Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Seminarios online y gratuitos del 21 al 25 de octubre

Seminarios online y gratuitos del 21 al 25 de octubre

¡Regístrate!

12 errores por los que fallan tus acciones de mailing

12 errores por los que fallan tus acciones de mailing

El equipo de NeoAttack nos cuenta los errores más comunes de quienes usan el email marketing en su estrategia online.

El mailing es fundamental en cualquier negocio online. De hecho, puede ser la diferencia entre el éxito o el fracaso. Por ello, conviene que corrijas cuanto antes esos pequeños detalles que te impiden impulsar tus ventas.

Si estás empezando en el mailing o tus campañas no funcionan como deberían, te recomendamos que sigas leyendo. En este post te contamos todos los errores que debes evitar. ¿Estás preparado? ¡Vamos a por ello!

Evita el tono excesivamente formal

Utilizar un tono formal e impersonal hace todavía más evidente que has realizado un envío de mailing masivo y dificulta las opciones de llamar su atención.

Al usuario le debes intentar hacer sentir especial. Háblale en singular y utiliza la segunda persona (tú), elimina los “estimado” o los “saludos cordiales” y sustituye estas palabras por un lenguaje más cercano.

Además, en la medida de lo posible, intenta dirigirte a él o a ella por su nombre.

Y sí, en ocasiones muy concretas puede ser interesante usar el “usted” para mostrar seriedad y profesionalidad, pero en general debes intentar evitarlo.

No te olvides de incluir un buen CTA

Evidentemente debes explicar detalles como, por ejemplo, las características de tus servicios o productos. Eso sí, ten siempre en cuenta que tu objetivo es conseguir que el usuario compre o te contrate.

Y con este fin, hay pocas cosas más efectivas que un buen call to action. Este debe seguir una serie de pautas:

  • Sitúalo en el primer párrafo para que el link se encuentre lo más visible posible, así como en el último.
  • Prueba distintas expresiones y comprueba cuál te funciona mejor. Por ejemplo, “haz click aquí” o “no pierdas esta oportunidad”.
  • Comprueba que el link se dirige al servicio o producto que quieres vender. Si lleva a la home o a otra página, puede que se termine distrayendo y pierdas una compra.
  • No utilices siempre el mismo formato. Algo tan sencillo como una imagen atractiva correctamente enlazada puede ser crucial. También puedes utilizar botones o incluso vídeos.

Olvídate de hacer las cosas por intuición: realiza pruebas

No todos los diseños o textos funcionan de la misma manera. Por ello, antes de apretar el botón de enviar, debes realizar tantos test como sean necesarios para conocer cuáles son los más efectivos.

Una buena opción es escoger un número reducido, pero muy representativo de tu audiencia. Haz una prueba con ellos y posteriormente mide cómo ha ido. Una vez detectes puntos de mejora, ve ajustando el mailing hasta que logres los resultados esperados.

Elimina el “no reply”

Sabemos que tienes poco tiempo y responder a infinidad de emails te puede hacer perder mucho tiempo, pero debes ser consciente de que los “no reply” son percibidos por el receptor como un rechazo por parte de tu negocio.

Lo ideal es que el mailing sea bidireccional y esta expresión cierra la puerta a dudas o inquietudes del suscriptor, que con una buena gestión puedes dirigir a que adquieran tu producto.

Además, si utilizas el no reply pueden sentirse molestos y ser más propensos a hablar mal de ti en redes sociales o simplemente tener una percepción negativa sobre tu empresa.

Ten mucho cuidado con la hora de envío

¿A qué no tendrías abierta una tienda de ropa física a las 2 de la madrugada? Pues por la misma razón debes poner en marcha tu envío de mailing a la hora en que tus usuarios van a estar operativos.

Como hemos comentado, la hora la podrás saber con una adecuada fase de análisis de la campaña. Esta la puedes realizar con herramientas de mailing o con un software para envío de correos masivos.

Te aseguramos que, si este punto no lo tenías en cuenta, ahora tienes ante ti una gran oportunidad para darle la vuelta a la situación de tu negocio.

Nunca olvides de segmentar tu mailing

Lo fundamental es conseguir el email, en eso estamos de acuerdo, pero una vez tienes ese dato no debes detenerte y conviene que extraigas toda la información posible sobre tus potenciales clientes.

Con esta información extra lograrás no enviarles emails que no les interesan y tu tasa de rebote descenderá. Es muy útil que conozcas sus aficiones o preferencias y datos que pueden parecer irrelevantes como su cumpleaños.

Enviar un email felicitando al usuario y dándole la posibilidad de comprar un producto a un precio más reducido es una oportunidad que debes aprovechar.

¿Y piensas que debe recibir el mismo email una persona que ya ha comprado que una que no? Ya te adelantamos que en muchos casos la respuesta es no.

Te vamos a poner un ejemplo con el que seguro que entiendes la importancia de la segmentación.

Imagina que estás subscrito a Decathlon y a ti solo te interesan los productos de tenis: raquetas, zapatillas o pelotas. Si te envían muchos mailings de cañas de pescar, pantalones para cazar o botas de fútbol, seguramente termines cansándote de ellos y te des de baja.

No mientas en el copy de los asuntos

Está claro que si escribes, por ejemplo, “zapatillas Nike a 2 euros” vas a obtener una buena tasa de apertura, pero como luego valgan 80 lo que habrás conseguido es una gran insatisfacción por parte de los clientes y posiblemente que no te vuelvan a comprar más.

Como no quieres que eso suceda, te recomendamos que inviertas tiempo en lograr un asunto que incite a clickar, pero siempre sin faltar a la verdad y sin exagerar el contenido real del correo.

Para hacerlas más atractivas te aconsejamos que sean cortos e incluyan números. Está comprobado que estos son más efectivos.

>> Mira algunos disparadores mentales que puedes utilizar.

No olvides la fase de análisis

¿Cómo vas a mejorar tus campañas sin saber en qué están fallando?

Parece muy lógico tomarse la molestia de estudiar los resultados de cada envío pero, aunque parezca increíble, hay infinidad de gente que no le presta a este aspecto la atención que requiere.

Si realizas esta actividad podrás conocer la tasa de rebote, los mejores días para enviar, el número de emails abiertos o datos personales e intereses de los distintos usuarios: procedencia, sexo o dispositivo desde el que entra, entre muchos otros puntos.

Por todo ello, la fase de análisis debe ser una prioridad en cualquier campaña de mailing y es crucial tomar decisiones teniendo en cuenta los datos que se extraen de ella.

No ignores el diseño responsivo

Las aperturas de mailings por móvil ya están en torno al 50%. Por tanto, no puedes permitirte no tener en cuenta a las personas que acceden por este dispositivo.

De este modo, lo que debes hacer es tener una plantilla adaptada a teléfonos móviles. De hecho, puede ser necesario incluso tener en cuenta las particularidades de distintas marcas de teléfonos y ajustar cada texto y cada foto.

Para ello, no es necesario que pagues por Photoshop o Illustrator. Es decir, puedes hacerlo de forma gratuita utilizando alguna de las plataformas que encontrarás en este post sobre los mejores editores de imágenes online.

¡Estate siempre muy atento al diseño responsivo!

Olvídate de los textos homogéneos

Asumámoslo, nadie se va a leer un texto largo en un único párrafo.

Por ello, te recomendaos que los separes, que incorpores negritas y sobre todo que incorpores apartados y titulares muy atractivos que permitan transmitir la información sin que sea estrictamente necesario leerse todo el email.

En la misma línea, debes incorporar imágenes que llamen la atención. Invierte tiempo en encontrar las adecuadas y adáptalas al estilo y el objetivo de tu mailing.

>> Mira aquí qué es escaneabilidad y cómo usarla.

No compliques la suscripción

¡Danger! Aunque, como hemos comentado antes, es muy interesante tener información sobre datos personales e intereses de los usuarios, lo importante es que se suscriban. Para ello, entre que más sencilla y menos pasos tenga mejor.

Además, debes incorporar sitios en muchas páginas de tu web en la que se invite a los usuarios a suscribirse. De hecho, incluso puede ser una gran opción crear una newsletter.

No hagas todo solo

Como dice el dicho, dos cabezas piensan mejor que una.

Por ello, una práctica muy interesante es que otra persona te de su opinión sincera y te comente lo que considere necesario mejorar.

Evidentemente esto es lo habitual en las grandes empresas, pero en las PYMES esta responsabilidad puede recaer en una sola persona y a esta se le puede escapar algún error de bulto. Si es tu caso, no dudes en pedir opiniones.

Puede parecer una locura, pero realizar un test enviando el mailing a la gente de tu empresa y pidiendo que te den feedback puede llegar a ser muy útil.

Descubre en este post cómo realizar un diseño de newsletter efectivo y acierta con tu decisión.

Esperamos que este post te haya sido útil y ya sepas qué errores de mailing debes evitar para lograr los resultados deseados para tu negocio. Créenos, si los sigues, notarás los resultados muy rápido.

¿Quieres saber más sobre mailing? En el blog de Hotmart encontrarás otros contenidos igual de interesantes.

Este post ha sido escrito por NeoAttack.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.