Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

10 errores al crear landing pages: ¿Estás cometiendo alguno?

10 errores al crear landing pages: ¿Estás cometiendo alguno?

¡Es hora de analizar si estás cometiendo alguno de estos errores!

Una landing page tiene un único propósito: ofrecer una oferta al visitante y convencerlo a que la acepte. ¿Te parece tarea fácil? En cierto modo, la cantidad de herramientas, programas y plugins que existen hoy en día, nos permite diseñar landing pages de manera más rápida y accesible.

Sin embargo, esa “democratización” en su creación, no hace que nos libremos de cometer errores de landing pages — eso significa que tenemos muchas páginas por ahí que no están logrando convertir sus visitantes en clientes.

Si tu landing page no viene registrando buenos resultados, es hora de analizar si estás cometiendo algunos de esos errores. ¡Continúa leyendo para saber cuáles son!

¿Qué es una landing page?

Una landing page, también conocida como página de destino o página de aterrizaje, es un recurso de conversión.

Su función dentro de una estrategia de marketing digital es hacer que un visitante tome una acción y consecuentemente se convierta en un lead para tu negocio. Eso es posible al ofrecer una oferta (como un ebook o un webinar) a cambio de información sobre el usuario, como su nombre y correo electrónico, por ejemplo.

Si bien el objetivo es generar conversión, no podemos hacerlo de cualquier manera ni a cualquier costo. Hay una serie de buenas prácticas que seguir y errores a evitar para no comprometer el desempeño y la experiencia del usuario.

>> Mira 10 herramientas para crear tu landing page desde cero sin ningún conocimiento de programación.

10 errores de landing pages que debes evitar

A continuación, te presentamos los 10 errores que más perjudican tu landing page y qué puedes hacer para evitarlos.

1. Demasiado contenido

“El contenido es el rey”. Esa frase es quizás la más recurrida del marketing de contenidos.

En una landing page, el contenido tiene muchísima importancia, al fin y al cabo, es lo que va a persuadir al público. Pero no debes basarte en su cantidad sino en su calidad. Al escribir demasiado, puedes acabar transformando tu página en una larga propuesta de negocios, echando a perder tu conversión.

Una landing page llena de textos u otros elementos no resulta atractiva, el lector suele sentirse incómodo y confuso. Para que no termine abandonando el espacio, lo ideal es brindar el concepto básico de tu oferta de manera breve y directa.

2. Propuesta de valor difusa

La propuesta de valor es tu mensaje principal. ¿Qué ofreces al cliente de tu negocio? ¿Qué material de confianza estás promocionando al visitante? Si no logras expresar bien de qué se trata, es muy probable que el lector no haga clic en el CTA, no permanezca en la página y mucho menos llene el formulario.

Tu landing page debe reforzar el mensaje que quieres transmitir a los usuarios, por eso es muy importante que todo esté muy claro y que haya sintonía entre todos los elementos de la página.

3. Formulario complejo

Un formulario mal trabajado compromete el 100% de tu resultado por un simple motivo: él es el responsable por generar la conversión. Si el visitante no se siente confiado en poner sus datos, pierdes un lead.

Entre los errores más comunes al elaborar un formulario, hacerlo muy largo es el más dañino. Ten en mente que solo debes pedir lo justo y necesario para tu suscriptor. Generalmente, se suele pedir el nombre, apellido y email, pero todo depende de las necesidades de tu empresa y del perfil de tus clientes.

Solo recuerda que una vez tengas el lead en tu base de datos, podrás volver a trabajar en él en busca de más información, ofreciéndole nuevas ofertas.

Otro punto importante es dejar bien claro lo que estás pidiendo en tu formulario. La persona debe entender las acciones a realizar, por eso hazlo de manera que se pueda completar rápido y fácilmente.

4. Diseño poco atractivo

Todos los detalles que componen tu landing page forman parte del diseño — un elemento fundamental para conquistar la simpatía de tu visitante.

Tu página debe atraer la atención y cautivar el público, y para lograrlo tienes que seguir algunos principios:

  • No sobrecargar la página con imágenes, textos y colores muy llamativos;
  • Enfocarte siempre en tu público objetivo, comunicándote en su idioma;
  • Organizar un mapa visual para facilitar la conversión mediante el CTA.

Al crear tu landing page, recuerda la frase “menos es más”. Opta por elementos sencillos que trabajen en armonía uno con los otros, eso te ayudará a destacar mejor tu mensaje principal de manera más clara e impactante.

5. No estar adaptado para dispositivos móviles

El ritmo agitado de la mayoría de la población mundial sumado a las nuevas tecnologías, hace que más de la mitad de los consumidores accedan a Internet a través de su móvil, así que si tu landing page no es mobile friendly, estás cometiendo un grave error.

Si quieres alcanzar más personas y generar nuevas oportunidades para tu negocio, no tienes escapatoria: el diseño de tu página debe adaptarse a móviles y tabletas.

6. Falsas promesas

¿Alguna vez creíste en una publicidad, compraste un producto y terminaste descubriendo que él no era nada de lo que te habían prometido? Eso también sucede en las landing pages.

Muchas páginas aseguran materiales milagrosos o súper completos, pero no cumplen con lo que prometen. Crear una página fantástica y llena de soluciones no funciona si lo que brindas no corresponde a las expectativas que generas en los lectores.

Otro problema grave es utilizar los datos personales — principalmente el email — para enviar spam o, peor aún, venderlo para quien compra listas de correos electrónicos.

Sé honesto con quien te confió sus datos y creyó en tu propuesta de valor.

7. No generar sensación de necesidad

La necesidad es lo que hace que un visitante se convierta en un lead de valor para tu empresa. Si el cliente no siente interés en lo que le ofreces, es casi imposible que compre tu producto o servicio, ¿no es así?

Por eso, tu página debe explorar e inducir las ganas de consumir tu material. Después de todo, de nada sirve producir una landing page con una excelente oferta si no genera ninguna sensación de necesidad en los visitantes.

Al acceder a tu página, las personas deben entender cómo y por qué lo que estás ofreciendo les puede ayudar a mejorar algún aspecto de su vida.

8. CTA malo

El CTA (del inglés call to action, o en español “llamada a la acción”) es uno de los recursos más importantes de la página. Es una especie de enganche final que va a capturar de vez el interés del visitante.

Es a través del CTA que obtendrás los datos de tus nuevos posibles clientes.

Si haces una llamada demasiado simple, el visitante no se sentirá motivado en seguir adelante, puesto que no habrás establecido un diálogo entre él y tu página.

Los suscriptores deben sentir que están recibiendo las respuestas a sus intereses. Por eso, si tu llamada es amistosa y confiable, será mucho más viable convencer el cliente a interactuar con tu CTA.

En tu página, la llamada tiene que estar en evidencia, con colores atractivos y representados por botones grandes y fáciles de visualizar. Además debe ser provocativa, clara y concisa.

9. Ausencia de canales en redes sociales

Las redes sociales ya son imprescindibles en una estrategia digital. Por ese motivo, toda landing page debe tener iconos incorporados que permitan dirigir hacia las redes de tu negocio.

Aparte, al agregar opciones para compartir la información en las redes sociales, generas más confianza y aumentas tu comunicación en línea, lo que te ayuda a alcanzar nuevos clientes y permite que los que ya tienes te conozcan aún más y mejor.

10. No hacer pruebas

No existe una fórmula mágica para hacer que tu landing page funcione de una. Para acertar en lleno, necesitas realizar varias pruebas, solo de ese modo conseguirás buenos resultados.

Puedes probar una infinidad de elementos — diferentes configuraciones, disposición de imágenes y videos, tipo de CTA, tamaño de los títulos, textos descriptivos y mucho más. En resumen, todos los recursos de tu landing page pueden pasar por una prueba A/B hasta que alcances las conversiones que esperas.

Recuerda que cada caso es único, lo que funciona para la empresa de tu vecino puede que no funcione para la tuya, así que persiste en las pruebas.

Conclusión

Teniendo en cuenta estos 10 errores, no cabe duda de que estarás listo para empezar a trabajar tus landing pages de manera exitosa.

Todos los puntos que listamos son relevantes, pero hagamos un recorrido por nuestros principales consejos para que salgas de aquí con todo fresquito en la memoria:

  • Enfócate en la calidad del contenido;
  • Sigue la regla del “menos es más”;
  • Incluye campos mínimos en tu formulario y cumple con tus promesas.

No vayas a olvidar el diseño responsive para los dispositivos móviles ni de hacer test A/B para optimizar tus resultados, ¿ok?

¡Esperamos que a partir de ahora los errores de landing pages no te sean más un problema! ¿Tienes algún otro error en mente que no hemos listado? Déjalo en el campo de comentarios.

Este artículo fue producido por Marketing de Contenidos, Rock Content.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.