Cerrar

¿Qué es una investigación cuantitativa? 5 simples pasos para ponerla en práctica

¡Descubre cómo el método de investigación cuantitativo puede ayudarte a mejorar tu emprendimiento o a empezar uno nuevo!

Imagen de una lupa buscando un objetivo entre muchas personas, representando la investigación cuantitativa.

Si tienes un negocio propio o piensas en desarrollar un nuevo emprendimiento y quieres crecer, mejorar tus productos y servicios o conocer el terreno donde vas a actuar, sin duda la investigación cuantitativa será una gran aliada en tu camino. 

Si ya has comprado en una tienda o utilizaste algún servicio de atención al público, probablemente hayas respondido alguna o varias encuestas de satisfacción al cliente. 

Para saberlo, basta pensar si había alguna pregunta como esta: “Del 0 al 10, ¿qué nota le darías al producto que has comprado?”, o “¿Cuán satisfecho estás con nuestra atención?”, seguido de algunas opciones para tu respuesta.

¿Ya has visto encuestas con preguntas de ese estilo? O incluso, ¿ya has puesto alguna en práctica? Pues bien, esto es nada más ni menos que una investigación cuantitativa. 

¿Y eso es todo? ¡No! Llevar adelante una investigación cuantitativa requiere de una planificación y algunos pasos importantes. Si todavía no sabes bien de qué se trata o quieres saber más, sigue leyendo este post que te lo cuento todo de forma simple.

VÍDEO | ¿Qué es la investigación cuantitativa y cómo te puede ayudar en tu negocio? | Hotmart Tips

262

¿Qué es la Investigación cuantitativa?

Antes que nada, debes saber que la investigación cuantitativa es un método que se usa en la investigación científica y en los ámbitos académicos, pero que también se aplica dentro de los estudios de mercado.

Al escuchar la palabra “investigación” podemos pensar que se trata de un proceso extremadamente complejo y que solo los especialistas pueden trabajar con ella. 

Pero déjame decirte que emplear este método está totalmente al alcance de tus manos. ¡Y de eso vamos a hablar ahora mismo! 

La metodología de investigación cuantitativa permite que emprendedores y emprendedoras se acerquen a su público y conozcan su nivel de satisfacción con relación a productos o servicios, atención al cliente y canales de comunicación, entre otros.

Por otro lado, con ella puedes entender mejor un determinado mercado donde quieres actuar y, así, iluminar el camino para llevar adelante tu negocio. 

La palabra “cuantitativa” hace referencia a cantidades, es decir, a números. Por eso, el análisis de una investigación cuantitativa es matemático y estadístico y sus resultados suelen expresarse en cifras y gráficos, como ves en la siguiente imagen.

Resultados de una encuesta de satisfacción del cliente aplicando una investigación cuantitativa.

Representar los resultados en gráficos es una forma de entender objetivamente el escenario. Más adelante te voy a mostrar una herramienta para crear tus propios gráficos. Pero antes, vamos a conocer un poco más sobre el proceso de la investigación cuantitativa.

¿Cómo hacer una investigación cuantitativa?

Ahora que sabes mejor de qué se trata, es hora de conocer el paso a paso para hacer una investigación cuantitativa. ¿Vamos?

1. Define tus objetivos

Lo primero que debes hacer es entender qué resultados buscas con tu investigación. Se trata de establecer el problema que tu investigación pretende describir, explicar o analizar. Generalmente, se expresa en forma de pregunta o de hipótesis. Mira algunos ejemplos:

  • ¿Cuál es la necesidad del servicio de consultoría de Desarrollo Personal entre los jóvenes de 18 a 25 años de mi ciudad? 
  • ¿Mis clientes están conformes con el método de entrega de mi producto?
  • Las personas con empleos de jornada completa prefieren hacer cursos online.

Trazar tus objetivos de manera correcta es muy importante. Si no sabes muy bien qué es lo que buscas, tómate el tiempo necesario para pensarlo. Así, te evitarás perder tiempo con resultados que no son los que deseabas.

2. Delimita el grupo objetivo

Ahora que ya sabes a qué apunta tu trabajo de investigación, quizás estés preguntándote: ¿Cómo haré para entrevistar a todos mis clientes? ¿Cómo puedo hacer una encuesta entre todas las personas de 18 a 25 años de mi ciudad? 

Pues bien, la respuesta a esto tiene que ver con un momento fundamental del proceso: definir una muestra.

Si aún no lo sabes, una muestra es un recorte de la población que quieres estudiar. Es necesaria porque sería muy improbable lograr abordar al total de la población involucrada en el problema o hipótesis que se quiere analizar.

Pero, para obtener resultados más asertivos con la investigación cuantitativa, la elección de la muestra debe ser estadísticamente representativa del total de la población. 

Por ejemplo, si quieres analizar la necesidad de consultorías de Desarrollo Personal entre personas de 18 a 25 años de forma general, piensa que la muestra debe incluir a personas de todo el rango de edad, y, de preferencia, con diversas características de clase social, género, nivel de educación, etc.

3. Define las técnicas de recolección de datos

Después de definir el objetivo y la muestra de tu investigación cuantitativa, es hora de elegir el “cómo”.

Dentro de este tipo de investigación existen diversas técnicas para recolectar información. Es muy posible aplicar más de una a la vez y debes evaluar cuál es más interesante según los objetivos que hayas definido en el primer paso. 

Algunas de las técnicas cuantitativas son:

Encuestas con preguntas cerradas 

Es un tipo de cuestionario con preguntas que piden respuestas claras y objetivas como “sí” o “no”. Recuerda que la investigación cuantitativa arroja análisis numéricos y por eso no pueden ser respuestas subjetivas y extensas.  

Por ejemplo: ¿Ya has tenido una consultoría en Desarrollo Personal?

Encuestas con respuesta de opción múltiple 

Como su propio nombre indica, este tipo de preguntas ofrece algunas opciones fijas para su respuesta. Puedes seguir la escala de Likert, un método de medición y clasificación de respuestas. 

Es lo que has visto en el ejemplo del gráfico más arriba.

El popular NPS (Net Promoter Score) es un cuestionario de opción múltiple. Se trata de una encuesta de satisfacción al cliente que permite conocer el nivel de satisfacción de los compradores en relación con diferentes aspectos del negocio. 

Generalmente, está acompañado de imágenes como la que ves abajo en la que los colores y los dibujos facilitan el entendimiento.

Representación de una investigación cuantitativa relacionado al NPS.

(Imagen de: https://www.encuesta.com/blog/que-es-la-escala-likert/)

Observación 

Esta técnica consiste en una recolección objetiva de datos. A diferencia de las anteriores que utilizan cuestionarios, la observación cuantitativa implica obtener datos numéricos a partir de la observación de un determinado fenómeno.

Previamente puedes determinar las categorías de observación para luego analizar los resultados.

Análisis de contenido 

La última técnica que vamos a presentarte aquí se trata de hacer un análisis a partir de material ya existente, sobre todo gráfico, como periódicos y revistas. 

Para hacerlo, es necesario definir una muestra, no de población, sino de la información que quieres analizar. Es decir que aquí el objeto de estudio pasa a ser el material y no el grupo objetivo de personas.

4. Elige las herramientas

Definidas las técnicas de investigación cuantitativa, el próximo paso es encontrar las herramientas más adecuadas para implementarlas. 

Como habrás notado, los cuestionarios y sondeos son muy importantes en este tipo de investigación. Una vez que definas las preguntas y revises si realmente vas a obtener respuestas objetivas, es el momento de elaborar la encuesta. 

Algunas soluciones para hacerlo son: 

Typeform

Se trata de una plataforma en la que puedes registrarte de forma gratuita y obtener plantillas —o crear una propia— para elaborar tus cuestionarios. 

Ejemplo de una investigación cuantitativa llevada a cabo con plantillas.

Solo tienes que escoger un modelo y llenar las informaciones:

Ejemplo de un Typeform para realizar una investigación cuantitativa.

Luego, podrás personalizar la disposición de los elementos en la plantilla, agregar los textos y cambiar la imagen, entre otras acciones más.

Plantilla que muestra unos audífonos como alternativa.

Cuando lo tengas todo listo, en la pestaña Conectar puedes integrar tu cuestionario con otras aplicaciones o compartirlo a través de un enlace que será generado por la misma plataforma. En este último caso, puedes enviárselo por email o WhatsApp a las personas que van a participar en la encuesta.

Integración de un typeform para realizar una investigación cuantitativa.

Ejemplo de cómo compartir el typeform.

Por último, en la pestaña de Resultados podrás acompañar las respuestas con algunos indicadores que pueden ser útiles en tu investigación:

Resultados del typeform lelvando a cabo la investigación cuantitativa.

Formularios de Google

Esta también es una solución de uso gratuito, pero primero deberás tener una cuenta registrada en Google. Si aún no la tienes, mira el paso a paso para registrarte de forma sencilla aquí.

Escoge el tipo de formulario que deseas o crea uno nuevo.

Ejemplo de cinco formularios con diferentes modelos.

Formularios de Google para realizar encuestas e investigación cuantitativa.

Y cuando tengas todas las preguntas, elige cómo compartirlo. Puede ser por email, obteniendo el enlace o incluso puedes difundirlo en tus redes sociales como Facebook y Twitter.

Captura de pantalla del envío del formulario en Forms.

Por último, en la pestaña Respuestas, podrás seguir de cerca los resultados y luego transferir los datos directamente a una hoja de cálculo, haciendo clic en el símbolo .

Increíble lo fácil que es, ¿no te parece?

Captura de pantalla de la cantidad de respuestas en Forms.

Hotmart Ask

Por último, si ya estás registrado en nuestra plataforma Hotmart, puedes aprovechar una solución para conocer la opinión de tus alumnos. Se trata de Hotmart Ask, una herramienta para crear encuestas de satisfacción dentro de la propia Área de Miembros. 

Si todavía no la conoces, mira este video en nuestro canal de YouTube.

VÍDEO | Cómo ofrecer tu encuesta de satisfacción dentro del Área de Miembros

5. Analiza los datos

Y ahora sí, llegamos al último paso de la investigación cuantitativa, que es el análisis de los datos. El esquema de investigación cuantitativo se caracteriza por ser descriptivo o causal. Como ya hemos mencionado, busca ser lo más objetivo posible y, por eso, se utilizan gráficos. 

Cuando hablamos sobre los formularios de Google, dijimos que una de las soluciones de esta aplicación es llevar los datos recogidos en las encuestas directamente a las Hojas de Cálculo Google.

Y justamente esta es una excelente herramienta que puedes usar para hacer tus gráficos. Lo ideal es que tengas toda la información en las planillas para luego crear los gráficos con esos datos.

Para hacerlo, ve a la pestaña Insertar y luego a la opción Gráficos. Allí tendrás muchas opciones de formatos y podrás personalizarlos. Si tienes dudas, puedes leer más información aquí.

Una vez que tengas tus gráficos y analices tus datos con calma, es momento de que pienses qué pasos debes dar. ¿Tienes que mejorar la calidad de tu producto? ¿Podrás llevar adelante tu proyecto o tendrás que hacerle ajustes? ¿Tus clientes están satisfechos? 

Haz diagnósticos asertivos y, si es necesario, vuelve atrás y mejora las técnicas de investigación.

Investigación cuantitativa y cualitativa

Al mismo tiempo que haces tu investigación cuantitativa, puedes trabajar también con el método cualitativo, un tipo de abordaje diferente que sin dudas va a enriquecer tu trabajo.

A diferencia de los métodos cuantitativos que hacen conclusiones objetivas, este tipo de investigación se concentra en la calidad de las experiencias de las personas y en sus opiniones. Así, en vez de llegar a conclusiones matemáticas, se pueden formular hipótesis más flexibles y subjetivas.

Una pregunta de encuesta con enfoque cualitativo podría ser así: “¿Cómo ha sido tu experiencia después de un año como estudiante de nuestro curso online?”. 

Como ves, no se puede responder a la pregunta con una clasificación determinada por categorías entre “Satisfactorio” o “Insatisfactorio”, sino que la respuesta se basa en la vivencia de esa persona. 

La elección de uno u otro abordaje va a depender de los objetivos y necesidades de tu investigación. Es importante saber que no son excluyentes, sino que puedes ponerlas en práctica dentro de un mismo proceso de investigación. 

Si quieres saber más sobre investigación cualitativa, lee nuestra post ¿Qué es y cómo hacer una investigación cualitativa? [tutorial completo].

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.