¿Estás haciendo locución para videos de forma correcta?

¿Estás haciendo locución para videos de forma correcta?

¿Sabías que la voz puede alterar la percepción que la gente tiene de tu video? Entiende su importancia y conoce algunos factores para hacer una buena locución.

La construcción de un buen video exige preparación y planificación. Por ello, un elemento mal encajado puede perjudicar toda la experiencia propuesta por el audiovisual. Pensando en esto, la locución para videos se vuelve un elemento importante, por conseguir conducir la comunicación y relacionarse con las informaciones presentadas visualmente.

La entonación y el timbre de la voz influyen en el mensaje que el video pretende transmitir. Hay momentos en que es necesario aumentar o disminuir la velocidad de las palabras, por ejemplo, para garantizar que la locución le transmita un determinado sentimiento al telespectador u oyente.

Puesto que trabajar con voz para videos puede ser todo un desafío, es necesario entender la importancia de este elemento para la producción, así como contar con algunas estrategias para utilizarla eficientemente. ¿Quieres aprender lo necesario para hacer una buena locución en tus videos? Entonces, continúa leyendo.

Entiende la importancia de la locución para videos

Los videos requieren prestarle una atención especial a la calidad de las imágenes que componen el contenido. Este cuidado es fundamental para que la producción logre transmitirle al público la emoción deseada y pueda alcanzar los objetivos trazados por la estrategia de divulgación.

En algunos momentos las imágenes son suficientes para transmitir lo que se desea, pero la voz de los videos puede ayudar también a ofrecerle una experiencia más profunda al telespectador, por el hecho de estimularse no solo la visión, sino también la audición.

La combinación de estos elementos requiere una edición cuidadosa para hacer coincidir las informaciones habladas con lo que se presenta visualmente. Bien hecha, la locución puede llegar a ejercer un fuerte estímulo emocional en el oyente.

Cuando es necesario llamar la atención, por ejemplo, se puede usar un tono de voz más fuerte, con palabras imperativas.

La locución ayuda a conducir a los oyentes, sirviendo de guía en la comprensión del contenido. Una voz calma y didáctica enriquece los videos tutoriales, haciéndoles más fácil a los espectadores entender las instrucciones que la producción audiovisual quiera presentar.

La voz puede adquirir entonaciones diferentes en momentos específicos para aguzar aún más la atención de los oyentes, estrategia que resulta fundamental para impedir que las personas se distraigan durante la reproducción del video y su objetivo sea alcanzado.

Descubre 3 factores importantes sobre la locución para videos

Ahora que ya hemos hablado sobre la importancia de la voz para videos, debemos asegurarnos de usarla con la máxima calidad posible.

Existen algunas herramientas, equipos, técnicas y cuidados que garantizan que la voz favorezca la experiencia del oyente.

El uso de la voz necesita tener sentido dentro de la estrategia trazada con relación al contenido. Por ejemplo, el público tiene una reacción diferente cuando oye una locución masculina o femenina, según una investigación realizada por la Universidad de Albany.

1. Construir una narrativa

La comunicación debe tener en cuenta la experiencia del usuario en todos sus momentos y etapas, y los videos también deben cumplir su papel en la jornada del oyente.

Crear una narrativa es una manera de involucrar a las personas, aproximándolas a las experiencias que les queramos transmitir y generando empatía. En este contexto, la locución servirá para contarles la historia a los oyentes, atrayéndolos hacia lo que se les presente en el video.

2. Desarrollar un ritmo de locución

Una locución muy apresurada puede dificultar la comprensión. Por otro lado, una demasiado lenta puede distanciar al espectador.

Por eso, en el momento de grabar el audio, es necesario emplear un ritmo adecuado para que cada palabra sea comprensible. La puntuación requiere especial cuidado, para no afectar el sentido de las frases.

Así, lo ideal será que se adopte un ritmo estándar para la locución. Puedes probarla con tu público para garantizar que su comprensión sea adecuada. Vale recordar que el ritmo, así como el lenguaje, habrán de adaptarse a las características de tu buyer persona. Por ejemplo, habrá casos en los que sea adecuado usar jergas y abreviaturas y otros en los que no.

3. Grabar el audio de la forma más limpia y clara posible

Los audios son muy sensibles a los ruidos en el momento de grabar. Por ello, será importante encontrar un ambiente acústico que disminuya la posibilidad de ruidos indeseables.

Algunos programas de edición pueden tratar el audio y disminuir los impactos de los ruidos, pero siempre es difícil retirarlos totalmente. Entonces, vale la pena hacer lo posible para garantizar una calidad máxima en el momento de la captación de la locución, evitando con ello cualquier tipo de impacto negativo al final.

Aquí debes asegurarte de que tienes equipos de buena calidad: un micrófono y una mesa de mezclas de audio o un grabador. Verifica si todos los componentes están bien encajados y si no hay ningún mal contacto entre los cables, lo que también puede causar ruidos durante la captación.

Descubre 3 consejos para hacer una buena locución en videos

1. Bebe mucha agua

La voz puede verse perjudicada cuando no estamos bien hidratados. Y ya que el agua disminuye la ronquera, la tos y la carraspera en el momento de la grabación, ¡no te olvides de tener un vaso de agua cerca!

2. Usa un tono simpático y mantente tranquilo

Una locución simpática es más atractiva para los oyentes. Para lograr estampar este tono en tu comunicación, sonríe mientras grabas el audio. Es la sonrisa lo que te va a ayudar a transmitir entusiasmo.

Sé paciente, evita grabar la locución apresuradamente. Resérvate tiempo para hacer varios intentos. Y ya que son pocos los casos en los que el audio sale bien a la primera, no te dejes llevar por el nerviosismo y vuelve a ejecutarlo.

3. Simula una conversación

Puedes usar tu imaginación para mejorar la locución. Por ejemplo, piensa que estás en una conversación con algún amigo o colega. De esta forma, lo que digas sonará más natural y con un ritmo más tranquilo.

Ofrécele una buena experiencia al telespectador

Como hemos podido ver, la voz para videos es una buena manera de intensificar la experiencia de la persona con relación al material informativo, por guiar la comunicación y mostrarle los puntos principales del contenido mediante el uso de los cambios de entonación.

Cuando están bien integrados, audio y video le ofrecen una variedad de estímulos al espectador que mejora la capacidad de comprensión del contenido, lo que te facilitará alcanzar los objetivos trazados en tu plan estratégico.

Para ofrecerle a tu público la mejor experiencia audiovisual posible, no dejes de seguir nuestros consejos sobre voz para videos. Además, puedes aprovechar la visita a nuestro blog para descubrir tipos de video que puedes usar en tu estrategia de contenidos.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.