Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Seminarios online y gratuitos del 21 al 25 de octubre

Seminarios online y gratuitos del 21 al 25 de octubre

¡Regístrate!

¡Guía súper completa para hacer vídeos!

¡Guía súper completa para hacer vídeos!

Todo lo que necesitas saber desde la preproducción hasta la publicación de tu contenido.

Con el éxito de los vídeos en Internet, mucha gente se está aventurando en la  producción de contenido audiovisual. Pero, hay una gran diferencia entre entregarle al público una grabación de principiante y hacer vídeos profesionales.

Por supuesto que no tienes que crear vídeos súper profesionales desde el principio. Sin embargo, a partir del momento en que empiezas a atraer más audiencia a tus contenidos, es muy importante que los mejores para que tu audiencia se mantenga comprometida.

¡Para ayudarte a hacer vídeos más profesionales, creamos esta guía completa!

Aquí, vamos a abordar todo lo que necesitas saber antes, durante y después de la producción de tus vídeos.

¿Todo listo para grabar vídeos de calidad?

Navega en el post:

Esta es una guía muy completa con todo lo que necesitas saber para hacer vídeos.

Es posible que ya conozcas bien algunos pasos. Por eso, puedes para hacer clic en este índice para ir directamente al tema que más necesitas.

Índice
El universo de los vídeos para Internet ¿Por qué vale la pena crear vídeos? Preproducción: empezando la grabación con el pie derecho. Producción: ¡luces, cámara, acción! Postproducción: la guinda del pastel ¡Manos a las cámaras!

El universo de los vídeos para Internet

  • Febrero de 2005 – registro del dominio youtube.com
  • Abril de 2005 – primer vídeo publicado en YouTube (vlog de 19 segundos de uno de sus fundadores, contando sobre una visita al zoológico)
  • Junio de 2005 – primer vídeo viral de la plataforma
  • Marzo de 2006 – primera gran marca a publicar un vídeo en YouTube (Nike)
  • Julio de 2006 – 65 mil videos publicados en YouTube
  • Octubre de 2006 – Google compra YouTube
  • 2008 – surgen los vídeos en 480p y la versión móvil de YouTube
  • 2009 – lanzamiento de los subtítulos automáticos y marca de más de mil millones de vídeos vistos al día
  • 2010 – creación de la opción de darle “me gusta” a los vídeos y marca de 3er sitio web más accedido en el mundo
  • 2011 – lanzamiento de la herramienta de transmisión en directo
  • 2012 – inauguración de la nueva interfaz con diseño responsivo y foco en el móvil
  • 2014 – lanzamiento de los vídeos en 60 frames
  • 2015 – lanzamiento de los vídeos en 360º

La historia de YouTube empieza en 2005, cuando 3 amigos y antiguos empleados de PayPal salieron de la empresa y registraron el dominio youtube.com. 

Al principio, YouTube no era una plataforma como la que conocemos hoy y su página principal era muy simple, solo traía el perfil, los mensajes, la pestaña de favoritos y el login.

Sin embargo, la novedad llamó la atención de los usuarios de Internet e incluso de algunas grandes marcas, como Nike, que apostó por la tendencia de los vídeos para lanzar una grabación de Ronaldinho Gaúcho calzando sus nuevas botas de fútbol.

En su primer año, YouTube ya era uno de los sitios web con más crecimiento en Internet, lo que seguramente llamó la atención de Google, uno de sus mayores competidores.

Entonces, en octubre de 2006, surgió la oportunidad de comprar YouTube y Google adquirió la plataforma por US$ 1.650 millones.

La generación Y, en aquel entonces con alrededor de 20 años, fue la primera en probar la revolución en el contenido audiovisual.

Desde entonces, el éxito de los vídeos ha sobrepasado la frontera del entretenimiento sin pretensiones y se ha convertido en una oportunidad de negocio.

No solo algunos youtubers crearon verdaderos imperios, también otras áreas adoptaron el formato. Entre ellas se destaca la educación a distancia  .

Y el éxito de los cursos online se debe en gran medida a la aceptación del público al formato de vídeo.

¿Por qué vale la pena crear vídeos?

Si tienes dudas sobre si vale la pena crear vídeos, simplemente mira a tu alrededor. Casi todo el mundo tiene un smartphone en el bolsillo.

El dato es oficial: en América Latina y el Caribe, a fines de 2017, la cantidad total de conexiones de smartphones llegó a 417 millones, cifra que representa el 62% de las conexiones totales. Se prevé que este llegarán al 78% para 2025.

¿Y eso qué tiene que ver con los vídeos?

Parece cliché, pero la transformación tecnológica ya forma parte de nuestro cotidiano.

Con eso, cambiamos los libros por lectores de PDF, reemplazamos los CDs por una suscripción en Spotify y vemos las aulas, las películas y los espectáculos de stand-up directamente en la pantalla digital.

Además de un escenario muy favorable, la creación de vídeos tiene otro gran aliado: el bajo costo de producción.

¡Pero, cuidado! Esto no quiere decir que no haga falta hacer una inversión relevante.

Hace falta gastar en equipos, divulgación, hospedaje y otras cosas. Sin embargo, en comparación con las producciones audiovisuales de antaño, este terreno es mucho más accesible.

Entonces, cualquiera que se dedique a estudiar algunas técnicas puede convertirse en director, sea para fines de entretenimiento o de educación.

Además, como ya debes de haberte dado cuenta, los vídeos son una forma de divulgar tu contenido, incluso al público que todavía no te conoce. Es por este motivo que las grandes marcas invierten en la creación de contenidos audiovisuales.

Como has podido ver, desde el inicio de YouTube, marcas como Nike entendieron la importancia de los vídeos.

¿Y sabes por qué?

Porque con los vídeos, puedes:

1. Generar más autoridad

Los contenidos, que estén bien producidos y que sean relevantes para el público, aumentan la credibilidad de la marca en el mercado.

Esto ocurre porque, con vídeos, puedes emocionar, contar una historia y educar a tu audiencia. Es decir, los contenidos audiovisuales ayudan a mostrarle al público que eres una referencia en tu área de actuación.

2. Aumentar las interacciones con el público

Como los vídeos son un formato de contenido fácil de consumir, es probable que se compartan con más facilidad y se vuelvan virales.

Para que entiendas mejor, hasta Facebook se ha sumado a la idea y sugirió que en pocos años en la red social solo habrá vídeos en la línea del tiempo.

Está claro que esto dependerá mucho del público con el que contactes, pero seguro vale la pena probar este formato de contenido en tus redes sociales.

3. Llevar más tráfico al sitio

Además de todas las prácticas de SEO que se deben aplicar en un texto para que quede bien posicionado en los resultados de búsqueda, tener vídeos en una página también te ayuda a estar entre los primeros de la lista.

Sin embargo, es muy importante que el vídeo elegido sea realmente relevante y tenga relación con lo que se muestra en el texto. Una buena idea es hacer un vídeo tutorial, por ejemplo, enseñándole a tu público cómo solucionar algún problema.

Además, las buenas prácticas de SEO también valen en YouTube.

Esto significa que es muy importante pensar en una palabra clave para este formato de contenido. También hay que dedicarle tiempo a la descripción y a un título atractivo para garantizar que tu vídeo aparezca en los primeros lugares de búsqueda de Google.

4. Generar nuevas oportunidades de ventas

Principalmente para quienes trabajan a través de Internet, hacer vídeos también es una manera de cerrar nuevos negocios, ya que el 64 % de los usuarios están más propensos a hacer una compra después de ver un vídeo.

Esto es porque, con ese formato de contenido, las marcas logran hacer una demostración de la utilización de sus productos. Son las famosas reseñas o review de productos.

Pero este no es el único formato de vídeo que puedes crear. ¡Descubre, a continuación, otras posibilidades de actuación con contenidos audiovisuales!

¿Qué tipos de vídeo existen?

Si piensas en los vídeos de Internet y enseguida te acuerdas de los gameplayers o de las bañeras de Nutella, pero crees que esto no te sale, ¡te traemos una buena noticia! El universo de los vídeos va más allá del entretenimiento.

Aquí tienes algunas posibilidades:

  • Vídeos tutoriales: ¿tienes alguna habilidad muy desarrollada? Reparaciones domésticas, artesanía, edición de música – cualquier cosa puede convertirse en tema de un tutorial de vídeo;
  • Transmisión en directo: ¿eres comunicativo y actúas bien frente a las cámaras? La transmisión en vivo es una forma de hablar directamente con tu público para aclararle las dudas y objeciones sobre tu producto. Además, es excelente para difundir novedades;
  • Vlogs: funcionan como un blog personal, pero en vídeo. De esta corriente surgió el concepto de influencer digital – personalidades que influencian al público con opiniones y estilo;
  • Vídeos institucionales: esta es una forma de presentarle tu empresa al mercado, destacando tus productos o servicios. El vídeo institucional puede dirigirse tanto al público que ya conoce tu marca como a una audiencia completamente nueva;
  • Vídeos animados: si crees que no sales bien en las cámaras, el  motion  puede ser una alternativa. En este formato de contenido, puedes pasarle tus ideas al público de una manera didáctica y divertida. Incluso puedes utilizarlo para mostrar la utilización de algún producto, sin necesidad de ser el protagonista del vídeo;
  • Vídeo de ventas: este es el formato ideal para quien quiere lanzar un producto en Internet y, literalmente, hacer una venta después que la gente lo vea;
  • Vídeo 360º: este formato innovador es perfecto para quien quiere mostrar un paisaje, un evento o darle una experiencia diferente a su audiencia;
  • Educación: los cursos en línea son una gran tendencia de la educación. ¿Has pensado en transformar vidas profesionales y personales con tus conocimientos en alguna área?

Estos son solo algunos formatos de vídeos posibles.

A quien quiere crear contenido audiovisual, le sugerimos que comience con una buena reflexión sobre sus objetivos y, a partir de eso, que piense en otras ideas de vídeos que pueda crear.

¿Y después qué? ¡Solo tienes que ponerte manos a la obra!

Preproducción: empezando la grabación con el pie derecho.

El resultado que ves en la pantalla cuando accedes a un vídeo, dice poco sobre el trabajo que hay por detrás de la creación de este contenido. Todo empieza mucho antes de apretar el “play” en la cámara.

Para una producción de vídeos profesionales, tienes que:

  • Definir el tema sobre el que vas a hablar;
  • Elegir y montar tu escenario;
  • Tener una cámara para grabarlo;
  • Preparar la iluminación;
  • Elegir qué micrófono vas a usar;
  • Identificar las herramientas que te pueden ayudar a hacer el vídeo;
  • Escribir un guion.

Hablaremos de cada una de las etapas de preproducción a partir de ahora:

¿De qué hablar?

Antes de cualquier cosa, tienes que definir el tema sobre el que vas a hablar.

Para eso, haz una lista de los temas con los que tienes afinidad. Así, será mucho más fácil hacer el vídeo.

Si ya tienes un negocio, seguro vas a hablar de algún tema relacionado con tu mercado. Esto te ayudará a ser visto como una referencia en tu área de actuación.

Pero, si todavía no sabes de qué hablar, haz una búsqueda en Internet para entender qué está en alza y estudiarlo mucho después. Este puede ser un buen comienzo si todavía no tienes un nicho definido.

¿Cómo elegir y montar tu escenario?

Cuando decidas con qué nicho vas a trabajar, el próximo paso de preproducción es pensar en el escenario para los vídeos. Al fin y al cabo, será una parte importante de tu contenido.

Te sugerimos que trates que sea coherente con los objetivos de tu vídeo.

Si es educativo, por ejemplo, algunas ideas son usar un aula o un ambiente más neutro, con elementos que recuerden los estudios.

¡Ah, acuérdate también de que, además de bonito, tu escenario debe ser cómodo! Esta es una de las principales preocupaciones.

Independientemente de si el lugar que tienes a tu disposición es grande o pequeño, lo que más importante es la comodidad, además de la iluminación – de la que hablaremos enseguida.

¿Qué cámara utilizar?

La calidad de imagen y sonido es lo que diferencia el vídeo de un principiante del de un profesional. Por lo tanto, esta es una prioridad si deseas hacer vídeos con el objetivo de ganarte un dinero extra o de convertirlos en tu fuente principal de ingresos.

Con respecto a la imagen, podemos decirte que la calidad depende mucho del equipo que utilices para grabar el vídeo.

¿Puede ser la cámara del móvil? Sí, ya que la mayoría de los smartphones hoy en día graba en full HD (alta definición).

Pero, si puedes invertir un poquito, ¡vale la pena!

Aquí tienes algunos de los mejores tipos de cámaras para grabar vídeos :

  • Compactas: las que solíamos llevar a los viajes antes de los smartphones. Son fáciles de operar y generalmente tienen ajustes y controles automáticos. Por eso, son excelentes para quienes tienen algo de dificultad y están empezando;
  • Action cam (cámaras de acción): es un tipo de cámara que se parece a la compacta, pero tiene la ventaja de captar muy bien los movimientos. Por eso, son ideales para vídeos al aire libre, caminando, practicando deportes, etc.;
  • Camcorders: los youtubers también usan mucho las clásicas videocámaras. Cuentan con excelentes funciones, controles automáticos de enfoque y visor móvil, lo que facilita el encuadre. Sirven para grabar conferencias, principalmente, porque su batería aguanta bastante tiempo;
  • DSLR o mirrorless: son excelentes para vídeos educativos, porque tienen una excelente captura de imagen, estabilidad y recursos que facilitan la edición posterior.

Algunas cámaras, principalmente las DSLR, llevan lentes específicas para que consigas grabar los vídeos .

Cuando vayas a elegir un lente, debes considerar:

  • Apertura del diafragma: se refiere al paso de la luz en el lente. Cuanto menor sea el número indicado en las especificaciones del lente, mayor será la entrada de luz y viceversa;
  • Distancia focal: es la característica del lente que guarda relación con la nitidez. Cuanto mayor sea la distancia focal, mayor será la distancia a la que puedes grabar;
  • Estabilizador de imagen (IS): función que ayuda a reducir las trepidaciones mientras grabas el vídeo;
  • Tipo: el modelo de cada lente. Entre los más conocidos están: ojo de pez, zoom, gran angular, macro, teleobjetivo, entre otros.

¿Cómo preparar la iluminación?

Bueno, ya tienes un escenario y una buena cámara, ¿verdad? Pero, para que la imagen tenga calidad, hay otro aspecto esencial: iluminación para los vídeos.

Eso vale incluso para ambientes que ya tienen una buena claridad. Sin puntos de luz direccionados, el enfoque de la cámara puede resultar confuso.

Por lo tanto, es bueno tener luminarias posicionadas estratégicamente – una delante de quien vamos a grabar, una dispuesta lateralmente y una encima de la cabeza y de la cámara.

Apunta ahora algunos consejos sobre equipos que puedes utilizar:

  • Softbox: genera una luz difusa, que dirigida correctamente, puede disminuir sombras y resaltar elementos;
  • Sun gun: es inalámbrico e ideal para grabar vídeos en ambientes externos y rellenar la luz;
  • Panel de led: parecido a una luminaria, el panel de LED ayuda a traer luminosidad y a direccionar la claridad;
  • Ring light: en formato circular, el anillo de luz se puede acoplar a las cámaras y mejorar la calidad de imagen, principalmente para tomas de cerca;

Luces de fondo: son fundamentales para quien va a hacer vídeo en un estudio, ya que sirven para dar contraste entre quien está presentando el vídeo y el fondo;

Luz natural: si vas a grabar escenas externas, elige siempre la luz natural. Sin embargo, para que tu vídeo salga bien, préstale atención al horario de la grabación para que la iluminación no cambie mucho de una escena a otra. Además, nunca grabes de espaldas a las ventanas, para que el lente de la cámara no tenga que compensar el exceso de luz.

Una sugerencia adicional: a la hora de crear la iluminación para hacer un buen vídeo, elige bombillas que estén entre los 5000 y los 5500 kelvin.

Este tipo de bombilla genera una luz blanca, que te ayudará a la hora de editar tu contenido.

¿Cómo elegir el mejor micrófono?

El audio, junto al contenido, es el principal protagonista de los vídeos. Una persona puede hasta ver un vídeo con mala imagen, pero cuando el audio es de baja calidad, es muy difícil terminar de ver todo el contenido. Eso, automáticamente, disminuye la tasa de retención de tus vídeos .

Además, como la calidad de imagen, el audio garantiza el efecto profesional de tu producción. Por eso, aquí te dejamos dos tipos de micrófonos para vídeos:

  • Micrófono condensador: muy sensible, este micrófono es excelente para captar la voz con nitidez. Sin embargo, justamente por eso, puede costar mucho trabajo grabar en lugares sin aislamiento acústico y con interferencias sonoras. Es más indicado para quien tiene un estudio de grabación casero o profesional;
  • Micrófono dinámico: no tiene tanta sensibilidad para ruidos más distantes. Se dirige al foco de la fuente de emisión de sonido más cercana y relevante. Entonces, es el más indicado para grabaciones externas, principalmente en ambientes ruidosos.

También es importante conocer los formatos de grabadores de voz, porque interfieren en la dirección del foco. Fíjate:

  • Solapa: es aquel que va fijado en la camisa de quien presenta el vídeo. Dinámico, capta bien la voz del interlocutor más cercano y tiene poca interferencia de ruidos distantes;
  • Shotgun: ese aparece bastante en la TV. Es el micrófono en forma de tubo que queda suspendido con la ayuda de un soporte móvil. Tiene buena obtención de audio y puede redirigirse para cambiar el foco;
  • Micrófono de mano: utilizado por cantantes y presentadores, capta bien el sonido de la fuente emisora más cercana, con poca sensibilidad para ruidos distantes. Sin embargo, como necesita un soporte fijo o el apoyo de las manos, puede que no sea interesante para videoclases, por ejemplo.

Por último, los micrófonos también se clasifican de acuerdo con el estándar de captación de audio:

  • Cardioides (en formato de corazón): captan los sonidos de la parte frontal con precisión, con alguna interferencia de los ruidos de los bordes;
  • Unidireccionales: excelente sensibilidad para los sonidos frontales con poca captación de ruidos  de las laterales;
  • Bidireccional: excelente rendimiento para captar los sonidos del frente y de atrás, con poca sensibilidad para los ruidos de los lados;
  • Omnidireccionales: captan los sonidos de todas las direcciones con mucha precisión.

¿Qué aplicaciones pueden ayudarte a grabar?

¿Sabías que existen aplicaciones para grabar vídeos?

Estas aplicaciones facilitan todo el proceso de ajustes técnicos y son especialmente útiles para publicar contenidos de forma rápida, sin tanta edición en la postproducción.

Entonces, si todavía no has hecho ningún vídeo porque te da miedo no poder editarlo, las aplicaciones para grabar son una excelente opción.

¿Y por qué estamos hablando de ellas en la preproducción?

Porque si las eliges, ya tienes que decidir cuál vas a utilizar antes de empezar a grabar tu vídeo.

Aquí tienes algunas sugerencias:

  •  Adobe Premiere Clip: en versión móvil y de escritorio, esta aplicación se centra en la edición de imágenes y en la adición de efectos especiales;
  •  iMovie: si vas a grabar un vídeo usando un smartphone Apple, nada mejor que iMovie, que permite ajustes interesantes y trae características de edición bastante completas;
  •  VideoShow: ¿has grabado un vídeo y quieres ponerle textos y figuras con el smartphone? VideoShow es una excelente herramienta para las ediciones rápidas en tu proyecto;
  •  Lapse It: esta aplicación es interesante para la divulgación, pues permite resumir vídeos largos en pocos segundos. Así, puedes publicar teasers de tu contenido en las redes sociales;
  •  FxGuru: para los amantes de los efectos especiales, FxGuru es una buena opción. Con él, puedes incluir muchos elementos en la postproducción, como explosiones, dibujos animados, etc.

¿Cómo escribir un guion?

Ahora, ya tienes los principales equipos, pero todavía te falta un recurso esencial: el  guion de vídeo .

Todo el contenido debe planificarse para quede lo mejor posible.

Incluso los vídeos aparentemente espontáneos, como un streaming, no son nada improvisados. Hasta cuando hablas de un asunto que ya dominas, tienes que tener al menos una idea del inicio, del medio y del final del contenido.

En el caso de los materiales educativos y de los tutoriales, ese trabajo debe ser un poquito más detallado, para evitar que le muestres a tu audiencia algo que no quieres.

Para este tipo de vídeo, ¡puedes hasta dejar los diálogos listos!

Esto es útil porque, a la hora de la grabación, se te puede olvidar algún tema importante o puedes confundirte si no tienes un paso a paso que seguir.

Y aunque no leas todas las frases que pusiste en tu guion, te ayudará mucho, cuando estés grabando el vídeo, a alinear tus ideas, además de evitar que algún detalle se te escape.

Sin embargo, ¡ten cuidado para que no pierdas la naturalidad!

Lo ideal es que el guion sirva solo como una guía. Un discurso memorizado puede ser un poco monótono y hacer que el público pierda el interés.

¡Producción: luces, cámara, acción!

Debes de estar pensando que toda la preproducción cuesta mucho trabajo, ¿no es así?

Al principio, es posible que tengas que dedicarte un poco más a prepararlo todo antes de hacer el vídeo. Pero, con el tiempo, ya lo tendrás todo listo, como el escenario, la cámara, el micrófono y la iluminación, y tendrás que preocuparte solo con el guion.

De cualquier forma, es muy importante definirlo todo antes, porque eso te ayudará a no hacer trabajo doble a la hora de editar tu vídeo o mientras estés grabando.

Ahora, con todo planificado y montado, ¡es hora de grabar!

Échale un vistazo a las principales sugerencias para esta etapa.

No tengo un estudio de grabación, ¿y ahora?

En la preproducción, hablamos de la importancia de tener un escenario para hacer vídeos.

Si no tienes un estudio de grabación, te puedes asustar un poco, ¿verdad? Pero no dejes que esto te desanime.

¿Sabías que puedes montar un estudio de grabación de vídeos en tu propia casa?

Los principales motivos para hacerlo son:

  • Darle consistencia a la apariencia de tus vídeos, lo que facilitará el reconocimiento de tus contenidos en Internet;
  • Practicidad para grabar siempre que quieras, ya que todo estará listo;
  • Posibilidad de crear un escenario que represente bien tu negocio;
  • Un costo más bajo si se compara con el alquiler de un estudio profesional;
  • La consistencia en el audio de todos tus vídeos;
  • La posibilidad de producir varios vídeos en un mismo día.

A la hora de montar tu estudio de grabación, busca una habitación en tu casa que se pueda usar para esto. Así, puedes dejar el estudio siempre montado, con el escenario, el micrófono, la cámara, la iluminación y varios otros detalles.

Lo principal a la hora de montar el estudio es darle mucha importancia al sonido.

Recuerda elegir un lugar lejos de las ventanas para evitar los ruidos externos y, si es posible, invierte en aislamiento acústico. Esto se puede hacer si pones alfombras, cuelgas algunas mantas gruesas detrás de la cámara o incluso si pones un sofá en tu escenario con algunos cojines.

¿Cómo usar el chroma key?

Muchas personas no graban vídeos porque creen que es necesario tener un escenario.

Por supuesto que esto ayuda, sobre todo a la hora de contar una historia y ambientar a tu audiencia. Sin embargo, la falta de un escenario no puede ser un impedimento para hacer un vídeo.

¿Has oído hablar de chroma key?

El fondo verde es famoso por ser muy utilizado en grandes producciones audiovisuales.

Es un recurso especialmente útil para insertar escenarios o figuras que serían difíciles de grabar de verdad, y también para facilitar el entendimiento del objetivo del vídeo.

Funciona de la siguiente forma:

Como todos los píxeles de la imagen de fondo son del mismo color, es más fácil “recortar” la imagen de la persona que se está grabando frente a la pantalla verde (que también puede ser azul, rosa … lo importante es que sea de un color diferente al de la ropa de la persona que estará en el vídeo).

Así, puedes quitar el fondo en la edición e insertar cualquier otra imagen detrás de la figura humana.

La parte más complicada a la hora de usar el chroma key es prepararlo para la grabación. Para esto, debes tener algunos cuidados, como:

  • Iluminar uniformemente tu pantalla a color, ya que el brillo interfiere en el color captado por la cámara;
  • Mantener a la persona que estará en el vídeo lo más lejos posible del chroma key, para que las luces que utilices en la pantalla no reboten en el presentador;
  • Dejar el paño lo más estirado posible para que el color sea consistente;
  • Asegúrate de que el chroma key esté siempre detrás de quien presenta el vídeo;
  • Ten un conjunto de luces diferentes para iluminar a la persona que está presentando el vídeo.

Si nunca has grabado usando un chroma key, pruébalo antes de hacer un vídeo entero.

Graba pequeños vídeos e intenta editarlos. Poco a poco, estarás más familiarizado con este tipo de edición e incluso podrás hacer vídeos completos sin necesidad de usar escenarios muy diferentes.

¿Qué encuadre de cámara elegir?

A la hora de darle al “play”, pon atención especial a los  planos de cámara, que no son más que la relación entre el enfoque del vídeo (tú, por ejemplo) y el ambiente, en términos de dirección, distancia, tamaño, etc.

Parece un detalle simple, pero el plano de la cámara juega un papel importante para establecer una conexión con el público.

También es a partir de esa relación con el ambiente que influencias ciertas respuestas inconscientes. Fíjate:

  • Plano abierto (very long shot): más descriptivo, muestra una visión panorámica del escenario y ayuda a ambientar al espectador;
  • Plano medio (long shot): acerca más el personaje (o el presentador), pero aún con bastante enfoque en el ambiente;
  • Plano americano (medium shot): el personaje es el principal elemento, mostrándolo de las rodillas hacia arriba. Por eso, trabaja más con expresiones que con descripciones;
  • Primer plano (close-up): el personaje se muestra de los hombros hacia arriba, el foco permanece en la cara, por lo tanto, sirve para enfatizar los sentimientos o la conexión personal;
  • Primerísimo plano (big close-up): es muy parecido al primer plano, sin embargo, el big close-up se cierra tanto que casi no se ve nada del ambiente;
  • Plano de detalle (extra big close-up): este es un encuadre de cámara cerrado en el que el público no puede ver el ambiente. El objetivo aquí es enfocar algún objeto muy pequeño para crear una sensación de misterio y, después, sorprender al público cuando se amplía el plano;
  • Plano de secuencia (long take): si quieres una escena dinámica y que dé la idea de continuidad, el long take es perfecto. Aquí la idea es hacer una toma entera sin cortes;
  • Plano inicial o de paso: el objetivo del plano de paso es situar al público cuando hay un cambio de ubicación en la narrativa, o sea, un cambio de ambientes.

Lo que debes de haber notado es que hay varias opciones de planos de cámara y que puedes jugar con todas para crear una narrativa interesante para tu público.

Lo principal es entender que:

  1. Los planos más cerrados son siempre expresivos y dramáticos, ya que, mientras más próximo, más nítida es la captación de los sentimientos que se deben transmitir al público;
  2. Los planos más abiertos son descriptivos y perfectos para ambientar al espectador en la historia que estás contando.

Teniendo eso en cuenta, podrás hacer variaciones a la hora de grabar tu vídeo.

¿Cómo tener una buena oratoria en tus vídeos?

De nada sirve tenerlo todo preparado si la persona que va a presentar el vídeo no logra pasar el contenido con mucha claridad. Es fundamental, además de escribir el guion del vídeo, saber cómo hablar ante a las cámaras.

Por eso, vamos que hablar de oratoria, el arte de hablar bien. Y no estamos hablando solo de no tartamudear y evitar vicios de lenguaje, sino de captar realmente  la atención del público a través de tu discurso.

Lo que nos ayuda mucho a tener una buena oratoria es preparar el guion y ensayarlo antes de empezar a grabar. Para eso, puedes repasar tu discurso con alguien o practicarlo frente al espejo.

Además, mientras más domines el asunto que vas a explicar, más fácil será exponerlo de forma eficaz y clara.

Entonces, es bueno apostar en las áreas que conoces o estudiar bastante el tema del vídeo antes de la grabación.

Otra sugerencia es aprender un poco sobre storytelling. Has oído hablar de esto, ¿verdad?

Usar historias para transmitir tu contenido es interesante para crear conexiones con el público, además de darle linealidad al tema expuesto, lo que puede ayudarte a la hora de grabar.

¿Se puede hacer call to action en los vídeos?

¿Te has fijado que cuando lees un post en Internet, muchas veces termina con un “sigue nuestras redes sociales”?

Esto es un call to action (CTA). Significa literalmente “llamada a la acción”, es decir, induces a quien está leyendo a realizar alguna acción específica, como hacer clic, dar “me gusta” o comentar, para crear un compromiso.

Cuando estés grabando tus vídeos, recuerda que quieres que tu público siga consumiendo tus contenidos. Por eso, es importante pensar en un call to action para el vídeo también.

Con él, puedes llevar a tu público a:

  • ver otros vídeos;
  • dar “me gusta” y compartir el contenido;
  • inscribirse en el canal;
  • matricularse en tu curso.

Solo tienes que solicitar esta acción durante el vídeo.

No hay un momento ideal para esto.

Generalmente, el CTA está al final. Porque después de haber consumido el contenido de valor, el espectador se sentirá más motivado a seguir viendo tu trabajo.

Pero puedes probar a hacerlo en otros lugares para ver si hay mejores resultados.

El inicio de los vídeos puede ser un momento interesante para pedirle a la gente que te dé su “me gusta” y que compartan tu contenido, por ejemplo.

Pero, todo va a depender de tu público, por eso, varía y haz pruebas.

Esta práctica puede aumentar las conversiones en tu proyecto. Entonces, no dejes el CTA fuera de tus contenidos.

Postproducción: la guinda del pastel

Listo: ya lo hemos preparado todo y ya hemos grabado el contenido. ¿Se acabó? ¡NO!

La guinda del pastel en la producción de vídeos se pone después de terminar la grabación.

En la etapa del acabado tu contenido alcanzará un aspecto realmente profesional.

¿Cómo editar tu vídeo?

Que no se te olvide: la edición de vídeo es absolutamente necesaria. Siempre hay algo que hacer.

Además, en este momento, podrás incluir elementos para darle aún más valor al material, como subtítulos, viñetas y otros efectos especiales.

Fíjate en algunas tareas importantes de la postproducción:

  • Ajustes de imagen: mejorar la nitidez, ajustar la exposición, mejorar el encuadre, corregir colores, contraste y brillo, etc.;
  • Cortes de escenas: reducir pausas largas, reposicionar escenas, eliminar errores de grabación;
  • Ajustes de audio: mejorar la nitidez de la voz, amenizar ruidos, ajustar los volúmenes;
  • Transiciones: añadir viñetas y dejar el cambio de escenas más natural;
  • Efectos: poner subtítulos, thumbnails, elementos digitales y otras cosas de tu interés.

Sabemos que muchas personas que quieren hacer vídeos le tienen un poco de miedo a la etapa de postproducción por no tener habilidad con la edición.

Siempre tienes la opción de contratar a alguien para que te ayude con eso. Pero si quieres aventurarte solo, siempre puedes aprender a editar vídeos.

Como toda nueva habilidad, mientras más practiques, más fácil te será editar tus vídeos.

Elige un buen programa de edición y ¡manos a la obra!

¿Dónde encontrar canciones libres de derechos de autor?

Ya hemos hablado sobre la edición de vídeos y es exactamente en este momento en que puedes añadir algunas canciones para dejar tu contenido más profesional.

Los efectos de sonido son aquellos elementos que a veces ni nos damos cuenta de que están en el vídeo, pero cuya ausencia seguramente se nota.

Además, el diseño de sonido te ayuda a alcanzar el objetivo del vídeo, sea divertir, contar historias o enseñar.

Sin embargo, utilizar una banda sonora en los vídeos no siempre es una tarea fácil, ya que los derechos de autor existen y tienen que ser tomados en serio.

Para no meter la pata, aquí tienes algunos sitios con efectos de sonido libres para la reproducción:

Una sugerencia importante para cuando estés eligiendo la banda sonora para componer tus vídeos, es seleccionar una canción que no se destaque más que el resto del contenido.

Las canciones en las que alguien canta pueden confundir, sobre todo si se están reproduciendo mientras el presentador de tu vídeo habla.

Además, la banda sonora nunca puede estar más alta que el discurso. Entonces, elige con atención la música que compondrá tu contenido.

Divulgación: cómo ganar dinero con vídeos

Llegamos a la parte final de nuestra guía con uno de los aspectos más importantes de la producción de vídeos: la divulgación.

Todo el trabajo que has hecho hasta aquí no puede ser en vano, ¿verdad? Tenemos que hacer que el material llegue al público.

¿Cómo crear una thumbnail llamativa?

En primer lugar, ¿te acuerdas de que en el paso de edición hablamos de la  thumbnail? Es la miniatura que aparece en el reproductor antes de hacer clic en el vídeo.

Para que sea llamativa, tiene que contextualizar muy bien el contenido, de modo que, a partir de esta “pista” de lo que será tratado, el espectador realmente sienta ganas de ver el vídeo.

Una sugerencia importante es que las thumbnails tengan la identidad visual de tu canal o curso. Pueden presentar colores similares, la misma posición del título y un modelo en el estilo de los vídeos.

En el canal de YouTube de Hotmart, hay una serie de vídeos conocidos como Hotmart Tips. Fíjate cómo nuestras thumbnails tienen una identidad visual muy definida:

Así, cada vez que el público entra en nuestro canal y ve una thumbnail con fondo azul y título anaranjado, sabe que se trata de otro contenido de la serie  Hotmart Tips  .

¿Cómo aumentar tu tasa de retención?

El primer paso para que tu material tenga una buena aceptación y, así, una buena tasa de retención, ¡es que tenga calidad!

En este mar de informaciones que es Internet, solo se destacará  un contenido bien hecho de principio a fin.

Además, vale la pena que conozcas conceptos como público objetivo, alcance orgánico y SEO para vídeos.

Por último, es esencial que sigas las métricas para que aumentes la tasa de retención continuamente. Con indicadores, podrás hacer los ajustes en tu producción para complacer cada vez más.

Son aspectos importantes:

  • quién te está viendo;
  • qué contenidos tienen más éxito;
  • qué vídeos no llaman tanto la atención;
  • qué materiales despiertan más compromiso (“me gusta”, comentarios e intercambios).

¿Cómo hacer marketing de vídeo?

¿Qué tal hacer la divulgación de tus vídeos con … vídeos? ¡Así mismo!

El vídeo marketing es una gran tendencia en la comercialización digital y trae excelentes resultados.

La idea es hacer pequeños contenidos promocionales que estimulen al público a conocer tu canal o curso.

Algunas ideas son:

  • pequeños vídeos en las redes sociales;
  • anuncios true view (anuncios estándar que aparecen en medio de los vídeos relacionados);
  • bumpers (esos breves comerciales antes de los vídeos de YouTube);
  • Stories en Instagram y en Facebook, etc.

Además, los webinars (vídeos transmitidos en directo) son una de las mayores    tendencias del vídeo marketing.

¿Cómo hacer SEO para YouTube?

¿Es posible usar estrategias de SEO en YouTube?

Si te recuerdas bien, ¡al principio de este texto te dijimos que el SEO también es importante para los vídeos de YouTube!

Para los que aún no lo conocen, las técnicas de optimización de páginas para los motores de búsqueda sirven para mostrarles a los buscadores -como Google- que tu contenido merece estar entre los primeros resultados.

Así, cuando alguien busca una palabra clave en el navegador, tu material será una de las primeras indicaciones para hacer clic.

Fíjate en algunas buenas prácticas para mejorar la puntuación de tus vídeos:

  • Usa palabras clave con un buen volumen de búsqueda y aplícalas en el título del vídeo, en las etiquetas y en los posts de divulgación;
  • Haz una descripción optimizada para SEO, con alrededor de 250 palabras, 3 o 4 incidencias de la palabra clave y links de tus redes sociales;
  • Haz una thumbnail llamativa;
  • Ponles subtítulos a los vídeos;
  • Inserta cards (aquellos iconos que aparecen en la esquina superior derecha de la pantalla), que se pueden utilizar para el CTA.

¿Cómo utilizar las redes sociales para divulgar vídeos?

Para terminar, una buena manera de divulgar videos es utilizar tus redes sociales.

Si tienes una página profesional en Facebook y en Instagram, no dejes de mostrarle al público que te acompaña en estas redes que tienes un nuevo contenido.

Ponlo en tu muro, avisa sobre el vídeo durante una transmisión en directo, publica la novedad en los Stories.

Además de llevar más tráfico a tu canal, le mostrarás a tu audiencia que te preocupas por ellos y que, por lo tanto, siempre estás creando nuevas maneras de ayudarlos con formatos diferentes de contenido.

¡Y no pienses que solo puedes divulgar tus vídeos en las redes sociales!

También puedes utilizarlos en tu blog (como hicimos aquí mismo en este post), incluirlo en la newsletter o enviar un email exclusivo solo para esto.

¡Lo importante es que tu público sepa que has hecho un nuevo vídeo!

¡Manos a las cámaras!

Después de esta lectura, te has dado cuenta de que hacer vídeos no es tan sencillo cuando el objetivo es producir un contenido de calidad.

Sin embargo, es un esfuerzo que vale la pena y que sin duda puedes hacer, aunque no seas un videomaker profesional.

Ya debes haber notado que los contenidos audiovisuales no son solo una tendencia, sino una realidad, principalmente en Internet.

Como te hemos mostrado aquí, hay varios tipos de vídeos y cada uno tiene un propósito específico.

Para quienes ya tienen un negocio, los vídeos educativos son muy interesantes porque ayudan a crear una aproximación con tu público, ya que puede enseñarles algo que necesitan aprender, además de ser una excelente forma de que te reconozcan como una autoridad en tu mercado.

Si no tienes un negocio todavía, los vídeos educativos también pueden ser muy interesantes.

Además de ayudarte a crear una audiencia, pueden ser más que contenidos gratuitos, ya que puedes trabajar con ese formato de material en Internet.

Para entender mejor esta oportunidad, ¡aprende más sobre el mercado de educación a distancia y descubre cómo esta es una excelente oportunidad de poner esta guía de creación de vídeos en práctica!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.