¿Cómo planificar los contenidos de tus clases online?

¿Cómo planificar los contenidos de tus clases online?

Consejos para reutilizar los contenidos de tus clases presenciales en clases online.

Independientemente del tipo de contenido que ofreces, si llegaste a este post es porque ya has notado la necesidad de adecuar tus servicios presenciales para compartir conocimientos por Internet. 

Durante mucho tiempo, la enseñanza a distancia se resumía básicamente en usar las mismas clases ministradas presencialmente y simplemente ofrecerlas en formato online a los alumnos. 

Sin embargo, hoy ya sabemos que eso no funciona más. Ya que todos los contenidos online necesitan ser adecuados para que la enseñanza a distancia realmente ocurra. 

Por eso, en este post vamos a darte 5 consejos para que puedas adecuar y aprovechar tus contenidos de clases presenciales y planificar contenidos online para tus alumnos de manera valiosa y práctica. 

1. Haz una lista con los contenidos de tus clases presenciales

Para empezar a planificar contenidos online usando tus clases presenciales necesitas pensar en todo lo que enseñas presencialmente.

Haz una lista con los temas de tus clases y escribe lo que el alumno aprende en cada una de ellas.

Por ejemplo: si eres una profesora de piano, probablemente das clases de teoría musical y clases prácticas en sí. 

Dentro de cada uno de esos temas, puedes pensar en microtemas. Entonces en la clase de teoría musical puedes enseñar un día a leer una partitura, otro a componer armonías, otro a hacer estudio de tiempo y mucho más.

Después de entender lo que enseñas en cada una de tus clases presenciales conseguirás notar cuáles son los asuntos que pueden ser enseñados a distancia.

De esta forma, siguiendo con el ejemplo de la profesora de piano, al planificar el contenido online para los alumnos, puede grabar un vídeo dando consejos para que los alumnos lean partituras con más facilidad. 

2. Piensa en el perfil de tus alumnos 

Es muy importante que siempre pienses en el perfil de tus alumnos y público cuando estés planificando tus contenidos online. Necesitas crear contenidos atractivos para ellos, al fin y al cabo, el objetivo es que consuman lo que estás creando.

Entonces, entiende lo que le gusta a tu público y, principalmente, lo que necesita en aquel momento. 

¿Cuáles son los tipos de temas que abordas en tus clases presenciales que generan más curiosidad? Eso puede ser un factor que te ayudará a elegir qué contenidos debes transformar en online. 

Por ejemplo: si eres un personal trainer y sabes que un dolor de tus alumnos es saber estirarse adecuadamente después de un entrenamiento, puedes crear una serie de vídeos con consejos sobre este tema. Así crearás contenidos para quienes ya entrenan contigo y aún podrás atraer a nuevos seguidores. 

3. Elige un formato para tus contenidos 

Cuando entiendas el perfil de tus alumnos y de las personas que te siguen en las redes sociales o en cualquier otro canal online, conseguirás definir cuál es el mejor formato de contenido que puedes crear. 

Durante la planificación de los contenidos es el momento de definir si es mejor hacer vídeos, enseñar un paso a paso solamente con imágenes, textos o incluso por medio de un audio. 

Pero no pienses que el formato del contenido depende solamente de lo que a tus alumnos les gusta ver. También necesitas tener tranquilidad al momento de crear contenidos online; por eso, busca el formato con el que te sientes más cómodo. 

Claro que los vídeos son excelentes y pueden ayudarte mucho en el momento de enseñar algo. Sin embargo, si no tienes familiaridad con las cámaras, puedes pensar en crear un ebook bien completo para que las personas aprendan lo que quieres enseñar. 

Ahora, si quieres aventurarte con los vídeos, aprovecha para ver nuestros tips sobre cómo hablar bien delante de las cámaras: 

4. Define el tiempo de cada clase online

Si nunca has ofrecido clases online, este consejo puede parecer el más importante de todos. Sin embargo, tenemos que decirte una cosa: no existe un tiempo ideal para cada clase online. 

Todo depende de tu público y, claro, del contenido que tienes que pasar.

Lo más interesante del mercado digital es que tienes espacio suficiente para hacer pruebas. Por eso, puedes hacer un vídeo más corto y otros más largos para ver cuál prefiere tu audiencia.  

¿Veamos otro ejemplo para que sea más fácil entenderlo? 

Imagínate que eres una cocinera y quieres enseñar a las personas cómo hacer tus recetas. Seguramente el tiempo que gastas para preparar un guisado no es el mismo que gastas para hacer una torta de chocolate, ¿verdad?

En este primer ejemplo, vemos que el tiempo del vídeo que vas a grabar será diferente por el tipo de contenido de las clases, que es completamente distinto.

Ahora, otra opción es probar el tiempo de las clases con el mismo contenido.

Vamos a imaginar que quieres enseñar cómo hacer una receta de brownie. Puedes realizar y ofrecer dos vídeos: uno en IGTV, de 2 minutos, y otro en tu canal de YouTube, de 8 minutos, por ejemplo. 

Claro que los dos canales de comunicación son diferentes y, por eso, la retención de quien está mirando los vídeos también será diferente. Pero con esta prueba consigues descubrir en cuál vídeo explicas mejor la receta y, así, puedes definir cuál es el tiempo ideal para tus contenidos. 

5. Utiliza materiales de apoyo

Si ya ofreces clases presenciales, probablemente tienes materiales de apoyo para tus alumnos. Y es importante que sepas que este tipo de material es muy útil al momento de planificar contenidos online. 

Algunos ejercicios, consejos e incluso tutoriales pueden ser añadidos en la descripción de tus vídeos o enviados por e-mail, comunidades y hasta por WhatsApp a tus alumnos. 

¿Te acuerdas del ejemplo del personal trainer? Un buen material de apoyo sería un cuadernillo con un dibujo del cuerpo humano indicando todos los músculos. De esa forma, cuando el alumno se estire, sabrá exactamente qué músculo está siendo activado. 

Escucha a tus alumnos 

Al momento de planificar los contenidos para tus clases online es muy importante pensar en lo que debes compartir con tus alumnos. Sin embargo, no sirve pensar solamente en lo que puedes enseñar. 

Además de poner en práctica los 5 consejos que te dejamos aquí, es muy importante que tengas como norte a las personas que van a mirar tus clases. Por eso, es fundamental que sepas recibir feedbacks para que puedas mejorar tu contenido online.

Entonces, si decidiste adaptar tu trabajo y ofrecer clases por Internet, es muy importante comunicárselo a tus alumnos desde el principio: avisales que estás preparando un contenido muy interesante y pregunta qué les gustaría ver. 

Existen varias formas de conseguir la opinión de tus clientes. Puede ser en un grupo de WhatApp que ya tienes con tus alumnos, por medio de cuestionarios, pidiendo testimonios por email o en las redes sociales, por ejemplo.

¡Transforma tu negocio!

Aquí en Hotmart, preparamos una serie de clases en directo para ayudar a las personas que quieren adaptar su negocio tradicional al formato online.

Mira cómo ha sido nuestro primer encuentro virtual sobre cómo adaptar y planificar tus servicios en Internet:

Para ver más sobre el proyecto y registrarte para mirar las clases, ¡haz clic aquí!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.