Fechar Notificações

Não perca mais nada!

Ative as notificações do blog para ser avisado sempre que tiver conteúdo novo!

Fechar Newsletter

JUNTE-SE A MILHARES DE EMPREENDEDORES DIGITAIS!

Receba os melhores conteúdos para crescer seu negócio online.

Fechar Black Week Hotmart

Black Week Hotmart - Del 25/11 al 01/12. ¡Inscríbete y entérate de todas las ofertas especiales antes que los demás!

Quiero inscribirme

La importancia del marketing verde para tu negocio (¡y para el mundo!)

La importancia del marketing verde para tu negocio (¡y para el mundo!)

Descubre por qué es necesario incluir sostenibilidad en tus estrategias.

La importancia del marketing verde para tu negocio reside en que puede agregarle valor a tus productos y servicios, además de mejorar la percepción sobre tu marca. ¿Quieres saber cómo implantarlo en tu negocio? ¡Lee nuestro post hasta el final!

La sostenibilidad ha ganado protagonismo en el mundo corporativo en las últimas dos décadas. Y no es por casualidad, teniendo en cuenta el aumento de la preocupación de las personas con el medio ambiente.

Más que una palabra de moda, este concepto refuerza la forma como las empresas se dedican a contribuir a la reducción de los impactos negativos de la acción humana. En este contexto, ha surgido la idea del marketing verde.

Cada vez más, vemos, en los envases de los productos y en la publicidad, frases como: “100% natural”, “amigo del medio ambiente”, “producto verde” y tantas otras.

Sin entrar en el mérito de si estas informaciones son verdaderas o no, es un hecho que las empresas están usándolas para resaltar sus marcas y conquistar más clientes.

De una manera muy simplista, este tipo de práctica se puede caracterizar como marketing verde.

¿Tu negocio todavía no lo utiliza o no sabes bien qué significa este concepto? ¡No te preocupes!

En este post, te aclararemos todas tus dudas sobre el tema y te mostraremos cómo la sostenibilidad puede ayudar a elevar tu marca y, por supuesto, a mejorar la vida en el planeta.

La preocupación por la sostenibilidad

La sostenibilidad es un concepto muy extendido ya en el mercado, pero a menudo se utiliza incorrectamente o de manera engañosa.

La palabra proviene del verbo sostener, que significa mantener algo. Es decir, en relación con el medio ambiente, se refiere a la capacidad de utilizar los recursos naturales generando poco o ningún impacto y contribuyendo a su preservación.

Por lo tanto, un negocio sostenible es aquel que se preocupa por los problemas ambientales, buscando formas de llevar a cabo su actividad sin dañar el medio ambiente a su alrededor.

Así, utiliza fuentes de energía limpias o renovables, trata y recicla sus desechos y mantiene una relación de intercambio con las comunidades afectadas por su actividad.

La idea de sostenibilidad empezó a surgir en la década de 1980, cuando varias organizaciones comenzaron a debatir el tema.

En 1987, el término desarrollo sostenible se utilizó por primera vez en una conferencia de las Naciones Unidas (ONU). Quien lo hizo fue la entonces Primera Ministra de Noruega, Gro Harlem Brundtland.

La propia Brundtland, en el libro Our Common Future (Nuestro Futuro Común), definió:

“Desarrollo sostenible significa satisfacer las necesidades del presente sin afectar la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades”.

Desde entonces, los gobiernos, las organizaciones y las empresas han estado buscando formas de reducir y minimizar el impacto de la acción humana en el medio ambiente.

Las personas, cada vez más, se han percatado de esta necesidad y los negocios también empezaron a notarla y a asimilarla.

Por cierto, este cambio ha ocurrido gradualmente. La propia comprensión del concepto de sostenibilidad ha cambiado.

Por ejemplo, un producto que alguna vez se consideró sostenible porque era biodegradable, hoy en día no es visto como tal. Actualmente, el mismo producto tendría más aceptación si fuera orgánico y 100% natural.

Marketing verde: entiende el concepto

El marketing verde se puede entender como un sistema de estrategias de marketing orientadas a resaltar la adopción de una posición más sostenible por una empresa.

Esto puede manifestarse desde el modo de producción y la adquisición de insumos, hasta la forma como trata sus desechos y se relaciona con la comunidad, una tendencia de mercado en rápido crecimiento.

También se le llama marketing ambiental o ecomarketing, que es una forma de hacer marketing de carácter ambiental — una manera de que una organización promueva su imagen al crear conciencia de la necesidad de preservar el medio ambiente.

Así, una empresa que hace marketing verde puede tanto promover sus acciones ecológicamente correctas como cambiar sus actitudes en función de esto.

Sin embargo, no es suficiente transmitir una imagen sin mantener realmente esta postura sostenible – práctica conocida como greenwashing (lavado verde, en traducción literal). Esto sucede cuando una empresa intenta engañar al público mediante el uso de informaciones falsas utilizadas para esconder una realidad opuesta.

9 maneras de promover el marketing verde en tu negocio

Ahora que ya sabes qué es el marketing verde, debes estar pensando: ¿Qué medidas puedo tomar para tener más sostenibilidad en el día a día de mi negocio?

A continuación, te mostramos algunas formas sencillas de cambiar pequeñas actitudes para ser más responsable con el planeta. ¡Fíjate!

1. Reciclaje

Quizás la manera más simple y recurrente de hacer que una empresa sea “más ecológica” es reciclar internamente.

Poner contenedores que separen los contenidos desechados de acuerdo con el material de cada uno es un buen comienzo.

Además, la idea se puede ampliar utilizando estos materiales para otros fines. Los envases de plástico, por ejemplo, se pueden usar para hacer objetos pequeños, como un portalápices, y el papel que se usa solo de un lado y que se descartaría, se puede reutilizar como papel de borrador.

Además, también es posible utilizar materia orgánica para obtener energía mediante el uso de biodigestores o para hacer abono (esto es un buen incentivo para hacer un pequeño jardín en tu empresa, ¿verdad?).

2. Energía Renovable

Otra forma de ser más sostenible es utilizar energía renovable como la eólica y la solar, principalmente en los medios de producción.

Vale la pena señalar que las actividades industriales y agrícolas consumen mucha agua potable y electricidad. Por lo tanto, puede ser un gran diferencial invertir en acciones que reduzcan este consumo.

Pero, estate atento y asegúrate de que se puede utilizar este tipo de energía en tu ciudad. Si no se puede, puedes pensar en algunos cambios inteligentes, que te mostraremos en el siguiente ítem.

3. Cambios inteligentes

No se trata solo de cambiar las formas como se consume energía, también es importante preocuparse por reducir la cantidad de energía que se gasta.

Una forma de hacerlo es a través de intercambios inteligentes, por ejemplo, utilizando la iluminación LED- más económica y eficiente que la convencional.

También puedes preferir materias primas de origen vegetal en vez de animal. De hecho, muchas empresas se destacan por no probar sus productos en animales.

4. Proveedores

El marketing verde no está solo en la producción, sino en las relaciones.

Por eso, es inútil invertir en esta estrategia si tus proveedores no simpatizan con esta causa.

Por eso, es fundamental elegir bien a tus socios comerciales para que adopten valores similares a los tuyos.

Un ejemplo de esto son las “empresas verdes” que les compran insumos a productores orgánicos locales.

5. Productos orgánicos

Muchas empresas ya se destacan en el mercado por ofrecer solo productos orgánicos, es decir, aquellos que no usan pesticidas u otros insumos artificiales en su producción.

Además de ser más saludables, estos productos son muy valorados en el mercado porque son menos contaminantes.

6. Reducción de plástico

Algunas empresas están reduciendo el consumo de materiales plásticos interna y externamente. Este es el caso de los restaurantes que usan vasos de papel y envases reciclables y reutilizables.

7. Economía colaborativa

La economía colaborativa consiste en un modelo de negocio en el que se comparten los bienes.

Muchas empresas, como Uber y Airbnb, se han destacado en los últimos tiempos como ejemplos de este concepto.

Sin embargo, se discute poco sobre cómo este modelo favorece la reducción del uso de los recursos naturales. Al fin y al cabo, si muchas personas usan el mismo servicio, el costo y el impacto en el medio ambiente también pueden ser más bajos.

¿Quieres un consejo para aprovechar esta idea?

Si todavía tienes un equipo pequeño o trabajas solo, ¿qué te parece usar espacios de coworking para trabajar?

Así, además de tener un lugar creativo para desarrollar tus ideas y conocer personas, también ayudas al medio ambiente, porque no gastas energía usando un espacio solo para ti.

8. Inclusión

La inclusión se ha convertido recientemente en una preocupación entre las empresas, incluyendo la creación de leyes que fomentan o hacen cumplir esta práctica.

Puede considerarse una forma de marketing verde porque el desarrollo social también es una forma de ser más sostenible.

9. Diversidad

Del mismo modo, la diversidad, tanto étnica como sexual y de género, ayuda a mejorar la forma como el público ve tu negocio.

No se trata solo de mostrar que tu marca está abierta a valores igualitarios, ¡realmente tiene que ser así!

Conoce los beneficios de actuar con políticas sostenibles

Es de dominio común que las empresas atraen a clientes con sus mismos valores.

Por lo tanto, si tu marca tiene una preocupación por el medio ambiente, es natural que atraiga a un público con la misma conciencia.

A la vez, otros públicos pueden sentirse atraídos por otros atributos, como el precio y la calidad. Es decir, tu negocio puede tener un alcance mucho más amplio que el de los competidores que no adoptan el marketing verde.

La verdad es que la estrategia de ecomarketing fue creada por la presión de los propios consumidores, que comenzaron a exigirles una actitud más sostenible a las empresas. Por eso, aunque este factor no sea primordial, puede ser un punto favorable contra los competidores.

De hecho, muchas personas prefieren pagar más por un producto que tiene menos impacto ambiental y cuya empresa promueve la diversidad en el lugar de trabajo, no realiza pruebas en animales, entre otras buenas prácticas.

Teniendo esto en cuenta, podemos reforzar lo que dijimos al comienzo de este post sobre que el marketing verde le agrega valor a tus productos y servicios.

Invierte en marketing verde

Muchas empresas ya han entendido los beneficios del marketing verde y se han dado cuenta en la práctica de cómo las actitudes más sostenibles pueden valorar su marca.

Más que eso, esta es una manera de ayudar a las generaciones futuras a seguir disfrutando del planeta como lo hacen hoy las actuales.

Afortunadamente, este concepto está ganando cada vez más adeptos, a pesar de que algunas organizaciones ofrecen resistencia por considerarlo demasiado costoso.

Por el contrario, la sostenibilidad se debe ver como una inversión a corto y largo plazo para aumentar la competitividad.

Pero, adopta estrategias que realmente son verdes. Porque no tiene sentido tratar de engañar a tus consumidores con prácticas inmorales o ilegales.

En un proceso de transformación, intenta invertir gradualmente si no puedes asumir una actitud sostenible de una vez.

Después de leer este post, esperamos que realmente inviertas en marketing verde y en estrategias que promuevan rentabilidad para tu negocio y para el mundo en general. ¡Seguramente tus clientes y las personas en general te lo va a agradecer!

¿Te gustó saber qué es el marketing verde? ¿Quieres más consejos sobre cómo contribuir con la sociedad desde tu negocio? Entonces, lee también nuestro texto sobre emprendimiento social.

Nosso site utiliza cookies para melhorar sua experiência de navegação.