Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cómo mejorar la desenvoltura frente a las cámaras para grabar vídeos

Cómo mejorar la desenvoltura frente a las cámaras para grabar vídeos

¿Alguna vez has pensado en grabar videos, pero piensas que no lo logras? Descubre algunos métodos que pueden mejorar tu desenvoltura frente a las cámaras.

La grabación de videos es ideal para aquellos que quieren dar a conocer lo que producen o venden en Internet. Pero sabemos que no todas las personas pueden hablar ante una cámara.

¿Ya te has preguntado por qué sucede esto?

Algunas concepciones que tenemos de nosotros mismos y de nuestra imagen pueden ser factores que dificultan. De todos modos, si lo deseas, podrás  grabar un video capaz de atraer a tu público.

Incluso puedes convertir tu debilidad en una fuente de ingresos y empezar a hacer dinero de vídeos.

Por supuesto que algunos temores deben ser superados. Por eso hemos traído tips para ayudarte a superar tu miedo a las cámaras. ¡Así tendrás más desenvoltura y podrás grabar excelentes vídeos!

Define el contenido

Antes de siquiera pensar en la grabación de vídeos, es necesario definir el contenido y el formato.

¿De qué vas a hablar?

¿Será un vídeo de ventas o una presentación de tu marca?

A veces incluso ya sabes acerca de lo que quieres hablar y sabes mucho del tema. Pero te quedas sin movimientos en el momento de grabar por no tenerlo bien definido.

Sin embargo, este problema puede ser resuelto fácilmente si tienes un guion como el siguiente:

  1. Define lo que deseas mostrar en el video.
  2. Escribe en un papel todas las ideas que piensas que son necesarias.
  3. Pon en orden los puntos principales que separaste.
  4. Escribe las informaciones clave en tópicos con letras grandes.
  5. Pégalo cerca de la cámara, preferentemente detrás de ella.
  6. Sigue el guión.

Recuerda que estamos hablando de sólo una visión general de tus ideas.

Evita la escritura de frases muy largas. Leer muchos períodos puede hacerte confundir las ideas. Por no hablar de que el vídeo no puede fluir tan bien como si estuvieras hablando de forma natural.

Controla la imagen personal

¿Alguna vez le has pedido a alguien que te diga cómo te ve?

En general, nos quedamos sorprendidos por las respuestas que recibimos. No imaginamos que somos vistos como nos dicen.

¿Y cómo eso influye al momento de grabar vídeos?

Cuando no hay interacción cara a cara, puede ser difícil hacer una conexión personal rápida. Piensa que las personas que ven tus vídeos no te conocen.

Por esa razón tienes que mostrar rápidamente quién eres. Y sabemos que esto no es una tarea fácil. Después de todo, tenemos diferentes reacciones dependiendo de cada contexto.

¿Quieres un ejercicio que te puede ayudar?

  • Ve delante del espejo y piensa en diferentes situaciones cotidianas.
  • ¿Cómo reaccionarías si alguien te pisara el pie?
  • ¿Y si ganaras una fiesta de cumpleaños sorpresa?
  • ¿O tuvieras que esperar dos horas para ser atendido por “Asistencia al Cliente” de una compañía telefónica?
  • Mírate y observa cómo cambias.

Para completar el ejercicio, recuerda el guion que has hecho. Él será utilizado ahora.

  • Vuelve delante del espejo.
  • Pega tu guion en un lugar donde puedas leer los tópicos y ver tu rostro.
  • Repasa los puntos principales en voz alta y observa tus expresiones.

Así saldrás frente a las cámaras. Piensa si tu imagen está ya adecuada.

¿Crees que transmites confianza y autoridad en la materia?

Si aún no estás satisfecho, graba el ejercicio un par de veces y velo. Así podrás comprobar lo que tienes que mejorar.

Pero tu imagen personal no es sólo el rostro. Piensa también en los gestos y la postura. En otras palabras, visualiza todo tu cuerpo.

Cuando hablas con alguien, ¿estás de pie todo el tiempo?

Posiblemente no. Así que imagina que la cámara es una persona con la que estás hablando.

Al grabar videos trata de cambiar tus expresiones de acuerdo con lo que dices. No mantengas siempre la misma cara. ¡Crea emoción en tu voz!

Incluso si eres una persona demasiado tímida para hacer estos ejercicios todos los días, te darás cuenta de que mejorarás tu desenvoltura.

Proyecta la voz

Para que un vídeo sea exitoso tiene que tener un audio excelente.

Es importante tener un micrófono y un entorno tranquilo para grabar. Pero no sólo estamos hablando de dispositivos tecnológicos.

¡Piensa en tu tono de voz!

  • ¿Las personas pueden oírte bien?
  • ¿Estás hablando demasiado bajo o demasiado alto?
  • ¿Tu pronunciación es clara?

La voz es una parte esencial del vídeo.

Asegúrate de que sea audible y el oyente no tenga que hacer esfuerzos por comprender cada palabra. Trata de hablar con buena dicción, es decir, de manera pausada y con las vocales abiertas. Así, quien ve el video será capaz de prestar la máxima atención en el tema.

Por otra parte, es importante hablar sonriendo. La entonación de voz crea más empatía en el video. Muestra energía y alegría a través de tu voz. Esto hace que el sonido sea más atractivo.

¿Ha visto alguna vez una clase de canto?

Trata de repetir algunos ejercicios vocales que los estudiantes efectúan antes de comenzar las clases. Algunos ejemplos son repetir vocales, cantar escalas musicales e incluso repetir sílabas en diferentes tonos. El calentamiento de la voz es imprescindible para mantener el tono y el timbre equilibrados.

Entrenar para hablar también es excelente. Pronunciar las palabras varias veces es bueno para memorizar el guión y mejorar la dicción. Recuerda que debes repetir palabras más difíciles y que no son comunes en tu vocabulario. De esa manera serán grabadas en tu memoria y el habla fluirá naturalmente.

Evita hablar mucho en los días anteriores a la grabación. Eso no quiere decir que debes permanecer en confinamiento, sin hablar con nadie. Pero trata de no gastar tu voz. El día de realización del video tiene que estar descansada.

Es interesante destacar que la manzana está entre los alimentos buenos para las cuerdas vocales, ya que durante la masticación ayuda a raspar la superficie de la boca y la faringe, lo cual elimina la saliva espesa.

Y nunca te olvides de beber mucha agua para hidratarte. Pero lo importante es beber durante todo el día, no todo a la vez.

Siéntete cómodo

¡La comodidad es importante para sentirse bien! En el momento de la grabación de vídeos también es esencial.

En la mayoría de los videos las personas aparecen sólo de la cintura hacia arriba. Si éste es tu caso, entonces puedes pensar en la ropa “que no aparece” que te haga sentir bien.

Si hace demasiado calor ponte unas bermudas, falda o vestido. Si hace frío, pantalones de chándal son una excelente alternativa.

Tú también puedes optar por un zapato cómodo o incluso grabar descalzo.

No hay una regla para la ropa. Lo importante es estar bien para que no sea un problema durante la grabación.

Pero trata de vestirte adecuadamente. Recuerda que el vídeo será visto por diferentes personas. Por lo tanto vale la pena evitar prendas de vestir que van a llamar más la atención que tu propio contenido.

Además, pensar en la comodidad es también elegir una buena ubicación para grabar.

Para una buena grabación se necesita un lugar tranquilo. El ruido de fondo puede ser molesto, no sólo en el video, sino también para aquellos que están grabando. Si hay muchas interrupciones puede ser que no te puedas concentrar.

Elige, en la medida de lo posible, una ubicación en la que te sientas bien. Puede ser tu dormitorio, el salón de la casa o incluso un estudio de grabación. Lo importante es que el ambiente sea tranquilo para que logres mantener la calma.

Algunas técnicas de relajación también ayudan mucho.

  • Haz control de respiración (inspirar y respirar con calma).
  • Cierra los ojos y trata de vaciar la mente (dejar de pensar en lo que está fuera de ese entorno).
  • Habla y piensa de manera positiva sobre el vídeo.
  • Durante la semana, escríbete mensajes de incentivo y pégalos en la casa.
  • Si sabes, medita.

Entrena constantemente

Ahora que ya sabes de qué hablar, entonces llegó el momento de entrenar el contenido.

Utiliza tu guion y repasa lo que hablarás. Mientras más repetimos, mejor, por eso tómate el tiempo necesario para rever varias veces el tema del que vas a hablar.

Con mucha repetición podrás desarrollar el tema de forma más natural. Por no mencionar que eso también ayuda a especializarte más, ya que puedes incluso añadir novedades al texto.

De todos modos, evita el exceso de cambios en las charlas. Añadir nuevos temas cada vez que practicas puede confundirte. Incluso puede que mezcles los temas y te escapes del tema principal. ¡Sin contar el riesgo de hacerlo demasiado largo!

El objetivo de practicar es ayudar a no olvidar los tópicos principales. Por eso es importante seguir siendo fiel al guion.

Mantén al público implicado a lo largo del video. Y eso debe hacerse en los primeros segundos. Recuerda que las personas no están físicamente presentes, por eso tienen que estar interesadas ​​en tu vídeo desde el principio.

A pesar de que no es posible responder de forma inmediata, es interesante para preguntas retóricas. La creación de interacciones permitirá que tus videos sean más dinámicos. Por eso, habla con las personas como si estuvieran en el lugar de grabación.

Si has llegado al punto de la grabación de vídeos, es porque entiendes del tema. Así que ten confianza y practica cada vez más para mejorar.

Comienza a grabar videos

¡Si nunca has hecho un video, es el momento de cambiar ese escenario!

Sabemos que esa puede ser una tarea compleja para muchas personas. Pero sólo va a superar sus miedos si empieza a hacerles frente.

Así que ¡hala, a grabar!

Puede ser que, en un primer momento, no tengas mucha desenvoltura. Pero, con el tiempo, ¡la práctica conducirá a la perfección!

No tengas miedo de cometer errores. Pero no transformes los errores en una constante o un impedimento para futuros vídeos.

Todo es una cuestión de hábito. Por eso inténtalo siempre. Poco a poco será tan natural que le tomarás el gusto al acto de grabar.

Pues entonces, ¿crees de verdad que ya puedes grabar vídeos? ¡Déjanos tus preguntas o sugerencias en nuestros comentarios y aprovecha para seguir a Hotmart en las redes sociales!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.