Fechar Notificações

Não perca mais nada!

Ative as notificações do blog para ser avisado sempre que tiver conteúdo novo!

Fechar Newsletter

JUNTE-SE A MILHARES DE EMPREENDEDORES DIGITAIS!

Receba os melhores conteúdos para crescer seu negócio online.

Fechar Black Week Hotmart

Black Week Hotmart - Del 25/11 al 01/12. ¡Inscríbete y entérate de todas las ofertas especiales antes que los demás!

Quiero inscribirme

Descubre qué es y cómo identificar el perfil profesional de un colaborador

Descubre qué es y cómo identificar el perfil profesional de un colaborador

Analista, Competitivo, Comunicador... ¡conoce estos 7 tipos de perfil profesional!

El perfil profesional es un resumen de los rasgos dominantes en el comportamiento de una persona en su ambiente de trabajo. Es decir, al definir este perfil, podemos prevenir, en cierta medida, cómo un colaborador manejaría algunas situaciones.

Para una empresa, saber cuáles son los perfiles que forman un equipo es muy útil. Con este conocimiento, es posible distribuir y priorizar tareas y proyectos para usar mejor el potencial de cada profesional. ¡Sigue leyendo y aprende más sobre este concepto!

7 tipos de perfil profesional

No se puede clasificar a los seres humanos en grupos estáticos o impecables. Al fin y al cabo, somos muy complejos y, es exactamente por eso que nuestros comportamientos y habilidades no siempre son predecibles.

Sin embargo, es común que tengamos algunos rasgos dominantes, que aparecen con más frecuencia y contribuyen a aproximar más nuestra forma de trabajar — actitudes, preferencias y posturas — a algunas clasificaciones de perfil profesional.

Muchos factores influyen: el entorno social, lo que se aprende durante la experiencia en el mercado, entre otros. A continuación, te mostramos los 7 principales tipos perfil.

1. El Analista

El analista es el rey de la concentración. Perfeccionista y meticuloso, es bueno analizando datos, revisando errores y controlando procesos repetitivos. A este perfil no le gusta trabajar bajo presión, ya que siente que puede perder el control de los detalles.

Además, le gusta la seguridad, la estabilidad y las tareas que lo obliguen a concentrarse en libros y números. Es el más adecuado para actividades que requieren precisión y paciencia.

2. El Competitivo

Por su parte, el Competitivo tiene un perfil más agresivo y le gusta correr riesgos cuando existe la posibilidad de obtener grandes ganancias. Sin embargo, esta prisa por tener resultados puede comprometer la calidad de los detalles.

Es capaz de muchas cosas para acelerar su carrera profesional, como pasar días trabajando a un ritmo frenético. Después de todo, lo que quiere es adelantarse siempre a los demás “competidores” de la profesión.

3. El Comunicador

Ahora, hay personas que parecen ser verdaderos “magos de las palabras” ¿verdad? El comunicador es un maestro de la oratoria, tiene mucho carisma, puede articular sus pensamientos con claridad y aparentemente sin esfuerzo.

Es el más adecuado para hacer presentaciones de impacto ya que puede atraer al público de forma natural. También es un buen profesional para mediar las relaciones interpersonales.

4. El Ejecutor

Por otro lado, el Ejecutor no es muy bueno tomando decisiones, pero es el más adecuado para ejecutarlas. Este perfil profesional nunca se detiene y siempre toma la iniciativa cuando se trata de sacar las ideas del papel.

Muy práctico y objetivo, al ejecutor realmente le gusta entrar en acción. Esta característica es muy positiva, pero puede ir de la mano con una trampa: planificación insuficiente antes de concretar las acciones.

5. El Idealista

Este es el profesional que vive con la “cabeza en las nubes”. Puede “levantar los pies del suelo” a veces, pero es muy persistente y está decidido a alcanzar sus sueños — un rasgo que combina con el lado emprendedor.

Al Idealista le va muy bien cuando actúa como profesional autónomo, porque no le gusta mucho cumplir órdenes y prefiere hacer las cosas a su manera — normalmente, le sale todo bien, porque es muy creativo, ambicioso y automotivado.

6. El Planificador

Ahora, el Planificador, por el contrario, es extremadamente cauteloso y apenas sigue sus emociones, sin pensar y repensar las consecuencias de una actitud. Es metódico, organizado, paciente y controla los procesos.

Debido a que a este perfil le gusta evaluar las cosas a largo plazo, tiene una visión comercial muy útil para la administración y mantiene la cabeza en su lugar, incluso en situaciones de conflicto. Por lo tanto, puede ser un buen profesional para estar en puestos de liderazgo.

7. El Procrastinador

La procrastinación es común en los seres humanos, pero cuando se convierte en un rasgo dominante — llegando incluso al entorno profesional — puede convertirse en un problema. Un perfil con esta característica, lo deja todo para después y a menudo olvida sus responsabilidades.

Seguramente, no es el perfil profesional más adecuado para trabajar como freelancer o para jornadas de trabajo más flexibles, como el home office. Esto se debe a que a las personas con este rasgo hay que exigirles las cosas continuamente para que no traten sus obligaciones como si fueran la última prioridad.

Aprende a identificar un perfil profesional

Identificar cuál es el perfil profesional de los miembros de tu equipo es muy importante para que tu red de talentos sea bien trabajada y desarrollada. A continuación te dejamos dos técnicas para descubrir los rasgos dominantes de un colaborador.

Metodología STAR ⭐

La idea por detrás de la metodología STAR es realizar una entrevista con ejemplos prácticos de conflicto. Teniéndolos en cuenta, es necesario decirle al colaborador o candidato la tarea que debe cumplir. Luego, se analiza la acción que realizó, es decir, cómo manejó la situación problemática.

La construcción del perfil profesional pasa por 4 etapas, anunciadas por las letras que dan título al método:

  • S – Situación: proponer el conflicto o evento que se debe contextualizar;
  • T – Tarea: comprender cuál es la responsabilidad del colaborador en este escenario;
  • A – Acción: observar cómo se desempeña en relación con lo que se le propuso y cuáles son sus principales actitudes;
  • R – Resultado: analizar cómo se relaciona su acción con la tarea asignada y la situación colocada.

Análisis DISC 💿

También está el análisis DISC, un cuestionario que consiste en preguntas directas sobre cómo el individuo ve y cree que los demás lo ven, tanto personal como profesionalmente.

El objetivo es identificar las posturas dominantes del colaborador, basándose en la teoría del comportamiento del psicólogo Dr. William Marston. La prueba define cuáles son los perfiles de comportamiento dominantes, que se relacionan con:

  • D – Dominio;
  • I – Influencia;
  • S – Estabilidad (Stability, en inglés);
  • C – Complacencia.

Aprende a usar los perfiles profesionales

Para concluir, te dejamos un consejo: explorar estratégicamente las habilidades y el comportamiento de un colaborador es excelente, incluso, para motivarlo a realizar actividades que sean compatibles con su potencial. Pero, recuerda que siempre estamos cambiando y evolucionando — es natural en los seres humanos.

Por lo tanto, es importante que la descripción de estos rasgos no termine convirtiéndose en una creencia limitante que evita que el colaborador tenga versatilidad. Vale la pena incorporar una cultura de desarrollo que complemente, en lugar de restringir, las clasificaciones de perfil profesional.

Con eso en mente, ¿qué te parece seguir aprendiendo sobre gestión de equipos? Consulta nuestro artículo sobre modelos de liderazgo: ¿verdad o mito? 

Nosso site utiliza cookies para melhorar sua experiência de navegação.