Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

¿Cómo hablar en público? [5 consejos]

¿Cómo hablar en público? [5 consejos]

5 consejos para hablar como un gran negociador

Hablar en público suele ser una de las principales dificultades para la mayoría de las personas. Algunas, incluso, acaban comprometiendo situaciones extremadamente importantes, como presentaciones o incluso el cierre de un negocio por no saber cómo comunicarse bien.

Sin embargo, saber cómo hablar en público es crucial para el éxito profesional. Es que ser capaz de conjugar buenas prácticas de oratoria y comunicación hace toda la diferencia a la hora de cerrar una negociación.

Pensando en eso, te hemos traído 5 sugerencias esenciales para que aprendas a hablar en público. ¡Sigue con la lectura y fíjate!

Índice
  1. Utiliza el storytelling
  2. Entrena tu discurso
  3. Respira hondo y controla el ritmo
  4. Reduce los niveles del estrés
  5. Cuida tu postura

La importancia de la oratoria

Podemos definir la oratoria como la capacidad de hablar bien delante de un público. A pesar del objetivo, ese significado está lejos de traducir todo lo que es, considerada un verdadero arte.

Utilizar la oratoria es esencial para lograr convencer a tu audiencia de un determinado punto de vista o idea.

Un buen orador no solo hace uso de un buen argumento, sino, principalmente, de un modo de hablar envolvente y agradable, conquistando a todo el mundo que le escucha.

A lo largo de la historia, algunas personalidades se destacaron por presentar una excelente oratoria, siendo capaces de hipnotizar a todos los que los asistían.

Martin Luther King Jr., en 1963, eternizó uno de los discursos más admirados de todos los tiempos, conocido como “Tengo un sueño” (I have a dream, en inglés).

En ese discurso hace un llamado a las autoridades por los derechos civiles y la igualdad de la población negra americana.

Hasta los días de hoy, ese discurso se considera como uno de los más importantes de la historia.

Aunque la oratoria está íntimamente conectada a la política, no podemos decir que su uso se da solo en estrados y en discursos dirigidos a las grandes masas.

Esta habilidad de hablar y conquistar a las personas se puede utilizar en diversos escenarios, como reuniones profesionales, discursos de grado, negociaciones, entrevistas de empleo y muchas otras situaciones.

La oratoria es una poderosa herramienta para aquella persona que necesita conquistar a sus oyentes, pero mucho se equivoca quien se imagina que hablar en público es un don natural.

En realidad, es el resultado de mucha práctica y entrenamiento, y cualquier persona lo puede desarrollar.

5 consejos para hablar en público

Convertirse en un maestro de la oratoria requiere tiempo y dedicación. Sin embargo, no son todas las personas que pretenden invertir tanto esfuerzo en esta habilidad.

Aun así, si quieres aprender a hablar en público y esperas solo adquirir lo necesario para mejorar tus capacidades de comunicación a corto plazo, hay algunas buenas prácticas que puedes seguir.

Las principales son:

1. Utiliza el storytelling

Una de las técnicas de comunicación más antiguas de la historia de la humanidad, el cuentacuentos (o storytelling), se ha utilizado poco en el mundo de los negocios, y se introdujo desde hace algunos años de manera masiva y organizada.

Contar historias es parte de nuestra naturaleza y es una forma de captar la atención de todos rápidamente.

No hace falta que inventes una obra de ficción siempre que vayas a hablar, pero puedes usar el storytelling de manera más simple, ejemplificando situaciones que te sucedieron a ti o a conocidos para ilustrar tu discurso.

Así, en una negociación, ofrecerás a la otra parte más que números u oportunidades, pero sí una experiencia que recordar.

Si sabes conectar las historias con tu objetivo, las posibilidades de lograr el éxito son mucho más grandes.

2. Entrena tu discurso

Dante Irina GIF by El Corte Inglés - Find & Share on GIPHY

En algunas situaciones, en las que necesitamos improvisar, difícilmente utilizaremos alguna frase hecha. En estos casos, es fundamental estar siempre preparado para lograr desarrollar una buena conversación.

Sin embargo, en otras situaciones, es perfectamente posible preparar totalmente tu discurso.

Uno de los mayores problemas encontrados por quien no sabe cómo hablar en público es la inseguridad. Por eso, dedicar un tiempo en la elaboración de tu discurso, incluso entrenando cada una de las conversaciones, es la mejor manera de tener confianza para hablar cuando sea necesario.

3. Respira hondo y controla el ritmo

Algunos aspectos del habla influencian directamente en una presentación en público, principalmente en lo que se refiere a la entonación.

En ese sentido, dos grandes problemas ganan destaque:

  1. El uptalk: cuando las afirmaciones terminan sonando como indagaciones;
  2. El vocal fry: cuando la voz baja y falla, particularmente en las partes finales de las sentencias.

Para corregir estos problemas, lo ideal es respirar profundamente, manteniendo el aliento hasta el final de las frases. De esta forma, logras mantener un ritmo suficiente para que la entonación no se pierda en el transcurso del discurso.

4. Reduce los niveles de estrés

El estrés está siempre al acecho cuando estamos hablando en público.

Hay varias maneras de estresarse en esas situaciones, pues ellas, por sí solas, ya crean una predisposición para ello.

Retrasos, problemas técnicos, falta de familiarización con el espacio donde será el discurso, entre otros elementos, contribuyen para aumentar los niveles de estrés.

Por supuesto, algunas situaciones están completamente fuera de nuestro control. Sin embargo, para la mayoría de los casos, es posible tomar una actitud de reversión.

Por eso, trata de llegar más temprano, camina por el escenario donde será tu presentación, habla con tu público, entre otras actitudes.

Esto ayuda mucho a sentirse “en casa”, rompiendo la idea de una audiencia totalmente desconocida y, consecuentemente, reduciendo tus niveles de estrés.

5. Cuida tu postura

Uno de los factores que más influyen en la confianza y, en consecuencia, en la calidad del habla en público es tu postura corporal.

Además de un contenido interesante y de una buena oratoria, nuestro cuerpo dice mucho sobre la manera como nos posicionamos.

Dependiendo de lo que pretendemos pasar a nuestros oyentes, adoptar un lenguaje corporal correcto puede hacer toda la diferencia en tus objetivos.

En general, lo ideal es mantener tu cuerpo erecto, cuidando la gesticulación y articulando las palabras con calma e imposición.

A partir de esos puntos, le pasarás un mensaje de confianza y autoridad a tu audiencia que, en consecuencia, oirá tu discurso con mucha más atención y disponibilidad para tus argumentos.

La oratoria y los disparadores mentales

Saber cómo hablar en público es un arte que necesita mucho entrenamiento y pruebas, para descubrir así qué funciona mejor para tus objetivos.

Dependiendo de tu capacidad de oratoria, serás capaz de incluir varios gatillos o  disparadores mentales para tu audiencia o para la otra parte que está participando en la negociación.

Los gatillos mentales son directrices que el cerebro humano adopta para evitar los largos trabajos de reflexión y tomar decisiones.

Esto significa que, a menudo, nuestra mente acaba trabajando en el modo automático. Y puedes aprovechar esto utilizando y aplicando los gatillos mentales de forma correcta para involucrar a las personas y motivar ciertas acciones.

¿Quieres saber cómo aplicar los gatillos mentales para aumentar tu rendimiento a la hora de hablar en público? Lee aquí nuestro post con 16 disparadores mentales y cómo utilizarlos en tu estrategia.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.