Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

¿Cómo eliminar los hábitos tóxicos para que tengas más éxito profesional?

¿Cómo eliminar los hábitos tóxicos para que tengas más éxito profesional?

¡Consejos simples para aplicar en tu rutina!

Miles de personas en el mundo desean convertirse en profesionales exitosos, y el primer paso para lograrlo es evaluar los hábitos personales y profesionales.

Existen algunos hábitos tóxicos que pueden entorpecer tus relaciones personales en el trabajo y, consecuentemente, tus posibilidades de crecer profesionalmente.

No hace falta decir que, para ser un emprendedor exitoso, también necesitarás eliminar estos hábitos de tu rutina.

Si estás pensando en esto, vamos a ayudarte. En el texto de hoy, te mostramos cómo eliminar algunos hábitos que pueden estar obstaculizando tu camino al éxito profesional.

¿Qué significa tener éxito?

¿Alguna vez pensaste cuál es el verdadero significado de tener éxito?

La mayoría de la gente cree que el éxito es sinónimo de ganar bien. Sin embargo, es cada vez más común ver a profesionales bien remunerados que están insatisfechos con la carrera que ejercen.

Para la generación millennial (nacidos a partir de la década de los 80), el éxito profesional está más asociado a la satisfacción personal que a la ganancia financiera. Tanto que muchos de ellos prefieren trabajar en una empresa que tenga un objetivo social que en una gran corporación, aunque eso signifique a menudo ganar menos.

Áreas como el emprendedorismo, especialmente en Internet, llaman mucho la atención de este público. Por eso, en el contexto actual, es cada vez más importante desvincular el éxito de la remuneración.

Hay varios indicadores que pueden mostrarte que estás en el camino correcto en tu carrera.

Veamos algunos de ellos:

Alcanzar metas predeterminadas

Las metas son un conjunto de desafíos que deben ser superados en pro de una realización mayor.

Digamos que tienes el objetivo de comprarte un coche. Establecer metas cuantificables ayuda a asegurar que no perderás el foco, como salir solo una vez al mes, ahorrar un porcentaje de tu salario, etc.

Uno de los mejores indicadores de éxito profesional es la realización de estas metas.

Si tienes un objetivo claro, no debes medir esfuerzos para hacerlo realidad. Pero es claro que debes actuar de manera ética y sin sacrificar tus creencias personales en favor de una promoción en el trabajo.

Hay muchos profesionales que ya han probado que es posible. Busca estas historias para que te inspires.

Trabajar con lo que te gusta

Como lo mencionamos anteriormente, el éxito no siempre es sinónimo de dinero.

Trabajar en algo placentero es la mejor manera de tener éxito, ya que significa que estás poniendo tu bienestar en primer lugar.

Por otro lado, trabajar con lo que no te gusta puede ser desgastante, ya que te expones a niveles elevados de estrés a diario.

Pero no te preocupes si tienes dudas acerca de la carrera que quieres estudiar o ejerces. De vez en cuando, eso es natural. Lo que no es normal es levantarte de la cama siempre contando los días para llegar el fin de semana.

Si te estás preguntando cómo congeniar trabajo y placer, la mejor solución tal vez sea tener un emprendimiento propio. Así, te dedicas a algo que te gusta y tienes más libertad para definir tus horarios. Cosa que nos lleva al siguiente tema.

Más tiempo con la familia

Otro gran indicador de éxito es cuando el profesional encuentra un equilibrio en sus tareas a punto de tener más tiempo libre para aprovechar la familia, los amigos y las personas queridas.

El trabajo debe ser solo un medio para alcanzar un objetivo, que es el éxito no solo profesional, sino también personal.

Más tiempo libre para viajar y realizar proyectos personales

Además de tener un trabajo, es importante tener un hobby, una ocupación personal que no tenga ninguna relación con la vida profesional.

¿Sabes ese sueño de hacer un viaje en las vacaciones, conocer otras ciudades y nuevas culturas? Todos estos proyectos son importantes y deben ser realizados.

Si no eres capaz de disfrutar de estos placeres, de aprovechar el tiempo libre para realizar tus proyectos personales, todavía no has alcanzado el éxito profesional, ya que estás renunciando a varias vivencias por causa del trabajo.

¿Cuáles son los hábitos tóxicos que impiden el éxito profesional?

Hay varios malos hábitos que le impiden a las personas alcanzar el éxito en sus carreras profesionales. Muchas veces, la comodidad, la falta de energía, de pasión e incluso de conocimiento pueden resultar en el fracaso.

Descubrir cuáles son esos hábitos tóxicos y cómo eliminarlos es fundamental para crecer profesionalmente. El cambio debe partir de dentro hacia fuera, y el mejor momento para empezar a cambiar es ahora.

Aprende a identificar los hábitos que están arruinando tu carrera profesional.

1. Procrastinar

El significado de procrastinar es dejar una tarea para después, aplazar un compromiso, descuidar un proyecto o una meta.

En la vida profesional, la procrastinación es uno de los hábitos más tóxicos, pues impide el crecimiento individual.

Quien procrastina tiene la falsa ilusión de felicidad, pero acaba arrepintiéndose en el futuro por no haber aprovechado las oportunidades. Las personas que procrastinan acaban perdiendo plazos, dejan de cumplir sus obligaciones y quedan restringidas a un ámbito de trabajo predefinido.

Para superar la procrastinación, hay que tener fuerza de voluntad y el pensamiento firme de que, para tener éxito, hay que ser proactivo. Y por proactivo se entiende una persona que se dispone a ayudar y que tenga autonomía para proponer nuevas ideas y proyectos.

El primer paso para deshacerse de la procrastinación es comenzar a ocuparse, incluso en los momentos libres, llevando a cabo actividades productivas. En vez de pasar tiempo sin hacer nada, aprende un nuevo idioma, lee un libro o realiza actividades voluntarias y extra curriculares que puedan perfeccionar tu visión de mundo y de las personas.

2. Acumulación de tareas

Trabajar mucho no es señal de trabajar con calidad. La acumulación de tareas, también conocida como multitasking, puede generar gran desgaste físico y psicológico, impactando directamente en el desempeño del profesional.

La falta de enfoque y objetividad a la hora de trabajar conlleva poco rendimiento y resultados por debajo de lo esperado.

Más importante que realizar varias tareas de forma automatizada, es centrarte en una actividad de calidad que puede traer resultados significativos para la empresa en la que trabajas o para el negocio que manejas.

3. Incapacidad para delegar bien las tareas

Para ser un emprendedor exitoso, es fundamental contar con socios de negocio o colaboradores de confianza.

Muchos profesionales cometen el error de delegar tareas para personas que no están capacitadas para la realización. Con eso, acaban perdiendo tiempo y dinero, recibiendo al final un trabajo mal hecho.

En el otro extremo, el profesional que absorbe varias tareas puede tener su entrega comprometida y quedarse sin tiempo para realizar lo que realmente estaba previsto en su planificación.

4. No saber separar la vida personal de la profesional

Otro hábito bien tóxico es no saber separar la vida personal del trabajo y dejarla impactar tu funcionamiento y las relaciones con tus colegas.

Todo el mundo pasa por días malos, pero eso no significa que debes dejar un problema personal influenciar negativamente tu ambiente de trabajo.

¿Cómo evitar los hábitos tóxicos?

Para realizar todos tus proyectos es necesario que elimines los hábitos que citamos anteriormente de tu rutina.

Veamos a continuación algunos consejos que te pueden ayudar.

1. Enfocate más

Uno de los primeros pasos para convertirte en un emprendedor exitoso es tener más foco.

La concentración en los objetivos y metas es fundamental para lograr resultados positivos. Sin este esfuerzo, la procrastinación puede volverse un problema serio.

Enfocarse más significa priorizar algunas actividades en detrimento de otras. Entonces, elige un área y actividad que realmente te inspire y empieza a trabajar para lograr el éxito dentro de ese segmento. Vas a trabajar menos, con más placer, y rendir mucho más.

Tener una hoja de trabajo o hacer anotaciones puede ayudarte en este proceso de ver lo que es realmente importante. En el caso de las hojas de cálculo, puedes marcar con colores diferentes aquellas actividades que no se pueden dejar para después.

2. Estudia siempre

La búsqueda de conocimiento debe estar siempre presente en la vida de quien desea alcanzar el éxito profesional.

El mundo es cada vez más complejo y el mercado se transforma con gran velocidad, principalmente en Internet. Estar atento a esa mutabilidad es importante para no perder oportunidades.

Por eso, haz cursos y estudia siempre que sea posible. (Aprovecha para ver nuestros consejos sobre cursos gratuitos online que puedes hacer para especializarte.)

3. Crea una lista de tareas diarias

Uno de los errores más cometidos por los profesionales es trabajar solo con metas a largo plazo.

La ejecución de tareas diarias es esencial para ejercitar tus habilidades y mantenerte motivado. Entonces, crea listas de tareas que necesitas hacer diariamente para no dejar de realizar nada de lo que habías planeado.

4. Tómate un tiempo

¡El trabajo no lo es todo y vas a terminar dándote cuenta de ello!

Es importante dedicar un tiempo para realizar tus proyectos de vida, viajar, disfrutar con la familia y amigos, aprender un idioma nuevo, un instrumento musical o cualquier otra actividad que te sea placentera.

Este equilibrio te ayudará a tener más disposición para afrontar los desafíos del trabajo cuando surgen, además de ser una manera de automotivación.

5. Organiza tu tiempo

Vale la pena mantener un cronograma de trabajo organizando el tiempo de acuerdo con las tareas que necesitan ser ejecutadas.

De esta forma, tendrás mayor control sobre tus actividades profesionales, gerenciando mejor los resultados alcanzados y pensando estrategias para alcanzar todos tus objetivos.

Aprende a manejar tu tiempo para no perder buenas oportunidades.

6. Evita las distracciones

Como ya lo dijimos antes, enfocarse más es esencial para lograr el éxito profesional.

Hay varias distracciones que nos impiden crecer profesionalmente, como Internet, aparatos electrónicos, juegos, amistades y muchos otros. Es necesario tener una idea clara de lo que es trabajo y lo que es el ocio.

A la hora de trabajar, hace bien dejar de lado todas esas distracciones y concentrarte en la realización de las tareas profesionales.

Conclusión

Si llegaste hasta aquí, te has dado cuenta que saber conciliar trabajo, familia y ocio es tan importante como ganar dinero. Viste también que hábitos tóxicos pueden aparecer en nuestras rutinas constantemente, pero que es posible eliminarlos para lograr el éxito profesional e incluso personal.

Si eres un emprendedor, ya debes haber entendido que encontrar el equilibrio entre tus actividades personales y profesionales es la clave para llegar a la cima.

Pero si todavía no eres un emprendedor y te diste cuenta de que ese puede ser el camino para tu éxito profesional, puedes estar tranquilo que también vamos a ayudarte. Aquí en el blog, tenemos un post completo con 30 ideas de negocios en auge para que seas tu propio jefe. ¡Descúbrelo con nosotros!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.