Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Semana do YouTube

Data: 03/09 a 07/09

Aprenda técnicas para criar conteúdos que engajam e aumente a quantidade de seguidores de seu canal!

Inscreva-se

¿Cómo hacer un buen vídeo? Los mejores consejos para empezar a dominar este medio

¿Cómo hacer un buen vídeo? Los mejores consejos para empezar a dominar este medio

Aprende a hacer un buen vídeo y perfecciona las estrategias de tu negocio digital.

Seguro ya debes haber oído que el vídeo es el medio del futuro. Mientras que algunos estudios apuntan que el vídeo será responsable del 80% del tráfico online hasta 2019, muchos emprendedores temen empezar a utilizar este medio para divulgar sus productos, sea por falta de conocimiento o sencillamente por temor a hacer un trabajo malo.

Para muchos parece ser un trabajo espeluznante, pero, en realidad, hacer un buen vídeo es más simple de lo que parece. Y para ayudarte, preparamos este texto con varios consejos para que te empieces a aventurar delante de las cámaras y crear un contenido agradable y, lo principal, relevante para tu audiencia.

Los tres momentos de la producción de un vídeo

Antes de producir cualquier vídeo primero necesitas entender que este proceso se divide en tres momentos: preproducción, producción y postproducción.

Si sigues las noticias sobre cine, seguramente has escuchado estos términos antes. ¿Vamos a saber un poco sobre cada uno de ellos?

  • Preproducción: es la planificación y todo lo que implica la preparación para la grabación del vídeo.
  • Producción: es el momento de la grabación, cuando pones en práctica todo lo que has preparado los días anteriores.
  • Posproducción: es la etapa de edición y finalización del vídeo, cuando haces los ajustes necesarios para dejar todo funcionando perfectamente.

Cada etapa es muy importante dentro del proceso de realización de un buen vídeo, así que vamos a detallar cada una de ellas y dar varios consejos para que te salgan geniales de ahora en adelante.

Preproducción: el momento más importante para hacer un buen vídeo

Mucha gente no se toma en serio la parte de preproducción y, al final, se decepciona con el resultado. Para evitar este tipo de frustración, recuerda siempre de dedicar especial atención a cada una de las etapas que vamos a enumerar a continuación.

¿Cuál es el objetivo del vídeo?

Para saber cómo llevar a efecto un buen vídeo tienes que primero definir cuál es tu objetivo con aquel contenido: ¿generar más leads? ¿convertir ventas? ¿aumentar tu autoridad?

Entender el resultado que esperas del vídeo facilita al momento de encontrar el mejor abordaje del mismo.

¿Quién es el destinatario?

¿Quién es el público objetivo de mi vídeo? ¿Qué tipo de contenido esa persona consume normalmente o qué problemas enfrenta? Estos cuestionamientos son fundamentales para crear vídeos alineados a las necesidades del espectador y ser más asertivo en tu propuesta.

Si aún no sabes quién es el espectador ideal para tus vídeos, te recomendamos que hagas un análisis de tu canal en YouTube o desde tu base de clientes para trazar este perfil.

¿Sobre qué es?

A continuación necesitas tener en cuenta lo que vas a grabar y cómo vas a hacerlo. Para ello, piensa en un guion de lo que es importante decir o de preguntas para un entrevistado, si tienes uno. Este guion te ayudará a grabar de forma más objetiva y facilitar todo el proceso de posedición, además de dejar el vídeo más claro y atractivo para quien lo está viendo.

El guion no es más que la descripción de todo lo que sucederá en el transcurso del vídeo y prevé conversaciones, imágenes y recursos visuales que utilizarás para transmitir tu mensaje.

Una sugerencia valiosa siempre es imprimir el guion para facilitar las grabaciones. Tú puedes dejarlo pegado en algún punto de fácil visualización, por ejemplo, e incluso hacer un círculo en las palabras clave, para recordar los tópicos siempre que lo necesites.

Prueba también guardar el guion en la nube, como en Google Docs, y dejarlo abierto en el móvil. Esto facilita incluso para compartir con quien está del otro lado de la cámara, grabando o auxiliándote. Con el guion en manos es mucho más fácil para la persona ayudarte a lograr mejores resultados.

Aquí, en el blog, tenemos un post muy bueno con consejos para crear un buen guion para el vídeo.

¿Cuál es el lugar de grabación ideal para el video?

Tu próximo paso, en la etapa de preproducción, es definir cuál va a ser el lugar donde será grabado.

Trata en lo posible de escoger un lugar donde puedas tener un control mayor sobre la interferencia de ruidos externos, porque la calidad de audio será superior.

Evita lugares muy concurridos y con mucho movimiento, cerca de obras o con mucho tráfico, por ejemplo. Y si logras encontrar un sitio que aúne silencio y ambiente agradable, mejor aún. Después de todo, la apariencia del vídeo también es un aspecto a tener en cuenta.

Si el escenario es tu casa, lo mejor es grabar frente a las paredes de color sólido (sin papeles de pared, y preferentemente en tonos más oscuros).

¿Qué precauciones son necesarias respecto de la iluminación?

A continuación, ten en cuenta el horario elegido para realizar la grabación. La luz natural es una importante aliada a la hora de hacer un buen vídeo, y tú debes intentar utilizarla al máximo.

Un lugar que sea muy bonito, pero que tenga poca luz, puede no ser tan interesante como un lugar decente y con mucha luminosidad.

También hay algunos horarios que debes tener en cuenta a la hora de planificar tu grabación.

La luz natural de cuando comienza el día, de las 6 a las 8, suele ser una luz más dorada, con el sol más bajo. Este tipo de luz ayuda a darle un aspecto muy interesante a tu vídeo. De las 8 a las 11 de la mañana, incluso con el sol más fuerte y la luz más clara, aún hay menos sombras duras, convirtiéndose en una opción interesante.

Asimismo, tú también consigues una luz interesante de las 14 a las 17. En este horario obtienes un escenario similar con el comienzo de la mañana, permitiendo una buena iluminación para tus grabaciones.

Pero ¡atención!

A partir de las 17 horas, empieza la luz crepuscular y el día oscurece rápido.

Entonces, ten cuidado con las grabaciones en ese período, porque puedes quedarte sin iluminación y tener que cerrar el trabajo a mitad del camino.

Por último, evita el horario de 11 a 14 horas, aproximadamente, para obtener un buen vídeo. En ese horario tenemos el conocido sol de mediodía, con sombras más duras y marcantes, lo cual crea sombras en los ojos y deja una imagen peor.

Iluminación artificial

Por más que el ambiente de la grabación esté bien iluminado, la cámara no puede captar toda la luz, lo que puede dar imágenes menos nítidas o granuladas.

En tanto, los ambientes iluminados artificialmente son más previsibles. Logras identificar, por ejemplo, cuando es posible que se produzca una sobreexposición a la luz, si el color es uniforme y, cuando no, puedes resolver eso solo cambiando los equipos de lugar.

Lógico que una iluminación con aspecto profesional requiere inversión en equipos, pero no te preocupes porque… ¡no necesitarás gastar una fábula de dinero para construir escenarios como los de Star Wars!

Hay una configuración muy simple de luces que puede servir para la mayoría de las situaciones. Como en la siguiente imagen, necesitará tres puntos de luz: dos delante del presentador o entrevistado, siendo uno a cada lado, y un tercero atrás, como contraluz.

Este último punto ayuda a dar un efecto excelente de contorno en tus imágenes y deja el resultado muy interesante.

Hacer un buen video - Iluminación artificial explicación

Incluso, es posible crear ese mismo esquema de iluminación con elementos que tienes en casa.

Es importante recordar que sin luz no hay imagen, ¡por lo que la iluminación del vídeo es tan importante como la calidad del contenido que se abordará!

Producción: el momento del espectáculo

Ahora que ya has preparado el guion y sabes exactamente lo que vas a grabar, has elegido un lugar y el mejor horario, queda la duda:

¿Es necesario tener una cámara avanzada para hacer un buen vídeo?

La respuesta es no. Por supuesto que es importante tener una imagen buena, pero hasta tu teléfono móvil puede servir. Si la calidad de filmación es razonable, ya atiende bien quién está empezando. Con la evolución de tu negocio, vale la pena invertir en un equipo mejor.

Tipos de cámara

El tipo de cámara para grabar videos que elijas depende de cuánto estás dispuesto a invertir y del tipo de material que deseas producir, ya que existen modelos específicos para grabaciones largas, escenas que implican acción y movimiento, etc.

Para ayudarte, a continuación hablamos sobre los pros y los contras de cada uno.

Compacta

Las cámaras compactas son equipos sencillos de operar. Generalmente, tienen controles de imagen automáticos, son fáciles de transportar y poseen precios más accesibles. Son bastante indicadas para los que están empezando a hacer vídeos y no tienen muchos conocimiento de captación de imagen.

Action Cam

Action Cam es un tipo de cámara compacta dotada de un cuerpo ligero y muy resistente. Estos equipos tienen varios tipos de soportes específicos para fijarlas, lo que rinde buenas imágenes en escenas en movimiento. De todos modos, no se recomiendan para grabar contenidos educativos, pues sus recursos de imagen son limitados.

Camcorders

Son cámaras generalmente pequeñas y fáciles de operar, pueden tener funciones manuales, como control de audio, enfoque y zoom, buena autonomía de batería además del visor móvil, que facilita el trabajo de captura de imagen. Son equipos ideales para filmaciones más largas.

Smartphone

Actualmente, la mayoría de los smartphones ya graba en Full HD (High Definition/Alta definición), además de ser equipos muy convenientes, ya que en cualquier momento puedes sacarlos del bolsillo y hacer una foto o un vídeo.

Asimismo, también puedes usar aplicaciones que te permiten añadir filtros en las fotos y los vídeos, con lo cual generas un resultado final más interesante.

DSLR

Las cámaras DSLR son las más recomendadas para la captura de vídeo, pues ofrecen una imagen de excelente calidad, control y estabilidad.

Este equipo tiene lentes intercambiables, es decir, puedes utilizar lentes angulares, tipo “ojo de pez”, o desenfocar el fondo de la imagen para reforzar tu intención con el vídeo y hacerlo más atractivo e interesante.

¡El audio es importante!

En la etapa de producción, hay un factor que muchos productores ignoran, pero que hace toda la diferencia en la calidad del vídeo, que es la captación de sonido.

A menudo, el audio es más importante que la propia imagen, al final, está directamente ligado a la comprensión del tema por parte del espectador.

En general, las personas suelen tratar mejor con una mala imagen que con un sonido malo, por lo que nuestra sugerencia es invertir en la compra de un micrófono de tipo solapa, con entrada P2.

Puedes encontrar unos modelos con precios muy asequibles, además de conectarlos directamente a tu propio teléfono móvil y así conseguir producir un buen vídeo.

En el momento de la grabación, ten siempre cerca algún amigo o colaborador para auxiliar en cuestiones técnicas. Y no te olvides: equivocarse es normal, y tú puedes hacer todos los ajustes necesarios en el próximo paso. Por eso, quédate tranquilo e intenta transmitir tu mensaje de la manera más clara y directa posible.

Posproducción: entregando tu contenido

Después de terminar la grabación del vídeo es el momento de la posproducción. En esta etapa tendrás que editar tu vídeo. Este paso es muy importante para hacer un buen vídeo y dejar tu contenido más dinámico e interesante para quien lo está viendo.

Retira del vídeo final lo que “sobra”, incluso de contenido, y también los momentos de vacilación. Refina al máximo tu material. Puedes estar seguro de que eso va a hacer toda la diferencia en el resultado final.

Para realizar la edición puedes utilizar programas de edición como Windows Movie Maker, u otras opciones también gratuitas. Los recursos ofrecidos por ellos a menudo son muy básicos, pero ayudan a resolver situaciones más simples.

Ahora, si ya conoces más acerca de la edición de vídeo y deseas utilizar un programa más potente y con más herramientas, puedes invertir en programas pagados como Adobe Premiere y Sony Movie Studio. Además, siempre existe la alternativa de contratar a un profesional de edición que te ayude en esta parte también.

Y no te preocupes si el resultado final no es perfecto. Con el tiempo mejorarás tus técnicas y tu postura frente a las cámaras. ¿Quieres un ejemplo? Busca videos antiguos de emprendedores que consideres una referencia en tu nicho de actuación y haz un análisis de cómo ellos también evolucionaron con el tiempo.

Un consejo de oro para cada momento

Hay algo que no debe faltar en la lista de cualquier persona que trabaja con vídeo: un rollo de cinta adhesiva, del tipo cinta crepé. Este material es muy útil para cualquier improvisación que tengas que hacer, como sujetar algún cable a último momento, por ejemplo.

La cinta es un elemento indispensable en el bolso de equipos hasta de las principales emisoras del mundo y, puedes estar seguro, va a ser muy útil para ti también.

Pues entonces, ¿te han gustado los consejos? ¿Qué tal empezar a ponerlos en práctica en tus vídeos ahora mismo? Otro contenido que puede ser útil para que trabajes con vídeos es el de los consejos que compartimos en nuestro blog acerca de cómo hacer YouTube SEO.

¡Un abrazo y hasta la próxima!

Este post fue originalmente escrito en noviembre de 2017 y actualizado para contener informaciones más completas y precisas.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.