Fechar Notificações

Não perca mais nada!

Ative as notificações do blog para ser avisado sempre que tiver conteúdo novo!

Fechar Newsletter

JUNTE-SE A MILHARES DE EMPREENDEDORES DIGITAIS!

Receba os melhores conteúdos para crescer seu negócio online.

Fechar Black Week Hotmart

Black Week Hotmart - Del 25/11 al 01/12. ¡Inscríbete y entérate de todas las ofertas especiales antes que los demás!

Quiero inscribirme

La economía colaborativa y las oportunidades para pequeños negocios

La economía colaborativa y las oportunidades para pequeños negocios

Entiende qué tienen en común las empresas como Uber, Airbnb y WeWork y cómo puedes también formar parte de este modelo de negocio.

Uber, Airbnb, Wikipédia, WeWork… si nunca usaste alguno de estos servicios, al menos ya debes haber escuchado hablar de ellos. Todas estas organizaciones, son ejemplos de una tendencia mundial: la economía colaborativa.

La sociedad del hiperconsumo viene pasando por una transformación interesante, dando espacio a la valorización de un capitalismo consciente y prácticas sostenibles. Tales cambios impactan nuestra vida cotidiana y también el comportamiento del mercado.

En este artículo vamos a mostrarte cómo funciona la economía colaborativa, sus modelos de aplicación y otras cuestiones.

¿Qué es la economía colaborativa?

La economía colaborativa es un término utilizado para caracterizar el uso de bienes y servicios compartidos. Esto substituye la necesidad de comprar, y es un modelo de negocio basado en el trueque. De esta forma, tanto el dueño como el cliente pueden beneficiarse.

El concepto se fortaleció después de la crisis económica de 2008, que mostró la necesidad de cambios en la forma en que consumimos.

En 2011, la revista Time eligió la economía colaborativa como una de las 10 ideas que cambiarían el mundo.

A pesar de ser una expresión relativamente nueva, tal hábito no surgió precisamente ahora. Basta observar que prácticas como pedir aventones — también conocido como “hacer dedo”, “pedir que te lleven”— hacer vaquitas, que significa recolectar fondos para un objetivo común,  y alquiler de casas de temporada, ya existen desde hace años.

Entretanto, este movimiento tomó fuerza debido a la tecnología aplicada que ayuda a organizar los productos o servicios que serán utilizados de forma compartida.

La economía colaborativa en el mundo

Después de la crisis económica, el crecimiento desenfrenado de la contaminación— que acaba con el medio ambiente — y también la disminución de ingresos en algunos lugares, la sociedad comenzó a ver que la forma de consumo utilizada hasta entonces entraría en colapso en cualquier momento.

Por eso, el mundo — o al menos una parte de él — ha vuelto sus ojos para una manera más barata y consciente de vivir.

De acuerdo con la consultoría PwC en un reportaje divulgado en la Revista Época Negocios, en 2025, la economía colaborativa deberá mover cerca de 570 millones de dólares.

En los EE.UU., por ejemplo, la PwC hizo una investigación que mostró que 86 % de la población cree que la economía colaborativa hace la vida más barata, lo que estimula su crecimiento en el país.

Esa comodidad, como también la economía de tiempo y dinero, ayudan al mercado a desarrollarse. Eso quiere decir que, en el futuro, el acceso será más importante que la posesión, debido a la necesidad de un consumo consciente.

¿Cómo funciona la economía colaborativa?

Si tienes un pequeño negocio es muy probable que pienses que la economía colaborativa funciona solo para grandes organizaciones. En realidad, eso es un error, pues ella privilegia hasta a los autónomos.

Uno de sus motores es la tecnología, que trae más confianza y permite una actuación más completa. Por medio de aplicaciones y comunidades online, por ejemplo, se pueden crear redes para compartir.

Pero no es solo eso. Los negocios que quieren participar en la tendencia necesitan basarse en dos cuestiones importantes, además de la tecnología, que son:

  1.  Social: la razón de ser de la economía colaborativa está en la base social. Es necesario que ocurra colaboración entre dos o más personas para que el bien o servicio pueda ser aprovechado;
  2.  Económico: la cuestión económica también debe originar beneficios para las tres partes involucradas — dos usuarios y el negocio que hará la mediación entre ellos.

Una cosa está bien clara: quien emprende o quiere tener su negocio propio necesita estar dispuesto a la colaboración, por medio de cocreación, coworking, crowdsourcing y otras prácticas. Estar abierto a colaborar y recibir colaboraciones es el camino para beneficiarse y alcanzar buenos resultados.

Es bueno recordar que los beneficios de enfocarse en la economía colaborativa son varios y van más allá de la cuestión financiera. Entiéndelos mejor:

  • Inteligencia colectiva: es la inteligencia compartida, en la cual las personas colaboran con sus diversidades. Esta es una oportunidad de reconocer y enriquecer los conocimientos mutuos de los individuos que participan en la economía colaborativa;
  • Oportunidad de ingresos: como dijimos, la economía colaborativa no representa una ventaja financiera solo para quien usa un servicio, sino también para quien lo ofrece. El negocio logra mantener los costos más bajos haciéndose así más lucrativo y creando una relación más duradera con el cliente;
  • Aumento del networking: los intercambios son especialmente importantes en la economía colaborativa, pues en todo momento están surgiendo novedades, como nuevas tecnologías que optimizan el trabajo. Eso le da al emprendedor la oportunidad de aprender sobre innovación y además compartir sus conocimientos con otras personas que tienen el mismo estilo de vida;
  • Acceso al capital: volviendo a la cuestión económica, compartir promueve que por diferentes grupos tengan mayor acceso al capital, lo que ayuda a construir una sociedad más justa, en la cual los pequeños negocios tienen más acceso al mercado y al crecimiento.

4 modelos de economía colaborativa

La economía colaborativa es democrática y alcanza diversos segmentos del mercado. ¡Conoce los ejemplos que seleccionamos!

1. Turismo

Uno de los mayores responsables por el crecimiento de los servicios compartidos es el turismo. Ejemplos no faltan, como Airbnb y Hostelworld, páginas web donde las personas alquilan casas, departamentos o solamente habitaciones para huéspedes en todo el mundo.

Cualquier individuo que quiera alquilar su espacio puede inscribirse y ganar un dinero extra.

Lo interesante es que tanto la persona como el viajante salen ganando, ya que los precios suelen ser atractivos comparados con los precios de los modelos tradicionales de hospedaje.

2. Transporte

El transporte es uno de los principales ejemplos de colaboración en la economía. Uber y Cabify son algunos de los principales nombres de este mercado. En esas plataformas, los usuarios pueden ofrecer un servicio básico de transporte a un precio accesible, proporcionando confort al pasajero.

En este medio, también tenemos el carsharing, en el cual una persona anuncia su vehículo para alquiler y otra puede disfrutar de un automóvil particular sin tener que gastar para comprarlo o mantenerlo.

3. Lifestyle colaborativo

En este caso, podemos encajar una serie de ejemplos de lifestyle colaborativo, comenzando por los espacios de trabajo.

El coworking es un famoso modelo de ambiente organizacional compartido, como es el caso del WeWork.

Profesionales de todas las áreas alquilan el espacio por un tiempo, por ejemplo, cuando necesitan realizar una reunión con un cliente. Así, tienen la posibilidad de actuar en lugares diferentes considerando la movilidad.

Otro ejemplo son las personas que ponen a disposición una habilidad, recurso o tiempo para enseñar. Es el caso de los cursos online, en los cuales la persona comparte un conocimiento en determinada área, ofreciendo materiales y videoclases por un pago determinado, tal como ocurre en Hotmart.

4. Streaming

El sistema de streaming, tanto de músicas como de películas, también es un ejemplo de economía colaborativa. Spotify y Netflix son los dos principales productos ofrecidos, en los que la gente paga una mensualidad para poder escuchar música y ver películas, sin que necesiten adquirir un CD, DVD o algún aparato especial de vídeo.

La economía colaborativa y el impacto en el mercado

Como lo mostramos aquí, la economía colaborativa representa una alteración en el rumbo del mercado. Antes, el consumo desenfrenado era incentivado; hoy hay una preocupación creciente con la sostenibilidad y un estilo de vida más económico.

Eso abre espacio para los pequeños negocios, que necesitan estar atentos a las oportunidades y valorizar a las personas para aprovechar la ola de este escenario.

Los ejemplos presentados, a pesar de ser de grandes organizaciones, comenzaron en los pequeños detalles. Lo que trajo el éxito fue justamente la posibilidad de participar de la evolución de la inteligencia colaborativa, aumento del networking y otras innovaciones.

¿Te ha gustado esta idea, pero todavía no sabes qué hacer? Descarga nuestro ebook con los 15 mejores segmentos para trabajar en la internet y forma parte también de este nuevo modelo de negocio.

Nosso site utiliza cookies para melhorar sua experiência de navegação.