Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Los 6 principales desafíos del educador principiante al preparar una clase a distancia

Los 6 principales desafíos del educador principiante al preparar una clase a distancia

Descubre cómo superar los errores más comunes de quien empieza a impartir clases en línea.

Muchas personas han visto en Internet una oportunidad de trabajar con lo que les gusta y compartir sus conocimientos con otros. Con eso, vemos que la carrera de Productor de contenido, personas que crean sus propios cursos online solo crece.

Sin embargo, como buena parte de ellas tienen un gran bagaje profesional, pero no siempre han tenido una experiencia previa con la enseñanza y tampoco con el trabajo en Internet, algunos desafíos empiezan a aparecer. Uno de ellos es preparar clases y hacer la explicación sobre el tema abordado realmente didáctica.

Hemos acompañado a muchos educadores principiantes en la EAD e hicimos un estudio sobre los principales desafíos que enfrentan en este nuevo enfoque de enseñanza virtual.

¿Quieres saber cuáles son? ¡Continúa leyendo este post!

1. Estructurar el curso de forma didáctica

Para tener éxito con tu curso, es fundamental que cumpla lo que promete. Es esa calidad que te dará recomendaciones y calificaciones positivas.

Por tanto, si la propuesta es que los alumnos aprendan a hacer 5 pasteles de personajes de Disney, por ejemplo, al final de las clases, debes tener toda la información y las explicaciones necesarias para realizar esta tarea.

Para eso, el profesor debe colocarse en el lugar de su audiencia.

Debe pensar como si no supiera nada sobre el tema y planear cada paso para que el alumno adquiera progresivamente el conocimiento necesario para alcanzar el objetivo final.

Por tanto, es importante organizar los tópicos, empezando desde lo más simple a lo más complejo.

Si el curso requiere que el alumno ponga manos a la obra y utilice determinados materiales, por ejemplo, lo ideal es que el profesor proporcione la lista al inicio de las clases. Puede seleccionar lo que será necesario en la clase 1, en la clase 2 y así sucesivamente. De esta forma el alumno logra prepararse con antelación.

2. Crear un buen plan de clases

Es importante que cada clase tenga inicio, medio y final, pero dejando un gancho para despertar el interés del alumno para el próximo encuentro.

En la EAD, esa capacidad es aún más relevante, ya que no existe una obligatoriedad de presencia y la persona puede posponer por un largo tiempo el retorno al material. Esto es negativo para su aprendizaje y para la reputación de tu curso también.

Por tanto, una clase bien planificada es el secreto para el compromiso de los alumnos.

Para realizar esta planificación, tendrás que:

  • elegir un tema;
  • definir tu objetivo;
  • identificar cuál es la mejor metodología para abordar el tema y promover el aprendizaje;
  • seleccionar y preparar los materiales (infografías, presentaciones, videoclases, contenidos complementares);
  • determinar un período de tiempo para cada clase;
  • elaborar una evaluación.

3. Invertir en material para la enseñanza

En un curso en línea, a menudo el profesor solo necesitará herramientas digitales   para explicar su contenido y llegar al resultado necesario. Sin embargo, existen otros aprendizajes que exigen el uso de un material concreto.

Algunos ejemplos son los cursos que involucran la culinaria.

En general, el profesor no va a explicar solo la receta o la ejecución. Necesitará hacerla delante de los alumnos (a través de la cámara) y mostrarles el paso a paso.

El mismo razonamiento se puede aplicar al aprendizaje de artesanía, pintura, reparaciones, entre otros.

Por tanto, en algún momento, hará falta invertir en material para enseñar.

Empieza por lo básico, por elementos esenciales para que tu clase sea un éxito y tus alumnos entiendan el mensaje.

A partir de esta inversión inicial, amplía tu arsenal de materiales progresivamente, de acuerdo con las necesidades reales de tu curso.

4. Actuar delante de la cámara

Mientras algunas personas son extrovertidas y les encantan los grabadores, otras son tímidas y enfrentan un verdadero bloqueo ante las cámaras.

Además de vencer la timidez, es importante prestar atención a tu presencia y gestos para mejorar tu presentación.

En ese momento, es importante no quedarse parado todo el tiempo, pero tampoco exagerar en el movimiento.

Lo ideal es que puedas tener una interacción natural con la gente, siempre mirando a la cámara, como si estuvieras mirando a tus alumnos a los ojos, aunque estén al otro lado de la pantalla.

Antes de la grabación, ¡ensaya!

Estudia el guion en voz alta y delante del espejo, presta atención a la entonación de las palabras, a tus expresiones faciales y a los gestos.

Entrena mucho y repasa tus palabras para mantener una buena línea de raciocinio y no te pierdas en medio de toda explicación.

5. Cuidar de los aspectos técnicos de la presentación

La mayoría de las personas no está familiarizada con este tipo de producción. Por eso, algunas grabaciones pueden ser desafiantes también en el aspecto técnico.

La iluminación, el uso del micrófono, la posición de la cámara para que el alumno visualice bien el procedimiento que se está ejecutando, la captura de la pantalla del ordenador, entre otros detalles pueden ser muy desafiantes.

Si todavía no puedes contar con un equipo técnico que cuide de esos temas – lo que también sucede con la mayoría de los profesores principiantes de EAD -, no hay otra manera: ¡el camino es estudiar!

Busca información sobre estos temas en blogs y sitios web, realiza pruebas y mejora estos aspectos en cada clase.

Pero no utilices esto como una excusa para no empezar a grabar tu contenido. Empieza como te sea posible y perfeccionálo siempre.

6. Dar asistencia a los alumnos

Es normal que las personas se queden con alguna duda después de la clase. Por eso, uno de los diferenciales que tu curso puede presentar es la asistencia al alumno.

Puede suceder a través de foros o grupos cerrados de Facebook, una alternativa que muchos productores están usando.

De esa forma, tus espectadores no se quedarán perdidos sin un tutor que los ayude a sacar el máximo provecho del curso.

Aquí un Hotmart Tips donde Ramón te enseña todos varios detalles a tener en cuenta a la hora de crear cursos online:

¿Qué has aprendido?

Esperamos que este contenido te haya mostrado cuáles son los principales desafíos de un profesor en un curso en línea. Sin embargo, el primer paso es que te des cuenta de que todos ellos tienen solución.

Algunos de los desafíos, como preparar la clase, serán superados con el ejercicio, con la práctica. Otros dependen de la obtención de más conocimiento.

Lo que realmente importa es que no renuncies a tu proyecto. Es importante no solo para aumentar tus ingresos, sino también para la instrucción de los demás.

La EAD es la alternativa que la mayoría de las personas tienen para buscar una solución puntual a sus problemas: una manera rápida, asequible y efectiva para adquirir conocimiento y desarrollar habilidades importantes para la vida personal y profesional. Entonces, utiliza tu experiencia para ayudarlas y ¡serás recompensado con eso!

¿Qué tal empezar a aprender ahora a superar uno de esos desafíos? Continúa en el blog y descubre cómo crear un plan de clases para tu curso online.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.