Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Seminarios online y gratuitos del 21 al 25 de octubre

Seminarios online y gratuitos del 21 al 25 de octubre

¡Regístrate!

Estudiar a distancia ¿cómo funciona y cómo llegar al éxito?

Estudiar a distancia ¿cómo funciona y cómo llegar al éxito?

¿Alguna vez has hecho algún curso EaD? ¿Quieres saber cómo tener éxito con el estudio a distancia? ¡Lee este texto y descúbrelo!

Estudiar a distancia es la versión moderna de hacer estudios tradicionales: se crea contenido educativo y luego se comparte de manera ordenada para que los usuarios puedan progresar en su comprensión de un tema específico. Las carreras a distancia cuentan con una variedad de ventajas que encuentran su fuerte en la mayor libertad horaria de cursada lo que te ayudará a gestionar mejor tus propios tiempos.

¿Ya pensaste en invertir en estudiar a distancia para impulsar tu carrera? Esta modalidad de educación creció mucho en los últimos años y su futuro es bastante prometedor.

Dos motivos explican el éxito de la educación a distancia: el primero fue la regularización de esta modalidad de estudio, lo que ha facilitado el surgimiento de nuevas instituciones. El segundo, es la facilidad que trae este tipo de estudio, que posibilita que el alumno tenga más flexibilidad y disponibilidad para acompañar las clases.

Hasta hace algunos años, para estudiar y realizar cursos era necesario estar presente en ambientes físicos. Con el pasar del tiempo y el desarrollo tecnológico, ya se pueden hacer cursos a distancia con más facilidad.

¡Conoce esta modalidad y sus ventajas!

¿Cómo es estudiar a distancia?

La educación a distancia o EaD es un método práctico, económico y eficiente para aquellos que quieren estudiar, pero también deben dividir su rutina con otras tareas domésticas. Con EaD, se puede preparar para el mercado laboral o se puede especializar en un determinado tema, lo que genera una rutina propia de estudio y respeta la particularidad de cada alumno.

La EaD también se destaca por el uso de la tecnología, que vuelve los estudios más dinámicos e innovadores y posibilita nuevos usos para las clases. Conoce mejor esta metodología y cómo funciona.

Adecuación al entorno virtual

Un alumno de EaD debe tener, principalmente, disciplina y organización. A diferencia de un ambiente presencial, en esta modalidad no hay un plan de clases preparado con anterioridad, en el que el alumno solo debe estar presente en el salón de clases para tener contacto con las disciplinas.

Muchas veces, en el entorno virtual, varias clases y disciplinas quedan disponibles al mismo tiempo y corresponderá al alumno organizar la planificación de los estudios y definir cuántas horas por día dedicará a cada contenido.

Además de esto, se recomienda que el alumno tenga facilidad en el uso de este tipo de tecnología, se prepare a la hora del estudio y escoja un ambiente tranquilo.

Relación con los profesores

En el entorno virtual, también hay profesores e instructores responsables de la planificación de las clases, la aplicación de evaluaciones y momentos para resolver dudas. La diferencia es que, en el ambiente presencial, este tipo de contacto solo se realiza en el salón de clases.

En el ambiente EaD, normalmente, hay foros, chat y correos electrónicos exclusivos para que el alumno tenga proximidad con el profesor y pueda realizar preguntas a cualquier hora. De esta forma, el contacto será mucho más dinámico y otros alumnos también podrán ayudar para esclarecer las dudas.

Evaluaciones regulares

Estudiar a distancia representa flexibilidad en varias cuestiones, pero la evaluación no es una de estas. Para conservar la calidad de los cursos y seguir las exigencias reguladoras de la educación, los cursos deben aplicar pruebas y evaluaciones para medir el desempeño de los alumnos y, en consecuencia, la calidad de los profesores.

Solo con la aplicación de pruebas y un valor mínimo de rendimiento, el alumno podrá adquirir un certificado o diploma.

Disponibilidad de diploma y certificado

Este es un punto que genera muchas dudas entre los alumnos. Algunos creen que el diploma o certificado del curso online no tiene validez o no tiene el mismo valor que los ofrecidos en cursos presenciales.

Por ley, todos los diplomas de educación a distancia y presencial son iguales, sin ninguna restricción.

No obstante, la diferencia no está en la modalidad del curso, online o presencial, sino en la calidad del curso ofrecido. Por lo tanto, será responsabilidad del alumno buscar y encontrar instituciones y profesionales bien avalados y con buena estructura. Esto sí, será de valor para la certificación.

Ritmo propio de estudio

Una de las facilidades de la EaD es que el propio alumno puede definir sus horarios y el ritmo de estudio. En las facultades o cursos presenciales, hay días y horarios específicos para estar presente.

Con la educación a distancia, eso no sucede, puedes estudiar de noche, por la mañana, en los fines de semana y hasta en los feriados.

De esta forma, el estudiante puede trabajar, cuidar de la familia y otras responsabilidades sin preocuparse por estar perdiendo clases. Pero es importante no dejar que esa flexibilidad se transforme en procrastinación.

Contenidos de varios formatos siempre a mano

Si los materiales del estudio presencial se basaran en un cuadro y lecciones en el cuaderno, el estudiar a distancia cambió completamente ese sistema.

En esta nueva tecnología, los alumnos cuentan con varios profesores, materiales complementarios en forma de vídeos, PDF, bibliotecas virtuales, infografía y hasta contenido interactivo.

De esta forma, la tecnología se consolida como una herramienta poderosa para ampliar el conocimiento de los alumnos.

5 tipos de cursos disponibles para estudiar a distancia

Los cursos a distancia se pueden personalizar para distintas finalidades, consulta algunas.

1. Cursos libres

Los cursos libres no exigen periodo específico, pero generalmente son cursos de corta duración y tienen el objetivo de capacitar y de formar profesionalmente al alumno en alguna actividad específica.

No son cursos reconocidos por órganos públicos como el ministerio de educación, ya que no poseen la carga horaria mínima ni la obligatoriedad de emitir diplomas.

Algunos ejemplos de cursos libres:

  • -10 pasos para aprender a anunciar en Facebook,
  • -Clases online para aprender a tocar el violín,
  • -Curso de finanzas personales.

2. Cursos de formación profesional

Este tipo de curso está orientado a enseñar funciones específicas de determinadas profesiones o hasta enseñar una profesión nueva para el alumno.

En este caso, el enfoque no está en pasar la parte teórica al estudiante, sino en mostrar de manera práctica cómo funciona y qué se necesita para desarrollar una profesión.

3. Cursos preparatorios

Los cursos preparatorios tienen el objetivo de preparar al alumno para un objetivo específico. Puede ser un curso, un examen, una prueba o una posición en una empresa. Las clases son bien específicas, y se enfocan en las particularidades del objetivo deseado.

4. Cursos universitarios

En este caso, los cursos universitarios ofrecen posibilidades de graduación, pos graduación y maestría, por ejemplo. Como son cursos que poseen parte de enseñanza superior, deben seguir las exigencias de los organismos públicos de la educación para la validación de sus diplomas.

5. Cursos corporativos

Los cursos corporativos están orientados a los colaboradores de empresas y buscan perfeccionar un conocimiento específico. Por ejemplo, si una empresa pretende mejorar la logística de sus entregas, se pone a disposición para los empleados un curso rápido de un experto de esa área.

¿Por qué invertir en estudiar a distancia?

Hay muchos mitos sobre la educación a distancia. Debido a la flexibilidad y menor costo con relación a otros cursos, existe un cierto descrédito con relación a la eficacia. Pero, las características que se señalan como fallas, son, en realidad, ventajas para el alumno.

Por ejemplo, como no es necesario pagar los costos de una estructura física, las instituciones logran ofrecer valores menores en la mensualidad. La flexibilidad no es sinónimo de abandono o de poca rigidez de la institución, sino una opción mejor para que el alumno sea responsable por sus estudios.

Además, en el entorno EaD, el alumno tiene contacto con contenidos ricos y en diversos formatos y con profesores capacitados, incluso de otros países.

Por lo tanto, invertir en estudiar a distancia es, sin dudas, invertir en un camino de éxito. Con las instituciones correctas, disciplina y organización, esta herramienta será una impulso importante para un futuro más prometedor.

¿Te gustó nuestro texto? ¿Te interesó la educación a distancia? Entonces, ¿qué tal aprender a generar tu propio curso online?

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.