Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Semana do YouTube

Data: 03/09 a 07/09

Aprenda técnicas para criar conteúdos que engajam e aumente a quantidade de seguidores de seu canal!

Inscreva-se

Precauciones en las redes sociales: 10 actitudes que tienes que evitar

Precauciones en las redes sociales: 10 actitudes que tienes que evitar

Las redes sociales son excelentes, pero si se las gestiona mal, pueden generar grandes pérdidas. ¡Descubre las 10 precauciones que necesitas tener en cuenta!

¿Sabes cuáles son las precauciones en las redes sociales que deberías tomar para mejorar la relación con los usuarios que siguen tu perfil?

Facebook, Twitter, Instagram y todas las demás redes sociales son excelentes herramientas de comunicación. Después de todo, nos ayudan a conectarnos con personas de todo el mundo.

Pero cuando el límite entre lo público y lo privado es extrapolado, necesitamos pensar mejor en lo que estamos haciendo.

Es estupendo poder compartir buenos resultados, sobre todo cuando está relacionado con nuestros negocios profesionales. Pero lo que ha ocurrido normalmente es la exposición constante de todo lo que hacemos, aunque eso no esté relacionado con nuestros productos o servicios.

Por eso, y pensando en los eventuales daños causados por el mal uso de esas herramientas, traemos 10 actitudes que tienes que evitar en las redes sociales.

¿Qué debes evitar en las redes sociales?

¿Has escuchado la expresión: “todo cuidado es poco”?

En las redes sociales, ese es un dicho realmente valioso y verdadero.

A pesar de ser buenos canales para hacer network y expandir tu comunicación, muchas personas no saben manejar bien sus redes sociales. Y eso puede ser un peligro principalmente para quien tiene un negocio online y pretende ser una autoridad en el mercado digital.

Es por eso que es importante tomar algunos cuidados en las redes sociales.

Saber cómo utilizar las redes sociales con seguridad te permitirá contar con un perfil más emprendedor y podrás aumentar tus ventas.

A continuación verás los principales errores que cometemos en los perfiles de empresas y que necesitan ser evitados ahora mismo.

1. Publicar contenido personal

Uno de los mayores errores que la gente comete constantemente en las redes sociales es publicar información personal.

Si tu perfil es personal, claro que puedes publicar información sobre ti, pero eso debe hacerse con cautela. Algunas personas acaban poniendo todo en las redes sociales y olvidan preservar sus privacidades.

Exponer demasiado las actividades diarias y a tu familia es algo peligroso. Recuerda que las redes sociales conectan a personas de todo el mundo, por lo que es posible que los usuarios con malas intenciones vean lo que publicas.

Ahora bien, si tu perfil es profesional, es decir, si representa a tu negocio, es extremadamente innecesario e inapropiado publicar contenido personal.

Si deseas que tu marca sea reconocida, habla como un emprendedor y representante de tu servicio. Subir imágenes de tus amigos, familiares e incluso fotos tuyas realizando actividades que no estén relacionadas con tu negocio no es una buena opción.

Un ejemplo de mal uso de las redes sociales puede ser visto con mucha frecuencia en Instagram. Esta red tiene una herramienta llamada Stories. En ella, puedes publicar imágenes o vídeos de 15 segundos que muestran lo que estás haciendo en ese momento y que a disposición de los usuarios de la red durante 24 horas.

Esta es una fantástica manera de enviar informaciones sobre tu producto o servicio, ¿vale?

Pero el problema es que algunas personas olvidan que están conectados al Instagram de sus marcas ¡y hacen sus propios Stories! De ese modo solemos ver perfiles empresariales con vídeos e imágenes de momentos personales.

Estas no son informaciones que los seguidores de tu marca quieren ver. Al publicar contenidos así, puedes hacer que las personas no sigan más a tus redes sociales por creer que lo que compartes no es de su interés.

Entonces, ¡uno de los recaudos en las redes sociales es saber separar tu perfil personal del profesional!

2. Ser polémico

Todos tenemos opiniones diferentes sobre diversos temas, incluso respecto de temas polémicos.

Sin embargo, divulgar tu punto de vista acerca de todo no es una buena estrategia para quien tiene un perfil profesional en Internet. Especialmente cuando los asuntos abordados no se vinculan a tu negocio.

No obstante, cuando sea necesario que tu empresa dé a conocer una opinión específica y que tú sabes que puede ser polémica, recuerda analizar bien el contexto.

Es importante que sepas que, independientemente del lado que elijas, tu declaración será tomada en cuenta por las personas que siguen tus redes sociales.

Por eso, busca siempre el contexto nacional y mundial antes de publicar una opinión sobre un tema polémico. Así puedes preservar la imagen de tu negocio.

3. Compartir informaciones provenientes de otras personas

Casos de éxito e información de clientes que conocen y disfrutan de tus servicios son excelentes recursos para llamar la atención de otras personas que aún no conocen tu negocio.

Pero siempre es importante tener la autorización de las personas antes de publicar cualquier asunto que esté relacionado con ellas. Por eso la no divulgación de imágenes, mensajes o testimonios de terceros sin que ellos lo permitan es uno de los cuidados en las redes sociales que tienes que tener.

Además, no debes compartir contenidos que puedan denigrar la imagen de alguien. El cyberbullying es una práctica considerada como acoso virtual y no es adecuada para un perfil profesional.

Independientemente de las informaciones sobre personas públicas y asuntos ya discutidos en Internet, nunca proporciones contenidos que no sean realmente tuyos.

4.Publicar demasiado

La técnica de publicar mucho contenido el mismo día o con un intervalo de tiempo pequeño se conoce como overposting. Esta es otra de las prácticas que algunas personas suelen adoptar en las redes sociales por pensar que es importante proporcionar mucha información.

Pero, ¡ojo! Imagina la incomodidad que es rodar el feed de noticias y tener sólo mensajes de una misma marca. Pues eso es lo que el usuario siente cuando publicas demasiado el mismo día.

Piensa en la experiencia del consumidor. Es probable que desee entrar en las redes sociales y tener acceso a diversos tipos de contenidos.

Entonces, si se da cuenta de que durante todo el día sólo recibe notificaciones de publicaciones de tu marca, puede enfadarse y dejar de seguir tu negocio en las redes sociales.

No siempre cantidad significa calidad, y mucho menos enganche y conversión. Por lo tanto, recuerda evitar el overposting y, si lo has hecho, analiza si no sería mejor borrar alguna publicación y volver a subirla después.

Aprovecha y lee nuestro post sobre calendario editorial y aprende a programar tus publicaciones.

5. Exponer la seguridad

Informaciones como datos bancarios, ubicación y compras de bienes no deben ser compartidas en las redes sociales.

Aunque tu perfil no sea personal, tus movimientos financieros e incluso lugares que visitas o frecuentas no necesitan ser expuestos.

Para un perfil de negocios, nunca informes que no hay nadie trabajando si tienes una sede física y con empleados.

Además, si tienes que proporcionar tus datos bancarios, asegúrate de que se hará de forma segura. La mayoría de las transacciones bancarias por Internet son cifradas por un sistema de seguridad. Por lo tanto, siempre ten actualizado el certificado de seguridad en tu página y equipo.

También es interesante comprobar en tu banco cuáles son los tipos de transacciones que pueden hacerse a través de la web y cuáles son los datos que puedes proporcionar con seguridad.

Mantener tu seguridad online es uno de los cuidados en las redes sociales que necesitas tener siempre.

6. Hacer clic en todo lo que se ve

Sabemos que para realizar varias acciones en Internet necesitamos hacer clic en varios enlaces, y eso no es un problema. El verdadero error está en acceder a todos los enlaces que se sugieren, sin siquiera saber antes si son seguros.

A pesar de que muchas personas conocidas sugieren que hagas clic en ciertos vínculos, no creas en todo lo que lees.

Varias informaciones que se comparten, principalmente las cadenas, contienen enlaces maliciosos que son capaces de introducir virus en tu equipo. Con eso, tus informaciones personales e incluso las de tu negocio quedan expuestas, lo que puede causar daños altísimos.

Recuerda hacer clic sólo en vínculos de sitios de confianza y mantener siempre el antivirus actualizado y ejecutándose en tu equipo.

Y para tu página, mantén el ojo a los enlaces que sugieres. Asegúrate de que lleven a un destino adecuado y que no transmitan virus a tus seguidores.

7. Escribir mal

La norma gramatical de una lengua suele no ser la más fácil de aprender, pero seguro de que dominas tu lengua materna, ni que sea sólo en el habla.

Entonces, si escribir utilizando todas las reglas de la lengua sigue siendo una dificultad que enfrentas, intenta simplificar lo que escribes. Elige palabras de fácil comprensión y haz búsquedas siempre que tengas alguna duda. Hoy en día, es posible encontrar grandes diccionarios online que pueden ayudar en esta tarea.

Incluso para un perfil personal, los errores en tu lengua materna ya son vistos como malo, entonces ¡imagínate lo que puede representar en una red social corporativa!

Es siempre importante mantener el foco de lo que necesitas mostrar y afirmar la imagen profesional de tu marca, aunque sea en las redes sociales. Por eso, quédate muy atento a cómo escribes.

Una buena sugerencia para evitar errores gramaticales es revisar tus textos. Después de escribir, lee lo que has producido. Pero, además de que lo leas tú, pídele a otra persona que lo lea. Una mirada diferente es siempre buena para percibir posibles desvíos que pueden pasarnos desapercibidos.

8. No ser profesional

Muchas personas olvidan que casi todos tienen acceso a Internet, con lo cual acaban promocionando informaciones que pueden perjudicarlas profesionalmente.

Si estás conectado/a, uno de los cuidados en las redes sociales que necesitas tener siempre es evaluar cómo transmites tu imagen.

¿Algunas cosas que haces no podrían entorpecer tu carrera?

Imagina, por ejemplo, un nutricionista que comparte en sus redes sociales fotos y vídeos bebiendo y comiendo varias cosas que no aconseja a sus pacientes.

Por supuesto que uno tiene derecho a elegir y ese nutricionista puede, sí, comer una vez u otra una pizza o una hamburguesa. Pero ¿es necesario publicar este tipo de información si tiene un perfil de su clínica?

Tener sentido común es esencial para este tipo de situación.

Aunque no lo quieras, la gente hace conexiones entre las empresas y sus dueños. Por eso, tú representas a tu negocio.

Por ese motivo te sugerimos que mantengas siempre la misma postura que tienes en el día a día y pienses en la imagen que deseas proyectar al mercado en el que actúas.

¡Cuida tu imagen profesional!

Un perfil corporativo debe ser siempre transparente y mostrar con claridad tu rama de actuación. Aclárale a tu público cuáles son los servicios prestados o productos ofrecidos para que nadie se sienta perjudicado al entrar en contacto con tu marca.

9. No responder a los usuarios

Uno de los cuidados en las redes sociales que necesitas tener es responder a todos los usuarios que interactúan con tu marca.

Muchas veces, nos preocupa aclarar sólo las dudas y reclamaciones que se hacen en nuestros perfiles corporativos. Sin embargo, es muy importante prestar atención a los comentarios positivos.

Cuando una persona entra en contacto con tu marca a través de las redes sociales, significa que le interesa comunicarse contigo.

Por eso, responde todos los comentarios hechos en el perfil de tu empresa. Así estimulas la interacción entre los usuarios y tu negocio.

Además, crea el hábito de agradecer los elogios. Eso puede educar a tus seguidores a no utilizar las redes sociales sólo para quejarse.

10. Copiar contenidos de terceros

Si has visto algo estupendo en una red social y quieres ponerlo en tu página, puedes utilizar la opción de compartir. Eso está bien y no va a generar ningún tipo de conflictos o problemas.

Sin embargo, lo que muchos hacen es copiar el contenido y publicarlo en su timeline como si fuera una creación propia. Esa actitud no es ética y puede ser vista como un plagio, generando incluso problemas legales.

Por eso, siempre indica (de manera explícita) de dónde has sacado las informaciones que no has creado tú mismo. Acuérdate que puedes inspirarte en lo que otros hacen, ¡pero nunca copiar sus contenidos!

Precaviéndose en las redes sociales

Si has llegado hasta aquí es porque has notado que las redes sociales son excelentes herramientas para promocionar tus productos y servicios, para comunicarse con personas de todo el mundo e incluso para compartir información sobre ti mismo.

Debes haber entendido también que, si se gestionan mal, pueden perjudicar tu imagen y la de tu negocio. Por eso sabes que necesitas precaverte en las redes sociales.

No todas las informaciones que compartes pueden favorecerte. Muchas de ellas pueden incluso traerte inconvenientes.

Por eso, ¡intenta evitar al máximo las actitudes que mostramos en este post! De hecho, harás un buen uso de las redes sociales, con más responsabilidad y sabiduría.

¿Hay otros cuidados en las redes sociales que tú tomas? ¡Dinos en los comentarios las actitudes que has evitado!

Y si te ha gustado este texto, descubre cómo conseguir seguidores en Instagram.

¡Hasta pronto!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.