciertos temas solo porque un producto más nuevo lo hizo.

Incluso porque, si haces exactamente lo mismo que tu competencia, estás plagiando un contenido, lo que se considera un crimen.

4. Analiza las críticas

Todo el mundo sabe que es imposible agradar a todos con un mismo contenido. Cuando pensamos en cursos online eso también sucede.

Por este motivo, estate seguro de que recibirás críticas a lo largo de tu viaje como Productor.

Por supuesto que algunas críticas que se hacen no deben ser tenidas en cuenta, principalmente aquellas que se dirigen a áreas personales.Pero hay algunos comentarios que pueden ayudarte a tener nuevas ideas y hacer que te des cuenta de algunos problemas que puede que no hayas visto antes.

Entonces, lo que puedes hacer para no crear un curso online obsoleto es analizar bien todos los comentarios pasados y utilizar aquellos que son críticas constructivas.

A partir de eso, piensa en maneras de mejorar lo que te han dicho las personas.

5. Preocúpate por la experiencia del alumno de tu curso online

En un mundo tan volcado hacia la tecnología como el que estamos viviendo hoy, “empatía” es la palabra para quien quiere distinguirse.

Esto significa que siempre debes situarte en el lugar del otro, que en un curso online es tu alumno.

Así podrás entender lo que la persona posiblemente está sintiendo al comprar y hacer tu curso y, a partir de ello, puedes proponer mejoras en tu producto para mejorar la experiencia del usuario.

Hablando de tecnología, para que tu curso nunca quede obsoleto debes preocuparte siempre con la usabilidad del alumno:

  • ¿La plataforma e-learning elegida para alojar tu curso online es la ideal para tus usuarios?
  • ¿Los alumnos tienen facilidad para encontrar respuestas siempre que surgen dudas?
  • ¿Has utilizado el diseño responsivo?
  • ¿Es fácil localizar el acceso a las lecciones?
  • ¿Haz explorado el máximo de tecnologías educativas posibles en tu producto?

Además de estas preguntas, piensa en otras que puedes hacerte para asegurarte de que estás haciendo todo lo posible para garantizarle una buena experiencia al usuario.

6. Invierte en capacitación y eventos

¿Sabes cuando la gente habla sobre la importancia de tener dosis diarias de aliento?

Los entrenamientos y eventos de tu área de actuación pueden ser excelentes para ponerlo en práctica.

Hay varias programaciones para quien está en el mercado digital y creemos que no deberías quedarte fuera de ellas, porque cuando vas a los eventos conoces a las personas que actúan en el mismo mercado que tú.

Con eso puedes tener nuevas ideas para tu curso online, además de hacer contacto con personas que pueden ser tus socios en el futuro (hablaremos más sobre las asociaciones en el próximo tip).

Presta mucha atención a las capacitaciones y eventos a tu alrededor y no tengas miedo de invertir en algunos de ellos. Elige los que consideres más interesantes para tu negocio.

7. Trabaja de manera colaborativa

Como dijimos en la sugerencia anterior, conocer gente nueva es siempre bueno. Pero además de conocerla, es importante intentar establecer algunas alianzas.

Claro que, si quieres, puedes trabajar solo.

Pero si tienes personas que te apoyan y te dan nuevas ideas, es posible que puedas actualizar tu curso online siempre que sea necesario.

8. Aprende a adaptarte

Al principio de este post hablamos de cómo el mundo ha cambiado rápidamente, principalmente en lo que se refiere a la tecnología.

El camino para conseguir acompañar todos estos cambios es aprender a adaptarse siempre que sea necesario.

Ten en cuenta que no solo aparecerán nuevas oportunidades para ti, sino también nuevos desafíos, y es tu deber lograr cumplirlos.

Por eso, aprende a adaptar tu modo de crear o difundir tu curso online cuando sientes que hay que hacerlo.

Un buen ejemplo de adaptación es pensar en el mercado más allá del de tu país.

Si tienes un producto que ha funcionado bien en el tuyo, y has investigado y te has dado cuenta de que también es muy buscado en otro de lengua diferente, ¿por qué no tratar de traducirlo?

¡Intenta no limitar tus horizontes! Pero ten cuidado de no terminar perdiendo el foco y tratar de hacer más de lo que puedes.

9. Planifica tu futuro

Para finalizar, nuestra última sugerencia para ayudarte a crear un curso online que no se quede desfasado se refiere a ti.

¿Quién eres tú ahora y quién quieres ser dentro de 5 años, por ejemplo?

¿Cuáles son los objetivos que tu curso online tiene ahora y cuáles son los objetivos a los que quieres que llegue en el futuro?

¿Tu curso será útil para alguien que quiere comprarlo dentro de 10 meses o 10 años?

Pensar en el futuro, sea cercano o lejano, es fundamental para entender lo que necesitas hacer para que tu producto no quede superado.

Después de eso, define las acciones que debes llevar a cabo para que tu curso sea requerido en los próximos años y no te olvides de tener siempre como referencia a tu buyer persona como principal de las mejoras de tu curso.

Como has notado, es posible crear un curso online y evitar que se vuelva obsoleto. ¡De aquí en adelante, piensa en nuestros consejos y ponlos en práctica! ¿Vale?

¿Aún tienes dudas sobre la creación de un curso online?

No te pierdas nuestro post con 9 consejos para crear tu curso online gastando casi nada.

 

Este post fue originalmente escrito en julio de 2017 y actualizado para integrar informaciones más completas y precisas.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.