Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Seminarios online y gratuitos del 21 al 25 de octubre

Seminarios online y gratuitos del 21 al 25 de octubre

¡Regístrate!

Enfoque: ¡la guía definitiva para poner la mira en el objetivo y no distraerse!

Enfoque: ¡la guía definitiva para poner la mira en el objetivo y no distraerse!

¡Aprende qué es el enfoque y cómo entrenarte para aumentar el tuyo, trabajando para conquistar tus objetivos y metas!

El enfoque es como las riendas que sujetan a un caballo brioso. Hay que aprender a dominarlo…

¿Cuántas veces al día te detienes unos minutitos para ver las notificaciones del teléfono celular y tus redes sociales? ¿O cuántas veces comenzaste un proyecto pero procrastinaste hasta desistir?

Mantener el enfoque es una tarea cada vez más difícil hoy en día. Principalmente por las pequeñas y grandes distracciones presentes en todas partes.

Si estás aquí y quieres cambiar eso en tu vida, ¡enhorabuena! Comprender la importancia de enfocarte en tus objetivos personales y profesionales es el primer gran paso.

Para ayudarte aún más a crear nuevos hábitos para conquistar tus metas, te vamos a explicar todo lo que significa mantener el enfoque y sugerencias para ponerlas en práctica cuanto antes.

¿Qué significa tener y mantener el enfoque?

La falta de enfoque nos afecta en las más variadas áreas de la vida. Sin enfoque comenzamos a perder el control de nuestras tareas diarias, que siempre dejamos atrasadas y para después.

Esta pérdida de control puede acabar invadiendo áreas mayores, como la falta de enfoque para organizar las finanzas personales, por ejemplo.

Cuando decimos que es necesario enfocarse, queremos decir ir en dirección a una meta, así como organizarse y hacer una buena planificación para entender qué necesitamos para conquistar lo que queremos.

Antes de comenzar a trabajar en su mejora es necesario evaluar en qué momento tu enfoque mental se encuentra. 

¿No logras ignorar distracciones y pierdes fácilmente el control de tu progreso? Entonces es hora de darle una especial atención.

Puede llevar un tiempo, pero no te desesperes. Practicando buenos hábitos para mantenerlo, con el tiempo será algo natural.

10 técnicas y sugerencias para enfocarte y conquistar tus objetivos

A continuación, te mostramos las técnicas y sugerencias que seleccionamos para ayudarte a enfocarte mejor y también a aumentar tu concentración.

¿Listo para conquistar tus objetivos? Entonces, comienza poniendo en práctica los siguientes puntos:

1. Comienza de forma gradual

Si tienes un objetivo central, como por ejemplo emprender e iniciar un nuevo negocio, la mejor forma de trabajar para alcanzar tu meta es comenzar gradualmente.

Es como emprender una nueva actividad física después de mucho tiempo sin practicar ejercicio: no lograrás un gran resultado de buenas a primeras. Es necesario entrenarse y conquistar un acondicionamiento cada vez mejor con el transcurso del tiempo.

Entonces, divide tu objetivo en pequeñas metas, comenzando a trabajar a partir de ahí. Un consejo: utiliza la Técnica Pomodoro, que también ayuda a fraccionar el tiempo de trabajo.

2. Trabaja para eliminar las posibles distracciones

Aunque parezca obvio, muchas veces no tenemos noción de la cantidad de distracciones que nos impiden concentrarnos en una tarea.

Hoy en día, fuentes muy comunes de distracciones son los smartphones y las redes sociales. Basta una notificación que la tentación de mirar es grande.

Una manera de lidiar con esto es dejar el teléfono celular lejos, o bloquear el acceso a las redes sociales mientras se trabaja. Para lo último, hay incluso plugins en Google Chrome que lo hacen de forma muy simple.

Además, reserva un horario y un lugar específico para concentrarte en tu tarea. No importa si es para estudiar o trabajar: crear una rutina eliminando las fuentes de distracciones es una excelente forma de enfocarse en lo que es necesario.

3. Concéntrate en una sola cosa a la vez

La verdad sea dicha: pocas personas logran ser multitarea. Para quien tiene problemas con enfoque, lo ideal es escoger las metas y enfocarse en una de cada vez.

Hacer malabarismos con varias tareas al mismo tiempo solo lleva a reducir drásticamente tu productividad. Mejorar tu enfoque significa también aprovechar al máximo los recursos disponibles en cada momento.

En resumen: ¡un paso de cada la vez!

4. Aprende a decir no

Si tienes muchas tareas acumuladas, es hora de evaluar cuidadosamente cada una de ellas. ¿Puedes simplemente eliminar algunas para enfocarte en lo que realmente importa?

Además, antes de emprender una nueva tarea, hay que evaluarla y considerar si encaja en tus propias prioridades. Si la respuesta es no, entonces di no.

Recordando: enfocar es dar prioridad a cosas realmente importantes.

5. Practica la atención plena

Una técnica bastante conocida para enfocarse mejor es la práctica de la atención plena (mindfulness). Varios especialistas recomiendan dedicar de 10 a 20 minutos al día para practicarla.

Pero, ¿qué es eso? Se trata simplemente de concentrarse en lo que uno está haciendo, observando todas las sensaciones físicas y emocionales de ese momento.

La atención plena puede aplicarse en cualquier momento del día. Por ejemplo, mientras masticas tu comida, concentrándote en los sabores y texturas.

Esta práctica ayuda a disminuir las distracciones a medida que surgen. Si estás trabajando y sientes unos deseos incontrolables de hacer cualquier otra cosa, la atención plena es algo que te ayuda a recuperar tu concentración.

6. Procura hacer ejercicios físicos

Realizar alguna actividad física trae beneficios increíbles para la vida, incluso para mejorar el enfoque. Es algo vital para garantizar que tu cuerpo se mantenga en el auge de la aptitud para cumplir todas tus metas.

Y no estamos hablando de correr kilómetros. Una caminata de 30 minutos, practicar yoga durante 20 minutos u otra actividad que te guste pueden ayudarte considerablemente a aumentar la productividad.

7. Crea metas flexibles y monitorea tu progreso

Sabiendo que es necesario crear metas para mejorar el enfoque, recuerda también que debes mantenerlas flexibles. Al fin y al cabo, todo proceso necesita ser revisado para garantizar el éxito de su objetivo mayor.

Tan importante como la flexibilidad es el seguimiento de tu progreso. Esto se puede hacer en una planilla del propio Google Planillas u otra herramienta que ayude en la gestión de metas.

La clave es observarlas de vez en cuando, anotando el progreso y lo que se necesita cambiar.

8. Busca tener a alguien que te ayude

Sabemos que aún definiendo todas las metas y creando un objetivo central es difícil ponerlo todo en práctica, y fácil procrastinar el trabajo.

Para ayudarte en este sentido, es muy importante que busques a alguien de confianza que te motive e incluso que te “exija” progresos. Pero no pienses en eso como algo negativo, pues la función de ello será simplemente ayudarte.

Esa persona podrá ser tu guardián, así como podrás serlo tú para ella. Con alguien ayudándote y exigiéndote dedicación a tu objetivo será mucho más difícil que pierdas el enfoque.

9. Organiza tu agenda

Es normal olvidarse de hacer algo durante el día, pero muchas veces estos olvidos pueden significar dejar algo importante sin hacer.

Por eso es fundamental tener una agenda organizada, lo que así torna prácticamente imposible olvidar cualquier cosa. Y hoy tener una buena agenda es cada vez más fácil, pues en la red se encuentran una infinidad de aplicaciones gratuitas.

Para organizar tu agenda estipula horarios para realizar las tareas, enfócate en lo que sea necesario para finalizarlas. ¿Tachaste una tarea de la agenda? Haz una pausa y recompénsate haciendo algo que te guste.

10. ¡Practica siempre!

Fortalecer tu enfoque no es algo que ocurre en un abrir y cerrar de ojos. Se necesita tiempo y práctica para volverse una persona enfocada y que no pierda la mira en su objetivo final.

Primero, descubre todo lo que te obstaculiza. Pueden ser notificaciones de email o alguien interrumpiéndote a cada rato. Mapeando esto, lograrás valorar más tu tiempo y trabajar para cambiar lo que sea necesario.

¡Comprométete a trabajar tu enfoque y verás que conquistar tus objetivos será mucho más fácil!

Y ahora, ¿qué tal comenzar a estimular también tu creatividad? ¡Aprovecha nuestro artículo especial sobre pensamiento creativo para generar ideas innovadoras!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.