Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

¿Cómo hacer un curso de liderazgo con tu equipo?

¿Cómo hacer un curso de liderazgo con tu equipo?

5 sugerencias para ayudarte a formar a tu equipo

Durante la trayectoria profesional, alcanzar un cargo de liderazgo es uno de los grandes objetivos de mucha gente. Pero ¿qué hacer después de eso?

Todos los gestores o gerentes, incluyendo los antiguos y con mucha experiencia, necesitan estar actualizándose constantemente y pensando siempre en el desarrollo de sus habilidades.

Para eso, el curso de liderazgo es esencial porque es una manera de promover la capacitación de profesionales de alta performance.

Ahora, si eres emprendedor y tienes otras personas trabajando en tu negocio, debes estar consciente de que parte del éxito de las grandes empresas es la realización de entrenamientos consistentes, que posibiliten el desarrollo de los empleados.

¿Quieres saber más sobre este asunto?

En este artículo, vamos a mostrarte cómo construir y aplicar un curso de liderazgo orientado al desarrollo de las habilidades de los gestores.

Seleccionamos 5 pasos necesarios para que el entrenamiento tenga resultados y permita el crecimiento de la empresa. Síguenos:

Índice
  1. Identifica las necesidades de tus líderes
  2. Crea planes de carrera individuales
  3. Haz entrenamientos técnicos y conductuales
  4. Promueve el intercambio de experiencias
  5. Considera contratar una consultoría externa

1. Identifica las necesidades de tus líderes

Un buen curso de liderazgo debe estar pautado en los puntos fuertes y débiles de cada uno de los gestores de la empresa. Entonces, conocer esos puntos es el primer paso para crear y aplicar un entrenamiento.

Existe el mito de que personas que ocupan altos cargos en una empresa no tienen puntos débiles, ni necesitan desarrollar sus puntos fuertes.

Sin embargo, puedes tener seguridad de que hasta los mejores líderes necesitan desarrollar alguna aptitud y mantenerse en constante crecimiento.

La identificación de los puntos débiles y fuertes debe hacerse de forma individual, con base en las características e historia profesional de cada uno de los gestores.

De esta forma, es posible conocer las necesidades individuales de estos líderes y proponer alguna intervención acertada para cada uno.

Los puntos fuertes pueden potencializarse, al tiempo que los puntos débiles pueden ser fortalecidos durante el entrenamiento.

¡Créeme! Aunque pienses que tus gestores no tienen nada para mejorar, es posible encontrar algunos puntos de mejoría durante el entrenamiento. Y no pienses que estamos hablando solo de habilidades técnicas.

Es posible que identifiques algunos aspectos conductuales que pueden impedir el desarrollo de alguien en tu negocio, causando estancamiento, bajos resultados e interferencias negativas en otros profesionales.

Los puntos débiles y fuertes de un gestor influencian directamente el comportamiento de los miembros del equipo, teniendo en cuenta la posición estratégica e importante que los líderes ocupan en una organización.

Por eso, evalúa con atención todo lo que crees que puede mejorarse.

2. Crea planes de carrera individuales

Cuando estamos tratando con gestores, el curso de liderazgo alcanza mejores resultados cuando se realiza en conjunto con la presentación de un plan de carrera.

El líder debe estar consciente del lugar desea llegar y cuáles etapas debe seguir para alcanzar sus metas dentro de la empresa.

Dar una visión global de las funciones y cargos que serán ocupados a lo largo de la trayectoria facilita la percepción de los puntos fuertes y débiles de cada persona, lo que las hace pensar en los puntos que necesitan mejorar.

Además, el plan de carrera te ayuda, como emprendedor, a identificar cuáles son las características y habilidades necesarias para cada cargo, lo que hace más fácil crear un entrenamiento.

El resultado esperado de un curso de liderazgo es la capacitación de los gestores, gerentes y líderes para que desarrollen su función con más precisión y eficiencia, además de prepararlos para superar la posición actual y ascender dentro de la empresa.

Por eso, el plan de carrera debe ser aplicado en conjunto con el entrenamiento. Para que las personas conozcan no solo el lugar donde están, sino también el lugar dónde pueden llegar y qué es necesario hacer para lograrlo.

3. Haz entrenamientos técnicos y conductuales

Como dijimos en nuestra primera sugerencia, hay dos aspectos que pueden ser abordados en un curso de liderazgo:

  1.    Habilidades técnicas;
  2.    Desarrollo conductual.

Un entrenamiento que no contemple los dos elementos se considera incompleto, porque no permite el equilibrio entre las dos competencias.

Un líder debe saber tratar con personas, o sea, no basta que tenga mucha experiencia y sea una autoridad en su área de actuación, si no sabe conversar y delegar tareas a otros.

Pero ¿sabes lo que son los aspectos conductuales y los aspectos técnicos? ¿Y cómo pueden ser trabajados durante el curso de liderazgo?

Los aspectos técnicos están relacionados con la capacitación profesional del gestor, su experiencia y cumplimiento de los requisitos para progresar en el plan de carrera.

Los aspectos conductuales son de carácter subjetivo y están relacionados con el perfil del líder. Son elementos como la facilidad para resolver conflictos y la buena comunicación.

Los dos caminos pueden ser recorridos durante un curso de liderazgo, para permitir la completa maduración del gestor. Depende de ti entender en cuál aspecto quieres enfocarte más.

4. Promueve el intercambio de experiencias

Los entrenamientos deben aplicarse de manera que los gestores puedan compartir sus experiencias.

Cuando diversos profesionales en cargos de liderazgo pasan juntos por un entrenamiento, los resultados se muestran mucho más positivos.

Además de la integración, este modelo hace que cada líder logre aprender y al mismo tiempo enseñar, compartiendo, aunque indirectamente, sus vivencias.

Con esto, todos los involucrados logran tener una idea de lo que el otro hace, y pueden así aplicar nuevas estrategias en sus áreas a partir de la visión de los otros gestores.

Se trata de un momento para la reflexión y la absorción de conocimientos, tanto profesionales como conductuales.

Nada mejor que reunir en un mismo entrenamiento profesionales con un mismo objetivo: ayudar en el crecimiento de la empresa y también perfeccionar sus propias habilidades de liderazgo para ser un profesional mejor.

5. Considera contratar una consultoría externa

Una de las grandes dificultades durante la aplicación del curso de liderazgo es mantener la neutralidad. Por estar muy cerca de los líderes de la empresa, puede ser que no siempre logres identificar puntos fuertes y débiles de las personas.

Como ya dijimos, este es el primer paso para lograr crear maneras de ayudar en el desarrollo de los profesionales  que trabajan contigo. Pero si no logras identificar lo que necesita mejorar, nunca lograrás pensar en una manera de capacitar y formar a tus líderes.

Si este es tu caso, considera contratar una consultoría de RRHH externa, lo que garantiza una visión neutral sobre los profesionales de la empresa.

La mirada de terceros imparciales es mucho más asertiva, capaz de identificar aspectos que, a pesar de estar muchas veces evidentes, pasan desapercibidos a los emprendedores.

Es absolutamente normal dejar pasar algo cuando el contacto y envolvimiento en los procesos internos es grande.

Pero si no puedes hacer ese tipo de inversión ahora, otra alternativa es comenzar a comunicarte más con tus gestores para recibir feedbacks mensuales o hasta semanales.

Así, logras darte cuenta de lo que otros profesionales están pensando a respecto de cada uno y puedes, entonces, proponer mejoras.

Ayuda a tus líderes a desarrollar sus habilidades

Dentro de la empresa, los líderes son vistos como referencia para los profesionales que componen un equipo.

Por este motivo, el desarrollo de esas personas es fundamental para que todos logren evolucionar juntos.

Eso significa que el curso de liderazgo tiene resultados que van mucho más allá del gestor, ya que influencian un área entera de la empresa. Al fin y al cabo, los líderes bien entrenados logran motivar un equipo mucho más fácilmente.

Además, un buen entrenamiento ofrece también beneficios como la resolución de conflictos internos.

Por eso, intenta siempre incentivar a tus líderes a buscar más capacitación, cualificación y crecimiento.

Si ya has entendido la importancia del entrenamiento y desarrollo de los profesionales que trabajan contigo a través de los cursos de liderazgo y quieres ayudarlos a capacitarse, no dejes de leer nuestro post con sugerencias para implementar un entrenamiento online en tu empresa.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.