Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Madre emprendedora: 10 ideas para mujeres que desean emprender

Madre emprendedora: 10 ideas para mujeres que desean emprender

¿Tú eres una mamá emprendedora, pero no quieres pasar menos tiempo con tus hijos? Descubre 10 ideas para emprender y conciliar la maternidad con la carrera.

Muchas mujeres tienen el sueño de ser madre, pero a veces retrasan este anhelo por temor a tener que renunciar a sus carreras. O ya lo son, pero no quieren que sus hijos sean criados por terceros y por eso no dan continuidad a sus profesiones. Sin embargo, independientemente del tipo de mujer que seas, es fundamental que sepas lo siguiente: si ya eres madre, o aún quieres serlo, no necesita elegir entre “carrera” e “hijos”. Es posible conciliar estas dos vocaciones como madre emprendedora y hacer todo lo que más te guste.

Por eso, y pensando en mujeres como tú, que son madres emprendedoras, hicimos este post, en el que vamos a mostrarte 10 ideas destinadas a emprender sin dejar de cuidar a tus hijos.

Cómo elegir un nicho

El primer paso que necesitas tomar como madre emprendedora es entender a qué público deseas llegar, es decir, cuál es el nicho de mercado en el que tienes en mente actuar.

Mira a quienes están a tu alrededor. ¿Qué crees que todavía les falta para ayudarles a solucionar pequeñas situaciones que parecen dificultar su día a día?

Pensar en las necesidades de quien está dentro de tu ciclo de convivencia es una gran manera de empezar a tener ideas de nuevos campos de actuación.

Pero, además, es importante también que pienses en ti. ¿Cuáles son los temas con los que más te identificas? ¿Tienes alguna habilidad que te permita hacer algo que te distinga de los demás?

Cuando ya tienes alguna especialización es más fácil pensar en contenidos y estrategias a fin de crear un emprendimiento que genere beneficios para ti y que le agregue valor a quien compra alguno de tus productos o servicios.

Por último, puedes también buscar en grupos de Facebook en los que participas lo que le falta a la gente y empezar a invertir en eso. De esta forma emprendes no sólo en algo que le está faltando a quien está a tu alrededor, sino que logras llegar a un público superior al que imaginabas.

Lo principal en el momento de elegir al público objetivo es definir bien a quién quieres llegar mediante tu nuevo emprendimiento a fin de hacer un contenido realmente interesante para fu avatar. (En el mercado digital utilizamos el término “avatar” para referirnos al cliente ideal de tu negocio. Para conocer más detalles sobre el término y cómo crearlo, haz clic aquí.)

Ideas para una madre emprendedora

Ahora que has entendido los caminos que pueden ayudarte a definir cuál será tu campo de actuación, vamos a contarte algunas ideas que son interesantes para una madre emprendedora.

Sabemos que hay varios caminos por seguir, pero separamos estas 10 opciones para que puedas empezar a pensar en tu paso inicial.

1. Consultoría para madres

La primera sugerencia que separamos para ti es la de consultoría. Pensamos en esa área porque sabemos que, como madre, has vivido y todavía vives experiencias diarias con tu(s) hijo(s) y, por eso, ya entiendes lo que puede funcionar y lo que no funciona en determinadas situaciones.

Entonces, ¿por qué no ser una madre emprendedora y ayudar a otras mujeres, principalmente madres primerizas, a entender mejor las situaciones del día a día de la maternidad?

En primer lugar puedes utilizar todos tus conocimientos aconsejando a las mujeres durante el embarazo, postparto, primeros días del bebé, etc. Y no pienses que sólo las madres de niños pequeños pueden hacerlo. Si ya tienes un hijo adolescente o incluso adulto, puedes aportar información de todas las fases de los niños.

Por supuesto, cada hijo es diferente y se desarrolla de una manera única. Pero, ¿no crees que otras madres quisieran oírte y saber que no están solas en algunas situaciones que suceden con sus niños?

Compartir tu conocimiento como madre puede ayudar a otras mujeres a entender las dificultades y alegrías que ellas vivirán en esa nueva etapa de sus vidas.

2. Redacción y revisión de textos

A menudo parece que este campo se adecua solo a personas que tienen alguna experiencia en la enseñanza y estudio de la lengua española. Sin embargo, para ser una buena redactora o revisora de textos, es necesario fuerza de voluntad y práctica.

Si tienes alguna experiencia en redacción, será aún más fácil emprender en ese campo. Pero si aún no tienes conocimiento anterior y quieres empezar, hay varios cursos online que te pueden ayudar a entender la estructura de un texto. Con el tiempo, la práctica y mucha lectura y estudios, notarás que será fácil escribir sobre temas diversos.

Lo bueno de este campo de actividad es que puedes ser madre emprendedora sin salir de casa. Puedes, por ejemplo, escribir un blog sobre temas diversos (incluso sobre consultoría para madres, como se sugiere en el primer artículo de este post) u ofrecer tus textos a otros blogs que necesitan redactores.

Lo que cuenta, sin dudas, es la creatividad. Entonces, si siempre tienes una idea nueva o te gusta investigar mucho sobre temas diversos, esta es una gran manera de empezar o volver a emprender.

3. Fotografía o producción de vídeos

Al convertirse en madre, parece que al mismo tiempo nos volvemos fotógrafas y videomakers profesionales.

¿Has notado cómo hacemos millones de fotos y hacemos vídeos de todo lo que nuestros hijos hacen? ¿Qué tal transformar esa pasión por los hijos en una profesión?

El único obstáculo de este campo es que necesitarás invertir en una cámara y lentes profesionales. Pero si todavía no tienes el valor necesario para ello, puedes empezar a trabajar con la edición de vídeos y fotos, que es algo que se puede hacer desde casa y, con el dinero que ganas de estos trabajos puedes comprar tu equipo.

Al principio puedes hacer fotos de gente que conoces para tomar la práctica de la fotografía poco a poco. Después, con más experiencia, promociona tu trabajo. Y para especializarte, puedes buscar cursos sobre técnicas de foto y vídeo, así estarás más preparada aún para ese mercado.

4. Salud de los niños

¡A qué madre no le preocupa la salud de sus hijos! Y no estamos hablando aquí sólo de una gripe, resfriados, alergias o cualquier otra enfermedad. Es muy probable que también te preocupe su alimentación y todo lo que implica su crecimiento sano.

Pensando en eso, ¿qué tal emprender en el campo de la salud de los niños?

Por ejemplo, ¿qué te parece crear un servicio de entrega de alimentos sanos para ayudar a las madres que no tienen tiempo para cocinar los alimentos frescos todos los días? O bien, si tienes alguna formación/experiencia en educación física, puedes montar un equipo de fútbol para que los niños practiquen algún ejercicio físico.

Hay varias maneras de ayudar a otras mujeres en el tema de la salud de sus hijos. Sólo necesitas pensar en lo que mantiene a tus niños sanos y comercializar esos productos o servicios para otras madres.

5. Belleza y estética

Si sabes maquillarte, arreglarte el cabello, hacerte la manicura o limpiar la piel, puedes ser una madre emprendedora en ese campo.

Es posible abrir una peluquería incluso en alguna habitación de la casa que no se utiliza. De ese modo estás cerca de tus hijos y ejerces una actividad rentable.

En caso de que no quieras abrir una peluquería, por ejemplo, también tienes la opción de llevarlo a cabo a domicilio. Lo importante es hablar con quien vayas a atender y explicarle que tus hijos van a ir contigo, si éste es tu caso.

6. Clases particulares

¿Tus hijos ya están en la escuela y eres la que estudia con ellos y les ayuda en las tareas escolares? ¡Ese es un excelente campo de actuación!

Muchas madres, principalmente las que trabajan fuera, no tienen tiempo para dedicarse a las tareas escolares. ¡Pues entonces tú puede ayudarles y aún ganar dinero!

Crea un “aula” en tu casa y gana tu dinerillo para que los niños puedan pasar la mañana o la tarde allí haciendo sus deberes. Hasta tus hijos sacarán provecho, pues pasarán algunas horas del día estudiando con otros niños diferentes de los compañeros de clase y dedicándose más a la educación.

Si ya has sido o eres profesora, también puedes ofrecer clases de tutoría para alumnos que tengan dificultades en la asignatura que conoces bien. Y este tipo de servicio, así como los de belleza y estética, pueden ser ofrecidos a domicilio si no quieres efectuarlo en tu casa.

7. Creación de infoproductos

Trabajar haciendo uso de Internet es algo que ha atraído a muchas personas, principalmente debido a la posibilidad de poder trabajar en casa y dedicarle más tiempo a la familia. Es por eso que esta es una buena elección para las mamás, dado que pueden emprender y quedarse con sus hijos.

Una opción muy buscada es la de Productor(a), que son las personas que crean cursos online sobre algún tema que conocen bien. Vamos a un ejemplo:

Supone que eres una gran profesora de piano, pero no puedes atender a tantos alumnos como querrías por falta de tiempo. Una buena idea es crear un curso online en video que enseñe desde los pasos iniciales hasta los más avanzados a quien quiera aprender este instrumento. Así, varias personas pueden comprar tu curso sin que tengas que dar clases personalmente.

Lo que necesitas para ese tipo de estrategia es dominar bien el tema que enseñarás, grabar tus clases, ponerlas a disposición en una plataforma EaD, promocionarlas y venderlas. Y si tienes dudas acerca de las ventas y no sabes cómo hacerlo, hay quien puede hacerlo en tu lugar, los Afiliados(as), nuestra idea número 8 dedicada a las madres emprendedoras.

8. Afiliación

Como debes haber percibido en el tema 7, los Afiliados(as) son personas que se dedican a la promoción y venta de productos o servicios de otros (más informaciones sobre Afiliados en este post).

Veamos un ejemplo: si ya has sido vendedora o te gustaría hacerlo, esa es una buena forma de ganar dinero. Solo tienes que entrar en programas de Afiliados y solicitar la afiliación de algún producto con el que te identifiques o que percibas que puedes vender bien.

Lo importante es que, aunque no tengas una idea para crear un curso online, existe la opción de trabajar en Internet y aún pasar más tiempo con la familia vendiendo productos/servicios de otras personas y ganando comisiones por ello.

9. Pequeños arreglos

Casi todas nosotras tenemos una ropa preferida que usamos con tanta frecuencia que hasta se descose. O bien necesitamos hacer un dobladillo a unos pantalones o faldas que nos quedan demasiado grandes.

Si tú también pasas por estos problemas diarios, sabes cómo es bueno tener una costurera cerca que haga pequeños arreglos. Entonces, ¿qué tal ser esa costurera?

Este es el tipo de mercado que puede ser bien trabajado dentro de casa. Todo lo que necesitas es una pequeña habitación o sala para instalar tu máquina de coser y atender a los clientes.

Algunas personas ya tienen el don natural y saben hacer con mucha calidad estos pequeños arreglos. Pero si tú todavía no sabes, siempre están abiertas las puertas del aprender y empezar a emprender en este campo.

10. Artesanía

Nuestra última sugerencia es para tú, madre emprendedora, que tiene un talento natural para las artes.

¿Eres buena pintando, bordando, tejiendo, haciendo bisutería o cualquier otro tipo de artesanía?

No esconde tus dones. Comienza a producir objetos y busca tiendas para venderlos, o abre tu propio establecimiento. Pero si no quieres trabajar con tiendas físicas, también puedes tener tu e-commerce, que es una tienda virtual en la que subes las fotos de lo que vendes, pones los precios y efectúas las transacciones comerciales a través de Internet. Una vez que la persona efectúa la compra, sólo tendrás que enviar el producto al sitio solicitado por el comprador .

Y si no quieres vender tus productos, todavía tienes la posibilidad de dar clases, online o presenciales, y enseñar a otras personas a hacer los mismos tipos de artesanía que los tuyos.

Conclusión

En este post hemos expuesto 10 ideas para que puedas seguir haciendo lo que amas: ser madre y emprendedora al mismo tiempo. Si has llegado hasta aquí, has notado que es posible conciliar estas dos carreras, basta con entender bien cuál es tu campo de actuación y el público al que quieres alcanzar.

Como hemos dicho al principio de este post, hay varias opciones de mercados que puedes elegir para emprender. Y dentro de estos campos de actividad existen subáreas, también conocidos como micronichos, que son muy específicos y atraen a un público más asertivo.

¿Te han gustado estos consejos? Entonces te invitamos a descubrir 30 ideas de negocios en auge para ser tu propia jefa.

¡Buenos negocios!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.