7 pasos para hacer investigación de mercado

7 pasos para hacer investigación de mercado

¿Quieres aprender a hacer una investigación de mercados? ¡En este post te enseñamos 7 pasos para hacer la tuya!

La investigación de mercado es un análisis de mercado que consiste en recopilar e interpretar datos e informaciones. Con la investigación, podrás obtener un mayor conocimiento sobre tu nicho y público objetivo. Con eso, podrás tener ideas para tu negocio y tomar decisiones comerciales más asertivas.

¿Por qué es tan importante? Todos los días, millones de empresas y proyectos de emprendimiento aparecen y se lanzan al mercado con la esperanza de tener éxito y ocupar un lugar privilegiado en la mente de los consumidores.

Pero no todos se vuelven victoriosos o exitosos, y muchos terminan cerrando las puertas para siempre.

¿Por qué sucede esto? 

¿En qué fallan los emprendedores? 

¿Por qué nadie se acerca a comprar sus productos? 

¿Conocen su mercado e investigan sobre él?

Puede que tengamos una respuesta para esto. Por eso, hemos preparado este material en el que te explicamos qué es una investigación de mercados y por qué es tan necesaria antes de llevar a cabo algún proyecto de emprendimiento.

En este artículo vas a aprender:

Índice
¿Qué es la investigación de mercado? ¿Para qué sirve la investigación de mercado? ¿Cómo hacer una buena investigación de mercado? 7 pasos para hacer tu investigación de mercado

¿Qué es la investigación de mercado?

La investigación de mercados, o también conocida como estudio de mercado, es una técnica de recolección de datos que permite a los emprendedores conocer las intenciones de compras o ciertos detalles sobre su nicho de mercado.

Cuando una empresa desea lanzar un nuevo producto, una nueva campaña de marketing o realizar cualquier cambio o desarrollo de estrategia, es necesario que lleve a cabo un análisis de mercado para obtener información muy valiosa que puede ayudar a asegurar el éxito para el negocio.

Por ejemplo: si estás a punto de lanzar un nuevo producto al mercado, una investigación de este tipo puede ayudarte a conocer detalles cómo cuánto dinero estarían dispuestos tus clientes a pagar por el producto, qué características del producto serían bien apreciadas, qué tamaño, color o forma le gustaría al cliente que tuviese el producto, etc. 

Eso va a ayudarte a encontrar un punto de equilibrio en el que tanto tus clientes como tu negocio resulten beneficiados.

Hay dos formas de obtener esta información, que son:

  • Investigación primaria: cuando tú mismo realizas la investigación, recopilas y analizas los datos;
  • Investigación secundaria: cuando la búsqueda es realizada por un tercero y está disponible para quien quiera accederla. Algunos ejemplos son estudios académicos e informes de empresas privadas.

En resumen, la investigación de mercado es una técnica utilizada para recopilar información de manera sistemática que luego se interpreta y se utiliza para tomar decisiones.

Las marcas y las empresas necesitan investigar el mercado para conocer las tendencias de la industria y los consumidores. El análisis de mercado tiene el poder de actuar a su favor, ya que puede indicar dónde es necesario concentrar sus esfuerzos, qué aspectos deben mejorarse o modificarse, dónde conviene invertir recursos, la viabilidad del proyecto, entre muchas otras ideas.

Antes del crecimiento de la era digital, las encuestas se realizaban de las formas más diversas: por teléfono, acercamiento en la calle, cuestionario en lugares públicos, etc. Ahora, con las redes sociales y los sitios de investigación, es mucho más fácil realizar una investigación de mercado.

A menudo, ni siquiera es necesario hacer la investigación a través de un cuestionario. Puedes utilizar encuestas o tomar datos de referencia de tu mercado a través del proceso de benchmarking.

¿Para qué sirve la investigación de mercado?

Debes estar pensando: la investigación de mercado es solo para grandes empresas. ¡Ahí es donde te equivocas! Todas las empresas, incluso las pequeñas, necesitan estudios de mercado para comprender mejor tu desempeño.

No importa si tu negocio es un producto digital, una startup, una agencia o una multinacional, la rutina de un negocio se guía por ciertas decisiones. Y nada mejor que datos e información concreta para ayudar en este proceso.

Otras razones para la investigación de mercado son:

  • Permiten contar con mayor documentación al momento de tomar decisiones que favorezcan al crecimiento y desarrollo de un negocio o empresa.
  • Proporcionan información real que ayuda a resolver problemas.
  • Permiten conocer el tamaño del mercado que desea cubrirse, en el caso de vender o lanzar un nuevo producto.
  • Permiten conocer las necesidades reales de los consumidores y detalles como gustos, preferencias, hábitos de compra, nivel de ingreso, etc.
  • Ayudan a saber cómo cambias los hábitos de compra del cliente para que, así, los emprendedores o dueños de negocios sean capaces de responder y adaptarse a ellos.
  • Ofrecen información valiosa que puede ser utilizada para mantener u ocupar un lugar importante en el mercado.
  • Permiten detectar nuevos nichos o micronichos de mercado.

Estas son solo algunas de las ventajas que tiene para una empresa o emprendedor realizar análisis de mercado de forma correcta y para ello es necesario recurrir a diversos métodos de recolección de datos, como por ejemplo las encuestas, evaluaciones, observaciones, etc.

¿Quieres saber en qué consiste cada uno? 

¡Te mostraremos los más utilizados!

¿Cómo hacer una buena investigación de mercado?

La investigación de mercado se realiza a través de cuestionarios, que pueden responderse mediante entrevistas, correo electrónico o en las redes sociales. Los pasos básicos para preparar la investigación son:

  • Definición del objetivo de la investigación, ya sea para un producto específico o para el negocio en general;
  • Quiénes son el público objetivo, si son tus clientes o consumidores potenciales, por ejemplo;
  • Cuántas personas serán entrevistadas, es decir, el muestreo;
  • Las preguntas a hacerse. Cuanto más simple y más directo, mejor;
  • Realizar investigaciones sobre los canales elegidos;
  • Encuesta de datos recopilados;
  • Análisis de respuestas y planificación de los próximos pasos en función de los datos.

Existen muchos métodos de recolección de datos que pueden ser utilizados en una investigación de mercados. Algunos son:

Encuestas

Es uno de los métodos más utilizados para obtener información y puede llevarse a cabo de forma manual o en línea. La encuesta es un método con el que puede recabarse mucha información en poco tiempo, no requiere de personal especializado para su aplicación, es fácil  de realizar y, además, si no cuentas con un gran presupuesto para llevarlas a cabo puedes hacerlas por Internet.

Existen muchas plataformas gratuitas o pagadas que te permiten llevar a cabo encuestas a través de Internet de forma muy fácil y rápida, como Google Forms. La principal ventaja de esta alternativa es que ofrece una mayor cobertura, permite ahorrar dinero, puede acompañarse con imágenes para hacerla más atractivas, es fáciles de llenar,  es anónima y además, no tiene límite de preguntas.

Entrevistas

La entrevista es un método para recolectar información que puede realizarse por vía telefónica, cara a cara o correo electrónico. Con la entrevista es posible recabar información de forma confiable y sin riesgo de manipulación. Sin embargo, es un método que requiere de más recursos económicos, tiempo y personal.

Evaluaciones

También conocida como la prueba de mercado, consiste en procurar conocer de forma directa la apreciación de una persona hacia un producto, servicio, idea, etc.

Una evaluación o prueba de mercado generalmente es llevada a cabo antes del lanzamiento de un nuevo producto, con la principal finalidad de evaluar su aceptación y disminuir los riesgos.

Supongamos que quieres evaluar la aceptación de tu nuevo infoproducto. Para llevar a cabo este método, es necesario que selecciones una muestra representativa y envíes tu producto a cambio de sus comentarios o críticas sobre el producto recibido.

Esta técnica es de gran utilidad ya que te permite conocer qué piensan las personas sobre tu producto y recibir comentarios con los cuales podrías hacer mejoras en la presentación, contenido o, incluso, modificar su precio antes de comenzar a promocionarlo y venderlo formalmente.

Observaciones

Es un método muy tradicional de investigación de mercados que resulta muy exacto y económico. Puede llevarse a cabo de dos formas: por medio de la observación directa en el sitio, o también a través de dispositivos diseñados como, por ejemplo, un contador de tráfico.

La aplicación de esta técnica dependerá mucho del objetivo de tu investigación. Por ejemplo, si el objetivo de tu investigación es conocer la preferencia de un producto en específico, el uso de la técnica podría consistir en visitar los lugares en los que el consumidor normalmente adquiere el producto y observar por ejemplo cómo examina el producto, qué productos decide comprar, etc.

7 pasos para hacer tu investigación de mercado

¿Recuerdas el pequeño paso a paso anterior? Vamos a entender cómo funciona el proceso para que hagas tu investigación de mercado.

Realizar un estudio de mercado es mucho más fácil de lo que parece, no importa si tienes una gran empresa o si lo único que tienes es una idea de negocio en tu mente, ¡Cualquier persona puede hacerlo!

Pero… ¿Cómo hacer un estudio de mercado?

Ahora sí, ha llegado el momento de poner manos a la obra y comenzar a investigar el mercado. Solo necesitas seguir estos 7 (¡y muy fáciles!) pasos:

1. Definir los objetivos de tu investigación

Para comenzar, es necesario que te plantees cuáles son los objetivos de tu investigación; es decir, las razones o la necesidad por la cual has decidido realizar esta investigación.

Tener el objetivo de tu investigación muy claro te ayudará a plantear de una mejor manera tus preguntas o los criterios en los que estará basada la recolección de los datos.

Una investigación de mercado puede ser llevada a cabo con objetivos muy diversos. Los objetivos más comunes son:

  • Ayudar al desarrollo de una empresa o negocio.
  • Satisfacer las necesidades de los clientes a través del producto o servicio ideal.
  • Determinar el grado de éxito o fracaso que pueda tener una idea de negocio.

2. Definir el público objetivo de la investigación de mercado.

No se puede realizar ninguna investigación sin que el público objetivo esté bien definido. Sí, ¡es obligatorio!

Para ayudar en esta tarea, es esencial crear tu buyer persona, es decir, la representación del cliente ideal y quién probablemente comprará tus productos / servicios. Esta comprensión más detallada ayudará a construir preguntas más asertivas y los datos recopilados serán más útiles.

Para que comprendas bien la diferencia entre el público objetivo y el buyer persona, estos son sus principales puntos de diferencia:

  • El público objetivo tiene una definición más amplia, como: Hombres, de 25 a 35 años, que trabajan con marketing digital.
  • El buyer persona aporta información más completa, como quién es esta persona, sus hábitos, su trabajo, etc.

En las investigaciones de mercado, puedes crear ambos perfiles. Si deseas una búsqueda más general, para conocer la aceptación de un posible producto, hacer una investigación con el público objetivo en mente es la mejor opción. Si se trata de medir el nivel de satisfacción o descubrir el dolor para crear soluciones, trabajar con la persona traerá mejores resultados.

3. Decidir el método

Ahora que conoces el objetivo de tu investigación, es el momento de decidir qué método utilizarás para recolectar los datos. ¿Encuestas en línea? ¿Observación? ¿Entrevistas? ¡Son muchas las alternativas disponibles y que te permiten obtener datos de tus clientes o posibles clientes de forma directa!

Recuerda: también es importante que selecciones una muestra de campo; es decir, una muestra representativa de tu mercado.

¿Qué es una muestra de campo y cómo seleccionarla?

Una muestra de campo es la técnica por medio de la cual se selecciona una muestra de población a investigar. Siempre que desarrolles una investigación de mercado, es necesario que selecciones una muestra. La razón de ello es porque, evidentemente, resulta muy difícil entrevistar u observar a todos tus clientes o posibles clientes.

Es importante que tomes en cuenta que mientras más grande sea tu muestra, mayor certeza tendrás acerca de los resultados recabados en la investigación. Es decir, el hecho de que 20 personas afirmen que estarían dispuestos a comprar tu producto no significa que será exitoso. Es necesario que sea una muestra representativa en tu localidad y esto puedes determinarlo de dos maneras:

  • Muestreo probabilístico o aleatorio.
  • Muestreo no probabilístico.

El muestreo probabilístico o aleatorio consiste en seleccionar personas al azar de una población determinada. Esta técnica permite que todas las personas de la población tengan la misma probabilidad de selección e inclusión en la muestra, lo que garantiza que la selección de las personas a participar no estará manipulada.

Por otro lado, el muestreo no probabilístico busca diferentes tipos de personas para formar una muestra representativa de la población total.

Para seleccionar estas personas, son tomadas en cuenta sus características demográficas y psicográficas como, por ejemplo, edad, sexo, género, intereses, promedio de ingresos, etc.

4. Recolectar los datos

Luego de tener muy claro el método a utilizar y la cantidad de personas que utilizarás como muestra, es momento de recolectar los datos y, para ello, necesitas diseñar tu instrumento.

Por ejemplo, si has seleccionado como método de recolección de datos la entrevista o la encuesta, es necesario que diseñes un cuestionario.

Seguido de esto, es momento de recolectar los datos de tu investigación. Esto es algo que puede tomar días, semanas, o incluso meses; todo depende del tamaño de tu muestra y del método de recolección seleccionado. Lo importante es que todas las personas involucradas en la investigación se comprometan a colaborar durante toda la investigación y, sobre todo, estén dispuestas a actuar de acuerdo a los resultados.

Una investigación de mercado es una técnica que te permitirá saber todo aquello que nadie nunca te querrá confesar, como, por ejemplo, que tu producto es algo caro, que tu idea de negocio no le interesa a nadie, que tu producto necesita mejorar, etc.

Y muchos tienen la siguiente pregunta: ¿dónde comenzar la investigación, especialmente si no se ha creado una audiencia? Comienza con personas cercanas a ti, como amigos y conocidos. La búsqueda puede ser simple, como una pregunta en WhatsApp, por ejemplo, y así seguir la conversación.

Lo importante es que todas las personas involucradas en la investigación se comprometan a colaborar durante toda la investigación y, sobre todo, estén dispuestas a ser sinceras.

5. Estudia a los competidores

Dentro de la investigación de mercado, el estudio de los competidores es una parte fundamental. Después de todo, si tienen éxito y están presentes en el mercado, significa que lo hicieron bien. Y no hay nada de malo en descubrir qué es y siempre tratar de hacerlo mejor.

Algunas herramientas que lo ayudarán a encontrar competidores potenciales son:

  • SEMRush es una herramienta bien indicada por los especialistas en marketing, pues tiene recursos completos para analizar y monitorear competidores basados ​​en palabras clave o dominios en la web;
  • Google Keyword Planner también se puede utilizar para estudiar a sus competidores. Simplemente ingrese su URL y tendrá acceso a los datos relacionados con los términos que más les traen tráfico;
  • Buzzsumo es una de las herramientas de monitoreo de redes sociales más completas disponibles, lo que le permite analizar el rendimiento de campañas y publicaciones.

6. Recopila datos de otras fuentes.

Cruzar datos es importante para saber si tu negocio se está moviendo junto con el mercado en general. Por lo tanto, puedes analizar la investigación de otras fuentes (confiables) y recopilar otros datos para completar tu investigación.

Algunas buenas fuentes son:

  • La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) es el organismo a menudo lanza encuestas y contenido con datos importantes sobre varios mercados;
  • Think With Google es el blog oficial de Google, centrado en marketing y ventas. Un consejo es, además de leer las publicaciones, suscribirse a su boletín para recibir regularmente estudios y análisis realizados por quienes entienden de Internet.

7. Analizar los datos y presentar los resultados

Una vez recabada toda la información y datos acerca de tu mercado, es momento de analizarlos. Este es un paso muy importante: de nada sirve diseñar un gran instrumento y dedicar tiempo a reunir toda la información, si los datos no serán analizados de forma correcta o, en el peor de los casos, terminarán escondidos en una carpeta.

Analiza con profundidad cada uno de los datos que consigas con tu investigación, no cometas el error de subestimar algún comentario o dato estadístico por muy pequeño o insignificante que parezca.

Prepara un reporte que exprese de forma resumida los resultados de la investigación y, sobre todo, las soluciones, recomendaciones o próximas acciones a tomar.

Una investigación es una gran estrategia que puede ayudarte a darle un nuevo giro a tu negocio, desarrollar una gran idea o evitar el fracaso. Muchos emprendedores cometen el error de subestimar el poder del análisis de mercado por miedo a perder tiempo, dinero o porque simplemente consideran que no es necesario.

¡No te quedes con la duda! Atrévete a investigar qué piensa el mercado sobre ti, tu producto o tus ideas.

¿Preparado para tu próxima investigación de mercados? ¡Anímate! Puede que encuentres la respuesta que necesitas para convertirte en un emprendedor de éxito.  

Si tienes alguna duda, déjanos un comentario. ¡Hasta luego!

Este post se publicó originalmente en enero de 2018 y se actualizó para contener información más precisa y completa.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.