Cerrar
Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Obtenga el mejor contenido para hacer crecer su negocio en línea.

Cerrar
Black Week Hotmart

Una semana de contenidos 100% gratuitos para potenciar tus ventas.

Descubre lo que necesitas para ver crecer tu negocio digital y empezar a vender desde ya. Del 13 al 20 de Febrero del 2020.

¡Inscríbete gratis!

¿Qué es la computación en la nube? Guía para principiantes

¿Qué es la computación en la nube? Guía para principiantes

¿Ya oíste hablar sobre computación en la nube? Este tema es cada vez más común en el mundo de la tecnología, por eso, preparamos este artículo con todo lo que necesitas saber.

A no ser que hayas vivido en una caverna los últimos años, seguramente ya oíste hablar de la computación la nube. ¿Pero de verdad sabes lo que eso quiere decir?

Hoy en día, es cada vez más común encontrar herramientas que usan esta tecnología, ya sea para almacenaje de datos o para permitir acceso a servicios y recursos.

Si tú aún no comprendes totalmente qué es la computación en la nube o quieres aprender más sobre el tema, en este artículo descubrirás todo lo que necesitas saber. ¡Continúa leyendo!

Da un vistazo a lo que vas a aprender:

Índice
Qué es la computación en la nube Principales usos de la computación en la nube Cuáles son los beneficios de la computación en la nube Cómo funciona la computación en la nube Tipos de servicios de nube

¿Qué es la computación en la nube?

Computación en la nube, o cloud computing en inglés, es una tecnología que permite acceder a contenidos y realizar tareas en la Internet sin necesidad de instalar aplicaciones en tu computadora o smartphone.

El almacenaje y acceso de datos se hace a través de una red. Eso quiere decir que basta conectar un dispositivo online para aprovechar todas las funcionalidades y herramientas disponibles.

Todas las informaciones y archivos quedan almacenados en internet (la nube). Así, tú u otra persona podrán acceder a ellos cuando y donde quieran, sin necesidad de descargar e instalar nada. Basta apenas tener una conexión de Internet.

Sin que lo sepas, todos los días tienes contacto con los servicios que usan la tecnología de computación en la nube. Si ya creaste un documento en Google Docs, miraste un vídeo en YouTube u oíste música en Spotify, ya usaste la computación en la nube.

Para usar estos servicios online, no necesitaste descargar e instalar nada (excepto las apps para smartphone, pero esa es otra historia). Basta usar un navegador y tener una conexión con Internet para acceder a todas sus funciones.

¿Cuáles son los principales usos de la computación en la nube?

La computación en la nube es relativamente reciente. Los primeros servicios en la nube surgieron en el final de los años 90, cuando Internet aún no era tan popular como hoy en día.

Desde entonces, muchas cosas cambiaron y los servicios en la nube están en todas partes. ¡Tú estás leyendo este artículo, ahora, a causa de la computación en la nube!

Mira algunos ejemplos de lo que se puede hacer con los servicios de nube:

Almacenar y hacer backup de datos

Con un servicio de nube, se puede proteger datos y archivos de manera más eficiente. La computación en la nube permite transferir esas informaciones para servidores remotos. Con eso, el usuario logra acceder a esos datos cuando y donde lo desee, usando cualquier dispositivo conectado a Internet.

Transmisión de contenido de audio y vídeo

La nube también permite ofrecer servicios de transmisión de audio y vídeo. Basta almacenar esos archivos en un servidor remoto para que el público tenga acceso a ellos sin necesidad de descargarlos.

Analizar informaciones

Uno de los grandes desafíos enfrentados por varios negocios es lograr integrar las informaciones de todos los sectores para facilitar el proceso de análisis de datos.

La tecnología de computación en la nube permite unificar los datos de diferentes equipos y lugares en un único lugar. Así, es fácil usar servicios de inteligencia para adquirir conocimiento y tomar decisiones con mejor base.

Proveer software y servicio bajo demanda 

Una forma de democratizar el acceso a los servicios de una marca se logra a través de la nube. El modelo de software por encomienda ha conquistado espacio, permitiendo que los usuarios usen las últimas versiones de programas siempre que necesiten, sin tener que descargar e instalar nada en sus dispositivos.

¿Qué beneficios proporciona la computación en la nube?

La computación en la nube representa una enorme transformación en la forma de pensar el acceso a la información y trae diversos beneficios para los usuarios.

A continuación, puedes comprobar algunos de los motivos que explican la cantidad cada vez mayor de usuarios y organizaciones que adoptan la computación en la nube:

Menos gastos

Esa es una de las primeras cuestiones que pasan por la cabeza de quien piensa en contratar un servicio de nube.

Es común que, con el lanzamiento de nuevas versiones y actualizaciones de un software, sea necesario comprar un nuevo hardware para aprovechar todos sus recursos.

Con la computación en la nube, a su vez, este tipo de gasto no es más necesario.

Pues todos los recursos e informaciones son hospedados remotamente y se puede acceder a ellos desde cualquier dispositivo, eliminando problemas de compatibilidad.

Reducción de tiempo

Por medio de la computación tradicional, adquirir y ampliar servicios básicos, como espacio de almacenaje, exige planificación y un tiempo de espera hasta que los recursos estén listos para usar.

Con la computación en la nube, los nuevos recursos se pueden adquirir y utilizar instantáneamente. Basta un simple clic, adquieres más espacio de almacenaje o liberas funciones avanzadas de un software.

Aumento de la productividad

Tener un datacenter local exige una serie de equipos y procesos. Es necesario configurar el hardware, instalar y actualizar softwares, entre otras tareas que consumen tiempo y recursos.

Al adoptar la computación en la nube, todas esas tareas quedan a cargo del servicio de nube. Así, tu negocio puede invertir en otras áreas, aumentando la productividad general.

Mejor desempeño

Los servicios de computación en la nube utilizan una red de datacenters seguros, con hardware actualizado con regularidad.

Eso garantiza diversos beneficios, como menor latencia de red para el uso de aplicaciones, además de la garantía de acceso a las últimas tecnologías de hardware del mercado.

Confiabilidad y seguridad

Gran parte de los proveedores de computación en la nube trabajan con políticas, tecnologías y controles que garantizan la seguridad y protección de los datos, aplicaciones e infraestructura contra posibles amenazas.

Además, la computación en la nube facilita el backup y la recuperación de datos, que pueden ser replicados en diversos servidores de la red y a los que se puede acceder en cualquier momento.

¿Cómo funciona la computación en la nube?

En la computación en la nube, se usa un servidor remoto para conectar diversos dispositivos diferentes a recursos y servicios unificados.

Este servidor almacena datos y programas, a los que los usuarios podrán acceder en cualquier lugar del mundo, desde que tengan una conexión con Internet.

Existen 3 tipos de computación en la nube, cada uno con funciones y objetivos diferentes: nube pública, privada e híbrida. Si pretendes invertir en este tipo de tecnología para tu negocio, es importante conocer todos ellos.

Nube pública

Son servidores y servicios de almacenamientos que terceros ponen a disposición para que cualquiera, usuario individual o empresa, puedan contratarlos.

En la nube pública, el usuario es el responsable por el contenido que será enviado para el servidor, ya sea el backup de archivos personales o una aplicación. El proveedor de nube garantiza la manutención y seguridad de todos los recursos.

Servicios como Google Drive y Dropbox son ejemplos de nube pública bastante populares.

Nube privada

En el modelo de nube privada, una empresa mantiene toda la infraestructura de servidores en su dominio y ofrece acceso restringido solo a algunos usuarios seleccionados, como aliados comerciales y empleados.

Como la nube privada está proyectada para uso exclusivo de la empresa, todas las funciones y recursos están orientados hacia las necesidades del negocio. Eso garantiza una experiencia más personalizada en comparación con la nube pública.

Nube híbrida

Como su nombre lo sugiere, la nube híbrida combina el funcionamiento y los recursos de los modelos anteriores. Así, permite compartir datos y aplicaciones entre los dos tipos de nube.

De esa manera, dependiendo de las necesidades del usuario, se pueden usar recursos que son privados y otros que son públicos, que ofrecen mayor flexibilidad.

Tipos de servicios de nube

Prácticamente todos los servicios de computación en la nube se pueden clasificar en cuatro categorías amplias, IaaS, PaaS, computación sin servidor y SaaS.

A continuación, vas a ver un poco más sobre cada uno de ellos:

IaaS (Infraestructura como Servicio)

El IaaS es el tipo más básico de servicio de nube. Con él, el usuario alquila de un proveedor toda la infraestructura de TI – servidores y máquinas virtuales, almacenaje, redes y sistemas operacionales – y paga según el uso.

PaaS (Plataforma como Servicio)

En este modelo de nube, el usuario contrata un ambiente de desarrollo por encomienda, donde logra crear, alterar y optimizar aplicaciones de software.

El PaaS permite a desarrolladores que creen aplicaciones rápidamente, sin necesidad de configurar o gestionar la infraestructura necesaria.

Computación sin servidor

Igual que el PaaS, la computación sin servidor está orientada hacia la creación de aplicaciones que no necesitan gestionar servidores e infraestructura.

El proveedor de nube se encarga de las configuraciones, de la planificación y gestión de los servidores y recursos necesarios.

SaaS (Software como Servicio)

El SaaS, a su vez, permite que el usuario acceda a softwares sin necesidad de descargar e instalar datos en sus dispositivos. Normalmente, se basa en un modelo de suscripciones, donde el usuario paga por los recursos que necesita.

En este modelo, los proveedores hospedan y gestionan la aplicación y toda la infraestructura necesaria para utilizarla, incluyendo actualizaciones y mantenimiento regular.

Conclusión

Como viste, la computación en la nube ya forma parte de tu día a día. Y la tendencia es que cada vez más servicios sean ofrecidos con base en este modelo.

Las innovaciones tecnológicas y la popularización de smartphones permiten que la gente esté siempre conectada a Internet. Así, es cada vez más importante poder acceder a servicios y recursos remotamente, de cualquier dispositivo.

Ahora que ya sabes lo que es computación en la nube y cómo funciona, aprovecha para sumergirte en el universo de la tecnología de la información y aprender a llevar el Big Data para tu negocio.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.