¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Vender por Internet desde cero: la guía más completa sobre el tema

Vender por Internet desde cero: la guía más completa sobre el tema

Descubre qué puedes vender por Internet, cómo tener un negocio virtual sin invertir dinero, cómo promocionar tus productos y mucho más.

Vender por Internet es una excelente oportunidad para quien desea empezar su propio negocio sin tener que salir de casa para hacerlo. Sin embargo, muchas personas piensan, de manera equivocada, que empezar un emprendimiento online es algo fácil y que genera éxito de un día para el otro.

Lo primero que tienes que saber es que para alcanzar buenos resultados con las ventas por Internet es necesario planificar, trabajar y esforzarse un montón. No existen milagros que harán con que te hagas rico rápidamente o sin ningún empeño.

Pero si realizas un trabajo serio y estructurado, es muy probable que llegues a alcanzar tus principales objetivos, como tener más tiempo para estar con tu familia, poder trabajar mientras viajas, ser tu propio jefe, conseguir mayores ganancias y mucho más.

Para ayudarte, preparamos una guía completa con todo lo que necesitas saber para empezar a vender por Internet desde cero.

Índice
Entiende qué se puede comercializar por Internet Aprende a tener un negocio virtual sin necesitar invertir dinero Elige el producto ideal para vender por Internet Identifica un mercado y estúdialo Crea tu producto desde cero Elige una plataforma para vender tu producto Promociona tu producto y demuestra autoridad Consejos finales

1. Entiende qué se puede comercializar por Internet

Muchas personas tienen la idea de que para ganar dinero en Internet solo es necesaria una cosa: tener una audiencia en su página web o en las redes sociales. Pero la verdad es que eso no es suficiente, para nada. Puedes tener un blog increíble, con miles de visitas al mes, pero de poco te servirá si no tienes algo para vender de hecho.  

Por eso, lo primero que tienes que pensar cuando decidas vender por Internet es: “¿qué comprarán mis clientes?”. Lo sabemos, ¡suena muy obvio! Pero es común encontrar a gente que se queja de no vender nada porque solo quiere ganar dinero con publicidad en su sitio. Aunque esta sea una opción, no es la más recomendable, ya que son pocos los casos en que las personas consigue éxito solo con ello.

Pero, entonces, ¿qué se puede vender por Internet? Seleccionamos las mejores opciones:

Consultoría

La consultoría es una excelente opción para quien conoce muy bien un determinado tema y se ha especializado en ese segmento. ¿Vamos con un ejemplo?

Imagínate que eres un experto en finanzas personales e inversiones. Puede ser que hayas estudiado para eso o que hayas adquirido conocimientos trabajando en una empresa del sector, por ejemplo. Lo importante es que sabes mucho sobre ahorros y gestión patrimonial y conoces las mejores estrategias para que las inversiones personales tengan alta rentabilidad.

Ahora imagínate que has creado un blog y un canal en YouTube con tips y pequeñas lecciones sobre el tema. A lo largo del tiempo, utilizando estrategias para difundir tu contenido, has conseguido una audiencia fiel, que siempre lee tus posts, los comenta y participa de “lives” en tus redes sociales.

Esas personas están interesadas en tu contenido y puede ser que necesiten una atención más personalizada, un asesoramiento. Es decir, lo que puedes vender por Internet es una consultoría a personas que necesiten tu ayuda para mejorar sus finanzas personales.  Para atraer a tus clientes, un formulario en tu web puede ser suficiente. Y dicha consultoría puede realizarse personalmente o por videoconferencia.

El consultor hace un análisis de la situación de su cliente y lo ayuda a alcanzar sus objetivos, con la planificación y ejecución de acciones estratégicas. Y aquí mostramos solamente un ejemplo, porque puedes ofrecer consultoría en diversos nichos de actuación, como moda, administración, marketing y muchos otros.

Servicios

Otra opción para vender por Internet son los servicios. Supongamos que tienes muchos conocimientos de inglés y, como en el caso anterior, ofreces contenidos para personas que necesitan aprender el idioma.

Si tu audiencia confía en tus conocimientos y en tu capacidad didáctica, probablemente va a desear tener clases contigo, ¿verdad? Y eso es exactamente lo que puedes vender: tus clases particulares, personalmente o por videoconferencia.  

Lo mismo puede hacerse en diferentes segmentos: si tienes contenido online sobre desarrollo de softwares, puedes vender ese servicio (como la creación de una aplicación móvil, por ejemplo). O si eres experto en arquitectura, puedes ofrecer proyectos también por Internet. ¡Existen miles de posibilidades y las ganancias pueden ser significativas!

El punto negativo de vender servicios (y también de la consultoría) es que sólo conseguirás atender a un número limitado de clientes: al fin y al cabo eres sólo una persona y tendrás que dedicar mucho tiempo a cada uno de ellos. O sea, en estos casos no podrás escalar tu negocio.

Productos físicos

Los productos físicos también se pueden vender por Internet y son muy populares. Cada vez más las personas compran en sitios virtuales, porque es mucho más práctico que ir hasta una tienda física.

Esta es una buena opción para quien ya tiene una tienda offline y quiere llevar su negocio más lejos, o para quien desea empezar y vender productos sin tener expensas con el local (alquiler, gastos con luz y agua, etc.).

Para tener un e-commerce, necesitas una buena web, con fotos, descripciones y precios de tus productos. Además, es necesario contar con una plataforma de pago y un equipo que se ocupe de toda la parte técnica que el website exige. Pero también existen algunas plataformas que ya ofrecen toda la estructura básica de la tienda online, como Shopify.  

Otro punto importante es que tendrás que lidiar con la gestión de tu stock y con la logística de los envíos. Un tip interesante es hacer uso del drop shipment (en español, triangulación de envíos). En este caso, no necesitas tener el producto en tu stock: cuando el cliente haga el pedido lo repasas al mayorista, quien enviará la compra directamente al cliente.

Productos digitales

Los productos digitales, o infoproductos, son aquellos que se comercializan por Internet en formato digital. Los más populares son los cursos online (e-learning) y los libros electrónicos (ebooks), pero también existen otros, como las aplicaciones móviles, los congresos online y las plantillas descargables.

El público que consume infoproductos está creciendo cada vez más, por muchas razones. Mira algunas de ellas:

  • Las personas no necesitan salir de sus casas para realizar la compra.
  • Si es un producto como un libro, no es necesario esperar a que llegue: basta con hacer el download en pocos minutos o segundos.
  • Si es un producto como un curso, no es necesario enfrentar tráfico para mirar las clases y el alumno puede hacerlo todo a su ritmo, donde quiera y cuando quiera.
  • Los precios son atractivos.

Para quien decide vender por Internet ese tipo de producto, existen varias ventajas, como poder empezar con muy poca o ninguna inversión, tener un negocio escalable, poder trabajar en cualquier lugar y muchas más.

Para ser un infoproductor, es necesario desarrollar distintas actividades. En el caso del profesor online, por ejemplo, es necesario definir el nicho de actuación, planificar el curso, crear los guiones, grabar los vídeos y promocionar el contenido en Internet.

La recomendación es tener una plataforma que se encargue de los pagos, que envíe el producto de forma automática al comprador y que ofrezca dos opciones: que el cliente descargue el producto o que tenga acceso a un área de membresías.

Productos de terceros

Una buena idea para quien quiere vender por Internet sin preocuparse con la creación y gestión del producto es participar de un programa de afiliados. Los afiliados promueven los productos de otras personas a cambio de comisiones. ¿Vamos con un ejemplo otra vez?

Imagínate que tienes un blog sobre vida sana y ejercicios físicos. La mayor parte de tu audiencia está interesada en perder peso, comer de forma saludable y practicar actividades que ayuden a quemar calorías.

Ahora imagínate que has descubierto un programa fitness online, con videoclases que el alumno puede acompañar desde su casa, realizando los ejercicios en su propio hogar. Seguro a tu público le encantaría este producto, ¿verdad? Entonces lo que haces es recomendarlo en tu página, con un enlace específico.

Cada vez que alguien realice una compra y haya llegado al producto gracias al enlace que tú has publicado, recibes una comisión por la venta.

Marketplaces

Los marketplaces son páginas web de un segmento específico que reúnen productos de varios sitios y marcas en un único lugar. El comprador puede elegir el producto que le parezca mejor, considerando sus características y precios.

Algunos ejemplos de ese tipo de venta online son Trivago, Booking y Despegar. Ese tipo de sitio es muy interesante para los compradores, porque no necesitan estar horas investigando el mejor precio y pueden realizar el pago directamente en la página.

Para quien quiere vender por Internet también puede ser una buena opción, ya que (como en el caso anterior) no es necesario desarrollar un producto específico. Sin embargo, tener conocimientos de desarrollo web es imprescindible, al menos que contrates a alguien para hacer ese trabajo (que no es para nada barato).  

2. Aprende a tener un negocio virtual sin necesitar invertir dinero

Si tu idea es vender por Internet sin enfrentar demasiados riesgos, puedes optar por tener un negocio virtual que no exija muchas inversiones iniciales. La venta de productos físicos, por ejemplo, no es muy recomendable en ese caso. Sin embargo, vender servicios, productos digitales o productos de terceros puede ser una excelente opción para ti.

A continuación, seleccionamos algunos consejos para que puedas hacerlo:

Despreocúpate con la perfección

Probablemente quieres tener el producto perfecto antes de empezar a venderlo, ¿verdad? Es normal querer ofrecer algo con una calidad excelente (y eso es lo ideal, claro). Sin embargo, antes de saber si tu negocio realmente funciona, puedes empezar con una versión más básica.

Por ejemplo, si vas a crear un ebook, no necesitas contratar a un diseñador para que se ocupe de la parte visual. Puedes empezar con un modelo más simple y crear el ebook tú mismo. Aquí en nuestro blog tenemos 4 plantillas descargables para crear un libro digital usando el Power Point.

Otro ejemplo es el de los cursos online. Si vas a grabar una videoclase, obviamente quieres que la calidad sea la mejor posible. Pero, para empezar, no necesitas un estudio o una cámara súper profesional.

Si tienes una habitación en tu casa que sea bien iluminada y que tenga una pared neutra, sin muchos objetos y colores, puedes empezar por ahí. Pero acuérdate de elegir un cómodo con poco ruido. Otra opción es hacer las grabaciones en un lugar de la ciudad que sea bonito y más tranquilo.

Además, es posible utilizar la cámara de tu smartphone, siempre y cuando tenga una calidad aceptable de imagen y audio. Si quieres saber más sobre el asunto, te recomendamos nuestro post sobre cómo crear videoclases, que tiene muchísimos consejos sobre el asunto y un paso a paso completo para hacerlo.

Elige herramientas gratuitas para tu trabajo

Existen muchas herramientas excelentes para vender por Internet y varias de ellas son gratuitas (o tienen versiones básicas que puedes utilizar a un precio bajo).

Para difundir tu producto y captar clientes, por ejemplo, una buena opción sería utilizar Adwords, la herramienta de anuncios de Google para que tu sitio aparezca en los primeros posicionamientos de una búsqueda. Pero, si no tienes dinero para invertir, puedes utilizar estrategias de SEO (Search Engine Optimization) para que tu web esté en la primera página de una manera orgánica (o sea, sin necesitar gastar dinero para eso).    

Otro ejemplo: si tu producto es un curso online, tendrás que utilizar una plataforma de membresías para que tus clientes puedan iniciar sesión y acceder a los módulos, vídeos, foros, actividades, etc. Existen opciones excelentes que puedes usar y que solo te cobran un porcentaje del valor del producto cuando realices una venta.

Lo más importante es que investigues herramientas que sean buenas, que atiendan a tus necesidades y que no sean costosas. Si lo haces, verás que es posible empezar a vender por Internet aunque no tengas dinero para invertir.

3. Elige el producto ideal para vender por Internet

Si has decidido vender por Internet, ¡el punto más importante de todos es definir qué es lo que venderás! Para eso, te recomendamos que escribas en una hoja 3 ideas de productos que podrías vender, considerando los siguientes puntos:

¿Qué te apasiona?

Lo ideal es que elijas trabajar con algo que te apasione. Como ha dicho Confucio, “elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar un solo día en tu vida”. Piensa en tus gustos e imagínate los productos que podrías crear y vender por Internet a partir de eso.

Por ejemplo, si te apasiona la jardinería y es tu gran hobby, puedes crear un curso online que enseñe técnicas de cultivo en casa. Y lo ideal es elegir un tema aún más específico, como cultivo en espacios cerrados, cultivo de hortalizas en casas pequeñas que no tienen jardín o cultivo de orquídeas, por ejemplo.

Si te encanta sacar fotos, puedes crear un e-book con técnicas de fotografía. Pensando en temas más específicos, puedes enfocarte en fotografías nocturnas, retratos, paisajes, técnicas de Photoshop y muchos otros. ¡Piensa en tus pasiones y seguro descubrirás algo perfecto para ti!

¿Qué necesitan las personas?

Aunque tienes que amar lo que haces, solo tu amor no basta. ¡Otras personas tienen que amarlo también! Y más: la gente tiene que necesitar tu producto. De nada sirve desarrollar algo que te parece maravilloso, pero que a nadie le va a hacer falta.

Para eso, tienes que identificar un mercado y estudiarlo. Es necesario realizar una investigación de un nicho específico y entender cuáles son los problemas que ese grupo tiene y que necesitan solucionarse. Pero no te preocupes: de eso hablaremos en el próximo tópico.

¿Cómo puedes escalar tu negocio?

Otro punto importante que debes considerar es el siguiente: para vender más, ¿necesitarás invertir más tiempo y/o dinero? ¿O con un único esfuerzo conseguirás realizar ventas “infinitas”?

Por ejemplo: si vendes un servicio, como la consultoría financiera, cada vez que realices una venta necesitarás invertir más horas de trabajo, porque tendrás que reunirte con tu cliente, estudiar su situación y elaborar las estrategias para que alcance sus objetivos. O si vendes ropas, tendrás que comprar nuevas piezas cada vez que tu stock llegue al fín.

Sin embargo, si tu producto es un e-book, por ejemplo, después que esté listo no tendrás que preocuparte con nada más: solo con la venta. Es decir, crearás el e-book una vez y podrás venderlo a miles de personas alrededor de todo el mundo. Por eso, lo ideal es que pienses en algo que puede generar más ganancias con menos esfuerzos.

4. Identifica un mercado y estúdialo

Después que tengas la lista con 3 productos que puedes vender por Internet, debes elegir la mejor opción realizando una investigación de mercado.

  • Estudia tu nicho. Busca cuáles son los problemas de tus buyer personas que puedes solucionar. Investiga con profundidad cuáles son sus dolores y necesidades. Si vas a hacer un curso sobre jardinería, por ejemplo, fíjate qué están preguntando sobre el tema en Google, Yahoo Respuestas, etc.
  • Busca los productos que ya existen sobre el tema y analiza qué es lo que no tienen. ¿De qué manera puedes ofrecer algo diferente, que te distinga de los demás? Y ojo: si tu producto es demasiado novedoso y no hay nada igual, puede ser que no exista un público o una demanda real para eso.
  • Analiza tu competencia e inspírate. Pero, claro, no copies lo que están haciendo. Y estate atento también a un factor: ¿es muy difícil ganarle a la competencia? Si quieres competir con empresas y marcas muy grandes, quizás debas elegir otra opción o un micronicho.
  • Realiza encuestas con personas que conozcas y que se encuadren en tu público objetivo. También puedes hacerlo por Internet o en lugares en que puedas encontrar a tu público target. Si vas a vender por Internet un curso de gastronomía para madres con niños pequeños, por ejemplo, puedes ir a un jardín de infantes o a una escuela y pedirles a esas mujeres que respondan a algunas preguntas rápidas. ¡Entender a tus futuros clientes es lo más importante para que tengas éxito!

5. Crea tu producto desde cero

Después de que hayas definido cuál será el producto que venderás por Internet, tendrás que crearlo (al menos que vayas a vender un producto físico que ya venga listo).

Si quieres vender videoclases, mira nuestra guía completa con el paso a paso para crear tu curso online. Y si deseas crear un e-book, no dejes de leer todos nuestros consejos para crear tu libro digital desde cero.

BONUS: te invitamos a descubrir el Desafío 30 Días, que es 100% online y gratis. Son 16 lecciones rápidas y divertidas que desarrollamos para que aprendas a crear un curso online o un e-book en tan solo 1 mes. ¡Mira el vídeo y entiéndelo mejor!

 

Para registrarte gratis, accede a la página del desafío aquí.   

6. Elige una plataforma para vender tu producto

Cuando tu producto esté listo, tendrás que elegir una plataforma que te permita realizar las ventas. En el caso de los infoproductos, te recomendamos que elijas alguna que tenga las siguientes características:

  • Permita que tengas una página de ventas personalizada generada en la propia plataforma o una página de ventas externa e integrada.
  • Almacene los productos en un servidor confiable;
  • Maneje los pedidos de compra;
  • Realice toda la parte del pago de manera automatizada;
  • Permita que tus clientes compren en diferentes monedas;
  • Entregue el producto automáticamente después del pago;
  • Tenga un área de miembros, si tu producto es un curso online;
  • Permita que tengas afiliados que promocionen tu producto y aumenten tus ventas;
  • Posea un equipo de asistencia a tus clientes;
  • Tenga diseño responsivo (que funciona bien en tablets y smartphones);
  • Tenga un embudo de ventas;
  • Presente informes para que puedas acompañar tu progreso.

Todos estos beneficios permitirán que no tengas que preocuparte con la parte técnica del negocio, solo con la creación de tu producto y con las ventas.

Y, obviamente, lo ideal es elegir una plataforma gratis, sin tasa de adición ni mensualidades. Con Hotmart, por ejemplo, solo pagas un porcentaje del valor de tu producto cuando realizas una venta.

7. Promociona tu producto y demuestra autoridad

El elemento más importante para vender por Internet es, sin dudas, conquistar a tus futuros clientes. Para eso, necesitas, principalmente, generar confianza. Las personas tienen que verte como alguien con quien pueden contar, como alguien que puede y quiere ayudarlas de manera transparente. Y, para eso, necesitas ofrecer contenido de calidad.

A continuación, seleccionamos algunas herramientas online que puedes utilizar para difundir tu contenido y promocionar tu producto. Lo ideal es que utilices gran parte de ellas o, preferentemente, todas.

Blog

El blog es el canal indispensable número 1 para quien quiere construir su audiencia, estar en contacto constante con su público y demostrar autoridad. Algunas ventajas de esta herramienta son las siguientes:

  • No hay límite de espacio para tu contenido: puedes escribir cuánto quieras.
  • Te ayuda a mejorar tu posicionamiento en Google de manera orgánica.
  • Puedes interactuar con tu público en la sección de comentarios.
  • Puedes poner diferentes tipos de contenidos: textos, vídeos, infografías, encuestas y mucho más.

Aquí ya publicamos un texto con consejos valiosos para escribir en tu blog. Y, si quieres entender mejor por qué debes utilizarlo, mira este vídeo:

Facebook

El Facebook es la red social más grande del mundo actualmente, con 1.700 millones de usuarios. Eso significa que, probablemente, tus futuros clientes están en la red. Algunas ventajas de esta herramienta son las siguientes:

  • Es una red social dinámica, muy conectada a la actualidad y muy atractiva para los usuarios.
  • Puedes crear campañas pagadas direccionadas específicamente a tu público (¡y medir tus resultados!).
  • Puedes interactuar en tiempo real, utilizando las Facebook Lives, por ejemplo.
  • Es un canal muy importante para divulgar tus contenidos del blog.

Antes de crear tu página, estate atento y evita cometer los errores más comunes en Facebook.

Instagram

El Instagram es otra red social muy popular, que ya tiene más de 700 millones de usuarios. La gran diferencia en relación a las otras redes es que su enfoque es más visual, con destaque para las fotos y vídeos. Las historias (o “stories”), que son fotos o vídeos que desaparecen en 24 horas, son buenas formas de llamar la atención del público.

Si trabajas con el nicho de gastronomía, por ejemplo, una excelente idea es publicar pequeños vídeos de alguna receta, imágenes de los platos que has preparado, stories con tips interesantes… ¡El cielo es el límite! Si eres un principiante, aprende cómo vender en Instagram.   

Página de ventas

La página de ventas es tu vidriera tanto para los compradores como para los afiliados (si quieres que otras personas difundan tus productos y te ayuden a vender más). Sin dudas, la calidad de esa web tendrá un gran impacto en tu credibilidad y nivel de autoridad. Por eso, es necesario que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Tu página de ventas tiene que tener una descripción del producto y sus ventajas, datos sobre ti y un vídeo llamativo. Además, debes incluir otras informaciones, como disclaimer, contacto y formas de pago. Mira nuestro post sobre página de ventas para saber más.
  • El layout es muy importante, ya que es lo primero que el cliente ve al ingresar a tu página. Preocúpate con el aspecto visual, como colores, tamaño de la fuente y organización del contenido.
  • Revisa los textos y estate seguro de que la gramática y ortografía está en orden. Pero lo más importante de todo es cuidar de tu copywriting: asegúrate de que tus textos están atractivos y harán que los lectores quieran comprar tu producto.

Consejo: tener un dominio propio es una buena idea para que tu página suene más confiable para tu público.

E-mail marketing

El e-mail marketing es extremadamente importante para que construyas una audiencia comprometida y que se identifique con tu marca. Esta es, probablemente, la herramienta de marketing con la mejor relación costo beneficio.

Lo bueno del e-mail es que llega directamente a la caja de entrada del correo de tu cliente, lo que incrementa las chances de que el mensaje sea leído. Además, si envías campañas de e-mail segmentadas, conseguirás dirigirte a tu público de forma personalizada, de acuerdo con las necesidades de cada persona.

Si todavía no usas esa estrategia, entiende cómo utilizar el e-mail marketing para vender por Internet.

Consejo: utiliza testimonios de personas que ya son tus clientes para que tu público confíe más en tu trabajo.

Vídeo de ventas

El vídeo de ventas también es una excelente opción para demostrar tu autoridad, presentar tu producto y llamar a las personas a realizar la compra. Mira nuestros consejos en este Hotmart Tips:

8. Consejos finales

A lo largo de este post, nuestro objetivo fue darte un panorama general sobre cómo vender por Internet. ¡Pero no te vayas todavía! Antes de que cierres esta ventana y empieces a planear tu negocio, tenemos algunos últimos consejos importantes:

  • Asegúrate de que tu negocio es lo más automático posible. Utiliza una plataforma que realice toda la parte técnica para que no tengas que perder tiempo con actividades burocráticas y para que puedas enfocarte en lo que más importa: tus ventas.
  • Busca un negocio que sea escalable y que pueda seguir creciendo sin que tengas que aumentar tus esfuerzos. De esa manera, podrás tener cada vez más éxito.
  • Mide tus resultados constantemente y analiza lo que está yendo bien y lo que puede mejorar. ¡Perfecciona tu producto siempre que sea posible!
  • Busca entender a tus clientes y escucha lo que tienen para decir. Ellos son la pieza más importante de tu negocio.
  • Realiza tu trabajo con mucha pasión: si haces lo que te gusta, estamos seguros de que serás feliz en tu día a día.

Si has llegado hasta aquí, probablemente ya tienes en tu mente qué es lo que vas a vender por Internet, ¿verdad? Ahora, te recomendamos que valides si tu idea de negocio es realmente genial.

Déjanos un comentario y cuéntanos qué te ha parecido este texto. ¡Nos encantará escucharte!

Hotmart