Cerrar

¿Qué son las metodologías educativas y por qué aplicarlas?

Las metodologías educativas son parte esencial en la enseñanza. Te vamos a contar cuáles son las principales y por qué debes aplicarlas.

Imagen de una notebook, dos nubes de conversación y un birrete dando a entender la efectividad de las metodologías de enseñanza.

¿Estás buscando metodologías educativas para mejorar la experiencia de tus estudiantes? La educación a distancia ha demostrado ser una forma poderosa de hacer un aporte significativo al mundo y generar ingresos con tus conocimientos. 

Elegir una metodología de enseñanza adecuada te permite trabajar mejor con tus estudiantes y afianzar los conceptos necesarios. Además de inculcarles valores que les sirvan de guía durante sus vidas. 

Pero, sabemos que enseñar a tantas personas con perfiles y personalidades diferentes puede resultar complicado, sobre todo si estás empezando tu emprendimiento y aún no tienes mucha experiencia dando clases.

VÍDEO | El boom de la educación: Cómo aprovechar los cursos online

262

Por eso, en este post te vamos a mostrar metodologías educativas innovadoras y sus beneficios.

¿Todo listo para mejorar tu plan de clase y hacer que tus estudiantes aprendan más y mejor? ¡Sigue leyendo!

Post index MenuÍndice
¿Qué son las metodologías educativas? ¿Por qué aplicar las metodologías educativas? 8 tipos de metodologías educativas ¿Qué son las metodologías educativas del enfoque globalizado? ¿Cuáles son las metodologías del enfoque globalizado? Crea tu curso y aplica las metodologías educativas
Volver al índice

¿Qué son las metodologías educativas?

Las metodologías educativas son un conjunto de herramientas, técnicas, estrategias y métodos didácticos que los profesores utilizan para aumentar la participación de los estudiantes y asegurarles una experiencia activa y significativa en el proceso de aprendizaje.

La enseñanza y el aprendizaje pueden ser algo complejo, ya que cada persona adquiere conocimientos de distintas formas. 

Para asegurar que todos los estudiantes comprendan un determinado contenido, los profesores deben usar estrategias o métodos de enseñanza para mejorar su desempeño, fijar los contenidos, motivar a los estudiantes y darle forma al conocimiento.  

Para definir la metodología educativa a utilizar, debes evaluar, diagnosticar y analizar las capacidades y dificultades de cada alumno.

Es importante destacar que no existe una metodología más eficaz que otra. Todo depende, principalmente, del contexto donde se implementa y de las características del grupo.

¿Por qué aplicar las metodologías educativas?

Aplicar metodologías educativas en los cursos online le permite a los profesores enriquecer la actividad e interacción con sus alumnos, que se convierten en elementos activos en el proceso de aprendizaje, ayudando a construir el conocimiento y no solo memorizándolo.

Por otro lado, las nuevas metodologías de aprendizaje son mucho más cooperativas y generan un proceso en que el propio alumno investiga, reflexiona, debate, acuerda y genera un producto final.

¡Aprender es mucho más divertido cuando aplicas la metodología ideal! Porque:

  • Pones fin a la enseñanza basada en clases magistrales y memorización.
  • Permites que los participantes aprendan a través de la indagación y el descubrimiento.
  • Orientas el trabajo a la resolución de problemas.
  • Mejoras la retención de conceptos.
  • Favoreces el aprendizaje colaborativo y autónomo.

VÍDEO | Educación: ¿Cuál es el papel de las clases online en el futuro?

8 tipos de metodologías educativas

Ahora, te vamos a presentar 8 tipos de estrategias de aprendizaje o metodologías educativas que debes conocer para mejorar tus habilidades docentes:

1. Aula invertida

También conocida como “Flipped Classroom”, es un modelo pedagógico de aprendizaje en el que el profesor asigna un material educativo para estudiar en casa de forma individual y, luego, lo trabaja en el aula en conjunto. 

El objetivo de esta metodología es optimizar al máximo el tiempo en clase dedicándolo, por ejemplo, a atender las necesidades de cada alumno, aclarar dudas, desarrollar proyectos cooperativos, etc.

2. Visual Thinking

La metodología del Visual Thinking es una estrategia de educación infantil en la que, básicamente, se cuentan historias a través de dibujos.

Aprovechando las posibilidades comunicativas que ofrecen las imágenes para expresar ideas y pensamientos, puedes utilizar este método para enseñar cualquier tema, ser más flexible y abrir nuevas líneas de conocimiento para tus estudiantes.

A pesar de que aún no existen investigaciones que comprueben los beneficios de aplicar esta metodología, muchas personas han empezado a aplicarla, ofreciendo a sus alumnos experiencias de aprendizaje distintas. 

3. Aprendizaje cooperativo

Las clases en las que la única persona que habla es el profesor son cosa del pasado. Los nuevos modelos educativos buscan fomentar las interacciones entre docentes y estudiantes de principio a fin y esto es justamente lo que pretende el aprendizaje cooperativo.

En esta metodología educativa, el docente agrupa a sus estudiantes para mejorar la atención,  la participación y la adquisición de conocimientos. Por lo general, se forman grupos de entre 3 a 6 personas, donde se le asigna a cada miembro una función determinada. Para alcanzar los objetivos, es necesario interactuar y trabajar de forma coordinada.

4. Microaprendizaje 

El microaprendizaje es una de las tendencias más fuertes y utilizadas en la educación a distancia. Quien emprende en este sector puede utilizar esta metodología educativa para nutrir a sus alumnos de contenido dividido en pequeñas lecciones.

Los emprendedores modernos no utilizan tanto sesiones de video y temarios extensos. Esta metodología educativa propone dirigir la formación a cubrir una necesidad específica de los alumnos, a través de lecciones breves que pueden impartirse por videos o presencialmente. 

¿Crees que esta pueda ser una buena alternativa para mejorar tus clases? ¡No nos cabe duda de que sí! Hoy en día, los estudiantes prefieren un contenido más concreto y a la vez relevante que puedan recordar, aplicar y utilizar de forma sencilla y práctica en su vida.

Puedes aplicar esta metodología educativa en tus cursos apoyándote en tus redes sociales o en tu blog para compartir contenidos en pequeñas dosis concretas y potentes que promuevan la interacción y sean útiles para tus alumnos.

5. Gamificación

¡Aprender puede ser tan divertido como jugar a los videojuegos! Y es por eso que la gamificación es actualmente una de las metodologías educativas que más usan los docentes expertos en la educación a distancia. 

Esta estrategia metodológica propone integrar mecánicas y dinámicas propias de juegos y videojuegos en la clase.

6. Design Thinking

La educación siempre ha sido un espacio para la innovación por excelencia. Por ello, quienes pretenden emprender en este sector deben preocuparse constantemente por traer nuevas ideas y metodologías. ¡Esta es la verdadera educación del futuro!

La metodología del pensamiento de diseño, o Design Thinking, permite identificar con precisión los problemas individuales de cada alumno y generar una experiencia educativa y un contenido adecuado a lo que necesitan.

7. Thinking based learning

Cuando se habla de educación, uno de los aspectos más discutidos es la necesidad de enseñar a los alumnos a trabajar con la información que reciben. Muchos docentes cometen el grave error de agobiar a sus estudiantes con mucho contenido irrelevante que, además, no se discute en clase.

Esto es precisamente lo que se presente lograr con la metodología Thinking based learning, o aprendizaje basado en el conocimiento. 

Este método de aprendizaje se basa en desarrollar destrezas del pensamiento más allá de la memorización, y busca desenvolver un pensamiento eficaz y enseñar a los alumnos a trabajar con la información para mejorar su capacidad de análisis y argumentación.

8. Aprendizaje basado en competencias

El aprendizaje basado en competencias es una metodología enfocada en las competencias que adquiere el alumno, en sus necesidades y, sobre todo, en sus motivaciones.

Puede que en un curso sobre liderazgo todos estén interesados en más o menos los mismos conceptos, pero la forma de aplicarlos puede variar mucho. No todos los estudiantes se encuentran en el mismo contexto y de ahí nace la necesidad de basar el aprendizaje en las competencias y el entorno de cada uno.

Con esta metodología, los docentes son capaces de transmitir a sus alumnos una dimensión mucho más tangible de las lecciones.

VÍDEO | El futuro de la enseñanza: ¿por qué son los cursos online?

¿Qué son las metodologías educativas del enfoque globalizado?

La forma como cada individuo aprende es única. Evidentemente, no es lo mismo dar clases a un grupo de adolescentes que a personas mayores. La personalidad, capacidad intelectual y experiencia de cada quien puede influir en el proceso de aprendizaje.

Y es aquí que las metodologías educativas del enfoque globalizado se convierten en un arma poderosa para los docentes. ¿Las conoces?

Estos métodos de enseñanza son aquellos que contextualizan el aprendizaje para permitir la participación activa de los estudiantes y la experimentación. Con esta metodología, los alumnos se convierten en protagonistas de su propio aprendizaje y formación personal.

¿Cuáles son las metodologías del enfoque globalizado? 

A continuación, te explicaremos con detalle algunas de las principales metodologías innovadoras del enfoque globalizado:

1. Aprendizaje basado en proyectos de Kilpatrick

Una de las metodologías educativas más utilizadas en plataformas e-learning y presencialmente es el aprendizaje basado en proyectos, que permite que los alumnos adquieran conocimientos y competencias clave, a través de la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas y situaciones de la vida real.

Este método implica elaborar productos como medio para el aprendizaje de diversos contenidos, dando importancia a las diferencias individuales de los alumnos.

Supongamos que estás a punto de impartir tu primera clase online sobre cocina saludable. Una forma de aplicar este método a tu plan de clase es pidiendo a tus estudiantes que, basándose en el contenido ofrecido, diseñen un menú saludable para ellos mismos. 

La idea es designar una actividad espontánea y coordinada para tu grupo de alumnos, ofreciendo así la posibilidad de elaborar un proyecto en común y haciendo que sientan que son los protagonistas durante todo el proceso.

2. Metodología del Centro de Interés de Ovide Decroly

Esta metodología educativa es un recurso que, a pesar de ser muy antiguo, sigue siendo muy útil para los docentes que trabajan con grupos amplios de alumnos, porque facilita el tratamiento de los contenidos agrupando las lecciones según su tema central. 

Las temáticas se eligen en función de las necesidades y motivaciones de cada grupo.

3. Método de investigación del medio

El método de la investigación del medio empieza cuando el profesor toma elementos conocidos como puntos de partida, crea hipótesis, investiga y analiza los resultados para llegar a conclusiones. 

Esta metodología educativa tiene mucha relación con los centros de interés de Decroly, porque partiendo de estos ellos y de las propuestas de los alumnos, se seleccionan los temarios, se indaga y se elabora un plan de aprendizaje para luego presentar el contenido en formatos como ebooks, artículos, videos, publicaciones, etc.

4. Estudio de caso y aprendizaje basado en problemas

Dicen que los problemas también pueden ser una oportunidad para aprender y crecer a nivel personal y profesional. Y la metodología del aprendizaje basada en problemas es una prueba de ello.

Este método tiene como base que el alumno se haga preguntas y descubra respuestas que, a su vez, llevarán a más preguntas y crearán un ciclo de aprendizaje continuo.

Esta estrategia metodológica es muy recomendada porque permite que el alumno desarrolle el pensamiento crítico, mejore las habilidades de solución de conflictos, aumente la motivación y transfiera conocimientos a nuevas situaciones.

5. Teoría del pensamiento complejo de Edgar Morín

¿Alguna vez te has planteado enfrentar una situación desde distintas perspectivas? La teoría de Morín entiende el conocimiento como un elemento indisociable que cada individuo debe analizar desde todos los puntos de vista posibles. 

Esta teoría se ha convertido en una referencia en la educación,  porque afirma que cuando no se dan las condiciones cognitivas adecuadas, los alumnos evitan reflexionar.

Por esta razón, Morín plantea que es necesario abordar los contenidos de forma multidisciplinar e interdisciplinar para que los alumnos conecten áreas del saber que tradicionalmente están separadas e impiden la reflexión y el análisis profundo.

Crea tu curso y aplica las metodologías educativas

La curiosidad y la creatividad son elementos fundamentales de la enseñanza. Así que aplicar algunas de las metodologías educativas que te hemos presentado a lo largo de este post, puede ayudarte a conectar con tus estudiantes y garantizar su engagement durante el proceso de aprendizaje.

Recuerda que ser profesor de un curso online o presencial es más que dominar un determinado tema y transmitir informaciones. Se trata, sobre todo, de enseñar a tus alumnos a ser independientes y protagonistas de su propia historia.

¿Aún no has decidido si dar clases presenciales o crear un curso online? ¿Y si te dijéramos que no tienes que elegir? ¡Así mismo como lo estás leyendo! Si quieres saber más, no te pierdas nuestro post sobre la educación híbrida y descubre cómo ponerla en práctica ahora mismo. 

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.