Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cómo fijar los precios de tus productos digitales

Cómo fijar los precios de tus productos digitales

Saber cómo fijar el precio de tus productos es clave para hacer buenas ventas y lograr la atención de tus clientes. Aprende a calcular el precio de venta de tus productos.

Crear un producto o servicio y gestionarlo virtualmente es un proceso que se vuelve cada día más profesional y orientado hacia el espíritu empresarial. Por esta razón, saber cómo hacer fijación de precios de los productos correctamente es una de las estrategias que puedes utilizar para tener un diferencial en tu marca y salir delante de tus competidores.

Sabemos que muchas personas buscan buenos servicios, pero eso no siempre es todo lo que desean, ya que también llaman mucho la atención de los compradores la calidad de los materiales, el precio y las condiciones de pago diversificadas.

Entonces, saber cómo fijar los precios de los productos es también una estrategia de marketing. Después de todo, el valor que le asignas a tus servicios puede ser una gran manera de atraer nuevos clientes e incluso fidelizar a aquellos que ya tienes.

Por eso hemos hecho este post, para ayudarte a entender cómo puedes calcular mejor el precio de venta de tus productos y servicios.

En él encontrarás informaciones sobre:

Índice
Cómo fijar los precios de tus productos; Cuál es la mejor estrategia de fijación de precios; Ticket alto; Ticket bajo; Cuando utilizar cada estrategia; Cómo saber si has elegido una buena estrategia.

¡Pues vamos adelante con cada una de ellas!

Cómo fijar los precios de tus productos

Saber determinar el precio de tus productos o servicios significa entender la relación entre los valores invertidos desde la producción hasta las estrategias de marketing que se utilizaron. Es decir, tienes que analizar todas las variables que utilizaste para crear tu producto.

El precio de tu producto debe estar siempre a tono con lo que ofrece.

Pero, además, necesitas también calcular el precio teniendo en cuenta la percepción de valor que el avatar tiene en relación al artículo que será vendido.

Al final de cuentas ¿tú sabes cómo descubrirlo?

En primer lugar, necesitas investigar y entender los dolores y los problemas reales de las personas. Así, cuando creas tu producto, conseguirás producir algo que le agregue valor al comprador.

Eso hará que percibas cual es la importancia que tu público le da al producto que has creado basado en el beneficio que él proporcionará a los compradores. Es decir, la fijación de precios tiene relación directa con el coste y el beneficio de lo que ofreces.

Además, otro factor que debe ser considerado al fijar el precio de tu producto es su demanda. La escasez o la abundancia de un producto en el mercado es un factor primordial que determina valores diferentes de un bien o servicio.

Cuando algo es muy buscado y también muy producido, hay mucha competencia. Desde esa perspectiva, las personas tienen más opciones para elegir y, por eso, muchas se interesan por productos más accesibles económicamente.

En tanto, cuando un producto es muy buscado, pero no hay varias opciones en el mercado, el valor de venta puede ser más alto. La escasez de un producto hace que sea más valorado.

Entonces, definir el precio de los productos es saber cómo asignar correctamente un valor económico para lo que produces teniendo en cuenta todas estas variables.

Cuál es la mejor estrategia de fijación de precios

Incluso antes de elegir una estrategia para determinar el precio de tus productos, debes entender que calcular el precio de venta siempre tiene el mismo propósito: aumentar el volumen de ventas y obtener ganancias con lo que se produjo.

Una vez que hayas conseguido calcular todas las variables que influyen sobre la asignación de precio a tu producto, ya puedes pensar en un ticket alto o bajo.

¿Sabes su significado y la diferencia entre ellos?

Ticket alto

Cuando hablamos de ticket alto, nos referimos a productos con un alto valor de comercialización, o sea, aquellos que se consideran “caros” si se compara con otros similares en el mercado.

Esto puede parecer una mala estrategia para quien quiere vender mucho. Sin embargo, fijar el precio de los productos con ticket alto no es siempre una mala idea. Además, la fijación de precios depende del tipo de producto que estés vendiendo.

Cuando tienes un producto que todavía no existe en el mercado o que no tiene mucha competencia, es interesante lanzarlo con un precio más alto, pudiendo justificarlo por la innovación del producto.

Además, elegir la estrategia de lanzamiento de productos con un valor alto es una buena opción inicial. Tú puedes introducir el producto con su precio máximo y reducirlo gradualmente según la demanda. Entonces, el ticket alto sólo sería sostenido mientras tu producto fuera una novedad en el mercado.

De todos modos, también hay desventajas al elegir esta estrategia. Dependiendo del valor que le asignes a tu producto, puede que las personas no tengan interés en adquirirla. Por eso, es muy importante alinear el precio con las expectativas de los consumidores.

Ticket bajo

Un producto con ticket bajo es el que se comercializa con un precio inferior al promedio de los productos similares ofrecidos por la competencia.

Al elegir esta estrategia llamas la atención de una gran parte del mercado consumidor que desea lo que ofreces. Y cuando la gente percibe la calidad de tus productos, logras fidelizarlos inmediatamente.

Al lanzar tu producto con el ticket bajo, es posible que hagas reajustes gradualmente cuando sea necesario.

Ofrecer productos con precios bajos es una estrategia óptima para los productos que son comunes y que están en un mercado muy competitivo. De ese modo obtendrás una ventaja económica y podrás, por lo tanto, vender en mayor cantidad.

Aun así, si el precio es mucho más bajo que el de tus competidores, tú puedes transmitir una imagen equivocada de lo que estás vendiendo. Algunos compradores pueden depreciar tu producto y pensar que hay algo malo en él.

Cuando utilizar cada estrategia

Tanto el ticket alto como el bajo son óptimas estrategias para fijar precios, entonces la elección de la que utilizarás depende de tu objetivo para cada producto creado.

Si tu objetivo es entrar en un nicho de mercado más competitivo, con un producto que puede ser fácilmente encontrado, el ticket bajo te ayuda a capturar rápidamente a los consumidores que desean productos de calidad, pero con precios bajos.

Al contrario, si pretendes crear un producto innovador que raramente se consigue, la elección del ticket alto te brinda un beneficio mayor, incluso si la cantidad de ventas iniciales no es tan alta.

Lo importante cuando vayas a fijar el precio de tus productos es saber que debes proporcionarles rentabilidad a quienes producen o comercializan tus productos.

De todas las variables que tienes, desde la creación hasta la venta de un producto, el precio es el más flexible, lo cual significa que, independientemente de la estrategia que escojas, puede cambiar la fijación de precios si lo consideras necesario.

Siempre ten como base un factor fundamental: el precio que fijes debe ser lo suficientemente alto para generar ganancias para quien produce, pero no puede ser tan alto como para inhibir la compra. Y debe ser lo suficientemente bajo para atraer a los compradores, pero no demasiado bajo para que se piense que el producto no es de buena calidad.

Cómo saber si has elegido una buena estrategia

Como ya habrás notado, la definición de una estrategia para fijar los precios de los productos no es algo estable. Pero para saber si necesitas cambiar el precio, es necesario medir el rendimiento financiero que has obtenido con tu producto.

Una buena estrategia de marketing es la que consigue medir todo lo que has hecho y, a partir de los resultados, perfeccionar las técnicas para mejorar aún más lo realizado.

Una de las métricas más importantes asociadas al marketing es el ROI (retorno de la inversión). Es muy importante saber si la venta de tu producto genera beneficios financieros después de toda la inversión que has hecho para crearlo.

De una manera simplificada, el ROI es la métrica que muestra cuánto has ganado por cada euro que has invertido en tu producto.

Por eso, si tu ROI es alto, significa que tienes beneficios, y eso puede ser un indicador de que tu estrategia de precios ha sido buena.

Saber fijar precios a los productos es una estrategia importante para quien quiere emprender en el mercado digital. Por eso, cuando vayas a estipular un valor a tus productos, hazlo con atención y siempre pensando en lo que quiere alcanzar.

¿Qué te ha parecido nuestro post? Déjanos tu comentario con dudas o sugerencias sobre el tema luego a continuación.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.