Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

Palabras clave long tail y sus variaciones semánticas: una forma efectiva de alcanzar el primer lugar

Palabras clave long tail y sus variaciones semánticas: una forma efectiva de alcanzar el primer lugar

¿Cómo usar palabras long tail para destacarse en Google?

Llegada la hora de producir un nuevo contenido debemos darnos a la tarea de elegir la palabra clave que nos lleve a posicionar en ese anhelado primer lugar. Pero, ¿cómo saber que esa palabra nos llevará allí? Eso es lo que veremos a continuación.

Si trabajas con marketing en tu negocio, probablemente ya sabes la importancia de utilizar estrategias de contenido y de SEO para alcanzar buenos resultados y difundir tus productos o servicios de una forma exitosa y duradera. Y, para eso, saber usar las palabras clave es imprescindible.

Hoy hablaremos del concepto Tail, que significa cola o rabo y de la cantidad de palabras que tengas en tu Tail (o sea de si es short, middle o long) dependerá el equilibrio de su desempeño.

¡Vamos juntos!

¿Qué es una palabra clave?

Es una palabra que utilizamos para posicionarnos en la web, que sintetiza nuestro negocio y que, al mismo tiempo, responde directamente a la pregunta del usuario. Al estudiar la forma en que el navegante comunica sus deseos, podemos saber cuáles son las palabras que más utiliza para expresar sus necesidades y, en base a eso, también anticipar cuáles serán las palabras más buscadas en los motores.

La palabra clave es la moneda en la economía de la búsqueda, es la síntesis sobre nosotros que nos hará ser encontrados. Es un vocablo significativo y lleno de subjetividad llevado a un plano matemático, que ayuda a posicionar nuestra publicación y que dirigirá al usuario a encontrar nuestro negocio. Por lo tanto podemos concluir que la capacidad de elegir la mejor palabra clave es una arte y que de eso depende, en gran parte, el éxito de nuestra estrategia.

Sobre el uso de las palabras clave

Quería hacer una breve reflexión antes de comenzar a ver los tipos de palabras clave y es la siguiente: es muy difícil que puedas trabajar con una Short Tail únicamente, pues son muy disputadas y al mismo tiempo son genéricas. ¿Por qué te digo esto? Para dejar bien claro que las Long Tail son el verdadero desafío, pues es donde podemos diferenciarnos, es en el ámbito de las Long Tail que tendremos más posibilidades de desarrollar nuestro talento y crear las mejores opciones.

Las palabras clave cortas todo el mundo las tiene, no tienen identidad; las palabras clave largas consiguen enfocarse más en tu identidad y nos dan acceso a la pagina de posiciones. Es un camino desde lo abstracto hacia lo concreto.

Recuerda que esto es un juego de espejos, nosotros utilizamos la visión del usuario pero es, en realidad, para ver la mejor forma de posicionar nuestro producto. Por lo tanto es en el campo de la creación de las mejores combinaciones de palabras que podrás obtener una ventaja competitiva.

Fútbol, agua y teatro

Short Tail – menos es más

Son una o, excepcionalmente, dos palabras genéricas con un alto desempeño de posicionamiento pero, también, con un altísimo nivel de competencia.

O sea, por ser palabras tan significativas, todo el mundo las usa, lo que dificulta enormemente su posicionamiento.

Si el navegante simplemente digita “fútbol” o “agua” o “teatro”, es probable que aparezcan millones de resultados. Salvo que seas una empresa con una marca muy fuerte en el mercado, un actor consagrado, el jugador mejor pago de la temporada o, por qué no, que tengas mucho dinero para impulsar alguna de esas palabras clave, necesitarás agregar más informaciones a la cola para poder remontar en las posiciones.

Middle Tail – sumar restando

Es el camino del medio, surge casi que espontáneamente frente a la necesidad de más definición con menos competencia, a veces es nada más que la sumatoria de atributos, otras veces es la adición de un diferencial.

Por ejemplo: “Agua de Queretaro”, no sé si recuerdas, fue un fenómeno de los años 90, un agua milagrosa de un pozo de una hacienda en Queretaro – México que todo lo curaba; “fútbol inglés”, reduce enormemente en lo que se refiere a la cuestión territorial de la búsqueda o “teatro griego”, da a entender que la búsqueda se relaciona con la historia del teatro y sus orígenes.

Por lo tanto las Middle Tail nos muestran el proceso natural de cómo tenemos que construir palabras clave con más de una palabra, no es sólo sumar sino que sumar restando. ¡Eso mismo que escuchaste! Cada palabra que le sumemos será una información cruzada que nos ayudará a eliminar posibilidades y reducir el área que abarca nuestra búsqueda.

Long Tail – más es más

Y por último las palabras clave de cola larga, que son las que más usamos dentro del marketing de contenidos. Pero ¿por qué? Porque el estudio exhaustivo que hacemos para posicionarnos nos brinda información que nos permite construir una palabra Long Tail de excelente desempeño.

Las palabras Long Tail son adecuadas para el 98% de los emprendimientos. Del sector empresarial únicamente el 2% representa esas grandes empresas que conocemos. En mi navegador no necesito poner Facebook, sólo pongo la letra f y se auto completa. Existen marcas que tienen una presencia más allá de las palabras, para todas las demás existen las Long Tail.

Por lo tanto nosotros, que no somos tan famosos al punto de que el navegador auto complete con nuestro nombre, utilizaremos más palabras para crear el camino hacia nuestro negocio, “Agua de Queretaro embotellada a domicilio”; “Fútbol inglés serie C al vivo”; “Clásicos del Teatro griego obras completas pdf”. De esta forma conseguiremos:

  • Dar una respuesta concreta a las preguntas del usuario;
  • Posicionarnos entre los primeros lugares de las páginas de resultados;
  • Ahorrar dinero y energía que podremos utilizar en otros puntos del plan de marketing.

Cómo construir una Long Tail

Como te dije anteriormente, este tipo de palabras son las más empáticas con las estrategias SEO, puesto que su funcionamiento depende de la capacidad de análisis. Es un proceso que puede ser comparado al de la segmentación, primero debes elegir la Short Tail que mejor represente tu negocio y luego debes agregar palabras que hablen de fuertes características de tu producto.

Recuerda que existe una diferencia de audiencia, mientras que las Short Tail son para todo público, las Long Tail están más vinculadas a los nichos, por lo tanto es fundamental conocer las tendencias de búsqueda de dichos nichos para elegir las palabras que agregarás.

Variaciones semánticas

Son las diferentes posibilidades de formular una misma idea. Diferentes buyer personas – o la misma persona en diferentes momentos – pueden expresar el mismo concepto de forma distinta. La posibilidad de usar las Long Tail con variaciones, siempre y cuando mantengan sentido lógico y comprensible, es de gran utilidad.

Estas variaciones son comprendidas por el algoritmo en dos niveles: el semasiológico, que tiene como punto de partida los significados de la palabra; y el onomasiológico, que parte de un concepto y las diversas formas de enunciarlo.

Lo importante es entender que pequeñas alteraciones, que no afecten la coherencia, son aceptadas y reconocidas por los algoritmos, de esa forma puedes ampliar el uso de tu Long Tail sin perjudicar el contenido.

Herramientas para crear Long Tail

Te doy un par de indicaciones de plataformas gratuitas para crear Long Tail.

Keyword Tool – Aqui puedes elegir qué motor de búsqueda quieres analizar (Google; YouTube; Bing; Amazon; eBay; App Store), ver el volumen de búsqueda por palabra, analizar la competencia y también tienes la posibilidad de ver las long tail más buscadas en forma de preguntas.

Übersuggest – Del famoso Neil Patel, no puedes filtrar por buscador, pero es muy divertida. Pones la URL de tu sitio y en seguida realiza un análisis y te indica algunas ideas de optimizaciones. ¡Haz la prueba!

¿Dónde utilizarla?

  • En la cabeza: el título principal y los título secundarios son lugares importantísimos, pues son usados como referencia por los motores de búsqueda para organizar la información.
  • El inicio: recuerda que las primeras 200 palabras del cuerpo del texto son las consideradas más importantes, inclusive sustituyendo eventualmente a la meta descripción. Por lo tanto garantiza tu Long Tail en este lugar.
  • Cuerpo del texto: aquí puedes incluirla en algunos trechos, siempre cuidando la concordancia y la fluidez narrativa. Un texto extraño puede destruir tu posicionamiento, los buscadores son minuciosos en lo que refiere a semántica, ortografía y sintaxis. Es aquí que puedes usar las variaciones, como diminutivos, aumentativos, sinónimos, entre otros.
  • En el título de la página: no es lo mismo que el título de la publicación, este es un meta-dato definido a través de una etiqueta HTML, que colabora para que tu blog o sitio web sea encontrado.
  • En la metadescripción: es el texto que aparece abajo del título en la página de resultados.
  • En la dirección URL: es la dirección específica que se le asignan a cada uno de los recursos de la red.

¿Te ha quedado un poco más claro el tema de las Long Tail? ¡Deja tu comentario!

Este artículo fue escrito por Marketing de Contenidos, Rock Content.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.