Cerrar

¿Qué son los KPIs y cómo pueden ayudarte a medir el desempeño de tus acciones de marketing?

También conocidos como indicadores clave de desempeño, los KPIs ayudan a medir el desempeño de una estrategia. Conócelos en este fabuloso artículo.

Qué son los KPIs - imagen de puntos de gráficos saliendo de la pantalla de un ordenador

¿Cómo saber si una estrategia, ya sea de ventas o de marketing, está alcanzando los resultados deseados? Si has respondido que acompañando el desempeño de sus acciones, ¡has acertado! y en esta ocasión te enseñaremos una forma efectiva de hacerlo enseñándote qué son los KPIs, cómo y cuando usarlos.

Acompañar de cerca las acciones ayuda a identificar lo que está funcionando o no, siendo esta una de las mejores maneras de determinar el éxito de una estrategia. Pero, para hacer este acompañamiento de la manera correcta, es necesario definir qué números vamos a observar.

¡Y es aquí cuando entran en juego los KPIs!

En este post vas a aprender qué son, cuáles son los principales y cómo elegir los que tengan más sentido para tu estrategia.

¿Vamos allá?

Post index MenuÍndice
¿Qué son los KPIs? ¿Qué diferencia hay entre métrica y KPI? ¿Qué tipos de KPIs existen? ¿Cómo elegir tus KPIs?
Volver al índice

¿Qué son los KPIs?

La sigla KPI viene del inglés Key Performance Indicator y significa en español indicador clave de desempeño.

Pero, ¿qué significa esto para un negocio?

La principal función de un KPI es medir el desempeño de un negocio o de una estrategia. Puede ser una empresa, un sitio web, un equipo de ventas o una campaña de lanzamiento, por ejemplo.

Con el enorme flujo de informaciones al que estamos expuestos hoy en día, existen centenas de indicadores que se pueden acompañar, aunque lo importante es saber qué KPIs merecen ser observados.

Básicamente, un KPI es cualquier dato que ayude a entender el funcionamiento y los resultados de una estrategia.

Aunque con un único número, sin otros datos para establecer comparaciones, difícilmente se consigue demostrar si una estrategia está, de hecho, funcionando o no.

Por lo tanto, no gastes tu tiempo y ni desperdicies tu energía recolectando un montón de informaciones sin tener claro el objetivo de cada una de ellas.

Céntrate en recolectar datos realmente importantes para el desarrollo de tu negocio y que realmente te ayuden a administrar tu proyecto de manera profesional y lucrativa.

¿Qué diferencia hay entre métrica y KPI?

A pesar de la semejanza, no confundas los KPIs con las métricas.

Métrica es todo aquello que puede ser medido, metrificado. Esto es, se trata de datos que pueden o no ser relevantes para el proceso de toma de decisión de tu negocio.

Estos datos por sí solos no indican si una acción o estrategia está alcanzando los resultados deseados, algo muy distinto a lo que son los KPIs. 

(Para saber más sobre este tema, lee nuestro post 9 métricas fundamentales para un Productor digital).

Ahora, cuando una métrica se convierte en un factor importante a la hora de definir acciones, ahí pasa a ser un KPI.

En otras palabras, los KPIs no son métricas, pero una métrica puede convertirse en un KPI.

262

¿Qué tipos de KPIs existen?

En realidad podemos encontrar varios tipos, pero aquí vamos a mencionar solo aquellos que son los KPIs más utilizados en los negocios digitales.

¡Adelante!

Tasa de conversión

Este KPI hace referencia, principalmente, a la cantidad de visitantes a los que tu estrategia lleva a realizar una acción.

Existen varios tipos de conversión. Es muy importante, por ejemplo, saber cuántos visitantes de tu sitio bajaron un ebook o se registraron en la newsletter de tu blog, pues esta tasa te va a ayudar a definir los contenidos que podrás escribir o actualizar para agradar aún más a tu audiencia.

(Échale un vistazo a nuestro post para entender qué es la tasa de conversión y cómo aumentarla).

Origen del tráfico (orgánico y pagado)

Entender cómo tu tráfico está distribuido es esencial para que un sitio web o blog sea exitoso.

En cuanto al origen del tráfico, no existe una métrica perfecta, pues cada blog tiene sus particularidades e independientemente de ser del mismo nicho o no, puede contar con tráfico originario de varios o pocos canales.

Los datos más relevantes que deben tenerse en cuenta en este caso son los canales con alta tasa de rechazo.

Si los visitantes procedentes de Instagram aumentan la tasa de rechazo de tu sitio, por ejemplo, asegúrate de que los links de tu contenido publicado en esta red coincidan con el texto del artículo publicado en el blog.

Puedes analizar también el tráfico de dispositivos móviles procedentes de Facebook, ya que la mayoría de sus contenidos se consumen a través de ellos.

Básicamente existen de los tipos de tráfico:

Tráfico orgánico: 

Representa el tráfico procedente de motores de búsqueda. Esto es, el no obtenido a través de medios de pago.

Tráfico directo:

Es el tráfico directo a tu sitio, como cuando alguien escribe la dirección de tu dominio directamente en la barra de direcciones o cuando acceden a tu sitio a través de los favoritos. 

Tráfico pagado: 

Es el tráfico recibido a través de anuncios patrocinados en plataformas como Facebook y Google Adwords.

Si tus datos apuntan fuertemente a una única fuente de tráfico, por ejemplo, el 90% de todo tu tráfico proviene de búsqueda orgánica, esto puede indicar que no estás distribuyendo tu tráfico correctamente o que tu inversión en los anuncios no está funcionando.

Por este motivo es importante que diversifiques tus fuentes de tráfico para no correr el riesgo de depender de un solo canal.

Para ello puedes hacer cosas como crear redes sociales, que deberán ofrecer contenido de calidad y optimizado para los motores de búsqueda, o buscar alianzas con otros sitios de tu nicho.

Adquisición de leads

La velocidad con que una empresa logra generar leads es ciertamente el mejor ejemplo de KPI para medir su éxito.

Como esto te permite una cierta previsibilidad en el proceso de ventas, la cantidad de leads que entre en la parte superior del embudo te ayudará a determinar el resultado final de las mismas.

Suscriptores de blog y newsletter

La cantidad de suscriptores de tu blog o newsletter también será uno de los KPIs clave para tu estrategia de marketing digital.

Con este indicador es posible obtener varias informaciones importantes, como la cantidad de visitantes que se convierten en suscriptores y posteriormente en clientes.

Así, con los números sobre las tasas de éxito y rechazo en mano podrás tomar medidas destinadas a mejorar los resultados.

Páginas vistas

Este KPI consiste en la cantidad de visualizaciones que recibe tu página y en el tiempo que los usuarios permanecen en ella.

Si muchos visitantes están accediendo y saliendo rápidamente de tu sitio, esto puede significar, por ejemplo, que la página a la que han intentado acceder tiene algún problema o el diseño o el copy no son atractivos.

Ahora bien, si el tiempo de permanencia es alto, eso significa que tus títulos son interesantes, tu diseño es atractivo y todo está funcionando bien.

Interacciones sociales

Tienen relación con los Me gusta, la cantidad de veces que se comparte una publicación y los comentarios en tus posts y contenidos.

Pero ten cuidado con las llamadas métricas de vanidad, esto es, aquellas que nos producen una cierta sensación de éxito pero que en realidad no nos dan información relevante sobre si nuestra estrategia está generando resultados o no.

Piensa solo en los indicadores más significativos para tu negocio (cuáles son y qué los convierte en un KPI).

Por ejemplo, los comentarios y la cantidad de veces que se comparte una publicación son importantes para determinar su efectividad, pues muestran si tus leads y clientes están involucrados con tu propuesta. 

Los Me gusta también tienen su importancia, principalmente cuando el objetivo de una campaña es llegar a muchas personas.

Contenidos más leídos

Este tipo de KPI es relevante tanto para el mantenimiento del contenido como para la creación de nuevo, o para la reestructuración de lo que ya está publicado.

Al crear nuevos artículos, trata de sacarles provecho a los recursos que funcionaron en el anterior o cambia aquello que no dio los resultados esperados. 

Así, los indicadores KPI son lo que permite que las fórmulas exitosas sean reproducidas e incluso creadas.

Visitantes nuevos y recurrentes

Este KPI consiste en registrar separadamente los visitantes que empezaron a acceder a tu sitio recientemente y los que ya acuden constantemente a él.

Con este indicador es posible crear acciones específicas para alcanzar a cada uno de estos grupos.

Mejores landing pages

Al igual que en el caso del KPI sobre contenido más leído, este indicador te permite identificar y replicar aquellas fórmulas que sean más efectivas a la hora de mejorar tus landing pages.

262

¿Cómo elegir tus KPIs?

La elección de los KPI más importantes depende de un análisis del mercado en el que actúes y de la situación en que tu empresa está en cada momento.

Después de todo, puede que un indicador sea importante ahora y dentro de unos meses ya no tenga más sentido acompañarlo.

Las startups, por ejemplo, pueden querer darles preferencia a las métricas de adquisición de leads, ya que crecen rápidamente, en tanto que empresas más consolidadas en el mercado podrían querer estar más atentas a la tasa de conversión.

Por eso, los principales indicadores KPI de una empresa pueden cambiar de acuerdo con el momento en que esta esté y con la manera en que haya decidido posicionarse en el mercado.

Además de este análisis interno resulta esencial que la empresa haga también uno externo, para saber qué empresas con características similares buscaron y optimizaron su desempeño utilizando tales indicadores.

En definitiva, se trata de entender que aplicar los indicadores KPI en tu negocio es de suma importancia y que ello está directamente vinculado al éxito de tu empresa.

Por este motivo, te invitamos a analizar cuáles son los más necesarios para el momento que tu empresa está viviendo ahora y a utilizarlos sin moderación.

Para finalizar, y ahora que ya entiendes lo que son los KPIs y has conocido los principales para un negocio digital, aprovecha para ver este otro post con el que aprenderás a utilizar el análisis de datos para ampliar tu negocio.

 

Este post fue originalmente publicado en abril de 2018 y ha sido actualizado para contener informaciones más completas y precisas.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.