Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cómo lidiar con un feedback negativo

Cómo lidiar con un feedback negativo

Aprende qué factores te pueden ayudar a recuperarte de las críticas en el entorno laboral.

En algún momento de nuestras vidas seremos invitados a una reunión y recibiremos una opinión franca, el tan temido feedback negativo. 

Por supuesto que a nadie le gusta escuchar críticas, pero debemos entender que son necesarias y que pueden ayudar nuestro desarrollo y en los puntos que aún están inmaduros en nuestras carreras.

El gestor debe ser lo suficientemente amable como para ofrecerlo de manera constructiva y no destructiva, haciendo que el colaborador entienda en qué puntos se ha confundido. De lo contrario, esto solo causará molestias a ambas partes y los procesos no mejorarán.

El feedback negativo no puede hacer que una persona pierda su motivación y confianza en la propia capacidad. Por esto, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a reaccionar profesionalmente cuando recibas alguno.

La importancia del feedback negativo

El feedback es fundamental en el entorno laboral. Al fin y al cabo, es a través de él que sectores y gestores pueden medir gran parte de los procesos y verificar el progreso de las actividades. 

Los líderes deben llevar a cabo una buena gestión e intercambiar informaciones con sus seguidores. Esto significa que deben señalar los errores, ya que tienen la experiencia y el conocimiento para hacerlo.

El feedback positivo debe actuar como un motivador y el negativo servir como una fuente de informaciones necesarias para evolucionar hacia la siguiente etapa. 

Las críticas no deben tomarse como algo personal, pero aun así siempre hace falta una buena dosis de madurez para enfrentarlas.

Por lo tanto, el feedback negativo es importante para todas las esferas. Ayuda a la evolución de la persona, establece nuevas metas de trabajo y alienta a los equipos a hacer todo lo posible por un objetivo común.

5 consejos para que recibas bien un feedback negativo

Grandes personalidades, personas influyentes y CEO’s de marcas conocidas han recorrido un largo camino antes de convertirse en quienes son. Seguramente, este camino no fue fácil y estuvo lleno de feedbacks, positivos y negativos. 

Una gran diferencia entre un profesional extraordinario y otro común es la forma en cómo tratan los problemas y las críticas. Por lo tanto, separamos ahora 5 consejos para simplificar este proceso.

1. Tómate tu tiempo para reaccionar 

 

La impulsividad puede arruinar muchas relaciones, y en el ambiente de trabajo tampoco podría ser de otra manera. 

Después de recibir una crítica en una reunión o en Internet no intentes refutarla de inmediato, excusarte o buscar culpables. 

Tomarte un tiempo para pensar y reflexionar hará que tu respuesta sea más plausible y sensata.

Los psicólogos llaman a esta transformación reevaluación cognitiva, y se refiere al proceso mediante el cual uno va aprendiendo a considerar el feedback como algo útil y productivo para su evolución.

2. Obtén más información

Para reaccionar a un feedback, responder ante él y proponer cambios debes comprender completamente la situación. 

Si alguien se queja de tu contenido o resultados, hazle preguntas detalladas del tipo: 

  • ¿Qué períodos no fueron satisfactorios?
  • ¿Cuál era la expectativa?
  • ¿Qué crees que yo podría haber hecho de manera distinta?

De esta manera, el feedback deja el nivel abstracto y se convierte en información real.

Además, tendrá más que ver con el trabajo efectivamente realizado y no con la visión personal del crítico. Es por eso que un buen feedback critica un trabajo, nunca a una persona.

Trata de comprender objetivamente qué es lo que se debe mejorar y pide la ayuda de los responsables para evolucionar y evitar nuevos errores. Así señalarás que estás cambiando tus hábitos y demostrarás que tienes la intención de desarrollarte más y más.

Otro factor importante a tener en cuenta es que solo debes considerar los feedbacks de personas que estén directamente relacionadas con tu trabajo. Hay muchos comentarios y críticas de personas aleatorias que no tienen el conocimiento para darlos o simplemente quieren criticar sin el propósito de ayudar.

3. Da una señal de cambio

Después de dar un feedback negativo, es normal que quienes lo han emitido esperen cambios del otro, pues no sirve de nada reconocer errores y proponer mejoras si estas no se llevan a la práctica. 

No es nada fácil ver nuestros errores, y menos aún cambiar la forma en que realizamos algunas acciones.

Por lo tanto, los cambios deben ocurrir aunque se compongan de pequeños gestos. 

Según lo exija el caso trata de mostrar esfuerzo, por ejemplo, estudiando más, hablando con expertos, buscando cursos complementarios o capacitaciones en tu área, etc.

4. No te hagas la víctima

 

 

Los buenos críticos intentan crear empatía en el momento de ofrecer el feedback. Por eso, hacerte la víctima o aislarte no será una actitud madura o eficaz para permitir la mejora. 

La crítica no debe ser una fuente de ira ni tampoco de acomodación, sino una motor de impulso que te desafíe a alcanzar nuevas metas.

5. Agradece

La gratitud en situaciones delicadas confiere autoridad moral. Este acto es de lo más sencillo, pero a menudo muy olvidado también. 

Aunque recibas un feedback agresivo o con malas intenciones, agradece a la persona que te lo dio.

Si quien hace el comentario tiene la intención de ayudarte, tu gratitud deberá ser auténtica, ya que habrá dedicado parte de su tiempo a ayudarte de alguna manera.

Si el comentario no tenía la intención de ayudar, agradece igualmente su actitud y termina con el asunto. A veces, las personas tratan de crear peleas y desacuerdos a partir de las críticas y dándoles las gracias las desarmarás, evitando así conflictos innecesarios.

Los feedbacks negativos como un puente hacia el éxito

Después de un rapport o una reunión con feedbacks negativos, debes enfrentar las críticas con madurez y usarlas para crecer y desarrollarte en tu trabajo. 

Ningún emprendedor exitoso ha alcanzado la cima sin críticas, pero todos han podido usarlas para fortalecer sus debilidades y convertir los percances en puentes hacia el éxito.

Además, los feedbacks no deben definir quién eres o el trabajo que realizas. Varios factores contribuyen a un trabajo bueno o malo, y en algunos casos, lo mejor que podrás hacer será olvidar el episodio y seguir adelante.

Estos consejos son valiosos, especialmente si estás al inicio de tu carrera o te estás aventurando en una nueva área. Hacer las cosas bien es difícil, pero debes creer en ti mismo y en tu capacidad.

Por lo tanto, si sigues estos consejos los feedbacks negativos ya no serán un obstáculo o un factor de miedo en tu carrera.

¿Te ha gustado nuestro contenido? ¿Quieres acceder a otros artículos? Entonces, suscríbete a nuestro newsletter y recibe las noticias directamente en tu bandeja de entrada.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.