Fechar Notificações

Não perca mais nada!

Ative as notificações do blog para ser avisado sempre que tiver conteúdo novo!

Fechar Newsletter

JUNTE-SE A MILHARES DE EMPREENDEDORES DIGITAIS!

Receba os melhores conteúdos para crescer seu negócio online.

Fechar Black Week Hotmart

Black Week Hotmart - Del 25/11 al 01/12. ¡Inscríbete y entérate de todas las ofertas especiales antes que los demás!

Quiero inscribirme

¿Cómo ser un buen orador y brillar en tus vídeos?

¿Cómo ser un buen orador y brillar en tus vídeos?

Descubre cómo ser informativo, tener un discurso agradable y, además, ¡captar la atención del público!

Un excelente orador es el que instruye, deleita y conmueve. Es lo que decía Cicerón, filósofo romano conocido por sus estudios sobre el arte de hablar en público. Teniendo esto en cuenta, podemos decir que la buena oratoria es informativa, y al mismo tiempo, agradable y fascinante.

Quien domina la oratoria logra captar la atención del público, persuadirlo sutilmente e impactarlo. Tres grandes resultados, ¿verdad? Aún más para productores de vídeos. ¡Por eso, lee este texto y aprende a tener un buen desempeño en tus exposiciones orales!

Las tres lecciones de Cicerón

Marco Tulio Cicerón fue el mayor orador del Imperio Romano. Además de ser un gran estudioso del tema, usó los métodos propios del discurso persuasivo para tornarse uno de los más célebres abogados de la Antigüedad.

La buena noticia es que la oratoria no solo fue útil en los tribunales romanos. Aún hoy, es una herramienta poderosa para presentaciones orales de todo tipo, incluso de contenidos en vídeo.

Al fin y al cabo, los instructores que tienen un mejor desempeño en el discurso oral hacen su material en vídeo más rico. El resultado es un público que se interesa, aprende mucho y tiene ganas de mostrarle el contenido a todo el mundo — ¿te imaginas?

¿Qué te parece si aprendemos un poco de las lecciones de Cicerón? En su obra De oratore (traducida como Diálogos del orador), explica que “instruir es su deber, deleitar es honroso, conmover es necesario”. ¿Vamos a entender mejor esta frase?

Instruir: ¿cómo ser claro e informativo?

El primer objetivo de un buen orador es instruir, o sea, transmitir conocimientos. Para eso, el productor de vídeos debe contar con una buena dosis de claridad para que el contenido  le sea, de hecho, informativo al público.

Lo que ayuda mucho en este sentido es ser especialista en el tema sobre el que se quiere instruir. Es más difícil explicar bien un tema que no dominamos que uno que conocemos de cabo a rabo, ¿no te parece?

Por eso, te sugerimos aventurarte en la producción de contenidos que tienen que ver con tu formación o estudiar mucho antes de iniciar la grabación. El objetivo es agregarle valor a la audiencia, entonces, nada de producir materiales rasos y poco instructivos, ¿ok?

Deleitar: ¿Cómo tener un discurso agradable al oído?

Si el deber del orador es instruir, deleitar es su honra. Causarle placer y satisfacción a quien escucha tu discurso es realmente muy satisfactorio, ¿verdad? Pero, ¿cómo hablar de una forma agradable?

Bueno, ¡tener una buena dicción es haber recorrido la mitad del camino! Para eso, puedes:

  • hacer ejercicios de fonoaudiología;
  • leer mucho para refinar tu conocimiento sobre la lengua;
  • ver presentaciones de excelentes conferencistas  para inspirarte;
  • Tener cuidado con la pronunciación de las palabras.

Otra sugerencia es preferir una comunicación más empática. ¿Ya oíste hablar de rapport? Se trata de una técnica estudiada por la Neurolingüística, que busca establecer contactos entre las personas, que produzcan armonía y cooperación recíprocas. ¡Vale la pena conocerla!

Conmover: ¿cómo crear conexiones y captar la atención del público?

Ahora, la cereza del pastel de una excelente oratoria: conmover al público — una necesidad, de acuerdo con Cicerón. Pero, esto no quiere decir que tienes que llevar a tu audiencia a las lágrimas a lo largo de todo el material. ¡Vamos con calma! La idea es mucho más sutil.

La clave es hacer que el público cree asociaciones y conexiones afectivas con tu contenido, de modo que se interese verdaderamente. Además de ser excelente para el marketing espontáneo, este resultado contribuye a un aprendizaje más consistente.

Una buena opción en este sentido es aprender un poco sobre storytelling. La práctica de contar historias es una excelente estrategia para captar la atención del público, estimular la retención de informaciones y proporcionarle buenas experiencias al espectador.

La oratoria en la producción de vídeos

Para que tu desempeño en la oratoria sea aún mejor en los vídeos, te preparamos algunas sugerencias prácticas que deben formar parte de tu rutina de grabación. ¡Anótalas!

Ten un guion

No es tan fácil grabar vídeos de calidad si tu objetivo es ser más informativo. A diferencia de los vlogs, contenidos pensados para la transmisión de conocimientos de algún tipo deben tener una buena preparación previa.

Por eso, el hábito de escribir guiones es más que bienvenido. Y lo mejor es que tener una lista de tópicos esenciales para desarrollar, también es una buena estrategia para la oratoria. Pues, ese cuidado ayuda a mantener la coherencia y la linealidad el discurso.

Ensaya antes de grabar

Una de las grandes ventajas de los vídeos es que no estás directamente frente al público. Entonces, ¿qué tal usar esto a tu favor? Ensaya una, dos o más veces antes de comenzar a grabar.

La idea es analizar la efectividad de tu oratoria y si fuera necesario, hacer ajustes en el guion. Pero, ¡atención!: ensayar no es lo mismo que memorizar. Esmérate para ser natural durante la grabación.

Haz ejercicios vocales

Algunos ejercicios vocales y faciales ayudan mucho antes de una exposición oral. Sirven para relajar la voz y mejorar la dicción. Los trabalenguas son un ejemplo; las rimas, las gárgaras y los estiramientos de la musculatura facial, también.

Ten cuidado con el lenguaje corporal

El lenguaje corporal sirve para complementar la transmisión de informaciones — y puede ser decisivo en la oratoria. Por eso, ensaya también los movimientos cuando vayas a preparar tu texto.

Lo ideal es encontrar un término medio para que no te quedes parado durante la grabación. Pero también, ten cuidado para no desviar la atención del contenido con gestos muy expresivos.

Usa la edición a tu favor

Por último, la edición postproducción es muy importante para darle los toques finales a tu presentación. Puedes, por ejemplo, cortar vicios de lenguaje, pausas largas y hasta cambiar el orden de algunas frases para hacer el discurso más claro.

El arte de instruir, deleitar y conmover

La oratoria es un verdadero arte. No por casualidad protagonizó los estudios de grandes filósofos y pensadores de la historia de la humanidad. Cicerón, Corax, Aristóteles, Gorgias y muchos otros eruditos intentaron revelar los misterios de un discurso cautivador.

En la producción de vídeos, tu desempeño oral puede ser decisivo en la calidad del material y en la experiencia del público. Por eso, acuérdate de transmitir las informaciones claramente, usa técnicas que te ayuden a crear conexiones y prepárate mucho antes de comenzar a grabar.

Para crear contenidos educativos, necesitas más que la oratoria. ¡Mira nuestro e-book sobre cómo crear un curso online para que aprendas otras etapas importantes de esta producción!

Nosso site utiliza cookies para melhorar sua experiência de navegação.