Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Descubre cómo mejorar la concentración con estos 10 consejos

Descubre cómo mejorar la concentración con estos 10 consejos

¿Necesitas concentrarte, pero no lo consigues? ¡Échale un vistazo a los 10 consejos que seleccionamos para ti en este post!

El bip del móvil anuncia una nueva notificación de las redes sociales o la recepción de un nuevo mensaje. ¿Alguna vez has contado cuántas veces esto ocurre al día?

Un estudio mostró que, aproximadamente, una persona revisa su celular 150 veces al día y hasta más.

En medio a tanto estímulo, trabajar para mejorar la concentración es un desafío – ¡pero no es imposible! A continuación, separamos algunos consejos primordiales para ayudarte a concentrarte en tus actividades diarias.

1. Practica actividades físicas

Un artículo publicado en el periódico  The Guardian mostró una serie de investigaciones que comprueban la fuerte influencia de los ejercicios físicos sobre el cerebro.

Además de hacer las memorias más consistentes, los ejercicios son comprobadamente uno de los responsables por ayudar en la concentración.

De acuerdo con el reportaje, alrededor de 20 minutos de ejercicios aeróbicos intercalados con las clases ayudaron a mejorar la concentración de los alumnos en escuelas holandesas.

Otro relato mostró que los adolescentes alemanes que estuvieron 10 minutos practicando actividades de coordinación lúdica lograron mejorar sus resultados en las escuelas. ¡Por lo tanto, elige tu deporte y empieza a practicarlo!

2. No intentes ser multitareas

Investigadores de la Universidad de Stanford desmontaron el mito de que ser multitareas es algo positivo. Para ellos, realizar varias tareas al mismo tiempo disminuye nuestro nivel de competencia e inteligencia. Nuestro cerebro sufre una sobrecarga que sobresatura nuestra capacidad mental, impidiendo que realicemos más de una tarea con la misma calidad que lo haríamos si estuviésemos haciendo solo una.

Siendo así, si necesitas hacer tareas importantes, organízate para no hacer más de una a la vez. Esto te ayudará a centrarte en las prioridades y a mantener la alta calidad de tus acciones.

3. Medita

La meditación es una práctica milenaria en la que el individuo utiliza técnicas para mantener el enfoque de la mente, sea en un pensamiento o en una actividad particular. Por actuar en la corteza prefrontal, esto influye directamente en la concentración y el aprendizaje.

Por lo tanto, si quieres mejorar la concentración, practica la meditación, pues activa la región de la corteza, aumentando el volumen de materia gris. Esto produce un efecto directo en el cerebro.

Además, la práctica reduce la actividad del lóbulo parietal, lo que consecuentemente hace que no seamos tan sensibles a los estímulos externos.

4. Ten una noche de sueño bien dormida

¿Has notado que cuando tenemos una buena noche de sueño, al día siguiente, tenemos más disposición? Al igual que los otros órganos de nuestro cuerpo, el cerebro necesita descansar. Por eso, si quieres mejorar la concentración, trata de dormir bien.

Durante el sueño, el sistema nervioso central se restaura, haciendo que las neuronas repasen informaciones adecuadas entre sí. Esto influye en la actividad cerebral y nos ayuda a desarrollar una capacidad superior para concentrarnos en ciertas tareas.

5. No te olvides del ocio

El cerebro no es una máquina. Si no le das un descanso, con el tiempo, tu concentración va fallando y las actividades empiezan a hacerse como quiera.

Por ese motivo, separa algunos momentos de tu día para hacer una pausa y relajarte – eso te ayudará a tener más ánimo para hacer las tareas que requieren concentración.

Tener momentos de ocio es fundamental no solo para garantizar el bienestar, sino también para mejorar la concentración. Por eso, apuesta en estos momentos de relajación.

Haz actividades que te den placer y que no sean una obligación, como pasear en un parque o ver una película.

6. Desconéctate

Una cierta dosis de estrés es fundamental, pues nos ayuda a responder de manera ágil ante situaciones de emergencia. Sin embargo, hay que tener cuidado para que esto no se convierta en una carga.

Hoy, estamos recibiendo estímulos constantes, además de estar expuestos a demasiadas informaciones, lo que acaba sobrecargando nuestro cerebro.

¿Ya te has dado cuenta de que la ansiedad aumenta cuando estamos todo el tiempo conectados?

Por tanto, si deseas mejorar la concentración, desconéctate, apaga tu computadora y el teléfono móvil y no entres a las redes sociales. La desconexión ayuda a ejercitar una parte del cerebro conocida como red neuronal estándar, permitiendo espacio para soñar y consolidar la memoria.

7. Aliméntate bien para mejorar la concentración

Algunos alimentos ayudan en la regeneración de las neuronas, impactando la concentración. La hipoglucemia, que es la falta de glucosa en el organismo, puede perjudicar el razonamiento. Por tanto, elige fuentes de esta sustancia, como cereales integrales y frutas, para mejorar la concentración.

El zinc es otro elemento importante, pues actúa contra los radicales libres, preservando las membranas de las neuronas y contribuyendo así al intercambio de informaciones entre ellas.

En este caso, consume alimentos como huevos, productos lácteos y carne roja para tener un cerebro más concentrado.

8. Haz una lista de tus tareas

¿Necesitas concentrarte en determinadas tareas, pero no logras mantener el foco? ¡Haz una lista!

Para esto, puedes usar, por ejemplo, aplicaciones de productividad.

Elaborar una lista de las cosas que tienes que hacer te ayudará a concentrarte en lo importante que debes que realizar en un determinado día.

Así, puedes establecer prioridades – como el trabajo. El documento también ayuda a evitar que la concentración se pierda en el camino, pues sabes que necesitas terminar una tarea para empezar otra.

9. Estimula tu mente

Así como el cuerpo, el cerebro también necesita ejercitarse. La gimnasia mental es esencial y debe aplicarse a tu rutina. Un neurocientífico americano, Larry Katz, hasta le dio un nombre a esa actividad: neuróbica.

Para él, prácticas  como hacer crucigramas, jugar al ajedrez, utilizar la mano que no usas normalmente y hacer cuentas a la moda antigua, sin la ayuda de una calculadora, son excelentes alternativas para estimular y mejorar la concentración. Esto sucede porque estas acciones ayudan al cerebro a aprender diferentes maneras de hacer las cosas.

10. Memoriza las cosas

¿Sueles practicar la memorización? Si no, deberías empezar a hacerlo.

Memorizar frases, poemas e incluso canciones no solo ayuda a ampliar el vocabulario, sino que también entrena el cerebro para que se concentre en actividades importantes.

Recuerda que la memoria forma la base del aprendizaje y que, sin ella, no podemos concentrarnos. Por tanto, ten hábitos diarios que te permitan ejercitar la mente: esto afectará directamente tu éxito profesional y personal.

La importancia de la concentración

El vicio en el uso de aparatos electrónicos es el villano de la concentración, un problema típico del siglo XXI. La tecnología domina prácticamente todos los aspectos de la vida durante el tiempo en el que estamos despiertos y esto tiene un coste cognitivo.

Por tanto, si deseas mejorar la concentración, trata de poner en práctica los consejos que te hemos dado.

Verás que conseguirás tener una mayor habilidad para realizar tus compromisos diarios y lograrás relajar la mente, aumentando tu calidad de vida.

Esperamos que hayas disfrutado nuestros consejos.

¡Échale un vistazo también a nuestros consejos para vencer la procrastinación!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.