Cerrar

Educación a distancia (EAD): ¿Cómo implementarla?

¿Qué es la educación a distancia? ¿Cómo funciona? ¿Por qué estudiar online? ¡Descubre las respuestas a estas preguntas en este artículo!

Educación a distancia - Imagen de un globo terrestre enviando información por satélite a 2 personas en diferentes lugares

Una modalidad de enseñanza se ha destacado bastante durante los últimos años, especialmente con la reciente pandemia de COVID-19: se trata de la educación a distancia, o EAD, que está revolucionando la forma de enseñar y aprender en todo el mundo.

Y, al contrario de lo que muchos piensan, el sistema EAD de enseñanza no es algo nuevo. ya existe hace muchas décadas, pero en otro formato: cursos por correspondencia.

Con el pasar del tiempo, la educación a distancia se fue perfeccionando y, hoy en día, utiliza las tecnologías educativas para comprometer alumnos y potenciar el aprendizaje.

Pero, al final, ¿qué es un sistema EAD de enseñanza y cómo se puede aplicar en la práctica?

Es exactamente lo que vas a descubrir a lo largo de este post. Entonces, continúa leyendo para saber más y entender cómo hacerlo.

VIDEO | El futuro de la enseñanza: ¿por qué son los cursos online?

262

En nuestro post verás:

Post index MenuÍndice
¿Qué es la educación a distancia? ¿Cómo surgió la educación a distancia? ¿Cómo funciona la EAD? ¿Cuáles son los formatos de enseñanza a distancia? ¿Cómo son las plataformas de educación a distancia? ¿Cuál es la diferencia entre tutor y profesor online? ¿Para quién es la EAD? ¿Cuál es el perfil del alumno de los cursos a distancia? ¿Cuáles son los beneficios y oportunidades de la educación a distancia? ¿Cómo empezar a actuar en este mercado? 1. Investiga las tendencias 2. Crea un buyer persona 3. Define el formato ideal para tus clases online 4. Planifica tu material 5. Elige una plataforma para hospedar tus clases 6. Promociona tus clases ¡La educación a distancia es para ti!
Volver al índice

¿Qué es la educación a distancia?

Como habrás podido ver en el inicio del post, la Educación a Distancia (EAD) es una modalidad educativa donde la transmisión del conocimiento ocurre a través de Internet. 

Siendo así, la relación entre tutor y alumno cuenta con la ayuda de herramientas online y no necesita de un espacio fijo o de un horario predeterminado para llevarse a cabo.

La ausencia de esas barreras de tiempo y lugar es justamente uno de los factores que vienen atrayendo a un público cada vez mayor, permitiendo el acceso a contenidos diversos de forma mucho más simple, dinámica, económica y rápida.

Hoy la EAD ofrece diferentes opciones de clases online, yendo más allá de los cursos encontrados en universidades y especializaciones. Es posible encontrar cursos libres en diversas áreas de conocimiento, tales como culinaria, lenguas, informática, estética, música y cualquier otro tipo de contenido que pueda enseñarse.

Para tener una buena idea del alcance que la modalidad ha logrado en los últimos años, podemos ver los datos divulgados por el estudio La educación superior a distancia en América Latina y el Caribe.

Según este, la educación a distancia en Latinoamérica y el Caribe está experimentando actualmente incrementos de hasta un 30 % interanual, esto es, muy superiores a las tasas de expansión históricas observadas en la educación presencial tradicional.

Dada la gran cantidad de datos que se están generando y la creciente variedad de las clases online, no se puede negar que esta modalidad está acumulando cada vez más adeptos y conquistando un espacio muy significativo en el mercado.

Se trata de una excelente oportunidad no solo para quienes están pensando en estudiar a distancia, sino también para las personas que tienen interés en hacer un cambio en su vida profesional y aventurarse en el emprendimiento digital. Si eres parte de este último grupo, no dejes de analizar las posibilidades que la educación a distancia ofrece.

En los próximos tópicos vamos a presentarte de modo más profundo el funcionamiento de la EAD, abordando su historia desde sus inicios hasta los días de hoy. ¡Acompáñanos y aprende más!

¿Cómo surgió la educación a distancia?

Si piensas que la educación a distancia es un tema completamente actual y que solo comenzó a discutirse cuando la tecnología invadió la vida cotidiana de las personas, estás muy equivocado.

El comienzo de la EAD tal y como la conocemos hoy, es decir, como una acción institucionalizada de enseñanza, se remonta al siglo XIX, y tuvo su primer embrión en las antiguas Grecia y Roma. 

Ilustración de una mujer de la época victoriana agitando una pluma en la mano, está sentada y al frente de ella una mesa con diferentes papeles, representando la educación a distancia.

Dos siglos atrás, la educación a distancia se hacía a través de una red de envío de cartas. Y créelo, hay registros de personas que enseñaban cosas tan variopintas como técnicas de taquigrafía en tarjetas postales, cursos de idiomas o técnicas de seguridad en el trabajo de las minas.

Con el paso de los años y con las mejoras en los servicios de correo producidas por el desarrollo de los medios de transporte y comunicación, la educación a distancia pasó a ser aún más necesaria.

Por ejemplo, en la Primera Guerra Mundial muchos estudiantes tuvieron que huir de sus ciudades natales y, claro, dejar las instituciones de enseñanza. Así, para reducir los impactos de la guerra, Francia creó a mediados de 1939 un programa de educación a distancia por correo que, con el tiempo, pasó a contar también con la utilización de la radio para ayudar a transmitir los conocimientos.

Durante ese mismo período, América Latina también inicia sus primeras experiencias con los programas EAD, principalmente en Brasil, Colombia, México y Venezuela, dando lugar a nuevos métodos de enseñanza en todo el mundo.

Ya entre los años 60 y 70, a pesar de que los materiales en formato escrito todavía eran la base de la enseñanza en formato EAD, comenzaron a utilizarse otras técnicas de enseñanza a distancia. Durante esta época ya se dio la incorporación de nuevos recursos, como:

  • Grabaciones de audio.
  • Uso de cintas de vídeo.
  • Transmisiones de radio y televisión.
  • Videotexto.
  • Utilización de la computadora.
  • Tecnología multimedia (combinación de texto, imágenes y sonido).
  • Generación de caminos de aprendizaje alternativos (como los hipertextos).
  • Tutoriales informatizados.

Así, lo que se creó inicialmente para ser apenas un modo de superar los déficits educativos ocasionados por la guerra o para actualizar determinados conocimientos y técnicas, acabó convirtiéndose en una excelente alternativa de enseñanza en la era digital.

Y como ya debes haber notado, todos los avances de la EAD en los últimos años la han consolidado no solo como un sistema de aprendizaje complementario, sino en muchos casos como base principal de enseñanza.

¿Quieres saber más sobre cómo funciona este mercado? ¡Acompaña el siguiente tópico!

¿Cómo funciona la educación a distancia o EAD?

Cuando hablamos sobre educación a distancia, es importante tener en cuenta que no nos estamos refiriendo solo a cursos 100% online. Existe también el modelo híbrido, en el que los alumnos tienen encuentros presenciales regulares.

En común, las dos modalidades usan un ambiente virtual de aprendizaje, el AVA, que es una plataforma o software que reúne un conjunto de herramientas que simulan un aula.

En este sistema, los profesores administran las clases, les hacen un seguimiento a los alumnos y evalúan el desempeño de cada uno de ellos de manera remota.

Además, el AVA permite que los alumnos accedan a todos los contenidos del curso, como apuntes, videoclases. 

También pueden existir actividades sincrónicas, que exigen la presencia de estudiantes y profesores en tiempo real, como en una videoconferencia, y actividades asincrónicas, donde el profesor prepara ejercicios para que los alumnos realicen fuera de los encuentros simultáneos.

Cuando hablamos de educación a distancia, los cursos se pueden clasificar en libres y de enseñanza superior.

Cursos de grado y posgrado

En los últimos años, muchas universidades e instituciones de enseñanza pasaron a adoptar el sistema EAD como forma de atraer nuevos alumnos, ofreciendo cursos de grado y posgrado a distancia.

Hoy en día, ya existen cursos a distancia de enseñanza superior en diversas áreas, tales como pedagogía, administración, marketing e ingeniería. Tanta variedad en la oferta contribuyó, sin dudas, al crecimiento del sector.

Cursos libres

Los cursos libres, a su vez, son aquellos que no están dentro del ámbito académico. Es decir, no es necesario tener una formación académica previa o realizar un examen de ingreso para matricularse en ellos.

Debido a esto, el tiempo de dedicación puede ser menor, el contenido suele ser más directo y está enfocado en el aprendizaje de habilidades específicas o en el perfeccionamiento profesional del estudiante. Por ejemplo, existen cursos libres de idiomas, gastronomía, estética, finanzas personales y negocios, entre otros temas.

Y, como los cursos libres son más informales, no siguen un formato único, pudiendo ser de corta o larga duración, gratuitos o no, para iniciantes o especialistas, presenciales u online, etc.

¿Cuáles son los formatos de enseñanza a distancia?

Como ya hemos visto, la EAD ofrece diferentes alternativas para abordar los contenidos a lo largo de un curso. Entre los principales formatos utilizados podemos listar:

  • Videoclases, que pueden estar disponibles en forma de transmisiones en vivo, webinarios o ser grabadas en un estudio para su posterior reproducción.
  • Contenidos en audio, como podcasts o videoclases en formato MP3.
  • Ebooks, conteniendo la materia abordada en clase y cualquier otra información complementaria que pueda enriquecer el aprendizaje.
  • Presentaciones e infográficos, muy eficaces para atraer la atención de los alumnos por ofrecer los contenidos de forma creativa y diferenciada. 
  • Foros y chats, que permiten el intercambio de ideas mediante debates y discusiones en tiempo real.

Todos estos recursos contribuyen a hacer que la información se mueva de manera extremamente dinámica, facilitando en mucho el aprendizaje y contribuyendo al buen desempeño de los alumnos a lo largo del curso.

¿Cómo son las plataformas de educación a distancia?

Para garantizar que todas las herramientas de EAD funcionen correctamente es muy importante que el profesor online o la institución educativa cuenten con el apoyo de una buena plataforma de alojamiento.

Esta elección es muy importante, ya que dicha herramienta almacenará el contenido disponible y les permitirá a los estudiantes el acceso a materiales de estudio, actividades y otras informaciones sobre sus cursos y registros.

Con una simple búsqueda se pueden encontrar varias empresas que ofrecen servicios de alojamiento de cursos online, basta con buscar la plataforma que mejor se adapte a tus necesidades, si eres un Productor.

Al contratar un buen servicio de alojamiento tendrás un ambiente virtual personalizado, con los recursos más adecuados a los cursos que ofrezcas y con soporte especializado, de modo que tu única preocupación sea producir contenido de calidad.

¿Cuál es la diferencia entre tutor y profesor online?

En un curso online los estudiantes pueden contar con el acompañamiento de dos perfiles de profesionales que desempeñarán diferentes roles a lo largo de la jornada de aprendizaje: el tutor y el profesor online.

Para que sepas más sobre las particularidades y atribuciones de cada uno, vamos ahora a profundizar un poco sobre este asunto. 

Profesor EAD

Al igual que en la modalidad presencial, en la educación a distancia los profesores son los responsables directos de la transmisión del conocimiento, estimulando en los estudiantes la reflexión, la formación de opiniones críticas y la visión analítica.

Para ello es importante que el profesional sepa cómo planificar y dirigir las clases online de una manera dinámica e interesante, para mantener a los alumnos constantemente comprometidos y motivados durante sus estudios.

Tutor EAD

Si el profesor EAD es la pieza clave para la producción de los contenidos transmitidos a los alumnos, el tutor tiene la función de mediar en la relación entre los dos primeros, monitorear las actividades del ambiente de aprendizaje virtual, observar el progreso de los estudiantes y ayudarlos en su jornada. Así, su rutina conlleva las siguientes atribuciones:

  • Resolver las dudas de los estudiantes sobre el contenido de las clases o sobre el funcionamiento de la plataforma.
  • Corregir exámenes y otras tareas de evaluación.
  • Sugerir nuevos materiales de estudio complementarios a las asignaturas.
  • Producir contenidos pedagógicos junto a los profesores EAD.

Para este fin, es importante que el tutor EAD esté bien informado, no solo sobre las tendencias en el mundo de la educación, sino también sobre las nuevas tecnologías, asegurando así que el proceso de aprendizaje sea verdaderamente eficiente.

¿Para quién es la educación a distancia EAD?

Considerando los puntos ya abordados sobre la EAD hasta el momento, podemos concluir que esta modalidad permite que la información llegue a una variedad de personas mucho mayor que en el caso de los cursos tradicionales y presenciales, ¿no te parece?

Pero vivimos en una sociedad que nos demanda perfeccionamiento constante y una adquisición acelerada de conocimientos y habilidades. Entonces, ¿cómo vencer la falta de tiempo para invertir en aprendizaje?

Es en este escenario que la educación a distancia surge como una alternativa práctica y viable. Así, alcanza a quienes se interesan por estudiar un determinado contenido pero tienen poca disponibilidad de tiempo y necesitan hacerlo en un ambiente dinámico y simple.

Sin embargo, es importante destacar que quien elige el aprendizaje virtual necesita tener acceso fácil a Internet. Además, aunque se mueva en un contexto muy flexible necesitará mantener un mínimo de organización para poder absorber todos los contenidos y realizar las actividades exigidas dentro del plazo. Al fin y al cabo, en la EAD es el alumno quien diariamente determina el tiempo necesario de estudio.

Además, la educación a distancia es también una excelente opción para los profesores que desean enriquecer sus clases con otros materiales didácticos, o para aquellas personas que quieren trabajar con otras modalidades de enseñanza y no quieren salir de casa para hacerlo.

La verdad es que las posibilidades son infinitas cuando pensamos en clases virtuales. Puedes aprender desde una nueva profesión hasta una habilidad artística, todo gracias a los recursos digitales y a la evolución tecnológica. Por eso es tan interesante pensar en este mercado.

VIDEO | Profesor online: aprende a dar clases por internet | Hotmart Tips

¿Cuál es el perfil del alumno de los cursos a distancia?

Aquellos que optan por un curso presencial generalmente buscan un mayor contacto con el profesor y con sus compañeros, así como una infraestructura que le simplifique al máximo el estudio.

Ya los alumnos de la EAD tienen otras características que los llevan a buscar el conocimiento fuera del aula. Entre ellas, podemos destacar:

Proactividad

En general, el sistema de aprendizaje a distancia requiere que el alumno tenga autonomía: para administrar sus horarios de estudio de acuerdo con su rutina, para acceder a los contenidos de las asignaturas y para realizar las actividades dentro del tiempo estipulado.

Capacidad de planificación

Saber cómo hacer una buena planificación es una habilidad esencial, tanto para estudiar como para la misma rutina profesional.

Esta competencia le facilitará al alumno el crear cronogramas bien organizados para equilibrar sus actividades diarias con los momentos dedicados a la EAD, sin olvidar, claro, los momentos de descanso y ocio.

Disciplina y organización

Si, por un lado, la planificación es indispensable, por otro la disciplina y la organización son esenciales para sacar la programación del papel y ponerla en práctica con éxito, cumpliendo con las tareas propuestas de manera eficiente y tranquila.

Ilustración de una mano escribiendo sobre un cuaderno con una marcador negro grueso, representando la educación a distancia

Para los profesionales que están detrás del proceso de enseñanza también es necesario tener un conocimiento profundo de estas características del alumno EAD, así como de sus necesidades.

De ese modo, a partir de esas informaciones los cursos podrán ofrecer rutinas flexibles, que permitan el equilibrio entre estudio y trabajo, con mensualidades más accesibles y contenidos que atiendan adecuadamente las exigencias del mercado laboral.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la educación a distancia?

Como pudimos ver, el sistema EAD es un modelo que está revolucionando la enseñanza y permitiendo que miles de personas compartan sus conocimientos o aprendan una nueva habilidad.

Pero esa no es la única ventaja del modelo EAD, que ofrece otros beneficios, tales como:

  • Flexibilidad: por ser online, el alumno tiene más facilidad en conciliar las actividades del curso con las demás tareas que tenga.
  • Ubicación: al no haber un espacio físico para los encuentros, el estudiante puede hacer las actividades desde cualquier lugar, siempre y cuando tenga acceso a Internet.
  • Costo-beneficio: los cursos online suelen ser más baratos que los tradicionales. Esto ocurre porque eliminan diversos gastos, como el alquiler de un espacio físico y la impresión del material didáctico. Además, el valor del curso para el alumno y sus gastos con alimentación, transporte y hospedaje también son menores.
  • Interactividad: aunque las actividades no ocurran de manera simultánea, los cursos online permiten que los alumnos y los profesores interactúen con mucha eficiencia por medio de herramientas de chat en tiempo real, emails, foros de discusión o llamadas de video.

Pero no todo es color de rosa y el sistema EAD presenta algunas desventajas con respecto al modelo tradicional:

  • Dependencia de acceso a Internet: si el alumno no tiene acceso a un dispositivo que esté conectado a Internet, como una computadora o smartphone, puede verse impedido de acceder a los contenidos del curso.
  • Dificultad en ofrecer clases prácticas: en algunos casos, no existe la posibilidad de ofrecer clases prácticas, especialmente aquellas que exigen equipamientos específicos o laboratorios. Esto puede perjudicar el aprendizaje de algunas habilidades.
  • Menor retención: otro problema bastante común en la educación a distancia es la mayor dificultad en mantener el engagement de los estudiantes a lo largo del curso. Por eso, el abandono de cursos online suele ser mayor que en la enseñanza tradicional.

¿Cómo empezar a actuar en este mercado?

Ahora que ya sabes cómo funciona el sistema EAD y los beneficios que ofrece, llegó el momento de saber cómo transformar tus habilidades y conocimientos en un curso online.

¿Vamos a verlo?

VIDEO | CURSOS ONLINE: ¿Cómo vender clases virtuales? | Hotmart Tips

1. Identifica tu público

El primer paso antes de transformar lo que sabes en un curso online es definir el perfil de los alumnos a quienes quieres enseñarles.

La definición del público objetivo es esencial en el momento de lanzar cualquier producto, incluso en el sistema EAD. Al hacerlo, vas a poder determinar el formato del curso, el lenguaje de los materiales e, incluso, qué estrategias de enseñanza serán necesarias.

En el momento de determinar tu público, piensa en algunas cuestiones, tales como la franja etaria, la renta, la ubicación geográfica y el nivel de escolaridad de tus posibles alumnos.

Sigue ahora un pequeño ejemplo de investigación para que puedas comprender mejor la dinámica: 

Imagínate que deseas crear clases en el formato EAD sobre alimentación natural para mascotas. 

El primer paso antes de poner tu plan en práctica sería verificar cuáles son los segmentos del ramo que atraen a más interesados, así como otros menos contemplados pero con alta demanda.

En el caso de haber una saturación de cursos sobre alimentación natural en general, podrías estudiar qué temas solicita más el público y que aún no poseen material suficiente para atender toda la demanda.

De esta forma, atraerías a un público que, aunque fuera más pequeño, no habría sido alcanzando por el material ya disponible en el mercado y que presentaría mayores posibilidades de interesarse por tus contenidos.

VIDEO | NICHO DE MERCADO: ¿cómo elegir el tuyo? | Hotmart Tips

2. Define tu buyer persona

Este segundo paso es muy importante para ayudar a quien está empezando su negocio a centrarse e invertir en el público correcto.

En la práctica, crear una buyer persona es definir quién es tu cliente potencial mediante la elaboración de un perfil completo con las características, deseos y objeciones de ese consumidor.

Es interesante notar, sin embargo, que la definición de la buyer persona va más allá de la descripción del público objetivo. Está relacionada con la construcción de un avatar que represente a tu cliente ideal, abordando sus aspectos demográficos y psicográficos.

Con esto, tus estrategias de marketing serán más asertivas, ya que estarán basadas en dicho perfil, y tendrás más posibilidades de atraer a las personas que realmente puedan llegar a ser consumidoras de tu producto.

Definir y tener conocimiento sobre quién es tu buyer persona te permitirá elaborar tu contenido de forma direccionada. Así, evitarás desperdicios de atención a un público que puede no estar interesado en lo que ofreces, y tendrás también la posibilidad de enriquecer más tu material para garantizar que ofrezca valor real a tus clientes.

Entonces, para que consigas crear un perfil completo de tu buyer persona, es importante obtener algunas informaciones relevantes, como:

  • Nombre, sexo y edad.
  • Escolaridad y profesión.
  • Clase socioeconómica.
  • Poder adquisitivo.
  • Estilo de vida (hábitos diarios, intereses, hobbies etc.).
  • Atributos de calidad que ella busca en productos o servicios.

También puedes incluir cualquier otro dato que te parezca pertinente para crear una descripción aún más completa de tu buyer persona.

3. Define el formato ideal para tus clases online

Una vez que tengas una buena visión del mercado y un perfil de las personas que pueden estar interesadas en tu contenido será el momento de pensar y definir el formato de tus clases.

Como ya señalamos cuando hablamos sobre los formatos de aprendizaje a distancia, existe toda una variedad de materiales que podrás usar para compartir tu contenido, como por ejemplo, videoclases, ebooks, presentaciones de diapositivas, podcasts o videos en vivo.

La elección dependerá de las ventajas y desventajas de cada modelo de curso con relación al nicho de mercado de tu negocio.

Por ello, es esencial analizar con cuidado y elegir lo que sea más compatible con el perfil de tu buyer persona. En este epígrafe nos concentraremos en los dos formatos más populares encontrados en las plataformas EAD: los ebooks y las videoclases.

Ebooks

El ebook es un libro en formato digital. En él el mensaje es predominantemente escrito pero incluye imágenes, gráficos y tablas para ilustrar y destacar las informaciones.

Para quien tiene miedo de aparecer delante de las cámaras por timidez, siente dificultades para expresarse oralmente o le faltan de los recursos necesarios para trabajar con vídeo, esta es una muy buena opción

Aquí, la elaboración del contenido digital depende apenas del conocimiento, de la capacidad de expresarse con desenvoltura de forma escrita y de tener la habilidad mínima para manejar editores de texto.

Además puede ser el formato ideal para quien desea crear un producto que requiera del consumidor un contacto mínimo con Internet, ya que, después de ser descargado, el ebook estará disponible sin conexión en cualquier momento.

262

Videoclases

Si deseas emprender en el mercado de EAD con vídeos debes tener claro que la producción de este tipo de materiales requiere una mayor elaboración, comparada con la del material escrito.

Sin embargo, sus características permiten una relación más estrecha con la audiencia, además de permitir el uso de recursos que dejan el curso más dinámico, cautivante y atractivo, como los audios y las animaciones.

262

4. Planifica tu material de educación a distancia

Después de definir cuál será el formato del material que vas a utilizar, es hora de planificar cómo vas a crear, organizar y publicar el contenido desarrollado.

Si has decidido elaborar un ebook, divide los temas en tópicos y esboza lo que vas a escribir en cada uno de ellos, relacionando las informaciones presentadas con coherencia para que el texto sea fácilmente comprendido

Y siguen algunos consejos más que te ayudarán a crear un material de calidad:

  • Investiga intensamente sobre el tema que vas a abordar, para que puedas ofrecer todos sus puntos importantes y transmitir la información de la mejor manera posible.
  • Si ya has escrito algo sobre el tema en otros canales, como posts en blogs, redes sociales o artículos, también puede ser interesante utilizar ese material como base o como parte de tu ebook.
  • Dale atención especial al formato y a las cuestiones gramaticales y semánticas del contenido.
  • Evita párrafos muy largos, utiliza tópicos e imágenes relacionadas al tema para dejar la lectura más interesante y fluida.

Puedes usar tus propias imágenes, siempre que sean de alta resolución, o utilizar fotos de bancos de imágenes disponibles en Internet

Hay varios sitios, de pago y gratuitos, que ofrecen fotos de excelente calidad y de los más variados temas.

Sin embargo, si tu elección es el vídeo comienza elaborando tus planes de clase, creando un guión del curso, dividiendo las clases de acuerdo con su contenido y cuidando de que se complementen de forma lineal.

Piensa en cuántas clases serán necesarias para abordar el tema a fondo, recordando que es importante que cada clase tenga contenido suficiente como para atrapar la atención del alumno y enseñarle lo que requiera el caso, pero sin ser extensa hasta el punto de dejarlo cansado.

Considerando que ya definiste a tu buyer persona antes de llegar a este punto, evalúa bien su perfil para utilizar el mejor abordaje, lenguaje y postura corporal a utilizar en las clases.

¡Entrena tu desenvoltura y oratoria delante de las cámaras! Si lo consideras necesario, graba vídeos de prueba para que algunos amigos los vean y te den su  feedback sobre el contenido y la forma en que transmitiste el mensaje.

Reúne todo este conocimiento ante una cámara, un micrófono, un escenario de ambiente claro y con buena iluminación, con alguien que conduzca el vídeo, y ya lo tendrás casi todo encaminado para iniciar tu negocio en el mundo de la EAD.

A la hora de la edición, si no tienes ningún conocimiento sobre el tema contrata a un profesional para editar tus clases si crees que vale la pena invertir en ello. Aunque si esto aprieta tu presupuesto y prefieres aprender a editar por tu cuenta, en Internet existen varios tutoriales y programas disponibles, de pago y gratuitos, para la edición de vídeos.

Independientemente del formato de contenido que hayas elegido, lo más importante es tener un buen dominio sobre tu tema para que puedas transmitir el mensaje de forma natural, ya sea por escrito o con imágenes.

5. Elige una buena plataforma de educación a distancia

Finalmente, vas a necesitar un lugar para hospedar y poner a disposición tu curso online. Por eso, elige una plataforma EAD que reúna todos los recursos necesarios para las necesidades de tu curso.

De manera general, una buena plataforma EAD debe contar con algunas características, tales como:

  • Ser responsiva, es decir, adaptarse a dispositivos móviles (tablets y celulares), usados por muchos alumnos que buscan el sistema EAD.
  • Tener un buen ambiente de aprendizaje, ofreciendo interfaces y funciones que faciliten el aprendizaje.
  • Ser confiable, garantizando la seguridad no solo del contenido del curso, sino también de todas las transacciones de compra del mismo y de la información financiera y personal de los alumnos.
  • Compatible con diversos formatos de curso, tales como video, audio, imagen y clases con interacción en vivo.
  • Permitir la comunicación, con funciones tales como el envío de mensajes directos entre alumnos y profesores, foros de discusión y chat durante las clases en vivo.

6. Difunde tu curso

De nada sirve estudiar y esforzarse tanto para producir un contenido de calidad si tu curso en línea no llega hasta la audiencia deseada, ¿no te parece?

Por ello, después de pasar por todo el proceso de elegir los mejores temas, crear tu buyer persona, definir el formato ideal, planificar y construir tus clases online y elegir la mejor plataforma de EAD para hospedarlas, la atención habrá de estar en la captación de los alumnos

Con esto en mente vamos a aprovechar aquí para señalar algunas formas interesantes de poner en práctica el plan. 

Blog

La creación y mantenimiento de un blog es una forma eficiente de educar a tu audiencia para que empiece a darle credibilidad a lo que dices, te vea como una autoridad en tu nicho de mercado y, consecuentemente, se interese en adquirir el producto que estás ofreciendo.

En el blog divulga contenidos que agreguen valor a tus usuarios y que se relacionen, directa o indirectamente, al curso online para el cual deseas conseguir alumnos.

Imagina, por ejemplo, que has producido un ebook con consejos y recetas para quienes quieren adoptar un estilo de vida vegano. Podrías compartir en tu página contenidos diversos, tales como:

  • Materiales de tipo educativo sobre los beneficios de la alimentación sin productos animales.
  • Famosos que adhirieron al veganismo.
  • Algunas recetas simples.
  • Cuestiones como sostenibilidad, consumo consciente u otros relacionados.

En las publicaciones debes, pues, centrarte en temas de interés de tu buyer persona sin que sea necesario presentar directamente tu marca en todo momento. De esta forma el público se convencerá de que, por el hecho de ser un experto en tu nicho, tu producto es la mejor solución.

Anuncios pagados

Para introducir y divulgar tu producto en el mercado, otra de las opciones es crear anuncios pagados, a exhibir en redes sociales, sitios de anunciantes o motores de búsqueda.

Al divulgar un anuncio que combine una imagen clara y atrayente, con un texto interesante y en canales frecuentados por tu buyer persona, estimulas a los internautas a clicar en él, dirigiéndolos así al sitio de compra de tu producto.

Redes sociales

Busca cuáles son las redes sociales en las que está más tu público y hazte presente en ellas de forma consistente y atractiva.

Así como en el blog, no se recomienda que intentes solamente vender tu producto, sino que trabajes con contenidos exclusivos que creen identificación de los usuarios con tu marca.

Apuesta por imágenes y textos de fácil lectura y comprensión, para educar a tu audiencia con simplicidad y además estrechar la relación con tus potenciales clientes.

Email marketing

Créelo, por más que parezca superado, el envío de email marketing sigue siendo una de las mejores estrategias para que te comuniques con tu audiencia y transformes posibles clientes en consumidores de tu producto.

Una de las maneras de tener acceso a los correos electrónicos de la audiencia que deseas es poner a disposición en tu blog o sitio web publicaciones interesantes que soliciten el email de los visitantes a cambio de descargar su contenido.

Así, reúnes una base interesada en lo que compartes y puedes comenzar a comunicarte con ellos por medio de emails.

Elige una de las herramientas de envío masivo de emails disponibles en la red y enriquece la relación con los usuarios por medio del envío de contenidos diversificados hasta llegar al momento final de ofrecer tu producto.

¡La educación a distancia es para ti!

Después de todo lo que hablamos por aquí, puede ser que hayas llegado a esta conclusión. Al final, el mercado de EAD tiene espacio para todos los que están dispuestos a dedicarse a elaborar y compartir contenidos educativos y relevantes en el mundo digital.

Independientemente de que ya hayas actuado o no en el ramo educativo, si tienes un conocimiento específico, sientes que es tu momento para compartirlo con otras personas interesadas y quieres invertir en las clases online, no esperes más, ¡atrévete!

Si este post te fue útil y te inspiró a comenzar tu negocio, no dejes de inscribirte en el Desafío 30 Días, un curso totalmente gratuito que te enseña cómo crear un producto digital en tan solo un mes.

Este post ha sido publicado originalmente en Febrero del 2018 y actualizado para contener informaciones más completas y precisas.