Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

¿Cuáles son los errores gramaticales y ortográficos más comunes en español?

¿Cuáles son los errores gramaticales y ortográficos más comunes en español?

Conoce los 17 principales errores gramaticales y ortográficos en la lengua española.

Todos los que tienen un negocio en Internet saben el enorme reto que implica escribir bien para mantener la atención del lector en su contenido.

Por esa razón, el autor debe dominar ciertas técnicas para que pueda, además de certificar la calidad del tema enfocado, garantizar que su texto sea leído y comprendido por el público.

La calidad de tu producto está directamente relacionada con la calidad de lo que escribes sobre él. Por eso, siempre es bueno estar al día con todas las técnicas que implican una buena producción de texto, como copywriting.

En verdad, los errores gramaticales y ortográficos, de los más simples a los más complejos, transmiten una pésima imagen nuestra ante nuestro público. Y algunos errores son clásicos.

Para que no solo puedas persuadir a tu público, sino asegurarte de que tu texto atrae un buen tráfico, vamos a mostrarte los 17 errores gramaticales más comunes y mostrar algunos ejemplos para que puedas diferenciarlos.

1. Tu-tú, mi-mí, el-él

Tal vez sea este el error más frecuente a la hora de escribir. Por tratarse de formas que suenan de la misma forma, pero se escriben diferente, se diferencian únicamente por un acento ortográfico, el cual se reconoce cuando están más acentuadas al hablar.

Las acentuadas son pronombres personales, o sea, se refieren a personas o entes personalizados: (eres tú la persona indicada); (para mí, el estudio metódico es fundamental); él (espero que él te diga la verdad).

Por otro lado, las palabras no acentuadas son posesivos, tales los casos de mi (mi casa es muy hermosa), tu (tu historia me ha conmovido), o un artículo el (el camión está cargado de arena).

¡Nuestra experiencia nos muestra que la mejor forma de saber la diferencia entre con y sin acento es leer las frases en voz alta!

2. ¿Se escribe todo con s, c o z?

En el castellano de América Latina utilizamos el seseo, es decir, pronunciamos de la misma manera la c y la z cuando suena igual que una s. La excepción, por supuesto, es cuando la c va antes de a, o y u. En la mayor parte de las regiones de España, en cambio, la c (antes de e, i) y la z se pronuncian poniendo la punta de la lengua entre los dientes.

Es muy probable que la misma pronunciación de las 3 letras sea la causa de muchos errores gramaticales.

¿La solución? – Mucha lectura y escribir, escribir, escribir…

errores gramaticales - Es correcto: "Los 3 potrillos, reparación de calzado"

Es correcto: “Los 3 potrillos, reparación de calzado”

3. ¿Con y o ll?

Este error es muy común en amplias zonas de América Latina, especialmente en la variante del Río de la Plata. En sus orígenes había una distinción entre el sonido de la doble ele y la i griega o ye, pero ahora la Real Academia Española acepta el yeísmo, o sea, ambas suenan como una i griega.

Además de conocer sus reglas de uso, nuestra recomendación continúa siendo la misma: leer, leer, escribir, escribir…

errores gramaticales - Es correcto: "Dios me sigue ayudando"

Es correcto: “Dios me sigue ayudando”

4. ¡La h es muda… pero existe!

Pocos hemos aprendido el significado de las palabras homófonas, aquellas que se pronuncian igual pero tienen diferente significado y se escriben diferente. Algunas de ellas se diferencian por la letra inicial hache.

Se trata de verdaderos quebraderos de cabeza que acarrean una innumerable cantidad de errores gramaticales, pero sin duda no es lo mismo ¡hola! (interjección de saludo) que ola (onda formada en el agua); deshecho (participio del verbo deshacer) que desecho (basura, residuo) y hojear (pasar las hojas de un libro) que ojear (mirar), para poner solo algunos ejemplos.

Recordemos colocar la h delante de los diptongos ua, ue, ui, cuando estén al principio de la palabra, como huaino, huerto, huida. Lo mismo sucede con los diptongos en el medio de una palabra (cacahuate), y con las sílabas ie o ia (hielan, hierba, hiedra).

5. Y los hiatos, ¿llevan o no llevan tilde?

Este es uno de los errores más comunes que cometemos a la hora de escribir, sea con corrector ortográfico o sin él, con mucha práctica o sin ella.

A la secuencia de dos vocales que se pronuncian en sílabas distintas la llamamos hiato. Existe el hiato que requiere obligadamente de una acentuación, y eso tiene lugar cuando se unen una vocal abierta “a – e – o” y una vocal cerrada “i -u”.

Para no equivocarse, también es necesario seguir las reglas básicas de acentuación de palabras agudas, llanas y esdrújulas.

Ejemplos: María, maíz, hacía, caída, ataúd.

6. Con g o con j ¡Menudo problema!

Prácticamente nadie comete errores gramaticales si tiene que escribir con g o con j cuando las letras van seguidas de a, o, u.

Pero el drama se agiganta en el momento que preceden a la e o a la i.

De todos modos, la Fundéu BBVA nos presenta un conjunto de reglas destinadas a ayudarnos a recordar en qué momento tenemos que usar una u otra.

  • Se escriben con g las palabras con el prefijo geo- de las palabras compuestas: geografía, geometría, geología
  • la terminación -gen de los nombres: origen, margen, aborigen
  • Se escriben con j las palabras con la terminación -jería: conserjería, cerrajería, etc.
  • los tiempos de los verbos cuyo infinitivo lleva esa letra: cruje de crujir o trabaja de trabajar

7. Usar la b en lugar de la v

Estamos hablando de un verdadero clásico, incluso porque la propia Real Academia Española define que no hay ninguna diferencia oralmente entre palabras como barco, bolso, ver y vida, lo cual puede dar lugar a errores gramaticales.

Cuando nos enseñaron a escribir, solían decirnos con b de burro, v de vaca, b larga o v corta, pero aunque tengamos mil recursos para escribir de manera correcta, a la hora de hacerlo… ¡nos equivocamos!

errores gramaticales - Mensaje: ¡Suerte que los colocan bien!

Mensaje: ¡Suerte que los colocan bien!

8. “Halla”, “haya”, “aya” y “allá”

Aquí todo parece sencillo, pero al final se trata de un verdadero intríngulis.

La primera hace referencia al verbo “hallar”, en su tercera persona del singular del presente de indicativo o la segunda persona del singular del imperativo del verbo “hallar”.

Haya” puede ser un tipo de árbol y también el verbo “haber” (primera o tercera persona del singular del presente de subjuntivo del verbo “haber”).

Aya” es un sustantivo que hace referencia a una mujer encargada del cuidado de los niños.

Y “allá” es un adverbio de lugar.

  • Halla los 5 errores gramaticales en este ejercicio.
  • Deseamos que hayas tenido mucho éxito este fin de semana.
  • El aya no vino el lunes a cuidar a los niños porque estaba enferma.
  • Los cuadernos se encuentran allá.

9. “Hay”, “ahí” y “¡ay!”

“Hay” pertenece al verbo “haber” y es su tercera forma del singular, utilizándose de esa manera tanto cuando se trata de un objeto o de varios.

“Ahí” es un adverbio de lugar muy cercano al hablante.

“¡Ay!” es una interjección que denota tristeza, dolor, o suspiro.

  • Hay cinco personas esperando el autobús.
  • El libro de María está ahí, sobre la mesa.
  • ¡Ay!, te debe estar doliendo mucho.

errores gramaticales - mensaje: Ahí hay un niño que dice ay

10. “Hecho” y “echo”

A pesar de que se pronuncian de la misma manera, los confundimos cuando los escribimos: hecho es el participio del verbo hacer; y echo significa expulsar, poner o tirar.

  • ¿Has hecho los ejercicios propuestos?
  • Ella echa los restos de comida a la basura.

Existe la variante “de hecho”, cuyo significado es ‘en realidad’, que también se escribe con h.

  • De hecho te esperaba más tarde, después del mediodía.

11. Porque / por qué / porqué

La pesadilla de quienes empiezan a escribir. Estamos hablando de errores gramaticales clásicos a nivel mundial.

Porque: conjunción causal que introduce oraciones subordinadas que expresan causa, así como encabezamiento de las respuestas a las preguntas introducidas por “por qué”:

  • La alegría fue total porque festejamos el cumpleaños de Roberto y el regreso de Mariana.
  • —¿Por qué no explicaste la situación? —Porque no quería crear problemas.

Por qué: utilizado en oraciones interrogativas (directas e indirectas). “No sé por qué te enfadas tanto”. “¿Por qué no viniste ayer a la fiesta de Carnaval?

Porqué: sustantivo masculino que equivale a causa, motivo, razón. Se usa normalmente precedido de artículo o posesivo: “No entiende el porqué de tu actitud”.

¿La solución? leer, pronunciar en voz alta y practicar, practicar…

12. Días de la semana y meses del año con mayúsculas

En español se escriben todos los días de la semana y los meses en minúscula.

Posiblemente exista un contagio proveniente del inglés, donde sí se ponen los meses del año y los días de la semana en mayúsculas. ¿Será ese el problema?

¡Basta de “Octubre”, “Marzo”, “Diciembre” y compañía limitada, excepto cuando están al comienzo de una frase, obviamente!

13. Uso excesivo de comas

Nuestra tendencia al escribir un texto es ponerlas disparatadamente porque pensamos que ayuda a respirar mientras se lee, pero… ¿leemos en voz alta en Internet?

El lingüista peruano Alfredo Valle Degregori denominó a la coma entre sujeto y verbo, en primer lugar, y cuando el sujeto es una frase subordinada completa, en segundo, como “coma criminal”.

  • Ramón, esperó a sus amigos a la salida de la escuela. ❎
  • Tomar la merienda por las tardes, era lo que más le gustaba. ❎

14. Prefijos: juntos y sin guion

Entre los errores gramaticales más repetidos se encuentra el del uso de los prefijos. Para evitarlo, es necesario seguir 4 reglas:

a) Los prefijos se escriben siempre unidos a la palabra que acompañan.

  • Contraoferta, exsecretario, antiético, suburbano

b) Separados con guion cuando la palabra que acompaña al prefijo empieza con letra mayúscula o es un número.

  • Sub-17, pro-Trumph, anti-UNESCO.

c) Separados por un espacio y sin guion, si el prefijo afecta a varias palabras que tienen significado unitario.

  • Super buena información, vice primer ministro, anti Estado Federal.

d) Combinación de varios prefijos: van unidos entre sí y al término al que acompañan.

  • Supersuperinteresante, antiposventa, megamegainteligente

15. Escribir con mayúsculas después de dos puntos

De acuerdo con el Diccionario panhispánico de dudas, los dos puntos representan una pausa mayor que la de la coma y menor que la del punto. Se escriben con minúsculas pegados a la palabra o el signo que los antecede y separados por un espacio de la palabra o el signo que los sigue.

Ejemplo en viñetas:

  • Blanco: inocencia, frescura, sencillez, pureza.
  • Negro: sobriedad, misterio, poder, silencio.
  • Verde: crecimiento, esperanza, naturaleza, equilibrio.
  • Azul: fidelidad, progreso, seriedad, lealtad, armonía.

La única excepción de iniciar con mayúsculas es cuando se introduce una cita de alguien.

  • El otro día me dijo mi primo: “Jorge, no te demores más y empieza a trabajar en lo que te gusta”.

16. Utilización de tildes donde no es más necesario

Quiérase o no, la actualización constante de la RAE conlleva cambios no muy aceptados, pero aunque nos gusten más o menos, deben ser puestos en práctica.

Entre ellos cabe apuntar el adverbio “solo”, los pronombres demostrativos “este”, “ese”, etc., y la tilde entre los números para diferenciar la letra “o” del número “0”, ya que daban lugar a confusión. La Academia argumenta que son “casos muy poco frecuentes” y que “son fácilmente resueltos por el contexto”.

  • Solo te pido que no te quedes solo en casa.
  • Parece que este es el mejor ejemplo posible de realidad virtual.
  • Compraremos 5 o 6 libros para poder estudiar con más comodidad.

17. Falta del primer signo de interrogación y admiración

La única pista que tenemos en español para reconocer que una frase es una pregunta o una exclamación es el signo de apertura. Claro, también ayudan los acentos en los pronombres. Por ese motivo, tanto los de interrogación (¿?), como los de exclamación (¡!) encierran enunciados.

Es muy común hoy en día desconocer que se tratan de signos dobles, como los paréntesis o los corchetes, quizá como consecuencia del contagio de los mensajes de texto o whatsapp, que contienen tan solo signos de cierre (?!).

¡Recordemos que en el lenguaje literario siempre hay que incluirlo, porque de lo contrario estamos cometiendo un error ortográfico!

errores gramaticales - mensaje: Campaña contra la discriminación de letras y signos

Conclusión

Estos son los errores gramaticales y ortográficos más comunes en español a la hora de escribir un buen texto para tu blog.

Lo importante es recordar que hay que usar otras técnicas para escribir, pero alineadas con el buen español, sin errores tanto gramaticales como ortográficos.

Si te identificas con estos consejos que te hemos dado, te invitamos a crear contenidos irresistible para tu sitio web ¿Quieres saber cómo?

Síguenos y lee nuestros 20 consejos para ayudarte a escribir bien.

Y para ti, ¿son útiles los consejos de este post? ¡Déjanos tu comentario!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.