Fechar Notificações

Não perca mais nada!

Ative as notificações do blog para ser avisado sempre que tiver conteúdo novo!

Fechar Newsletter

JUNTE-SE A MILHARES DE EMPREENDEDORES DIGITAIS!

Receba os melhores conteúdos para crescer seu negócio online.

Fechar Black Week Hotmart

Black Week Hotmart - Del 25/11 al 01/12. ¡Inscríbete y entérate de todas las ofertas especiales antes que los demás!

Quiero inscribirme

¿Qué hace un content creator y por qué esta es la profesión del momento?

¿Qué hace un content creator y por qué esta es la profesión del momento?

¡Aprende cómo usar esta profesión para generar ingresos!

Content creator es un profesional que se dedica a producir contenidos en Internet, ya sea en formato de texto, vídeo, imagen o audio. Para conocer esta profesión más a fondo, ¡lee este texto hasta el final!

Seguro que has visto alguna vez a una de esas blogueras que viajan por el mundo y publican consejos sobre los mejores destinos en su blog; a reposteras que crean videos para enseñar deliciosas recetas en YouTube; o a expertos en finanzas que dan consejos de inversión en su podcast.

Todos estos son ejemplos de creadores de contenido que educan o entretienen a su audiencia en Internet compartiendo lo que tienen de mejor: ¡sus conocimientos y talentos!

Pero, ¿por qué esta profesión está en alza hoy en día? En este post, te vamos a explicar por qué los content creators se han convertido en los favoritos de las marcas para promocionar sus productos y cómo puedes sacarle partido a esta profesión.

¿Empezamos?

Al fin y al cabo, ¿qué es un content creator?

Como ya hemos mencionado anteriormente, el content creator es la persona que se dedica a crear contenido en Internet para ayudar o entretener a su audiencia. Pero, ¿cómo esta actividad se convirtió en una profesión lucrativa?

A continuación, te mostramos brevemente cómo surgieron los creadores de contenido.

Cómo empezó

Si eres usuario de Internet desde hace mucho tiempo o has estado trabajando con el marketing digital, debes de recordar plataformas como Fotolog, MySpace o Blogspot. En estos espacios es donde hemos visto los primeros rastros de lo que entendemos hoy como content creators.

Personas común y corrientes publicaban fotos y textos sobre su día a día. Algunos llamaban más la atención que otros y terminaron atrayendo a seguidores de diferentes lugares.

La profesionalización

Con el paso del tiempo, las plataformas fueron evolucionando y junto con ellas las personas que las usan como ambiente de trabajo y que han sabido identificar lo que quieren los usuarios y las formas de llegar a ellos para que consuman su contenido.

La ampliación del acceso a Internet y el surgimiento de plataformas como YouTube, Twitter, Facebook e Instagram han sido fundamentales en el proceso de profesionalización de los content creators.

No es de ahora que las marcas se unen con personas con relevancia online para llevar sus productos a más personas. Sin embargo, la profesionalización de este tipo de servicio ciertamente ha alcanzado niveles sin precedentes.

El escenario actual

Precisamente debido a esta profesionalización, las demandas de ambas partes — marcas y creadores de contenido — han crecido significativamente.

Por un lado, las personas con legiones de seguidores vieron una gran oportunidad para generar ingresos a partir de estos números. Por otro, las marcas comenzaron a cobrar entregas más cuidadosas para justificar sus altas inversiones.

Por eso, la idea de influenciar por influenciar ha empezado a tener cada vez menos sentido. Lo que vemos, en cambio, es el crecimiento de la idea de cocreación. Reunir marcas y creadores debería ser algo realmente orgánico y tener sentido para el público del content creator.

La gran mayoría de estas personas gana notoriedad y relevancia a través de la creación de un contenido espontáneo. Por lo tanto, el público se da cuenta fácilmente de cuando un content creator está divulgando algo que raramente consumiría. Esto puede ser perjudicial tanto para la marca como para el creador.

¿Un content creator es lo mismo que un influenciador digital?

Content creator, influenciador, bloguero, youtuber: es posible que ya te hayas preguntado si existen diferencias entre estos términos. Y la respuesta es sí, ¡las hay!

En general, todo content creator es un influenciador — o tiene potencial para serlo —, pero no todo influenciador es un content creator. ¿Estás confuso?

¡No te preocupes!, sigue leyendo que te vamos a explicar algunas de las principales categorías de influenciadores.

Influenciador

En términos generales, un influenciador digital es alguien que tiene un perfil activo en al menos una red social. Para ser considerado como tal, tiene que tener, como mínimo, un número significativo de seguidores y un gran volumen de publicaciones e interacciones.

También podemos apegarnos al significado de la palabra. Por lo tanto, un influenciador es la persona que marca — o tiene el potencial de marcar — la diferencia en una decisión de compra o formando una opinión, por ejemplo.

Microinfluenciador

Como su nombre lo indica, el microinfluenciador juega el mismo papel que el influenciador, pero en un espectro más pequeño. Lo más común es que este influenciador tenga una relevancia local que todavía está restringida a una sola ciudad o provincia/departamento/estado.

No hay consenso sobre el número de seguidores que se debe tener y este parámetro depende de los intereses de la marca. Sin embargo, podemos considerar que pertenece a esta categoría quien tiene hasta 50 mil seguidores. Estos influenciadores pueden ser grandes aliados de las marcas regionales, especialmente por su proximidad con el público objetivo de estas empresas.

Content Creator

Atención, porque aquí las definiciones se vuelven más complejas. Para ser considerado un content creator, el influenciador debe ofrecerle algo a sus seguidores. Sí, es posible influenciar sin ofrecer contenido — y te mostramos algunos ejemplos a continuación.

Un creador de contenido es aquel que usa sus redes sociales (o incluso otras plataformas) para agregar algo de valor a lo que ofrece a sus seguidores, incluso cuando no hay una marca que lo promocione.

Aquí estamos hablando, por ejemplo, de los blogueros que siempre publican consejos de viaje, de los instagramers que traen consejos de apariencia y de los youtubers que hablan sobre temas diversos.

Celebridades

Las celebridades pueden ser excelentes ejemplos de influenciadores que no producen contenido. Eva Longoria, por ejemplo, ya tiene más de 7 millones de seguidores, hace varias asociaciones pagadas con marcas en su Instagram, pero no podemos decir que sea una creadora de contenido.

¿Todavía no estás convencido? La actriz española Vanesa Romero puede ofrecernos un buen contrapunto. Es actriz, modelo y presentadora y ciertamente ha ganado muchos seguidores debido a su trabajo en la tele. Pero, también tiene un canal de YouTube, dedicando tiempo, energía y dinero a planificar y producir contenidos.

Autoridad

En general, las autoridades son aquellas personas influyentes que ganaron relevancia en las redes sociales debido a algún trabajo que ya hacían fuera de ella. También pueden ser creadores de contenido o no. En general, los temas tratados siguen un determinado nicho, al igual que su público.

Paola Carosella, chef argentina radicada en Brasil, es una influenciadora líder y referencia en cocina, alimentos orgánicos y relacionados. Sin embargo, hasta ahora, ella no es exactamente una content creator, pero ya es muy activa en Twitter.

Periodistas

Inevitablemente, los periodistas son formadores de opinión. Con la popularización de las redes sociales, también se han convertido en influenciadores digitales. Un ejemplo: la española Gina Tost.

Gina es considerada precursora del video en línea en Internet, antes de la invención de YouTube. Es periodista especializada en tecnología, videojuegos, economía mobile y startups y trabajó en cadenas de televisión, emisoras de radio, periódicos y webs de todo el mundo, incluyendo España, América Latina y Estados Unidos.

¿Y qué pintas tú en esta historia de content creator?

Si has llegado hasta aquí, es porque estás interesado en aprovechar el éxito de esta profesión para generar ingresos. ¿Adivinamos?

Básicamente, hay dos formas en que puedes beneficiarte de este “boom” que está ocurriendo en el mercado:

  1. Trabajar como content creator;
  2. Contratar a un content creator para anunciar tus productos o servicios si ya tienes tu propio negocio.

¡Hablaremos más sobre esto en los próximos tópicos! :)

¿Cómo convertirte en un content creator?

A pesar de lo que mucha gente piensa, ser un content creator no es una profesión fácil (¡ni tampoco te permite alcanzar el éxito de la noche a la mañana!).

Todo lo contrario: hace falta mucha dedicación y mucho trabajo para tener éxito.

¡Por lo tanto, el primer paso es estar preparado para trabajar duro en esta profesión!

Si eso es lo que deseas, debes seguir algunos pasos para empezar tu trabajo como content creator:

Aquí en el blog, tenemos una gran cantidad de contenido que te enseña a trabajar produciendo contenido en Internet. ¡Échale un vistazo a nuestra Biblia de los Bloggers, que explica, paso a paso, cómo crear contenido en Internet y generar ingresos en tu blog!

¿Cómo trabajar con los content creators en la divulgación de tus productos?

Ahora que ya sabes más sobre la profesionalización de un content creator, ten en cuenta que no debes aliarte a ellos solamente porque todas las marcas lo están haciendo.

De hecho, hay diferentes ventajas que tanto los influenciadores como los content creators pueden aportar a una marca, sea grande, mediana o pequeña.

Incluso los emprendedores digitales pueden beneficiarse de este tipo de negociación para divulgar sus productos. ¡Averigua cómo!

Alcance

Ya sabemos que los content creators tienen mucho que ofrecerles a las marcas, especialmente cuando consideramos la idea de la cocreación. Sin embargo, no hace mucho tiempo, el principal atractivo de las celebridades de Internet era la legión de fans que arrastraban.

Es decir, mientras mayor era el número de seguidores, más grande era la necesidad de invertir en esa persona. Hoy, sin embargo, entendemos que el engagement también juega un papel fundamental en la conversión, aunque no se puede descartar por completo el alcance de un content creator.

Estas personas hablan con mucha gente y lo hacen en un tono personal, propio, pegadizo y original; algo que muchas marcas intentan, pero pocas consiguen.

Leads segmentados y cualificados

El alcance es sin duda una de las principales ventajas de asociarse a influenciadores digitales o content creators. Sin embargo, en algunos casos, vemos marcas ya consolidadas haciendo publicidad editorial en nuestros muros. ¿Por qué sucede esto?

Porque mucho más allá de atraer nuevas audiencias, este tipo de asociación permite adquirir una audiencia ya cualificada. Cuando hay un estudio previo sobre el content creator y sus seguidores, es posible atraer no solo a un público ya segmentado, sino también a uno cualificado.

Como resultado, esto aumenta tus posibilidades de conversión y permite un mayor ROI. Si a las grandes marcas les está yendo bien con esto, ¿te has preguntado alguna vez cuán interesante podría ser esta estrategia para la divulgación de tus productos digitales?

Canales múltiples

Facebook, Instagram, Twitter, YouTube: estas son las principales redes sociales; pero también están las que pertenecen a un determinado nicho y las que no son tan populares. ¿Cómo puedes gestionarlas todas sin dejar de ofrecer un contenido verdaderamente relevante?

Delegar la producción de contenido a un content creator puede ser la salida. Esto garantiza que tu producto sea transmitido a través de múltiples canales sin tener que lidiar necesariamente con todos de manera intensa o directa.

Además, confiar en la experiencia de alguien que ya conoce un canal en particular puede traerte resultados más rápidos y efectivos que si intentaras hacerlo tú mismo.

Sin complicaciones en la toma de decisiones

Mucha gente ya ha tenido a alguien que ha sido decisivo a la hora de consolidar una compra. Lo más común es que esta influencia provenga de una persona cercana, como familiares o amigos.

Sin embargo, los estudios muestran que los influenciadores son la segunda fuente con el mayor impacto en la decisión de compra. Esto se explica, entre otras cosas, por el hecho de que la gente se ve muy reflejada en los content creators. Como marca, esto puede ser fundamental para transformar un lead en un cliente.

¿Cuáles son las mejores prácticas cuando se trabaja con un content creator?

Cada vez más, trabajar con un content creator se entiende como una alianza. Las partes interesadas deben trabajar juntas para cocrear algo que sea relevante tanto para el público de la marca como para el público del creador de contenido.

Así, se pueden aplicar algunas buenas prácticas para obtener el mejor resultado posible. A continuación te mostramos algunas de ellas.

Saber cómo vender tu producto

El primer paso para trabajar con un content creator es conocer a fondo tu propio producto. Al fin y al cabo, debes saber cómo vendérselo para que él, a su vez, haga lo mismo con su público.

Por este motivo, tener un briefing es fundamental. Este término se usa en publicidad para explicar qué se necesita en un trabajo.

Por lo tanto, presenta las características del producto, resalta lo que crees que puede ser de mayor interés tanto para el content creator como para su público, y deja claro cuáles son tus expectativas sobre lo que debe entregarte.

Conocer al público

Seguro que conocer tu producto no será un problema. Quizás el mayor desafío radique en identificar qué aspectos le interesan al content creator para que quiera transmitirlos a sus seguidores.

En este sentido, debes tener datos sobre el público del content creator. Este estudio ayuda incluso en el momento de elegir al aliado adecuado para promocionar tu producto.

A fin de cuentas, no sirve de nada invertir en alguien que habla de juegos en línea en sus redes — lo que sin duda atrae a seguidores del mismo segmento — si tienes la intención de impactar a las personas del mundo empresarial, por ejemplo.

Hay dos formas de verificar esto. La primera es solicitar el media kit del creador de contenido junto con el presupuesto. Este es un documento donde generalmente se presentan los datos demográficos y de comportamiento del público, así como las campañas anteriores en las que ha participado.

La segunda es observar el comportamiento de los seguidores del content creator en su perfil durante unos días, para ver también si la información es coherente.

Verificar el engagement

Para asegurarte de que la alianza que tienes en mente vale la pena, también es importante evaluar el engagement del público con el contenido del content creator. En resumen, además de conocer el comportamiento de estos seguidores, también debes comprobar la relevancia que tiene este productor de contenido.

Desafortunadamente, la compra de seguidores aún es una realidad en muchas redes sociales, pero esto sucede especialmente en Instagram y Facebook. Así que no te dejes llevar solamente por un gran número de seguidores. ¿De qué sirve tener el potencial de llegar a 500.000 personas si un porcentaje mínimo le da “me gusta” a una publicación o la comenta?

En este sentido, Instagram Analytics de Rock Content es una herramienta muy útil, ya que ofrece puntos de referencia realmente relevantes, que pueden ayudarte a elegir al content creator ideal para tu negocio.

Estructurar porcentajes de ganancias

Ahora que sabes quién es el productor de contenido con el que deseas trabajar, debes establecer los porcentajes de ganancias. Para esto, es interesante que tus objetivos con la campaña sean claros. Si deseas mejorar el tráfico a un sitio web, por ejemplo, establece objetivos.

En lugar de comprar una sola publicación en el feed de Instagram o en Stories, puedes negociar a partir de la cantidad de visitas al sitio y hacerlo gradualmente, aumentando el porcentaje de ganancias del content creator según el número de visitas.

Esto seguramente motiva al creador de contenido a divulgar tu producto con más frecuencia y también con mayor calidad. Puedes tener este control del número de accesos creando un enlace parametrizado.

Firmar un contrato

Independientemente de lo que decidas sobre el modelo de ganancias del content creator, es importante tenerlo todo registrado a través de un contrato. Especifica entregas, plazos y responsabilidades clave de ambas partes.

En general, la contratación de este tipo de trabajo se puede hacer de dos maneras. Ya sea a través de agencias especializadas que intermedian las negociaciones entre marcas y creadores de contenido, o directamente con el content creator.

La primera forma puede ser la más práctica porque estas agencias ya tienen contactos de content creators y plantillas de contratos aprobados previamente. Pero, hablar directamente con los creadores de contenido puede ser menos burocrático y, según el tamaño de su base de seguidores, más asequible.

Buscar informaciones sobre la reputación del content creator

Esta es una de las acciones más importantes para cualquier persona que quiera trabajar con un content creator. Ten en cuenta que este tipo de alianza asocia tu marca a esa persona y esto puede tener consecuencias positivas o negativas — e incluso generar una crisis.

Algunas cosas no se pueden predecir y así suceden las crisis. Sin embargo, si tienes dudas, vale la pena hacer una búsqueda rápida en las redes del influenciador con algunas palabras clave — preferiblemente las más controvertidas posibles.

Puede ser interesante identificar la posición del creador de contenido sobre algunos temas delicados — e incluso políticos en algunos casos — para ver si están alineados con los valores de tu marca y producto.

Además, también es válido conocer la actitud del content creator sobre este tipo de alianza. Cuando sea posible, ponte en contacto con otras marcas con las que él ya ha trabajado para ver si cumple con los plazos, si cumple lo que promete, etc.

Exigir transparencia en la publicidad

La transparencia es una premisa básica para una relación sana y de confianza entre el content creator y su público. Y, como ya hemos dicho, en muchos casos los seguidores pueden identificar comportamientos forzados o antinaturales.

Por lo tanto, es importante exigirle al content creator que marque correctamente una publicación comprada. Esto se puede hacer simplemente incluyendo hashtags como #ad o #publi. En Instagram, existe la posibilidad de crear anuncios especificando que la publicación es un anuncio pago.

Crear una buena relación

Teniendo en cuenta que una buena relación entre el content creator y su base de fans es ideal, este mismo pensamiento debería ser válido también entre las marcas y los creadores de contenido. La idea es que este tipo de alianza siempre sea beneficiosa para ambas partes.

Es decir, mientras el content creator genera ingresos, la marca aumenta su alcance y mejora las posibilidades de conversión. Por lo tanto, invertir en una relación a largo plazo puede traer grandes beneficios.

Como ya hemos mencionado, se deben considerar diferentes aspectos al decidir asociar tu marca a una persona. Cuando se trata de un content creator, esta persona funciona más como un embajador de la marca y menos como un anunciante cualquiera.

De esta manera, las alianzas a largo plazo se vuelven más orgánicas y verdaderas, lo que tiene un atractivo positivo para el público.

¿Qué has aprendido hasta aquí?

La transformación digital ha cambiado la forma como nos relacionamos entre nosotros y también ha traído nuevas reglas de consumo.

En los últimos años, los influenciadores digitales han empezado a ganar popularidad y a atraer el interés de las marcas que desean llegar a nuevos públicos a través de estas alianzas.

Con un gran número de seguidores, este tipo de alianza presenta muchos beneficios para las marcas y también para los content creators, que pueden generar ingresos a partir del contenido que ya producían.

Además, la idea de cocreación también está ganando terreno y los creadores de contenido son cada vez más exigentes en términos de calidad de entrega y resultado.

Como en cualquier relación laboral, la alianza entre una marca y un content creator también implica derechos y deberes para las partes involucradas. Debes observar algunas buenas prácticas antes de elegir al embajador de tu negocio. Mientras más orgánica y verdadera sea esta relación, mayores serán las posibilidades de éxito.

Esperamos que este contenido te haya sido útil. Para profundizar en el tema, quédate en nuestro blog y descubre cuánto gana un influenciador digital.

Nosso site utiliza cookies para melhorar sua experiência de navegação.