Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

¿Quién es el profesor en línea y cómo actúa en el mercado educativo?

¿Quién es el profesor en línea y cómo actúa en el mercado educativo?

Aprende cómo actuar con educación a distancia.

Seguramente has oído hablar de las profesiones del futuro, que han atraído cada vez más la atención de las personas, principalmente de jóvenes y de quienes quieren ser dueños de su propio negocio.

Cuando pensamos en este tema, generalmente, la primera palabra que viene a la mente es la tecnología. Por eso, muchas veces, creemos que las profesiones del futuro solo se refieren a empleos como:

  • Desarrollador de software;
  • Creator;
  • Analista de big data;
  • Y otras actividades que requieren el conocimiento profundo de la tecnología.

Sin embargo, ¿sabías que profesiones consideradas tradicionales también pueden adecuarse al mercado digital e incluso ser buenas opciones para quien quiere trabajar en Internet?

Una de esas profesiones es el profesor en línea, que además de dar clases presenciales, ahora logra expandir su alcance de enseñanza y trabajar incluso en aulas virtuales.

Si nunca pensaste que era posible, lee este post hasta el final. Hoy, vamos a explicarte mejor quién es el profesor en línea y además te mostraremos cómo puedes actuar en el mercado digital dando clases virtuales.

¡Acompáñanos!

¿Quién es el profesor en línea?

Al igual que la enseñanza tradicional, el profesor online o en línea es una persona que tiene un conocimiento específico y quiere transmitirlo a otras personas dando clases.

Pero la gran diferencia aquí es que, con las clases en línea o virtuales, el profesor enseña sus materias usando recursos disponibles a través de Internet, o sea, sin estar físicamente presente en un aula con sus alumnos.

Se engaña quien piensa que el profesor en línea es solo una persona que ya trabaja dando clases y que enseña materias como español, matemáticas, física y geografía.

Por supuesto, si tienes este tipo de formación – principalmente la licenciatura -, probablemente tendrás muchas más facilidades para dar clases online.

Sin embargo, aunque no tengas la carrera de profesor como tu principal fuente de ingresos, recuerda que si tienes un conocimiento específico en cualquier área, es posible ser un profesor en línea. Para ello, debes tener algo para enseñar y personas que quieran saber más sobre el tema que piensas transmitir.

¿Qué es la educación a distancia?

Muy conocida como EAD, la educación a distancia es un modelo de enseñanza en línea.

Esto significa que todos los procesos de aprendizaje y enseñanza se realizan a distancia, con ayuda de un dispositivo que tenga acceso a Internet y varias tecnologías educativas utilizadas para facilitar la transmisión del contenido.

El mercado de EAD ha sido cada vez más buscado no solo a causa de sus ventajas para los alumnos, sino también por las facilidades que le ofrece al profesor y a quien quiere actuar en ese nicho.

Ventajas de ser un profesor en línea

Si tienes algo para enseñar, pero todavía no te has decidido si realmente quieres dar clases en línea, te ofrecemos aquí las 4 principales ventajas de ser un profesor en línea. Dales un vistazo:

1. Horario y ubicación flexibles

Una de las ventajas de ser profesor en línea que llama más la atención de quien quiere actuar en ese mercado es poder trabajar desde donde y cuando quiera.

Como sus clases serán grabadas o estarán disponibles en forma de ebook, puedes crear tu curso online dentro de tu propia casa y en los horarios que encuentres mejor.

De esa forma tendrás más tiempo para dedicarte a otras tareas diarias y, principalmente, lograrás pasar más tiempo con tu familia, por ejemplo.

professor en línea - banner "¿Quieres ser dueño de tu proprio negocio?"

2. Más facilidad para escalar los beneficios

¿Recuerda que hablamos que la clase del profesor online es completamente transmitida por Internet?

Este es el motivo por el que puedes escalar tus ganancias con más rapidez y volumen que ofreciendo las clases de manera exclusivamente presencial.

Como grabarás tus clases y las pondrás a disposición en una plataforma en línea, cualquier persona de cualquier lugar del mundo puede tener acceso a tu contenido. Esto significa que el esfuerzo que harás para entregar tu curso online a una o a mil personas será el mismo.

3. Posibilidad de enseñar lo que amas

¿Recuerda que dijimos que no necesitas ser profesor de una materia tradicionalmente enseñada en la escuela para ser un profesor en línea?

Con esta modalidad de enseñanza, puedes enseñar lo que más amas, sea un curso de matemática financiera o clases sobre adiestramiento de perros, por ejemplo.

Todo depende de tu experiencia. Por eso, descubre lo que más te gusta hacer y en aquello que tienes más facilidad para enseñar, y crea un curso online sobre este tema.

4. Disponibilidad de tiempo para especializarte

Gracias a que puedas trabajar donde y cuando quieras, tienes más tiempo disponible no solo para estar con tu familia, sino también para especializarte.

Como ya debes saber, el mercado exige cada vez más conocimientos de todos nosotros. Por eso, tener tiempo disponible para poder estudiar y aprender algo nuevo es una ventaja que tendrás en relación a tus competidores.

Además, puedes utilizar este tiempo también para aprender un nuevo hobby que nunca imaginaste que podías aprender.

Desventajas de ser un profesor en línea

Como no todo son flores, es posible encontrar algunas desventajas de actuar en el mercado de educación a distancia.

Pero te darás cuenta de que todos los puntos negativos que te mostraremos pueden ser evitados y superados con tu propio esfuerzo:

1. Trabajar más que antes

Como probablemente serás responsable de todo lo que se refiere a tus clases en línea, desde la planificación hasta la venta, es posible que trabajes más de 8 horas al día para tener todo listo lo más rápido posible.

Sin embargo, es muy probable que esto suceda solo al principio. Con el tiempo, notarás que será mucho más fácil planificar lo que quieres abordar en tus clases y grabarlas para ponerlas a disposición de tus alumnos.

Además, es posible también contar con otras personas para ayudarte a realizar la venta de tus clases, por ejemplo. Los programas de Afiliados son excelentes opciones para quien quiere crear un curso en línea, pero que no tiene experiencia en ventas.

2. Salir del mercado de trabajo

Muchas personas tienen miedo de trabajar en Internet porque creen que eso les hará salir del mercado de trabajo.

Es verdad que no tendrás un sueldo fijo ni recibirás los beneficios que tendrías en un empleo convencional.

Pero cuando decides ser un profesor en línea, aunque no trabajes más en una escuela, la gente aun te verá como la principal fuente de conocimiento del tema que abordas.

Además, el hecho de que trabajes en línea no significa que no ejerces una actividad profesional. Incluso, como lo dijimos al inicio de este post, este tipo de actividad ha sido considerada cada vez más como una opción para varias personas que están en el mercado de trabajo tradicional y quieren mejorar sus rutinas profesionales.

3. Aprender nuevas herramientas

Si no tienes familiaridad con las herramientas en línea disponibles para crear tu curso, es probable que tengas que dedicar una parte de tu tiempo para aprender más acerca de estas herramientas.

Es cierto que tendrás que estudiar y probar todos los recursos para ver cuál es el mejor para él o ella y sus alumnos.

Sin embargo, adquirir más conocimiento nunca es algo negativo. Mientas más informaciones nuevas logras aprender, más facilidad tendrás para usar otras herramientas y más gente notará que eres un(a) referente en tu nicho.

4. No tener contacto con otros profesionales

Cuando trabajas con educación, estás constantemente en contacto con otras personas. Esto es muy importante porque permite el intercambio de conocimientos, lo que hace que te mantengas siempre actualizado en su mercado.

Una de las desventajas de ser profesor en línea es que, por trabajar en casa, puedes terminar aislándote de otras personas. Después de todo, ya no tienes que salir a algún lugar y no tienes contacto directo con tus alumnos y otros compañeros de profesión.

Este es el tipo de desventaja que puede ser muy bien superada cuando estás en contacto con otras personas que también dan clases en línea.

En el mercado digital, utilizamos la palabra networking para definir esto: son contactos profesionales que puedes hacer con personas que actúan en tu área. La comunidad de profesores online es muy grande, y seguramente conocerás a personas con quienes podrás compartir tus conocimientos y aprender más.

¿Cómo dar clases en línea?

Ahora que ya entendiste lo que es un profesor en línea u online y te diste cuenta de que cualquier persona que tiene algo para enseñar puede dar clases virtuales, es hora de aprender cómo hacerlo.

Los 7 pasos principales para dar clases online son:

  1. Definir el tema que abordarás;
  2. Identificar quiénes son tus alumnos para trazar un perfil de tu público;
  3. Crear un plan de curso centrado en tu audiencia y el contenido que deseas abordar;
  4. Elegir el formato de tus clases en línea;
  5. Saber explicar bien el contenido que se abordará en tu curso en línea;
  6. Grabar y editar tu material en vídeo;
  7. Colocar a disposición tus clases en Internet.

Echa un vistazo a nuestro Hotmart Tips y aprende cómo crear y vender cursos online:

¿Has quedado con curiosidad y quieres entender cómo funciona este proceso en la práctica? Lee nuestra guía completa que enseña cómo dar clases en línea y ganar dinero enseñando.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.