Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Minicurso Hotmart

Você é professor?

Já tem conteúdo para ensinar?

Comece 2019 com o pé direito e sendo dono de seu próprio negócio.

Aprenda a criar seu curso online de forma gratuita.

QUERO ACESSAR O MINICURSO
Cerrar Hotmart Start

¡Hotmart ha llegado a México y queremos encontrarnos contigo en un momento increíble!

México ¡Me interesa!

¡Qué no te vendan gato por liebre! Conoce 7 mitos del SEO que no son verdad

¡Qué no te vendan gato por liebre! Conoce 7 mitos del SEO que no son verdad

El equipo de Marketing de Contenidos nos cuenta algunos de los mitos más famosos sobre el tema.

Desde que las optimizaciones, penalizaciones y actualizaciones de los algoritmos se hicieron populares en el marketing digital, oímos hablar bastante del SEO — una técnica que con frecuencia cambia y suma nuevas reglas.

Con tantas teorías y prácticas, los mitos de SEO surgieron, causando una verdadera confusión en aquellos que sólo buscan una forma de clasificar su sitio o blog en la primera página de Google.

En este artículo, te voy a contar los 7 mitos más populares y cómo en realidad funcionan. ¡Acompáñame!

1. Es fácil y rápido alcanzar las primeras posiciones de Google

Muchas personas creen que es posible alcanzar las primeras posiciones rápidamente. Pero una de las principales características de la estrategia de optimización es la necesidad de tiempo para demostrar resultados expresivos.

Aunque elijas la mejor de las palabras clave, si tu sitio web o blog no tiene buena reputación, no trabaja el link building, o no dispone de un diseño web responsivo, por ejemplo, difícilmente llegará al tope de los motores de búsqueda.

El SEO cuenta con diversas técnicas que requieren esfuerzo y dedicación. En el marketing de contenidos, podemos mencionar el uso de contenidos satélites y la frecuencia de publicación como fundamentos que también influyen en el posicionamiento. Todo esto demanda cierto tiempo, además de un compromiso casi diario.

Así que si quieres consagrarte en el primer lugar de Google, tendrás que ser paciente (¡y persistente!).

2. El contenido pierde la calidad cuando se optimiza

En los tiempos jurásicos de Google, una práctica se hizo bastante común: el black hat SEO. Consistía básicamente en llenar el sitio con técnicas para engañar al buscador. Un ejemplo fue el spamming keywords, la práctica de rellenar y repetir palabras clave por todo el contenido.

El black hat SEO fue responsable por el surgimiento de muchísimos contenidos superfluos y sin ningún valor en la web. Y para los que desconocen las buenas prácticas de SEO, la optimización puede parecer algo similar.

Sin embargo, el uso del SEO no significa que tu contenido perderá su valor. Es posible trabajar la optimización sin afectar la calidad del texto. Siguiendo el ejemplo de las palabras clave, en algunos casos, tu palabra clave puede citarse tan sólo 3 veces en tu contenido, y aun así alcanzar un buen resultado, sin afectar la estructura y el sentido de tu texto.

Mantente siempre actualizado sobre las normas y buenas prácticas de SEO para lograr encontrar el equilibrio entre SEO y calidad.

3. Las palabras clave son irrelevantes

Sí, es verdad que los motores de búsqueda consideran muchos otros factores para posicionar un contenido además de la palabra clave. Aún así, ella sigue siendo el centro de la estrategia SEO, puesto que es elemento utilizado por los usuarios para realizar sus investigaciones y la forma más fácil de responder a sus necesidades.

A parte, Google no volvió los términos de búsqueda irrelevantes, sólo está más inteligente y ahora puede enviar diferentes resultados al usuario, acorde con su investigación. Por ejemplo, si busco fútbol de salón, Google entiende que me refiero al futsal y me mostrará resultados también para este término.

Una investigación usando una determinada palabra clave, ya no corresponde un resultado único y exclusivo para ella. Pero eso no significa que las palabras clave no siguen cumpliendo un papel fundamental.

¡Conoce algunas rutinas de SEO que podrías implementar!

4. Cuanto más grande el contenido, mejor

Cantidad no es sinónimo de calidad, seguramente ya oíste esta frase alguna vez. Un contenido demasiado largo nada tiene que ver con el posicionamiento en los buscadores. Un contenido grande sólo se justifica si tiene valor, o en otras palabras, si todo lo que contiene brinda la información que el usuario necesita y tiene sentido.

De ninguna forma la cantidad de palabras es un factor de clasificación, incluso si puedes decir lo mismo en un contenido menor, hazlo. Un contenido más pequeño, conciso, objetivo y bien explicativo, puede agradar mucho más a los usuarios y, consecuentemente, a Google.

Lo ideal es que produzcas un contenido que ofrezca relevancia a tu público, independientemente de su tamaño.

5. Una vez que conquistas la primera posición, nunca más la pierdes

Los que trabajamos con marketing de contenidos, sí que nos gustaría que entre los mitos del SEO, este fuera verdad.

La realidad es que puedes crear un súper contenido, aplicar las mejores técnicas de SEO y alcanzar el tope de Google, pero nada garantiza que te quedarás allí por mucho tiempo. Eso sucede porque constantemente tus competidores estarán creando nuevos contenidos o incluso mejorando y optimizando los que ya tienen publicados.

Otro motivo puede ser que tal vez el artículo que escribiste un año atrás, ya esté desfasado. Esto sucede especialmente con los contenidos sobre temas que están en constante desarrollo, como la tecnología y el marketing digital.

Aunque conquistes una primera posición, preocúpate en mantener el contenido actualizado con nuevos datos e información.

6. Recibir links externos es siempre bueno, enviar links externos es siempre malo

Aunque el link building es un factor decisivo para el ranking de Google, eso no quiere decir que todo y cualquier link de una página externa puede favorecerte. Por ejemplo, si tienes una página sobre moda, y empiezas a recibir links de páginas de deportes y tecnología, esto podría afectarte.

Google puede entender que no hay relación entre los temas y que, seguramente, se trata de una trampa para engañar su algoritmo.

Por otro lado, mucha gente cree que enlazar hacia otras páginas puede ser un error, ya que sería como expulsar a sus visitantes dirigiéndolos hacia otro sitio web.

Sin embargo, no se trata de perder o ganar tráfico, sino de proporcionar una buena experiencia al usuario, indicándole contenidos que pueden ayudarlo. Esto aumenta tu autoridad y credibilidad.

7. El SEO puede traerte todos los resultados que necesitas

Peor que aplicar mal una estrategia, es aplicarla sin ninguna estrategia complementaria. En el marketing, es muy difícil que una sola estrategia funcione y te proporcione todo lo que necesitas para alcanzar el éxito.

Aunque utilizar las técnicas de SEO es excelente para tus resultados de marketing digital, jamás será capaz de llevarte al triunfo, es la unión de diversas estrategias la responsable por ello.

Si quieres aumentar el tráfico de tu sitio web, recomiendo que apliques otras estrategias como el email marketing, la divulgación de contenidos en las redes sociales e incluso enlaces patrocinados (sí, todavía tendrás que invertir dinero en anuncios, ¡te desvendé otro mito!).

Ahora que ya sabes cuáles son los mitos del SEO, estás listo para dejar a un lado las prácticas equivocadas y hacer con que tu sitio web alcance las mejores posiciones de los motores de búsqueda.

No olvides de buscar siempre información actualizada para no caer en nuevos mitos y garantizar la eficacia de tu estrategia.

¡Hasta la próxima!

Este artículo fue producido por Marketing de Contenidos, Rock Content.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.