Cerrar

¿Cuál será el comportamiento del consumidor después del 2020?

El año 2020 fue poco común, si quieres saber como será el nuevo comportamiento del consumidor después de este año. Descúbrelo en este post.

Imangen que ilustra un carrito de compras y la cara de un consumidor dentro de él, haciendo alusión al cambio de comportamiento de los consumidores

Con relación al comportamiento de todos en general y al del consumidor en particular, estamos ahora, en 2021, en un verdadero punto de inflexión, porque el mundo en sí se está remodelando en un grado y a una velocidad que no tienen precedentes.

Pensamos que uno de los elementos que va a condicionar más el rumbo social a corto plazo —y ya hablando en términos de marketing, el comportamiento de nuestro buyer persona— es la vacuna del COVID-19, porque esta va a influir sobre todo: en cómo nos relacionamos con los otros, trabajamos, nos desplazamos, cuidamos de nuestra salud y, claro, consumimos.

VÍDEO | Trivia: Cambios en el consumidor | Ponte a prueba

Ahora conocerás una serie de tendencias de comportamiento del consumidor que ya se están observando sólidamente en el mercado y que sin duda te serán muy útiles a la hora de planificar tus estrategias de venta, aunque quisiéramos llamarte la atención sobre una primera idea clave: 

EL NUEVO AHORA

¡Acompáñanos, y te lo explicamos!

El “nuevo ahora”

Para describir lo que viene por delante preferimos pensar, no en una “nueva normalidad”, de la que tanto se ha hablado en los últimos tiempos, sino en un “nuevo ahora”.

¿Por qué? Porque “nueva normalidad” da idea de una situación que no cambia, y lo cierto es que el cambio acelerado está siendo y será lo que esté a la orden del día. Así, la idea de “nuevo ahora” tiene en cuenta que el “ahora” de dentro de un año podrá ser bien diferente del de hoy.

Y al observar nuestro mercado, competidores o buyer personas, significa que si antes una empresa podía contentarse con hacer un estudio anual, ahora será recomendable desarrollar métodos de análisis más ágiles y sencillos para poder acompañar los cambios de manera más periódica. 

Por ejemplo, con aplicaciones o simples hojas de cálculo donde registrar los datos más esenciales sobre el buyer persona o sobre un competidor en diferentes momentos del tiempo.

Dicho esto, vamos a hablar ya sobre el panorama de los consumidores. 

8 tendencias generales sobre el comportamiento del consumidor

8 tendencias generales sobre el comportamiento del consumidor 2021

1. Preocupación

Muchas personas se sienten más vulnerables, muy preocupadas consigo mismas y con la gente con la que conviven.

Las palabras clave aquí a la hora de comunicarse son empatía y compasión genuinas. El mensaje a pasar puede ser: “Comprendo tu situación. Si puedo ayudarte en algo, aquí estoy”.

Se trata de presentarle a la audiencia ideas e historias que le preocupen, que sean útiles y pertinentes para ella, que sean inspiradoras, que le ofrezcan algún tipo de valor, con un lenguaje positivo y esperanzador. 

El recurso del storytelling resulta una estrategia muy adecuada para estos casos, ya que además de inspirar fuertemente, nos hace únicos, memorables, nos humaniza. También lo ideal es que esté basado en hechos reales, no en la ficción.

2. Búsqueda de sentido vital

La sensación de incertidumbre está generando también una actitud más introspectiva en muchas personas, quienes están buscando respuestas a las preguntas importantes de la vida.

Como por ejemplo: 

  • ¿Cómo quiero vivir? 
  • ¿Qué y quién es importante para mí? 
  • ¿Qué dirección hacia el futuro tomar? 
  • ¿Cómo estar bien emocionalmente? 
  • ¿Qué significa “vivir”?…

En resumen, está aumentando de manera intensa el interés por todo lo que tiene que ver con cuestiones psicológicas, como los temas de autoconocimiento y salud mental.

Imagen de una mujer en ropa deportiva haciendo yoga en medio de la naturaleza.

3. Consumo minimalista

Esto es, el interés por reducir los hábitos de consumo a lo esencial, resurgiendo la demanda de conductas relacionadas con asuntos como el ahorro, el trueque y la educación financiera en general.

4. Humor y ocio

El humor es una gran vía de descarga emocional y todo lo que trabaje con él también está teniendo y va a tener amplia demanda. 

Con relación al ocio, se trataría de ofrecerle al cliente soluciones que produzcan momentos placenteros, que ataquen el aburrimiento, la soledad y la monotonía.

Los mensajes alegres, positivos, tienen además sus efectos fisiológicos benéficos, ya que producen endorfina, la hormona de la felicidad.

5. Conciencia social

Según una encuesta de Edelman en 2020, un 64% de los consumidores recompensaría a las empresas que participen en algún tipo de activismo. Conceptos como “capitalismo ético”, “activismo de marca”, “empresas B-Corps” (que buscan combinar rentabilidad financiera y propósito social) o “inteligencia cultural” estarán a la orden del día.

El consumidor quiere saber que no estás ahí solo para ganar dinero. Entonces, es un excelente momento para activar iniciativas que tengan que ver con temas de conciencia social, como cuestiones de raza, género, orientación sexual y afectiva, personas con discapacidad, etc. 

¡Pero cuidado, el público va a querer saber que tu compromiso con la causa es real! 

Así, a saber, si apoyas en tu comunicación la diversidad de razas, no pares por ahí. Trabaja a nivel práctico para incorporar la idea a la cultura de tu empresa. Por ejemplo, creando una política de contrataciones que la considere seriamente, prestándole atención al posible lenguaje ofensivo que se pueda colar en tus mensajes publicitarios, introduciéndola en tu comunicación interna, etc. 

6. Ecología

La sensibilidad medioambiental también es creciente, el interés por el cuidado de los entornos naturales y la vida en ellos, y el aprender formas de desarrollo sostenible, como el “derecho a reparar”.

Ejemplo de esto es la ley que entrará en vigor en 2021 en la Unión Europea que busca evitar que los electrodomésticos reparables terminen en la basura, obligando por ello a los fabricantes a ofrecer piezas de recambio.

Imagen de varias macetas con plantas pequeñas apiladas en serie, haciendo referencia a la naturaleza y la ecología.

7. Salud

En auge, claro, todo lo que tenga que ver con el cuidado de la salud del cuerpo y la mente.

Por ejemplo, según un estudio de Cigna Salud, durante el 2020 los cuadros de síntomas asociados al estrés crónico se dispararon en España hasta un 75%.

Con relación a la COVID-19 se trataría de tener cuidado para no caer en el oportunismo, centrándonos por encima de todo en ofrecer soluciones ante el problema, en ser alguien que ayuda.

8. Búsqueda de figuras de referencia

En épocas difíciles, la gente tiene una fuerte necesidad de encontrar figuras de referencia, ya se trate de individuos u organizaciones.

De ahí el crecimiento de la popularidad de los influencers, por ejemplo. 

Entonces, a la hora de crear productos y servicios, así como en la comunicación, se trataría de trabajar para, como dice la experta en marketing española Maïder Tomasena, “Ser nosotros el rayo de sol”.

Comportamiento del consumidor en las redes sociales

Una de las mejores maneras de ver con tus propios ojos cómo se está dando todo esto es acompañar el comportamiento del consumidor en los medios sociales.

Samantha Álvarez, Agente Customer Experience de Hotmart, nos habla de ello en este video, presentándonos también las estrategias técnicas más efectivas para conectarnos con el público en nuestro “nuevo ahora”.

VÍDEO | Tendencias 2021: ¿Cómo crecer en redes sociales?

¿Y con los emprendedores digitales, qué está pasando?

Desde nuestra propia actividad diaria de apoyo a los emprendedores y emprendedoras digitales en Hotmart, estamos observando 3 escenarios básicos. 

Tenemos:

  • Al colectivo de personas que no trabajaba con un negocio digital antes de 2020 pero que ahora quiere empezar uno, ya motivadas por dificultades financieras o porque observan buenas oportunidades de emprendimiento en el área.
  • Al(la) emprendedor(a) que tenía un negocio presencial y para sobrevivir ha migrado ahora al medio online.
  • Al(la) emprendedor(a) que antes de 2020 ya tenía un negocio digital bien construido.

Ni que decir que toda actividad que tenga que ver con servicios o productos en Internet está y estará en franca expansión durante los próximos años. 

En gran parte de los casos, los dolores de quien ya tiene un negocio digital lo suficientemente maduro como para generar ventas son de crecimiento. Es decir, que su problema mayor es aprender a crecer rápido reduciendo al mínimo los impactos decurrentes de ello y la palabra clave para ellos es APRENDIZAJE: aprender a administrar sus negocios, a crecer saludablemente.

Y otra buena noticia también es que el conocimiento sobre la creación y gestión de negocios digitales nunca ha estado tan difundido ni ha sido tan accesible como ahora.

Una de nuestras contribuciones en este sentido es el curso Desafío 30 días, que enseña a montar un negocio digital en 1 mes, y además es gratis:

262

En resumen, con relación al comportamiento del consumidor después de 2020 podemos decir que todo es más intenso: estamos más tensos pero deseamos también ser más humanos, queremos consumir más selectiva y responsablemente, estamos inmersos en el cambio pero buscamos más lo más sólido dentro de nosotros, aquellas cosas que le dan verdadero sentido a la vida. 

En lo tocante a desafíos, al parecer no vendrán pocos, y no es poca la responsabilidad que en particular los emprendedores digitales tenemos a la hora de construir la sociedad que viene, ya que el mundo de los negocios digitales es uno de los puertos que le pueden traer refugio y crecimiento a mucha, mucha gente, ya sea a través del emprendimiento o del consumo.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.