Cerrar
Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Obtenga el mejor contenido para hacer crecer su negocio en línea.

Cerrar
Black Week Hotmart

Una semana de contenidos 100% gratuitos para potenciar tus ventas.

Descubre lo que necesitas para ver crecer tu negocio digital y empezar a vender desde ya. Del 13 al 20 de Febrero del 2020.

¡Inscríbete gratis!

Descubre qué es la presencia digital y si vale la pena invertir en ella

Descubre qué es la presencia digital y si vale la pena invertir en ella

¿Quieres introducir tu negocio en el mundo online? ¡Lee en este post todo lo que necesitas saber!

La presencia digital es la manera de lograr que encuentren tu negocio a través de los medios digitales, mostrándote relevante y confiable ante los clientes.

Desde las publicaciones en las redes sociales hasta los resultados sobre tu negocio disponibles en Google, la presencia digital proporciona una gran oportunidad de garantizar que estás transmitiendo la impresión correcta de tu negocio.

Y como dice el refrán: la primera impresión es la que cuenta.

Pero una duda que muchos emprendedores tienen es: ¿vale la pena introducir mi negocio en la web, incluso con tanta competencia?

En este artículo vamos a analizar si para alguien que ya tiene su negocio vale la pena invertir en presencia digital y cómo hacerlo. 

¿Qué es la presencia digital?

Simplificando, es el espacio que tu marca tiene en el mundo online. Algunos elementos que la componen son:

  • Tu sitio Web.
  • Tus cuentas en las redes sociales.
  • Resultados de búsqueda mostrados.
  • Anuncios y cualquier otro formato de medios de pago.

Una de las principales ventajas de invertir en presencia digital viene de la variedad de herramientas disponibles. Nunca ha sido tan fácil alcanzar un amplio público en Internet. Por otro lado, se trata de un campo tan vasto que puede ser casi imposible mantenerla de modo consistente.

¿Vale la pena invertir?

Muchas empresas tienen cierta resistencia a invertir en presencia digital. Al fin y al cabo, Internet es un mundo extensísimo y definir qué estrategias de marketing poner en práctica no es tarea fácil.

Pero pensando, por ejemplo, en América Latina, donde actualmente más del 60% de la población ya tiene acceso a Internet y donde, según un estudio de Frost & Sullivan, se espera que hasta el 2028 se llegue al 85% (a más de 450 millones de personas), ¿cómo no tomarse en serio la presencia digital para hacer negocios?

Pues bien, hoy ya es casi imposible pensar en tener una empresa sin apostar en la presencia digital, puesto que no se puede negar que Internet ha cambiado completamente nuestra forma de adquirir productos y servicios.

Si antes la mayor apuesta estaba en la publicidad por medio de banners y folletos, hoy resulta esencial apostar en aparecer en Google y con buenas evaluaciones de los usuarios.

Tener presencia digital no consiste solo en tener un perfil en las redes sociales y un sitio Web. Se trata también de transmitirles un mensaje consistente a los visitantes y  de tener una reputación sólida y una marca fuerte.

Son cosas que pueden parecer pequeñas y triviales desde el punto de vista del propietario de una empresa, pero que son determinantes para perder o conquistar clientes.

Si tienes dudas sobre invertir o no en presencia digital, la respuesta que podemos darte es que sí. A estas alturas ya deberías estar preocupándote con esto.

¡Pero nunca es tarde para comenzar!

Los 4 pilares de la presencia digital

La presencia digital es fundamental para la construcción de la marca y el branding, forma parte del plan de marketing y es importante cuidar su regularidad.

Hay 4 pilares en la construcción de la presencia digital que deben seguirse al pie de la letra. Y son:

1. Contenido de buena calidad

El contenido sirve para mostrar toda la información y potencial de tu negocio. A través de un contenido regular y de buena calidad, tu empresa logrará posicionarse como autoridad en su nicho, entregándoles informaciones útiles y relevantes a los potenciales clientes.

Hoy en día, para quien tiene acceso a Internet, lo más frecuente al iniciar un proceso de compra es comenzar buscando referencias y soluciones en Google o en las redes sociales. 

El contenido ayuda a la gente a resolver sus dudas de forma más eficiente, aumenta la reputación de tu negocio, produce engagement y mejora la relación con el público. O en resumen: ¡quien produce contenido de buena calidad es el Rey!

2. Posicionamiento claro

El posicionamiento refleja la forma como tu empresa es vista y reconocida en Internet.

Este pilar tiene en cuenta características de tu marca, como misión y valores, las de los competidores (lo que diferenciará a tu marca de la suya) y las de los consumidores. Todo eso se define en el plan de marketing (si no tienes uno, ahora es momento de hacerlo).

El posicionamiento se desarrolla en las acciones de marketing y principalmente en la producción de contenidos. Es el gran responsable del branding de la marca y cualquier acción que lo contraríe va a ser perjudicial.

3. Tráfico de buena calidad

Crear contenido y posicionarse genera tráfico, pero este no puede ser de cualquier tipo, tiene que ser de buena calidad, esto es, con personas con potencial para ser tus clientes.

Estrategias como el SEO, el e-mail marketing o publicar materiales relevantes, entre otras, ayudan a atraer el tráfico cualificado a tu negocio.

Lo importante es siempre dirigirle el mensaje a tu buyer persona y los clientes con más posibilidades de conversión vendrán más fácilmente, viéndose adecuadamente influenciadas por el contenido y la oferta en cuestión.

4. Monitoreo

Construir tu presencia digital exige también monitoreo constante, pues si no se hace así, ¿cómo saber lo que está funcionando bien y en qué no vale la pena poner más el esfuerzo?

En Internet, los principales indicadores de rendimiento de las páginas se pueden monitorear en tiempo real, y existen herramientas específicas para eso.

Por ejemplo, para verificar el rendimiento de tu sitio Web y de tus contenidos puedes utilizar Google Analytics, que es gratuito. Herramientas de automatización de emails muestran la tasa de apertura, la tasa de clic, etc.

Las herramientas de PPC también muestran tasas de clic, alcance, engagement y otros datos importantes.

Es decir, ¡que todo lo que hagas en tu sitio web y redes sociales puede ser medido y analizado!

Consejos para construir tu presencia digital

Entendiendo la importancia de la presencia digital y teniendo en cuenta sus pilares, será más fácil poner en práctica nuestros consejos para construir la presencia de tu empresa en el mundo digital.

Como se puede apreciar, no vale de nada poner solo informaciones sobre tu empresa en una página cualquiera. El crecimiento de tu marca en el mundo digital necesitará de tiempo y dedicación para funcionar.

¡Si estás listo y determinado a poner tu empresa en el radar digital, lee nuestras sugerencias para crear presencia digital!

1. Define metas para ser más objetivo

Pregunta rápida: ¿por qué estás invirtiendo en presencia digital? Si la respuesta es algo así como “porque todos mis competidores también lo hacen”, piénsalo otra vez.

La construcción de la presencia digital necesita estar vinculada a los objetivos de tu negocio. Es el comienzo de un camino exitoso para la empresa, pues cuando tenemos objetivos claros, sabemos qué opciones debemos elegir para alcanzar lo que queremos.

Una buena forma de comenzar a crear metas es el método SMART, en el que cada letra representa una característica de lo que sería una meta bien ideada:

S (specific o específica)

Tu meta debe estar muy clara para todos los involucrados. Por ejemplo, puedes invertir en presencia digital para aumentar las ventas un 10% a través de campañas en las redes sociales.

Pero dentro de la S, además de especificar el objetivo a ser cumplido hay otras preguntas que debes responder:

  • ¿Por qué tal objetivo es importante?
  • ¿Quién está involucrado en él (si eres tú mismo o tu equipo, por ejemplo)?
  • ¿Qué plataformas y herramientas serán utilizadas?
  • ¿Cómo será conquistado?

Recuerda: es una meta específica y debe contener todos los detalles que la hacen importante.

M (measurable o medible)

No tiene sentido crear una meta que no se puede medir.

Para ser medible, la meta debe dejar claro cuál es el resultado esperado y el tiempo necesario para alcanzarlo.

Volviendo al ejemplo anterior de aumentar las ventas: vender un 10% más sería el resultado esperado, y podría definirse que se alcance en 6 meses, por ejemplo. 

Recuerda que estamos comenzando ahora a trabajar la presencia digital más seriamente, por ello debes tener en cuenta tus metas y KPIs.

A (attainable o alcanzable)

Tus metas también deben ser realistas y alcanzables. Al fin y al cabo, imponerse metas demasiado difíciles solo produce frustración.

Cuando defines una meta alcanzable, puedes identificar otras oportunidades que antes no habías visto.

En esta etapa responde dos preguntas: ¿cómo tu negocio puede lograr este objetivo?  ¿cuán realista es? (considerando posibles restricciones, como por ejemplo las financieras).

R (relevant o relevante)

Esta etapa garantiza que la meta sea importante para tu negocio. Cuanto más relevante sea, más motivados estarán tu equipo y tú mismo a la hora de alcanzarla.

Si la meta no es relevante, no debe ser tratada como prioridad. Para crear y garantizar una meta relevante, piensa en el impacto general que tendrá. 

Por ejemplo, aumentar las ventas un 10% con campañas en los medios sociales impactará directamente la facturación y el rendimiento de la empresa. Entonces, es una meta extremamente relevante.

T (time based o temporal)

Finalmente, tu meta debe ser temporal. Es decir, que debe tener un plazo específico para ser alcanzada.

Esta parte es extremamente significativa, pues impide que tareas menos importantes tengan prioridad sobre aquellas de largo plazo y más importantes.

El método SMART es solo una forma de definir metas y poner estrategias en práctica. Además de este método, puedes definir objetivos con el análisis SWOT y otros métodos explicados en este artículo.

2. Identifica a tu público objetivo 

El público que compra directamente en tu empresa puede ser diferente del que compra en Internet. Por eso, para conquistar tus objetivos online es esencial describir a tu público objetivo y definir al buyer persona (puedes entender la diferencia entre los dos conceptos en este artículo).

Entender a tu público objetivo te ayudará a descubrir detalles como los siguientes:

  • En qué redes sociales es más activo (consecuentemente, en cuáles debes invertir más).
  • Qué contenido debes hacer para atraerlo.
  • La frecuencia con que publica posts.
  • Qué tono debes adoptar.
  • Cuáles son las informaciones esenciales para él.

El buyer persona provee más detalles, pues construye la imagen de un cliente ideal. Con las informaciones del buyer persona logras orientar tu contenido directamente a él, conversando de igual a igual. 

Si todavía no has definido tu buyer persona, puedes comenzar leyendo esta guía y mirando el siguiente video:

3. Humaniza tu marca

Uno de los mayores errores de quien comienza a construir su presencia digital es creer que el cliente quiere interactuar con una corporación, lo que no es cierto. Las personas interactúan con otras personas.

Sin embargo, aunque tu empresa no tenga una cara no significa que deba carecer de personalidad. El secreto del éxito de la presencia digital está en apostar en personalización, ya sea en el contenido o al responder a los usuarios en las redes sociales.

Marcas que se comportan como robots y solo dan respuestas listas son extremamente criticadas. ¿Quieres construir una fuerte presencia online? ¡Apuesta por la humanización de la marca!

4. Céntrate en ayudar al público

Por más que tu objetivo en Internet sea vender más y conquistar más clientes, solo lo lograrás si tu empresa se preocupa con ayudar a los clientes en vez de atiborrarlos de ofertas y promociones.

Si tu empresa se centra en ayudar al público y en entregarle contenido de buena calidad, vender será más fácil. Al fin y al cabo, a la gran mayoría de las personas les gusta comprar marcas que demuestran ser confiables, ¿no?

Si tus seguidores preguntan algo, respóndeles de la mejor manera posible. Si alguien menciona un problema específico, también valdrá la pena pensar en un contenido que lo solucione.

Al ofrecer soluciones, en vez de centrarte todo el tiempo en vender, estarás probando que tu empresa es una autoridad y conquistarás la confianza de potenciales clientes.

5. Invierte en videos

Se considera que los videos son el futuro de Internet y puedes utilizarlos para divulgar tu marca y crear presencia digital.

En cualquier sitio web y redes sociales hay recursos para hospedar videos. Algunos van más lejos e incluyen en ellos las opciones de incluir subtítulos, encuestas en vivo, formularios para captar leads y transmisión en vivo, entre otras.

El video marketing presenta diversos beneficios para quien apuesta en él:

  • Ayuda en el SEO de tu sitio web y blog.
  • Aumenta el engagement con el público.
  • Es un formato de contenido responsivo.
  • Explica conceptos complejos con más facilidad.
  • El contenido es más personalizado.

¿Quieres aprender a producir videos del comienzo al fin? ¡Regístrate gratuitamente en De la mano con Hotmart y recibe por email el paso a paso completo para crear videos y conquistar autoridad en Internet! 

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.